AnimaNaturalis denuncia los “correbous” de Vidreres por incumplir gravemente el reglamento

Los organizadores de las fiestas taurinas de Vidreres podrían haber incumplido el reglamento de forma muy grave tras soltar a una vaquilla sin autorización y de manera reiterada en menos de 24 horas.

AnimaNaturalis, una ONG que suma muchos años trabajando para la defensa de los animales en España y Latinoamérica, denunciará ante la Generalitat el encierro celebrado en Vidreres (Girona) el pasado sábado 4 de septiembre tras graves incumplimientos por parte de la asociación taurina encargada de la organización de los “correbous”.

Según ha informado la ONG, miembros de AnimaNaturalis se dirigieron el 4 de septiembre a la población de Vidreres con la intención de documentar a través de grabaciones la celebración de un encierro con vaquillas a las 08:00h. Concretamente, se trataba de la modalidad “bous al carrer”, que consiste en soltar reses por las calles del pueblo.

La agrupación animalista explica que el encierro iniciado a las 08:00h finalizó dentro de la plaza de toros portátil, donde la organización de los festejos taurinos anunció por megafonía que iban a sacar a otra vaquilla, expresando que se trataba de un “aperitivo” de los “correbous” que se iban a celebrar posteriormente a las cinco de la tarde.

De esta manera, los encargados de las fiestas taurinas sacaron a una nueva vaquilla de color marrón que no había participado en el encierro y, a los diez minutos, los organizadores avisaron por megafonía que la vaquilla tenía que entrar y descansar para estar en plenas condiciones para el espectáculo de la tarde.

AnimaNaturalis asegura que en el espectáculo de las cinco de la tarde del día anterior habían sacado a la misma vaquilla de color marrón, por lo que no habían transcurrido 24 horas desde su último uso. De esta manera, los organizadores podrían haber incumplido de forma muy grave el reglamento estipulado para este tipo de festejos.

“La suelta de la vaquilla marrón incumple el artículo 10 de la Ley 34/2010, que prohíbe el uso de las reses en un plazo de 24 horas, cuya multa podría ser de entre 601 euros a 60.000 euros, además de la inhabilitación para tomar parte en espectáculos con toros por un periodo de hasta dos años”, recuerdan desde la organización de defensa animal.

Además, AnimaNaturalis ha denunciado que la vaquilla podría no haber contado con autorización al no formar parte de la modalidad de los “bous al carrer”. Ante esta posibilidad, la ONG detalla que se trata de “una infracción muy grave y la multa puede ascender a los 150.000 euros y como mínimo a 60.001 euros, además de la inhabilitación durante un año para el ejercicio de la actividad empresarial de ganadería de toros y de organización de espectáculos taurinos”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.