ANDA y AAP Primadomus urgen al gobierno a establecer un plan con métodos alternativos a la experimentación animal

Las ONGs ANDA y AAP Primadomus consideran que el desarrollo de métodos alternativos es la única garantía de avanzar hacia un máximo respeto por los animales sin perjudicar el avance científico. No existe otro camino.

La Directiva 63/2010 (Traspuesta en España por el Real Decreto 53/2013) sobre protección de los animales en los laboratorios exige a las autoridades competentes un compromiso en la difusión y en el desarrollo de métodos alternativos. Un compromiso que, desde ANDA y AAP Primadomus, consideran que no se está cumpliendo.

Según las ONGs, no ha ayudado en este requerimiento el hecho de que las competencias en el desarrollo científico y en la aplicación del Real Decreto 63/2010 se encuentran compartidas entre múltiples Ministerios: Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación (MAPA); Ministerio de Universidades; Ministerio de Sanidad; Ministerio de Industria, Turismo y Comercio; Ministerio de Educación y Formación Profesional; Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y Ministerio de Derechos sociales y Agenda 2030.

En consecuencia, el esfuerzo y compromiso de España en el desarrollo de métodos alternativos a la experimentación animal, además de escaso, ha sido aislado, descoordinado y no han constituido sino “palos de ciego”

«El compromiso de España en el desarrollo de métodos alternativos a la experimentación animal es escaso»

Por este motivo, la ONGs consideran que es urgente que en España se establezca un Plan Estratégico Estatal para el Desarrollo de Métodos Alternativos (PEDMA) que defina qué Ministerios están implicados en la validación, gestión, financiación, desarrollo y ejecución de procedimientos científicos que emplean animales, indiquen de qué forma pueden aportar dentro de sus funciones un valor añadido al objetivo del Plan, establezca objetivos concretos, plazos temporales de ejecución de los objetivos, financiación, evaluación y revisión.

En definitiva, un PEDMA aportaría una imprescindible dirección unitaria y un objetivo común para avanzar de forma firme y eficaz en el desarrollo de métodos alternativos. De esta manera se conseguiría reducir paulatinamente el dolor causado sobre los animales, minimizado hasta alcanzar una meta en la que ya no sea necesario el uso de animales en procedimientos científicos.

«La meta final es que no sea necesario el uso de animales en procedimientos científicos»

Esta necesidad ha sido compartida por la Red Española de Métodos Alternativos (REMA). Asimismo, el Comité Español para la Protección de los Animales utilizados con fines científicos (CEPAFIC), dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), en su última reunión celebrada hace una año manifestó su preocupación por la falta de una estrategia estatal, trasladando esta preocupación al Ministerio de Ciencia e Innovación.

Por otro lado, recientemente el Senador Carles Mulet también ha realizado una Pregunta Parlamentaria inquiriendo si había intención de sacar adelante una estrategia estatal en esta legislatura, sin obtener una respuesta clara. Todas las administraciones se ponen de perfil sin dar un paso adelante.

La urgente necesidad de establecer una planificación estatal que sirva de marco para obtener objetivos concretos no es, por lo tanto, un capricho de las ONG sino un sentir compartido por todos los sectores implicados. Por estos motivos desde ANDA y AAP PRIMADOMUS urgen al Gobierno Español a que se establezcan los mecanismos de coordinación y cooperación entre Ministerios necesarios para establecer un Plan Estratégico Estatal de Desarrollo de Métodos Alternativos.

«Es urgente establecer un Plan Estratégico Estatal de Desarrollo de Métodos Alternativos»

La sociedad española, sensible a los temas relacionados con la protección de los animales, merece que desde las instituciones públicas se demuestre que se están dando todos los pasos necesarios para garantizar al máximo el bienestar de los animales.

Los héroes animalistas de Kiev también resisten

Los cuatro voluntarios que prefirieron no huir para proteger a los animales del refugio comienzan a recuperar la normalidad

Hace ya un mes y medio que las bombas rusas empezaron a caer sobre las ciudades ucranianas. La invasión rusa ha dado pie a una guerra entre pueblos hermanos que ha acabado con la vida de miles de personas, que ha destrozado a ciudades enteras y que ha provocado más de cuatro millones de refugiados. A medida que los rusos se iban adentrando en el país, la población ucraniana (sobre todo ancianos, mujeres y niños porque los hombres debían alistarse en el ejército) huía como podía. Uno de los objetivos de los rusos era la capital ucraniana, Kiev. Algunas poblaciones de su entorno quedaron devastadas y sobre la misma capital también cayeron bombas rusas pero los invasores no consiguieron conquistarla. Muchos habitantes se marcharon durante el asedio pero el italiano Andrea Cisternino y otros tres voluntarios decidieron quedarse. En medio de tanta crueldad, ellos también tenían una misión: proteger a los 360 animales del refugio que gestionan.

Durante todo este tiempo, los cuatro héroes han resistido. Han tenido que soportar nevadas, temperaturas gélidas, falta de comida y medicamentos y el miedo al escuchar las bombas cayendo a poca distancia con la incertidumbre de que pasaría si las tropas rusas llegaban al refugio. La resistencia de los soldados ucranianos ha hecho que los rusos tuvieran que concentrar su ejército en las zonas más en el este del país (las que limitan con Rusia) y poco a poco la presión sobre Kiev se ha ido aligerando. El frío invierno ha dado paso a la primavera que ha dado ánimos a los habitantes del refugio. Las gallinas han vuelto a poner huevos. Además, la ayuda de los voluntarios y de las instituciones italianas, que han enviado comida y medicamentos al refugio, ha dado oxígeno a los cuatro héroes animalistas.

Andrea se comunica casi todos los días con un grupo de apoyo para ir contando el día a día y para gestionar la llegada de ayuda. Los problemas con la red le obligan en muchas ocasiones a subirse al techo de la casa para tener cobertura. En los días de lluvia, la comunicación es imposible. Según el grupo de apoyo, Andrea ha perdido mucho peso pero mantiene los ánimos y poco a poco el refugio recupera la normalidad, aunque aun tienen que superar muchas carencias. Esta semana, por primera vez en un mes, Andrea se ha atrevido a salir del refugio. Se ha encontrado el coche de un vecino destrozado por un proyectil y detrás suyo un tanque calcinado. También ha tenido una buena noticia que ha compartido enseguida con el grupo de apoyo: ha encontrado a dos perros ancianos que ya alimentaba antes del conflicto y ha recuperado el contacto. También han tenido la visita al refugio de un soldado ucraniano que cuando empezó el conflicto les dejó su perro, un pastor alemán, porque no podía hacerse cargo. El reencuentro entre el perro y el soldado fue muy emotivo. Finalmente, también ha recibido la visita de un grupo de voluntarios que les han entregado una tarta vegana donde ponía PAZ.

Desde el grupo de apoyo recuerdan que aceptan donaciones y que todas deben hacerse desde esta web.

Investigado un alcalde de Asturias por un delito ecológico que afecta gravemente a especies en peligro de extinción

El alcalde de Cangas del Narcea está siendo investigado por delito ecológico por unas obras que afectan gravemente al Parque Natural de Fuentes de Narcea y a sus especies protegidas. El Ayuntamiento estaba ejecutando las obras sin ningún tipo de autorización ambiental.

El alcalde de Cangas del Narcea ha sido citado el próximo 16 de febrero a declarar como investigado ante el Juzgado de lo Penal e Instrucción número 1 de Cangas de Narcea. Se trata de un juicio por delito ecológico como consecuencia de unas obras de aterramiento y por la construcción de una pista que ha afectado gravemente a una zona de alto valor ecológico situada en el Parque Natural de Fuentes de Narcea, Degaña e Ibias, en Asturias.

El Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS) descubrió en una zona protegida de alto valor ecológico, la realización de unas obras que estaban alterando gravemente los ecosistemas naturales del Parque Natural y las especies en peligro de extinción que lo habitan. Todo esto fue comunicado por dicha asociación al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA).

“Esta obra se está produciendo en una zona de alto valor ambiental, una zona muy protegida. Son espacios que requieren un estudio profundo y una autorización ambiental para poder realizar obras. Tristemente, la mayoría de las personas piensan que los niveles de protección de los ecosistemas son una exageración y no tiene mayor importancia. En los ayuntamientos prevalece más el tema votos que la conservación medioambiental. Osos, corzos y otros animales en protección propios de la Cordillera Cantábrica se ven gravemente afectados por este tipo de obras”, explica para Animalados Roberto Hartasánchez, presidente de FAPAS desde 1982.

«En los ayuntamientos prevalece más el tema votos que la conservación medioambiental»

Tal y como informan desde FAPAS, unas pequeñas sendas que configuraban una zona de paso de fauna de la zona y con importantes valores ecosistémicos estaban siendo destruidas por la construcción de una pista forestal. Estas acciones humanas estaban alterando el equilibrio ecológico del Parque Natural de Fuentes de Narcea.

Además, FAPAS pudo comprobar que tanto la guardería como los cuerpos y fuerzas de seguridad no tenían conocimiento de dichas obras. El Ayuntamiento de Cangas del Narcea estaba ejecutando las obras sin un estudio ambiental y no constaba ninguna autorización ambiental para la ejecución de las mismas.

Según la opinión de Eduardo Gil, abogado ambientalista y letrado del FAPAS en el presente procedimiento “el presente caso debe servir de precedente para crear conciencia de la necesidad de preservar los valores ambientales de las zonas legalmente protegidas, y de sancionar las obras que no cuenten con las correspondientes autorizaciones ambientales, y que ejecuten de manera ilegal tanto los particulares, como en el presente caso, las propias administraciones públicas y entes locales”.

Tras la investigación y el atestado del SEPRONA, la Fiscalía del Principado de Asturias procedió a instruir las oportunas diligencias y presentar una denuncia por los presentes hechos ante el órgano jurisdiccional competente. FAPAS se ha personado para solicitar, entre otras cosas, la restauración del daño causado y la reposición de los hábitats y ecosistemas naturales al estado previo del inicio de las obras.

Border collie, el perro pastor que conquista a más familias

Es uno de los perros más inteligentes del mundo, es obediente y la palabra fidelidad queda corta para describirlo pero si tiene que estar en casa tendrá que tener en cuenta sus necesidades

El Border Collie es una raza de perro con tantas virtudes que cuesta saber por cuál de ellas ha sido capaz de seducir a tanta gente. En la mayoría de ciudades se pueden ver cada vez más perros de esta raza que, a pesar de ser plenamente recomendable, es necesario conocerla bien para darle todo lo que necesita.

El Border Collie llegó del norte. Son los vikingos quienes en sus incursiones lo introdujeron principalmente en Escocia, una tierra con grandes extensiones de verde y con muchas ovejas: el marco perfecto para que este tipo de perro desarrollara todas sus características. Como animal de compañía, a pesar de tener unas necesidades muy específicas que hay que satisfacer, es un muy buen perro pero donde destaca es en las tareas de pastor. No tiene rivales. Es la raza más usada en las competiciones de pastores de todo el mundo y tiene las características para seguir siéndolo: tiene la vista muy bien desarrollada, un gran olfato, es obediente y entregado y nunca pone en duda las órdenes que recibe. Además, están entre los perros más inteligentes del mundo. A falta de ovejas, algunas personas también los usan como perros de agility o de flyball, un tipo de pruebas para las que también están sobradamente dotados.

Su carácter y presencia en muchas series y películas han ayudado a popularizar esta raza como animal de compañía pero hay que advertir que no es el mejor tipo de perro para vivir en la ciudad. Los borders collies necesitan campo para correr. Hay que dar paseos muy generosos y es mucho mejor que los hagan sueltos. Su energía y su obsesión por guiar a las ovejas, pueden acabar convirtiéndose en un problema si no pueden canalizarla de alguna manera. Puede darse la circunstancia de que intenten dirigir a bicicletas o a niños pequeños o, incluso, que tengan episodios de ansiedad y ladren mucho. Por eso es muy importante que los dueños de los Borders collies sean muy conscientes de sus necesidades. Habrá que satisfacer su potencial físico pero también conseguir un buen equilibrio mental, a partir de encargarle algunas tareas. Sólo así se sentirá realizado.

Como en otras muchas razas, se recomienda prestar mucha atención durante los primeros meses y, si es posible, adiestrarlo para conocer mejor al animal y ahorrarse posibles sustos más adelante.

Team Lioness: el primer equipo de mujeres protectoras de la fauna silvestre en Kenia

Dieciséis mujeres masáis desafían las normas de género y componen el Team Lioness, la primera brigada de mujeres guardabosques en Kenia. Estas ‘leonas’ se encargan de proteger la fauna silvestre del parque nacional de Amboseli de una manera apasionada y a través del diálogo.

En el año 2019, gracias a la financiación del Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW), nació el Team Lioness, la primera unidad de guardabosques exclusivamente para mujeres en Kenia. Con base en la frontera de Tanzania y Kenia, ellas son las encargadas de salvaguardar la fauna silvestre de las comunidades que rodean el Parque Nacional de Amboseli. Estas ‘leonas’ están desafiando las normas sociales y creando nuevas oportunidades para las mujeres de este territorio.

Durante el pasado mes de octubre, el Team Lioness recibió el premio internacional ‘Derechos de los Animales 2021’ que otorga la Dirección General de los Derechos de los Animales. Con motivo de este reconocimiento y de su viaje a España, Animalados ha podido entrevistar a dos de los miembros de la ‘Patrulla Leona’ para conocer de primera mano y con detalle la labor que desempeñan este grupo de mujeres guardabosques.

Purity y Everlyne durante la entrega de premios ‘Derechos de los Animales 2021’

“Somos las primeras mujeres que tenemos la oportunidad de desarrollar este trabajo en Kenia. Nuestro objetivo es proteger la fauna silvestre, normalmente leones, elefantes, jirafas y cebras, entre otros animales”, explica Purity Lakara, una de las integrantes del Team Lioness desde sus orígenes. “Comenzamos siendo ocho guardabosques, pero el éxito que hemos tenido ha permitido duplicar el equipo, ahora somos dieciséis ‘leonas’”, añade con satisfacción.

La protección de la fauna silvestre es una responsabilidad social muy importante y un motivo de orgullo para Everlyne Moinani, otra de las componentes del Team Lioness. “Tratamos de incluir a la comunidad en el proyecto. La protección de los animales y las personas van de la mano. Antes, esta protección estaba basada en la fuerza, pero nosotras intentamos llevarla a cabo a través de los valores, el diálogo y la palabra dentro de la comunidad. Queremos convencer de la necesidad de la empatía hacia los animales. En muy poco tiempo hemos generado muchos cambios”, describe.

Un comité de expertos de IFAW es el encargado de seleccionar a las mujeres que forman parte del Team Lioness. Además de aptitudes académicas, físicas y capacidad de liderazgo, para Purity Lakara, lo que hace diferentes a estas dieciséis guardabosques es que “conocemos muy bien la zona, las diferentes comunidades y hablamos diferentes dialectos. Para poder hacer este trabajo tienes que ser parte de la comunidad y relacionarte con ella. Esto es lo más importante”.

El Team Lioness durante un día de trabajo/Paolo Torchio/IFAW

Seis días a la semana, el Team Lioness desarrolla su función de protección de la fauna silvestre en una rutina tan larga como exigente. “Comenzamos a las cinco de la mañana haciendo unos ejercicios físicos. Posteriormente, cogemos papel, boli, prismáticos y el walky talky y patrullamos zonas sospechosas, especialmente en la frontera de Tanzania con Kenia. Normalmente, nos guiamos por cultivos destrozados, rastros de sangre… cualquier indicio que nos lleve a pensar que hay algún animal en peligro. Todos estos datos los recogemos antes de ir a comer”, describe Everlyne Moinani.

A través de un conductor esponsorizado por IFAW, las ‘leonas’ se dirigen a la comunidad para alimentarse y coger fuerzas de cara al resto de la jornada laboral. Durante la comida, tiene lugar uno de los momento clave en el trabajo de estas guardabosques. “Mientras comemos, tratamos de hablar con las mujeres de la comunidad, quienes nos cuentan sus observaciones. Mediante estos diálogos, nosotras descubrimos qué amenazas pueden existir para la fauna salvaje. También advertimos a los miembros de la comunidad de no poner trampas para los animales y recordamos a las mujeres que pueden cambiar por ellas mismas. El momento de la comida nos sirve para recabar más información de cara a la protección de la fauna salvaje”, confiesa Purity.

«La vida silvestre y la comunidad son un mismo concepto. No son dos conceptos diferentes”.

Durante un día de trabajo, el Team Lioness puede vivir momentos peligrosos por la presencia de algún animal salvaje descontrolado. “A veces se pasa miedo protegiendo la fauna salvaje. Recuerdo una vez a un león saltando sobre el ganado, esta escena me dio mucha impresión”, afirma Everlyne. “También, en una ocasión, un búfalo vino a por nosotras, pero no pudo atacarnos porque clavó un cuerno en el suelo y se quedó inmovilizado”, describe Purity. Sin embargo, ambas coinciden en que, a pesar de estos episodios, trabajar como guardabosques “merece la pena porque nos permite una estabilidad económica. Los animales forman parte de la comunidad. La vida silvestre y la comunidad son un mismo concepto. No son dos conceptos diferentes”.

El trabajo de guardabosques ha sido hasta hace poco una labor exclusiva de los hombres. Sin embargo, este proyecto impulsado por IFAW ha permitido que un número reducido de mujeres tengan la oportunidad de romper las normas de género: “Formar parte del Team Lioness ha generado respeto por las mujeres de la comunidad. Es muy importante tener algo tuyo que poder gestionar”, dice Everlyne. “La comunidad nos admira por lo que hacemos y por la pasión con la que trabajamos. La igualdad de género es necesaria”, concluye Purity.