Conoce la historia de River, el primer cerdo sometido a una artroplastia

La historia de River está repleta de emoción. Este cerdo fue encontrado el pasado mes de diciembre por un ciclista a la vera de un río en unas condiciones lamentables. Era apenas un bebé y había sido abandonado. El animal presentaba diversos traumatismos, la cadera destrozada, y un codo y el hombro fracturados.

El deportista, impactado y compadecido por la situación del cerdo, decidió avisar a una protectora, y desde allí, acudieron a la Fundación El Hogar Animal Sanctuary para ver qué se podía hacer para salvar la vida del animal.

Desde un principio, los médicos descartaron la opción de que River sobreviviera a sus lesiones, pero la Fundación decidió luchar por su cuenta por la vida del cerdo. Lo primero de todo fue conseguir una serie de aparatos médicos para animales que obtuvieron del Hospital Clínic Veterinari UAB.

Todo el trabajo realizado fue de manera autodidacta. Buscando casos similares en otros países como Suiza, estudiando artículos extranjeros con la ayuda de traductores voluntarios… Hasta encontrar a veterinarios que habían trabajado con cerdos la parte de anestesiología y otros profesionales que tenían experiencia con perros en este tipo de intervenciones. Así, entre todos llevaron a cabo la cirugía de River.

Una intervención pionera en cerdos

Para poder operar la cadera de River, el animal tenía que ser sometido a una artroplastia, una intervención que consiste en la extirpación de la articulación dañada serrando el cuello del fémur y retirando la cabeza femoral.

Así, el 9 de julio de 2019 se realizó una artroplastia de cadera a un cerdo blanco por primera vez en España. Una intervención utilizada hasta el momento para gatos y perros de tamaño pequeño. Por tanto, la actuación ha supuesto un gran paso en la medicina veterinaria inclusiva e igualitaria para todos los animales, sin tener en cuenta su especie.

River, al ser un animal de granja, no existen normas sobre cómo actuar en intervenciones como la artroplastia. Ha sido una operación pionera en cerdos. Lo peor que podría haber pasado es que el animal no se hubiera despertado de la anestesia. Hay pocos protocolos veterinarios sobre las anestesias y los cerdos han sido siempre utilizados para experimentos.

Tras dos horas y media de intervención en el quirófano, River salió exitoso de la operación. El animal fue a mejor con el paso de los días, aunque el equipo veterinario ve improbable que el cerdo pueda volver a caminar algún día por sí mismo.

Desde la Fundación El Hogar Animal Sanctuary siguen haciéndole electroestimulación para fortalecer sus músculos. River será para siempre un animal dependiente, con unos cuidados especiales, algo que no supone un problema para los voluntarios y trabajadores de El Hogar, especialistas en cuidar animales con necesidades especiales.

¿Cómo se recaudaron los fondos para la operación?

Los santuarios de animales, al no ser una explotación ganadera, no reciben ningún tipo de subvención por parte de la administración. El Hogar se financia únicamente a través de donaciones de empresas y de particulares.

La intervención a River tuvo un coste aproximado de 2.000 euros por cada lado de la cadera. Por lo que la Fundación El Hogar Animal Sanctuary tuvo que iniciar una campaña para la recaudación de fondos a través de un multicomedor vegano solidario y la venta de un cuadro con un retrato de River. Gracias a la solidaridad de 18 restaurantes de toda España que ofrecieron sus menús especiales para la ocasión, a un activista que donó su talento y a la respuesta de los activistas que el Hogar tiene en las redes sociales, se recaudaron 3.851 euros para la operación.

Así, la gran labor de la Fundación, el equipo veterinario y los activistas voluntarios consiguieron una operación pionera que salvó la vida de River. Desde El Hogar Animal Sanctuary invitan a apadrinar a River, y al resto de animales del santuario, como la herramienta perfecta para poder seguir trabajando para y por los animales de la manera más segura.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario