Entradas

‘Llévame de vacaciones’, una campaña contra el abandono animal durante el verano

Zaragoza lanza una iniciativa para reducir el número de perros y gatos abandonados durante la temporada más crítica del año, el verano.

El abandono sigue siendo el principal problema en el bienestar de los animales de compañía en España. Por este motivo, cada vez son más los ayuntamientos que deciden iniciar campañas de sensibilización y concienciación sobre la importancia de una tenencia responsable. La última ciudad en promover una iniciativa en contra del abandono de perros y gatos ha sido Zaragoza.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha iniciado una campaña en las calles reclamando el no abandono durante los meses de verano. Con el lema “Llévame de vacaciones”, la capital aragonesa busca concienciar a la ciudadanía de los compromisos que conlleva adquirir un animal de compañía y de los cuidades y necesidades que ello requiere durante todos los meses del año.

El lema de la campaña se podrá ver en los mupis de la ciudad y en los vinilos de los autobuses durante las próximas dos semanas. Esta iniciativa coincide con la temporada de vacaciones, que es cuando se registra un aumento significativo de los abandonos de perros y gatos en España.

La Oficina municipal de Protección Animal de Zaragoza ha recordado que “el abandono de animales es un delito en el caso extremo y aseguran que existen otras alternativas, como la ayuda de amigos o parientes, o de las protectoras. En definitiva, un perro o un gato no es un juguete, sino que implica gastos y cambios de hábito para atender a todas sus necesidades”.

«Zaragoza recogió 362 animales abandonados durante el primer semestre del año»

En el caso concreto de Zaragoza, durante el primer semestre del año, el Centro Municipal de Protección Animal (CMPA) recogió 362 animales abandonados (183 perros, 24 de ellos de raza PPP y 163 gatos). De todos ellos, se rescataron por parte de sus dueños un total de 81 perros y tan solo 6 gatos. En este tiempo, el CMPA tramitó 87 adopciones de perros y 74 de gatos.

Por tanto, el balance es negativo, ya que teniendo en cuenta los rescates, en el CMPA siguen entrando más animales de los que salen mediante las adopciones o rescates. Por este motivo, el Ayuntamiento de Zaragoza considera necesario “concienciar a la ciudadanía de la responsabilidad que supone tener un animal de compañía”.

Zaragoza apuesta por una tenencia responsable

El Ayuntamiento de Zaragoza, entre sus iniciativas en favor de la tenencia responsable, ofrece un curso online para toda la ciudadanía. A través de esta formación gratuita, elaborada con el Colegio de Veterinarios, los responsables de los animales tendrán nociones básicas sobre las obligaciones, prohibiciones y responsabilidades que deben tener a la hora de adquirir un perro o un gato.

La formación, que se puede hacer desde la misma web municipal, se divide en varios bloques. El primero de ellos, consiste en la bienvenida al nuevo hogar y el acondicionamiento de la casa. Posteriormente, se proporcionan algunas pautas sobre el lugar donde deben dormir, comederos, bebederos o elementos higiénicos, así como objetos que pueden resultar peligrosos.

En el tercer bloque del curso se trabajan los cuidados básicos como la alimentación, higiene bucal, cuidados de piel u pelo, etc. El cuarto bloque trata una cuestión primordial para el animal como la socialización. La formación finaliza con un bloque sobre prevención integral para hablar de la vacunación, entre otras cuestiones, y un último apartado para abordar una cuestión muy relevante como es la legislación en materia de protección animal.

El Ayuntamiento de Valencia lanza una campaña contra el abandono animal “para concienciar a la ciudadanía”

El Ayuntamiento de Valencia lanza una campaña contra el abandono animal para concienciar y conmover a la ciudadanía. Según la concejala de Bienestar Animal, Glòria Tello, las adopciones de perros y gatos durante el año 2021 han aumentado un 37,18% respecto a los mismos meses del año anterior.

El Ayuntamiento de València ha iniciado una nueva campaña de concienciación ciudadana contra el abandono animal durante la época más crítica del año, el verano. “Esta campaña se suma a las diferentes iniciativas y el trabajo que desde la Concejalía de Bienestar Animal estamos realizando para potenciar, a corto plazo, las adopciones y acogidas de los animales a nuestros centros. Y, a largo plazo, con las campañas de sensibilización que tienen como objetivo educar en el respeto, estima y protección de los animales con los que convivimos”, según ha explicado la concejala de Bienestar Animal, Glòria Tello.

“Un trabajo que viene avalado por los datos de adopciones de nuestro centro de acogida de Benimàmet, que acoge perros y gatos abandonados. En relación con los meses que llevamos de 2021, se han producido un total de 487 adopciones, siendo el mes de abril donde el aumento ha sido más significativo. Estos datos suponen un incremento en el número de adopciones respecto a los mismos meses del año anterior, de 132 animales. Es decir, las adopciones de perros y gatos durante el año 2021 han aumentado un 37,18% respecto a los mismos meses del año anterior”, ha puesto en valor Glòria Tello.

Por su parte, la diseñadora de los carteles de la campaña, Yukari Taki, expuestos desde el 6 de julio en el mobiliario urbano de la ciudad, ha detallado que “quería transmitir un doble mensaje con este diseño: “la facilidad” y “la felicidad” de convivir con nuestros animales de compañía durante las vacaciones».

Taki también ha explicado que “el diseño se inspira en las rayas de las casetas de playa, o quizás podría identificarse con una camiseta marinera, mientras que el resto de los elementos, como los textos y el dibujo del perro y el gato, se tratan como un troquel, que se asocia con una excursión o un campamento, como un buen recuerdo del verano”.

Finalmente, Raúl Belinchón, el fotógrafo de la campaña, ha querido destacar que con su trabajo ha querido “abordar el tema en positivo; las imágenes de los carteles han sido tomadas durante el verano, en la playa y en la montaña. Son fotografías de gente que ha decidido compartir las vacaciones junto a su animal de compañía. Ellos forman parte de la familia y se ha de contar con ellos. La campaña pone en valor que es posible disfrutar de las vacaciones juntos”.

Las fotografías de la campaña no han sido preparadas, son imágenes reales y espontáneas de situaciones cotidianas, de gente que decide contar con su animal de compañía también en vacaciones. Las fotos han sido tomadas con un teléfono móvil, simulando las imágenes de recuerdo que cualquiera haya podido hacer durante el periodo de vacaciones.

Zaragoza regula el funcionamiento del Centro Municipal de Protección Animal, que acoge 110 animales perdidos o abandonados

El Centro Municipal de Protección Animal (CMPA) de Zaragoza ha recibido 290 perros y 127 gatos en 2020. Una cantidad muy parecida al número de adopciones llevadas a cabo en este mismo año.

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado el primer reglamento del Centro Municipal de Protección Animal de La Cartuja, con el que se pretende mejorar el funcionamiento de este espacio que acoge a los animales perdidos o abandonados en la ciudad y los mantiene en las mejores condiciones higiénico-sanitarias hasta su adopción.

Las instalaciones del CMPA se estrenaron en pasado 1 de abril, cuando terminó el traslado de los animales de la antigua perrera de Peñaflor de La Cartuja, un proceso que se produjo en pleno confinamiento domiciliario, ya que este servicio se mantuvo como esencial durante todo el estado de alarma.

Por esas fechas, el Ayuntamiento de Zaragoza custodiaba cerca de 170 animales, frente a los 110 de ahora, un descenso que deja espacio para posibles casos de emergencia, como la acogida de los 150 cachorros del criadero ilegal de Maella del pasado mes de junio, y que se debe en parte a las campañas de adopción impulsadas por la Oficina de Protección Animal. De hecho, actualmente las adopciones equiparan al número de perros que entran al CMPA.

Para avanzar hacia un mejor funcionamiento, el Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado un nuevo reglamento, ya que hasta ahora sólo estaba regulado por el artículo 16 de la Ordenanza Municipal sobre la Protección, Tenencia y Venta de Animales. El nuevo texto ordenará el funcionamiento interno, así como la recepción de los animales y sus condiciones de alojamiento. También fijará la forma en la que se harán las salidas de los animales de compañía, que puede ser en acogida, en adopción o en casos excepcionales mediante eutanasia humanitaria, así como la participación del voluntariado.

El reglamento nuevo, que en cuya elaboración han colaborado veterinarios y que concibe el CMPA como un establecimiento público de gestión directa, se estructura en cuatro títulos, cincuenta y cuatro artículos, cinco disposiciones adicionales y una final.

El primero de los títulos regula la entrada de animales por diferentes causas. Lo más frecuente es que lleguen animales abandonados o perdidos, pero también hay muchos en los que el CMPA los custodia de forma temporal. Por ejemplo, en un decomiso policial, un desahucio, un síndrome de Diógenes o en una situación de maltrato animal. Una vez en el CMPA, los animales son atendidos por los veterinarios, que les hacen un estudio para detectar posibles enfermedades o parásitos, les ponen las vacunas necesarias e intentan localizar a sus dueños.

El Área de Participación del Ayuntamiento de Zaragoza quiere seguir contando con la colaboración de los voluntarios y, por ello, el reglamento recoge expresamente sus funciones, estableciendo una formación específica para el manejo de los animales.

Los voluntarios, tras superar el curso inicial, podrán participar en las actividades y en los programas de actuación con los animales. “Con su dedicación desinteresada, los voluntarios son de gran ayuda para los profesionales del CMPA y hacen una estupenda labor”, ha comentado el consejero Javier Rodrigo.

La apuesta del Área de Participación por mejorar el bienestar animal se plasma también en los presupuestos municipales, que incluyen una partida de 600.000 euros para terminar las instalaciones, a lo que hay que sumar una de 80.000 euros, un 23% más que en 2020, para equipamiento.

En el último año, el CMPA ha recibido 290 perros y 127 gatos, además de un ave y una cabra, esto supone un 37% menos que el año anterior, debido en parte al parón de la actividad provocada por la pandemia y a una mayor concienciación de la ciudadanía, cada vez más reacia a abandonar a sus animales de compañía.

La entrada de animales al CMPA coincide prácticamente con el número de animales que salen en adopción. De hecho, en 2020 se adoptaron 225 perros, 118 gatos, una cabra y seis pequeños mamíferos. “Esto significa que se adoptan prácticamente en la misma proporción que entran”, ha apuntado Alicia Serrano, jefa de la Oficina de Protección Animal.

«El método CER es el único ético y eficaz para el control de las colonias felinas»

La Fundació Silvestre es una organización que contribuye a que la sociedad vea a los animales como seres vivos sensibles, con sentimientos de alegría y tristeza para que sean tratados con respeto y compasión. Esta fundación está especializada en la gestión de colonias felinas y también se encarga de rescatar a gatos abandonados y promover la adopción para fomentar la tenencia responsable de animales de compañía. Además, trabajan para potenciar la convivencia entre las personas y los animales que viven en la ciudad y dan soporte a las personas que alimentan a los gatos asilvestrados.

Animalados ha hablado con Cristina Dalmau, Presidenta la Fundació Silvestre, que cuenta con más de veinte años de experiencia en materia felina y con quien hemos repasado el origen, el presente y el futuro de esta organización que suma ya catorce años de trabajo e implicación en la lucha por el bienestar animal.

¿Cómo nace la idea de crear la Fundación Silvestre?

Nace curiosamente de un perro. Silvestre era un perro que teníamos en casa cuando mi hija todavía era pequeña. Era un perro muy bueno que inició en cierta manera mi amor por los animales.

Recuerdo que de repente un día vino a casa una gatita que comenzó a comer del pienso de Silvestre y sorprendentemente él se mostró muy cariñoso con ella, dejándola comer de su propia comida. Yo en ese momento no conocía el mundo de los gatos, le puse un comedero a la gatita y comenzó a venir cada día hasta que sin darme cuenta, con el paso de los días, tenía a todos los gatos del pueblo comiendo en mi casa. Así nació mi pasión por estos felinos.

Con el tiempo la gatita murió y yo cogí un disgusto muy grande. Como quería hacer algo por los gatos, me puse en contacto con protectoras especializadas y me dijeron que buscara a alguien que supiera capturar a los gatos callejeros y a un veterinario para esterilizarlos. En dos semanas tenía a todos los gatos de mi pueblo esterilizados.

Al final, entre capturas y esterilizaciones conocí a una persona especializada y creamos en el 2007 la fundación que lleva el nombre de Silvestre en memoria del primer perro que tuve, que fue quien despertó en mí, con su manera de ser, un sentimiento de amor hacia los animales y más concretamente hacia los gatos.

¿Cuántas colonias felinas gestionáis actualmente? ¿Dónde están ubicadas?

Actualmente los voluntarios de la Fundació gestionan cerca de 200 colonias felinas. Trabajamos siguiendo el protocolo del Ayuntamiento de Barcelona y nuestro ámbito de actuación se centra en los Distritos de Sarrià-Sant Gervasi y Les Corts. En estas colonias implantamos el método CER (Captura/Esterilización/Retorno), que es el único método válido y eficaz para estabilizar las poblaciones de colonias y mejorar la calidad de vida de los gatos.

La correcta aplicación del método CER es muy importante, ya que cualquier gatita abandonada a su suerte y no esterilizada, en dos años, de esa gatita pueden llegar a salir treinta gatitos nuevos. Por este motivo, tenemos muy bien controladas las colonias felinas de las zonas en las que trabajamos desde la Fundació Silvestre.

La zona más complicada de nuestro ámbito de actuación es la de Collserola. En esta zona se abandonan muchísimos gatos y otros animales, por tanto, el control de la población feral en este lugar es más complicado.

Keops y Jughed se adoptaron en la Fundació Silvestre en el año 2019

¿Los gatos ferales son tratados con respeto por los ciudadanos de Barcelona?

En general los gatos ferales no están bien vistos. Ahora bien, cuando una colonia felina está bien llevada la gente los respeta mucho más. Existen colonias felinas ubicadas en lugares concretos como zonas ajardinadas, colegios o en algunos edificios donde la gente no quiere que haya ningún gato. En estos lugares no se respeta mucho a los gatos callejeros.

Hay que tener en cuenta que normalmente los gatos que forman parte de una colonia son animales que han nacido en la calle, cuyo origen suele estar en una gata abandonada. Son generaciones nacidas en la calle cuya descendencia pasa a ser gatos completamente ferales, es decir, gatos que no puedes dar en adopción. Lo mejor para ellos es vivir el resto de su vida en las calles.

También hay muchas colonias que son respetadas por los ciudadanos. Por ejemplo, tenemos colonias en las que no entran los humanos, que tienen 15 o 16 años de vida y que están muy bien conservadas. Otras colonias que están más cerca del alcance de la gente, como por ejemplo las que están al lado de un sitio en obras, los gatos tienen una esperanza de vida más baja. En general, el gato feral no vive bien por culpa de la acción humana y la realidad es que las colonias felinas de las ciudades nacen justamente por el abandono de estos animales.

En este sentido, las administraciones tienen un papel muy importante para que las personas respeten a los gatos ferales. Hay que sensibilizar a la sociedad y hacer ver que estos animales llevan 9.000 años con nosotros. Hasta hace poco era legal envenenarlos, pero por suerte parece ser que poco a poco mejoramos y la sociedad respeta más a los gatos callejeros. Aun así todavía queda mucho por hacer.

¿Cuántos gatos hay actualmente en la Fundació Silvestre? ¿Cuántos de estos felinos están en adopción?

Normalmente en la Fundació Silvestre tenemos una media de unos 50 gatos, de los cuales unos 25 son gatos no adoptables que han venido por causas mayores: enfermedades, falta de alimentación, etc. Al final, el refugio es un centro de acogida y no queremos gatos que no se puedan dar en adopción. Más o menos cada año pasan unos 150 gatos por nuestro refugio.

¿Cómo ha afectado el confinamiento a los procesos de adopción?

El número de adopciones disminuyó durante el primer mes de confinamiento. Eran días en los que no llegaban camadas de cachorros y los adultos ya sabemos que cuestan mucho de adoptar. No obstante, los voluntarios de la Fundació vinieron cada día a trabajar y la actividad nunca paró. Hemos seguido capturando y trabajando en el refugio para dar salida y bienestar a los felinos. Dejando de lado las primeras semanas del confinamiento, en general, las adopciones han subido durante el 2020.

En total se han adoptado 98 gatos en el año 2020, siendo el mes de abril el más flojo con 2 adopciones y el mes de junio el más activo en este sentido, con un total de 27 felinos adoptados.

¿Los adoptantes buscan un perfil determinado de gato cuando acuden a la fundación?

Sí, prácticamente todas las personas que quieren adoptar un gato buscan un cachorro pequeño y que sea muy mono. Los adultos cuestan mucho de salir. Esto ha sido siempre así y no cambiará. Cuando adoptas un adulto, ya conoces la personalidad que va a tener el gato, en cambio, un cachorro puedes tener mucha suerte o menos suerte porque se está formando su carácter.

¿Qué hacéis desde la fundación para evitar que un gato adoptado sea devuelto por los adoptantes al refugio?

Por suerte tenemos pocos casos. En la Fundació Silvestre tenemos un proceso de adopción muy riguroso. Filtramos a mucha gente que quiere adoptar un gato y valoramos si la persona es apta o no para la adopción. Nosotros en el contrato nos comprometemos a que nos quedamos de nuevo con el gato si se da el caso que la persona adoptante no lo quiere tener más. Cuando esto sucede, nosotros nos ocupamos de nuevo de buscarle una nueva casa.

El proceso de adopción de la fundación incluye una serie de visitas durante las primeras semanas de la acogida para controlar y garantizar el bienestar del gato en su nuevo hogar. Actualmente, tenemos dos o tres casos de familias que adoptaron un gato y que no sabemos dónde está el animal. Probablemente procederemos a poner una denuncia.

Los gatos acomodados en su llegada al nuevo refugio

Hace unos meses os trasladasteis a un nuevo refugio. ¿Por qué se produjo este cambio de hogar? ¿Cómo se han aclimatado los gatos?

Antes estábamos en un piso con terraza. Era una casa vieja que ya estaba en mal estado y se hundió el techo. Estuvimos un tiempo buscando una nueva ubicación. Un proceso difícil, ya que el Ayuntamiento no nos ayudó mucho a pesar de nuestras peticiones. Finalmente, a través de otras entidades conseguimos un sitio en Collserola. Este nuevo hogar es mucho mejor para los gatos, ya que disponen de zona exterior con jardines. Esto provoca que el espacio tenga mucha ventilación y eso beneficia a la salud de los felinos.

La realidad es que los gatos se han aclimatado muy bien a su nuevo hogar. Están más en contacto con la naturaleza. Incluso algunos gatos que en el anterior refugio se escondían y apenas se mostraban a los demás gatos o a las personas, ahora se atreven a socializar mucho más.

¿Cuáles son vuestros objetivos de futuro?

A raíz de la recogida de firmas para una de nuestras campañas hemos conseguido que nos siga mucha gente y algunas personas nos han pedido ayuda. Es una situación parecida a la de nuestro inicio, cuando yo alimentaba a los gatos de mi casa pero no sabía exactamente qué tenía que hacer para cuidarlos bien y tuve que buscar ayuda a personas especializadas.

Ahora mismo la Fundación Silvestre está formada y preparada para hacer esta función de ayuda. Nosotros no podemos esterilizar a toda España, pero podemos convertirnos en una ayuda importante para las personas o las entidades sobre cómo deben luchar contra las administraciones para llevar a cabo un buen control de las colonias felinas y sobre la correcta aplicación del método CER. Nuestro objetivo actual y de futuro es seguir con la labor que desarrollamos desde nuestra fundación y también transmitir nuestra sabiduría de manera gratuita a todos aquellos que quieran ayudar al bienestar de los gatos.

Barcelona mantiene la tendencia a la baja en los abandonos de gatos y perros a pesar de la pandemia

El Ayuntamiento de Barcelona ha hecho un balance positivo del año 2020 en cuanto a la adopción de perros y gatos del Centro de Acogida de Animales de Barcelona (CAACB). En un año muy atípico marcado por la pandemia y el confinamiento, en Barcelona se han abandonado menos animales que otros años y se han adoptado un total de 507 perros y 413 gatos.

Las campañas de concienciación y fomento de tenencia responsable que ha hecho el Ayuntamiento de Barcelona, ​​con el apoyo de diversas entidades colaboradoras y la colaboración de la Fundación Affinity han dado sus frutos. ‘En Navidad, mejor adopta!’, ‘Para la Mercè Mejor Adopta!’ O ‘Los invisibles’, centrada en encontrar hogares para 10 magníficos perros de larga estancia en el CAACB, que por tamaño, raza o edad llevan tiempo esperando una familia adoptiva, han contribuido a hacer crecer el número de animales que han encontrado una casa.

La tercera teniente de alcalde, Laia Bonet, ha subrayado que «los datos demuestran que el esfuerzo que hace el Ayuntamiento de Barcelona y las entidades que trabajan por el bienestar animal llega a la ciudadanía, que cada vez tiene más claro que tener un animal en casa es un motivo de alegría, pero también una responsabilidad y un compromiso».

En cuanto a los perros adoptados se ha registrado un incremento con 507 perros adoptados durante el 2020, que son 16 perros más que durante el año 2019. En cambio, el número de gatos adoptados se ha reducido ligeramente en el último año, con un total de 413, que son 49 menos que en el año 2020.

En el último año se mantiene la tendencia a la baja en las entradas al CAACB, es decir, en los abandonos o entradas fruto de decomisos o animales perdidos. En los últimos cuatro años, se han reducido un 44% el número de perros entrados y un 22% el número de gatos.

‘Gatos Invisibles’, una campaña para fomentar la adopción de gatos

Unos 60 gatos esperan en el CAACB una familia que les dé una segunda oportunidad. Algunos hace mucho tiempo que están, por la edad o porque tienen alguna enfermedad crónica, nadie pregunta por ellos. Son los llamados ‘Gatos invisibles’. Y ahora está en marcha una campaña para promover la adopción, dándoles a conocer. Un ejemplo es la Kat, que lleva cinco años en el centro.

Por otra parte, la campaña realizada durante la Navidad para promover la adopción de gatos entre personas mayores usuarias del servicio VinclesBCN ha permitido encontrar nuevo hogar a tres gatos. El CAACB conjuntamente con la concejala de Infancia, Juventud, Mayores y Personas con Discapacidad, mediante la Estrategia municipal contra la soledad, evalúan llevar a cabo nuevas acciones para fomentar la adopción de gatos y perros para reducir la soledad en las personas de más edad, y a la vez reducir el tiempo de estancia de los animales en el centro.