Entradas

Berdeak EQUO exige medidas preventivas para evitar más atropellos de animales en Salburua

El partido político verde considera que la Diputación de Álava está actuando de forma negligente al no tomar medidas preventivas para evitar los atropellos recurrentes de animales que tienen lugar en el entorno del Parque de Salburua.

El grupo ecologista Berdeak Equo ha apremiado a la institución alavesa para que, entre otras medidas, establezca un calmado de tráfico y un nuevo balizado de advertencia de presencia de fauna en el entorno de Salburua para evitar más accidentes. Esta petición llega después de que se hayan producido dos atropellos casi seguidos a animales en esta misma zona.

“En los últimos días se ha encontrado un ejemplar de marta atropellada y después un zorro en la carretera de Arkaute, en las inmediaciones del parque. El pasado año se registraron otros accidentes, uno de ellos, en la N-104 que acabó con la vida de un ejemplar de visón europeo, especie catalogada en peligro de extinción según el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas”, explica el partido político en un comunicado.

El partido verde, además de otros grupos ecologistas y animalistas, llevan tiempo solicitando a la Diputación alavesa medidas preventivas, pero estas siguen sin llegar. “Son reiterados los incumplimientos por parte del ente foral, órgano responsable de la gestión de los espacios naturales y las especies amenazadas, para con la protección de la flora y fauna del Humedal, desde que en el año 2015 se designó esta área como Zona de Especial Conservación y se aprobó su plan de gestión”, detalla Berdeak EQUO.

Por otro lado, EQUO reprocha a la institución foral que en cinco años no haya invertido ni siquiera el 20% del presupuesto total asignado en el plan de gestión de Salburua, que asciende a más de seis millones de euros. “La Diputación no puede seguir ignorando que Salburua existe y que tiene una responsabilidad como institución gestora. No valen más excusas. Es necesario que el Departamento de Medio Ambiente destine el presupuesto que se contempla en el plan de gestión. Esta será la única manera de garantizar la supervivencia de los Humedales, de su fauna y flora”, apuntan desde el grupo ecologista.

El gobierno vasco frena la caza del único ejemplar de lobo ibérico en Álava

El gobierno vasco ha incluido al lobo como especie amenazada después de que la Diputación de Álava autorizara el pasado sábado la caza del único ejemplar que quedaba de este mamífero.

Muy buenas noticias. El gobierno del País Vasco ha incluido al lobo dentro de la categoría de especies amenazadas, un hecho sin precedentes para la población de este animal en España. Esta decisión se produce justo después de que, el pasado sábado, la Diputación de Álava tomara la decisión de abrir 14 días de plazo para cazar al último lobo de Álava, una decisión forzada por las continuadas presiones por parte del sector ganadero.

Los ganaderos alaveses de la sierra de Guibijo llevaban mucho tiempo mostrando sus quejas tras la muerte de cerca de 150 animales de sus granjas, así como de numerosos daños causados por la presencia de dos lobos en la zona. Actualmente se cree que tan solo queda un ejemplar de este animal en esta zona del País Vasco.

Tras la polémica decisión tomada por la Diputación de Álava, miles de personas se movilizaron en las redes sociales en contra de esta solución. Además, organizaciones de bienestar animal como el Grupo Lobo de Euskadi o Ekologistak Martxan pusieron en marcha una recogida de firmas para evitar el exterminio del lobo en el territorio alavés, iniciativa que ha contado con más 110.000 participaciones.

Gracias a la presión administrativa y judicial de estas organizaciones se ha podido paralizar la caza del lobo. No obstante, desde el Grupo Lobo Euskadi lamentan que el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco haya incluido al lobo en el Catálogo Vasco de Especies Amenazas con la categoría de “interés especial”, la menor de las categorías de protección regional posibles.

Desde esta ONG se pedía que el lobo ocupara la categoría de “en peligro de extinción”. A través de cuenta de Facebook, el Grupo Lobo Euskadi ha explicado que: “La ausencia de ejemplares y el exterminio de todos los grupos reproductores, provocada por la persecución humana, no ha sido suficiente para conseguir la categoría de protección máxima. No obstante, la presión de la Justicia, provocada por la demanda interpuesta en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, con la asesoría altruista de ASCEL, ha provocado este éxito”.

La inclusión del lobo dentro de la categoría de “interés especial”, el nivel más bajo de protección, implicará la elaboración de planes de gestión, seguimiento y vigilancia de las diputaciones y de todo los agentes implicados.