Entradas

Polémica por las declaraciones del concejal Eloi Badia sobre una posible restricción horaria para los perros en parques y jardines de Barcelona

El concejal Eloi Badia declaró ayer en betevé que Barcelona «ya tiene suficientes áreas de recreo para perros» y que estudian definir horarios para poder llevar a los perros a los parques y jardines de la ciudad. Hoy, tras el revuelo generado en las redes sociales, el responsable de Emergencia Climática y Transición Ecológica de Barcelona ha matizado sus palabras diciendo que se refería a «las franjas horarias para llevar los perros atados o desatados en las zonas de uso compartido y no a los horarios para entrar en los parques».

El Ayuntamiento de Barcelona estudia establecer franjas horarias para los perros en los parques y jardines de la ciudad. Así lo hizo saber en una entrevista en el programa ‘Bàsics’ de betevé el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia: «El Ayuntamiento tiene una moratoria en la que se permite que los perros puedan estar en todos los espacios públicos y en todos los parques hasta que la ciudad no se dote de suficientes áreas de recreo para perros. Ahora ya nos hemos dotado de estas áreas de recreo, por lo tanto, toca analizar qué espacios son compartidos y cuáles no son compartidos. Aquí es donde nos podemos encontrar con franjas de horarios».

Badia, preguntado por este mismo programa de betevé por estas posibles restricciones horarias, reiteró que «Una vez definamos las zonas compartidas, estas pueden ir acompañadas de horarios o de otras medidas. Es un debate vecinal complicado y apasionante, pero ya tocaría levantar esta moratoria». Además, el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica aseguró que medidas como la restricción de acceso de los perros en el Parque de Diagonal Mar «son necesarias para proteger la naturaleza y la biodiversidad de Barcelona».

Tras el revuelo vivido en las redes sociales por las declaraciones del concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica en el programa ‘bàsics’, Eloi Badia ha querido aclarar esta polémica con un tuit diciendo «Me refería a que la ordenanza habla de franjas horarias para llevar los perros atados o desatados en las zonas de uso compartido. No me refería a horarios para entrar en los parques». Una matización que no ha convencido al colectivo de ciudadanos con perro de Barcelona.

Por su parte, la tercera teniente de alcalde y responsable de Bienestar Animal, Laia Bonet, ha comparecido este miércoles en la Comisión de Presidencia, Derechos de Ciudadanía, Participación, Seguridad y Prevención, donde ha recordado que «La ordenanza prevé zonas segregadas específicas para perros y zonas de uso compartido, estas últimas tanto para los que van con perro como para los que no». Además, Bonet asegura que «Casi se ha cuadruplicado lo estipulado en la ordenanza. Hay casi cuatro áreas por distrito mientras que la normativa prevé que, como mínimo, haya una». Aunque ha reconocido que todavía hay que trabajar con las zonas de uso compartido (ZUC).

Espai Gos BCN: «No quieren perros ni en los parques ni en los jardines de la ciudad»

Sobre la polémica en torno a las declaraciones del concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Àngela Coll, portavoz de Espai Gos BCN considera que «Eloi Badia lanzó ayer la primera piedra en betevé para ver que pasaba, y hoy lo ha finiquitado Laia Bonet en la Comisión de Presidencia. Eloi Badia habló de dos cosas diferentes, por un lado de las zonas de usos compartidos y por el otro de este tipo de manía que les ha cogido con la palabra biodiversidad, que parece que la hayan aprendido ayer mismo. La realidad es que es un ignorante. Le podríamos decir al Eloi Badia que el Ayuntamiento de Barcelona tira tonelada y media de petardos por la fiesta de Año Nuevo, y parece ser que esto no fastidia a la biodiversidad, cuando tenemos cantidad de informes técnicos de cómo afecta la pirotecnia a las aves. Por lo tanto, de biodiversidad este señor no entiende nada».

En refèrencia a las más de 100 áreas de recreo para perros que hay actualmente en Barcelona según el Ayuntamiento, Àngela Coll declara que «Es mentira. Áreas de recreo en Barcelona hay 43. El resto hasta estas 100 que ellos recogen son áreas de perros que son básicamente pipicans los que han cambiado el nombre para hacer parecer que tenemos una maravilla. No están cumpliendo la normativa en la que, desde la aprobación de la Ordenanza de 2014 donde se estableció la normativa de los mínimos de las áreas de recreo, dijeron que no podían ser inferiores a los 400 m2. Por lo tanto, de las 43 que no son inferiores a estos 400 m2 hasta llegar a estas más de 100 que ellos publicitan, todas estas, no complen con la normativa y son pipicans».

Por último, la portavoz de Espai Gos BCN afirma que «La política que se está haciendo desde hace mucho tiempo consiste en expulsar a las personas con perro de Barcelona de parques y jardines. No quieren perros ni en los parques ni en los jardines de la ciudad, no los quieren ni atados. Hoy tenemos Asamblea General para decidir acciones ante esta indiferencia y desprecio al que pretende someternos del Ayuntamiento. Tenemos que hablar de las zonas de usos compartidos, los espacios prohibidos, de las áreas de recreo y del tema de los envenenamientos de perros».

Alertan de nuevos casos de envenenamiento de animales en el distrito de Sant Andreu

La Guardia Urbana y los Mossos investigan nuevos casos de envenenamiento de perros en un interior de manzana del distrito de Sant Andreu. Actualmente hay seis denuncias interpuestas, pero Espai Gos BCN asegura que se conocen más casos. La Plataforma ciudadana para la convivencia en el espacio público lamenta la falta de implicación por parte del Ayuntamiento de Barcelona ante estos episodios.

Continúan los envenenamientos de animales en un interior de manzana del distrito de Sant Andreu, una zona cercana al centro comercial La Maquinista de Barcelona. La Guardia Urbana y los Mossos están investigando los hechos con el objetivo de encontrar el responsable o los responsables de este delito de envenenamiento en la vía pública que se ha repetido de forma reiterada durante las últimas semanas.

Los nuevos casos de envenenamiento en el distrito de Sant Andreu se producen después de que el pasado 2 de marzo, la Plataforma ciudadana Espai Gos BCN pidiera al Ayuntamiento una serie de actuaciones con el objetivo de evitar más intoxicaciones. Estas fueron las peticiones:

-Informar a través de las redes sociales del espacio donde se están produciendo estas intoxicaciones para que llegue al máximo de personas posibles y puedan tomar precauciones.

-Reforzar la limpieza del espacio y retirar los trozos de alimentos sospechosos.

-Hacer campaña en las redes sociales con efecto disuasorio, informando que el envenenamiento de un animal es un delito y cuáles son las consecuencias que se derivan.

«Ante la falta de un protocolo, pedimos al Ayuntamiento estas tres medidas preventivas, pero la respuesta fue nula. Hace más de dos años que reclamamos que se establezca un protocolo para que la gente sepa cómo actuar ante un caso de envenenamiento. También pedimos que si hay un caso de intoxicación en la vía pública, tiene que haber una necropsia pública, del mismo modo que se hace si muere alguien en la calle», explica Àngela Coll, portavoz de Espai Gos BCN .

«El Ayuntamiento tomó muy bien la idea de crear un protocolo y la realidad es que quieren hacerlo. Esto se les debe reconocer. Han hablado con la Guardia Urbana y por lo que nos informaron, deben hablar también con los Mossos y con todos los actores implicados, ya que su creación no es algo tan sencillo. Quieren crear un protocolo muy bien hecho, tal y como ya está establecido por ejemplo con los animales protegidos. Pero mientras el protocolo no llegue, no puede ser que no haya ningún aviso en las redes sociales de lo que está pasando, tampoco ninguna referencia al delito que supone envenenar un animal y ningún refuerzo en la limpieza del espacio», añade Coll.

La portavoz de Espai Gos BCN ha detallado que «actualmente hay seis denuncias interpuestas por casos de envenenamiento de animales en la vía pública aunque sabemos que existen más casos. Los incidentes han provocado diarreas hemorrágicas a los animales que han podido ser tratadas. Algunas vecinas nos han informado de que ya hay un perro muerto a consecuencia de una intoxicación».

Desde la Plataforma ciudadana lamentan que «Treinta y seis días después de solicitar actuaciones al Ayuntamiento, no hayan tenido tiempo de hacer ningún tuit para avisar de lo que está pasando y donde está pasando. Ni tampoco para instalar unos carteles de aviso en la zona. Hemos vuelto a contactar con el Departamento de Bienestar Animal y la Oficina de Protección Animal para que hagan avisos en la zona y refuercen la limpieza».

Animalados se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento, desde donde aseguran que «El caso está en manos de Guardia Urbana y Mossos con cierta dificultad al tratarse de un interior de manzana de propiedad privada. De la mano de la Guardia Urbana y entidades, con quien nos reuniremos para trabajar y definir cómo actuar de manera más eficaz en la detección y comunicación de casos de posibles envenenamientos. Queremos destacar la gravedad de los hechos, recordemos que se trata de hechos que conllevan una investigación para delito penal».

Sólo se ha finalizado una de las once áreas de recreo prometidas en la nueva ordenanza

 

La nueva ordenanza de tenencia y bienestar animal de Barcelona de 2014 prometía que antes de finalizar el 2018 se habrían construido en la ciudad 11 nuevas áreas de recreo para perros, 10 de las cuales debían tener más de 700m².

A fecha de hoy la única de ellas terminada es la de Nou Barris. Según el Ayuntamiento, el resto se encuentran en periodo de licitación o ejecución y deberán iniciarse de aquí a finales de año. Según nos comentan, aún están a tiempo de cumplir con lo pactado, ya que tienen todavía 2018 por delante.

En cuanto a las prohibiciones de entrar en los parques con los perros, según el Ayuntamiento «no se prohibirá una zona sin habilitar antes otra».

Sin embargo, desde «Espai Gos» alertan que «están actuando en contra antes de cumplir ellos la normativa» refiriéndose a las multas que ya se están poniendo a los propietarios que llevan sus perros sin correa. Uno de los puntos importantes según «Espai Gos» es que aún no se ha comenzado a tramitar el Carnet Cívico, que permitiría llevar a los perros sueltos en espacios concretos.

Según Ángela Coll, de «Espai Gos», lo que se está haciendo es «reprimir que estemos en el espacio público, espacio que también nos pertenece» y añade que incluso se están empezando a ver carteles de prohibido ladrar en algunas zonas de recreo y pipicans, y que algunas de estas zonas estarían en peligro de seguir existiendo por las quejas de algunos vecinos.

Ángela destaca que no se puede dar prioridad a la sanción si antes no se ha cumplido con la ampliación de espacios para perros. Si se persigue el hecho de que no vayan atados, uno de los puntos de la nueva ordenanza, «también se debería multar a quienes llevan el perro con collares de pinchos», prohibidos en el mismo texto.

Consulta aquí las áreas planificadas

Silvia Esteve

Artículo destacado: De vacaciones… con el perro!

Concentración en los Jardines Hiroshima para protestar contra las plantas que buscan limitar la presencia de perros

«Vosotros nos pinchais, nosotros hacemos fiesta». Con este lema, la plataforma Espai Gos ha convocado un acto reivindicativo este sábado de doce a dos de la tarde en los Jardines Hiroshima, en el distrito de Horta-Guinardó, para protestar contra las últimas iniciativas que ha adoptado el Ayuntamiento para echar a los perros de este espacio. Las quejas vienen motivadas por haber cerrado una parte del parque para plantar plantas con pinchos y urticantes y por la pretensión del consistorio de limitar el horario de acceso de las seis a las ocho de la mañana y de nueve a doce de la noche . A la espera de que se confirme este nuevo horario, que dejaría a los Jardines Hiroshima, un espacio que utilizan casi exclusivamente los propietarios de perros desde hace muchos años, sin animales, la plataforma sí considera que estas plantas son toda una declaración de intenciones.

Ángela Coll, portavoz de esta plataforma que precisamente nació en este emplazamiento y que reclama espacios compartidos en todos los distritos de la capital catalana, no tiene ninguna duda a la hora de pensar que se ha hecho con la intencionalidad de limitar la presencia de perros. «Llegamos a un acuerdo con el Ayuntamiento para que éste fuera un espacio compartido que le corresponde como barrio, pero con la excusa de arreglar los jardines, han plantado arbustos y plantas invasivas y que no son autóctonas que pinchan para que no accedan a los perros, estoy convencida de que se ha hecho con mala fe «. El comentario despectivo que les hizo un trabajador de Parques y Jardines cuando le pidieron explicaciones por haber plantado este tipo de plantas demuestra, en su opinión, ¿cuál es el objetivo final: «De muy malas maneras un operario que no es de los que siempre están por ahí, sino que ha venido a hacer los arreglos nos respondió que era «para que no entren los putos perros».

Coll no entiende las trabas que el gobierno municipal está poniendo a este espacio ubicado en la parte de arriba del Parque de las Aguas, en el número 80 de la calle Camelias. «Es un espacio por donde pasan 150 perros al día, antes era un descampado y ya la utilizábamos los propietarios de perros». Tampoco ha habido movilizaciones por parte del vecindario para protestar por la presencia de perros: «Los vecinos en general no se han quejado, algún vecino sí lo ha hecho, pero no una cifra significativa para adoptar esta medida para inhabilitar gran parte de el espacio.

La jornada reivindicativa incluirá una acción para tapar lo que la plataforma ya ha bautizado como «la valla de la vergüenza». La valla adoptará un nuevo diseño con fotografías de perros y una frase criticando la medida en que los propietarios de perros han ido enviando estos últimos días en el correo de la plataforma en este distrito, que es espaigosbcn.hortaguinardo@gmail.com. En el improvisado mural también se sumarán propietarios de perros de otros lugares de la ciudad que forman parte de Espai Gos y que quieren denunciar también los impedimentos que tienen a la hora de sacar sus animales a pasear.

La Plataforma Espai Gos Barcelona surge de la necesidad de crear un colectivo con una forma jurídica legal para poder dialogar con la administración sobre los temas referentes a las normativas que afecten a la tenencia de animales domésticos y sus propietarias: uso del espacio público, obligaciones, derechos, etc. Sin su labor, la entidad remarca que «las personas propietarias de perros y perras de Barcelona, ​​no estamos representadas ni invitadas a los consejos de barrio ni plenos municipales y las decisiones que nos afectan directamente son prisas por la Administración sin un proceso de participación previo «. El objetivo de la Plataforma es, por tanto, ayudar a construir una ciudad con una convivencia digna para animales y personas donde todos y todas estén representados.