Entradas

¡Dejemos en paz a los poneys!

Una europarlamentaria promueve la entrada en la cámara de un poney con funciones de perro-guía

Si eres un poney de una raza de baja estatura, como uno Mini-Shetland, tienes muchos números para acabar solo en un jardín como una mascota tronada sin más ambición que mantener el césped a raya. Seas más grande de talla o no, si eres un poney no superarás los 140 cm, es posible que acabes en una hípica o en una feria aguantando sesiones infinitas de niños que se afanarán por montarte. También, si por ejemplo eres un Asturcon, te puede tocar un pasaporte al matadero para que alguien se deleite con tu carne, o bien, si eres un Islandés, pueden asignarte a una explotación agrícola para trabajar duramente. Si eres muy lindo, seas de la raza que seas, puedes ser carne de concursos morfológicos, siempre y cuando se considere que cumples todos los requisitos que tiene que tener una determinada raza y, ahora también, y como última moda, puede ser que, a pesar de ser un poney, te encuentres totalmente desubicado haciendo de “perro guía” en un casco urbano.

Para aquellos a quien la estatura los pueda confundir, como por ejemplo quizás le pasa a la europarlamentaria Hilde Vautmans, quien recientemente promovió la entrada en el Parlamento Europeo de un poney con funciones de perro-guía, se hace necesario informar que un poney no es un perro. Un poney es un equino y al igual que las cebras, y los asnos pertenece a la familia de los equus ferus caballus. O sea, los poneys, hasta donde sabemos hoy, son caballos de baja estatura. Así pues, como caballos, los poneys, para tener una vida según su especie precisan: libertad, vivir en rebaño en espacios adecuados y disfrutar de una sana alimentación e hidratación. Hay que recordar que son herbívoros no glotones.

Si un poney es un caballo quiere decir que es un animal fóbico que se asusta con facilidad de todo el que desconoce. El miedo es un recurso evolutivo que hace que los herbívoros se mantengan en alerta constante para prever la presencia de posibles depredadores.

Si un poney es un caballo significa que es un animal que si no vive en compañía de los suyos se estresa porque no puede tener suficientemente controlado el territorio (es un trabajo que los equinos hacen en equipo).

Si un poney es un caballo se sentirá inquieto e inseguro si le hacemos salir del espacio que él considera su hábitat.

Si un poney es un caballo sus recursos comunicativos son los propios de un equino, es decir, que se expresa básicamente gestualmente y que su lenguaje y comportamiento son diferentes del de los humanos y del de los canes.

Digamos pues que un poney, por pequeño que sea y por mucho que nos sorprenda, no tiene una predisposición natural para asistir a humanos con necesidades especiales y que, para llegar a hacerlo, además de sufrir una doma larga y molesta se verá obligado a renunciar a los pilares básicos de su naturaleza: libertad, vida en grupo, posibilidad de huída. Lo que significa que tendrá que vivir bajo un estrés constante.

Llegados a este punto, me dirijo a la europarlamentaria Hilde Vautmans y le planteo dos cuestiones: ¿Si hay un animal predispuesto a ayudarnos hasta el infinito como el perro, con unas características para hacer tareas de asistencia que superan los poneys con creces y por goleada, podríamos dejar en paz a los poneys por favor que ya tienen bastante con el que tienen? ¿Antes de proponer que los poneys se conviertan en animales de asistencia podría informarse sobre las características de esta especie y velar para que tengan unas condiciones de vida mejores de las que tienen actualmente, no para empeorarlas? Gracias.

Marta Rey
Coach con caballos
Directora de Equànima

Carla Verde: “En Argentina no se están aplicando medidas para mejorar la situación de los animales”

Carla Verde, letrada y animalista, visitará Barcelona el 17 de Julio donde explicará la dramática situación que viven los animales en Argentina

Carla Verde es letrada, pertenece a una Entidad de Protección a los Animales No Humanos nacida en Argentina. El país austral destaca por razones muy distintas en lo que a los Derechos de los animales se refiere. La fuertísima inflación y la desprotección a los más vulnerables están agravando problemas endémicos como son los animales errantes y la cría indiscriminada y la controvertida respuesta de los colegios profesionales a los programas de esterilización masivos. El zoo de Buenos Aires cerró sus puertas y la movilización social hacia las otras especies se multiplica. Luces y sombras de Ultramar que Andrea Verde expondrá en su visita a Barcelona el 17 de Julio. 

La terrible situación económica e inflacionaria está repercutiendo también en los animales?

Definitivamente. El aumento de la inflación en Argentina en este año fue del 12%, y se estima que para fines del 2017 incremento será de un total del 28%. A ello hay que sumarle la quita de subsidios de los servicios públicos (gas, electricidad, agua), la suba del combustible y el transporte, entre otras cosas. Por supuesto, que esta degradación del poder adquisitivo generó un aumento en el índice de pobreza e indigencia, y los pocos recursos económicos disponibles están destinados a soportar las propias necesidades básicas de la gente. De este modo, las personas se encuentran obligados a destinar menores recursos económicos a sus animales de compañía. No solamente en la atención veterinaria, sino también en la alimentación.

El Gobierno está poniendo remedio?

La situación económica empeora cada vez más, sin entrar en detalles sobre ello, no hay medidas destinadas a contribuir con la situación de los animales. Desde la Fundación recibimos numerosos pedidos de donaciones de alimento, lo que antes no ocurría.

Cómo lo afronta la ciudadanía?

La mayoría de los casos reflejan abandono de animales, falta de alimentación, búsqueda de adoptantes para sus animales, aumento de animales en las calles, y como siempre; la falsa idea de que los refugios y asociaciones animalistas tienen la obligación de responsabilizarse por los animales en situación de calle.

Qué destacarías de los movimientos sociales pro animales en Argentina?

Cada vez hay más movimientos pro animales en el país. Sin perjuicio de lo cual, es el Estado el que debe responsabilizarse por la superpoblación de animales. Es importante que aumente el número de proteccionistas, pero no hay que olvidarse que los particulares no podemos reemplazar al Estado y hacernos cargo de la falta de medidas públicas como atención veterinaria gratuita y castraciones masivas. Sin aquellas políticas, las asociaciones y refugios siempre vamos a estar colapsados de casos

Muchas personas se están haciendo veganas en uno de los países con mayor exportación cárnica del mundo?

Sin dudas aumentó el número de personas veganas en la Argentina, pero ello no implica un aumento significativo. Cada vez hay mas productos veganos, pero ellos solo se encuentran en comercios específicos y sus precios suelen ser relativamente altos.

Se nota la sensibilidad animalista en la industria peletera?

A partir de la presión de grandes asociaciones las grandes marcas reconocidas comenzaron a dejar de utilizar pieles de animales. En Argentina, la industria se dedica más al cuero que a las pieles. Si bien no hay una lucha específica contra el cuero, algunas marcas lanzaron líneas veganas, pero como una posibilidad dentro del mercado.

El asado es una institución nacional ¿cómo lo solventan?

Los precios de la carne aumentaron significativamente, por lo que la tradición del asado debió disminuir. Pero ello no se debe a un sentimiento animalista, si no a la situación económica del país.

De hecho, a finales del siglo XIX ARGENTINA tenía ya una ley pionera en protección animal

La primera ley de protección animal es del año 1891, conocida como “Ley Sarmiento”. Aquella norma solamente preveía la multa como sanción a los malos tratos perpetrados a los animales. Sin embargo, en 1954 se sancionó la ley de maltrato animal (la que actualmente continúa vigente) que estipula penas de 15 días a 1 año de prisión. A finales del 2016 se agregó como normativa la ley penal que prohíbe las carreras de perros en todo el país. Actualmente, hay numerosos proyectos de reformas a la ley de maltrato con mayores penas de prisión y que abarcan otras conductas más taxativas sobre el maltrato; como por ejemplo la zoofilia.

¿Cómo valorarías el cierre del Zoo de Buenos Aires?

El zoo de la Ciudad de Buenos Aires no se cerró. En teoría se está llevando a cabo una reconversión en un parque recreativo y educacional para contribuir a la conservación de la biodiversidad. Todo ello bajo el nombre de “Ecoparque”. En la práctica, hay numerosas denuncias sobre muertes de animales por negligencia, algunos traslados de animales se realizaron a otros zoológicos en el interior del país (y continúan en las mismas condiciones de encierro) La orangutana Sandra, quien fue beneficiada por un habeas corpus para su liberación, aun se encuentra privada de su libertad y sus planes de liberación se encuentran postergados hace varios años. Es una transformación muy precipitada, desorganizada e improvisada donde los animales son los únicos perjudicados.

Y el uso de caballos para acarrear con los cartones y pesadas cargas?

El uso de caballos y la tracción a sangre es una problemática que, a pesar de los avances tecnológicos, aun es de uso frecuente en Argentina, especialmente en el interior del país. Si bien algunos municipios realizaron entregas de motocargas a cambio de los caballos, lo cierto es que esta práctica se continúa utilizando, con el consecuente abuso, maltrato y muerte de miles de caballos.

¿
Qué sentencias en pro del bienestar animal destacarías? 

A fines del 2014 la Justicia reconoció la calidad de sujetos de derechos a los animales no humanos. Ello a partir de la interposición de un habeas corpus solicitado para la liberación de la Orangutana Sandra, y el que fue concedido. Aquella sentencia fue utilizada como antecedente por distintos tribunales a lo largo del país.

¿Y fracasos legislativos que os han indignado?

Si bien se reconocieron derechos a los animales no humanos, ello fue jurisprudencialmente. Mientras tanto, el Código Civil argentino (el que fue reformado recientemente en el año 2015) aun establece que los animales son “cosas”, son objetos. Eso debe modificarse de inmediato.

También hay numerosos proyectos de leyes que pretenden modificar la actual ley de maltrato animal, pero también establecen “regulaciones” sobre actividades que se encuentran prohibidas; como corridas de toros, riñas de gallos o carreras de perros.

Por otro lado, también hay un proyecto (con media sanción) que pretende regular la experimentación con animales bajo el nombre de “Protección para los animales de experimentación”. Está claro que la experimentación no se regula, se prohíbe.

Hay especies locales en peligro de extinción?

Argentina es un país enorme con gran cantidad de fauna autóctona. Existen numerosas especies en peligro de extinción, como por ejemplo el yaguareté, el tatú carreta, el tapir, el huemul, el cóndor andino, entre otros. La deforestación, la agricultura y la consecuente destrucción de sus hábitats favorecen a su extinción. A ello hay que sumarle la caza ilegal y el tráfico de animales exóticos.

En Buenos Aires pueden ir sueltos los perros con dueño? ¿Pueden acceder a los parques?¿Cuentan con áreas específicas?

En la práctica los animales pueden ir sueltos, aunque existen leyes que señalan ciertas razas de perros como peligrosas; por lo tanto, deben estar atados y con bozal. Incluso deben estar registrados. Eso no se cumple.

La ciudad de Buenos Aires cuenta con numerosos espacios verdes, como plazas y lagos, e incluso se crearon espacios dentro de algunas plazas con juegos para perros. Por lo general no hay inconvenientes en que se encuentren sueltos o sin bozales, aunque se han registrado casos de mordeduras.

Algo que nos sorprende es la existencia de perros en la calle, sin dueños. Cuéntanos, cuantos, donde, porque….

Cada vez hay más perros y gatos en situación de calle. Como expliqué la falta de políticas públicas sobre castraciones masivas y la situación socio económica del país fomentan a la superpoblación de animales. Así como no existen hogares disponibles para la cantidad de animales abandonados, tampoco hay hospitales veterinarios gratuitos, lo que fomenta el abandono y el desamparo.

¿Y los gatos? ¿Hay una protección desarrollada de los gatos ferales?

No hay protección para los gatos ferales, ni para las colonias de gatos.

Cuéntanos sobre los perros de complexión fuerte, molosoides o de presa ¿Están sometidos a una regulación específica?

Si bien no hay una legislación nacional al respecto, cada provincia legisló sobre las razas de perros que son potencialmente peligrosas; por ejemplo: los dogos, doberman, pastor alemán, cané corso, bull terrier, etc. También son consideradas peligrosas sus cruzas u otros perros que superen los 20 kilos y otras características como mandíbula grande. Sobre ellos se establecen obligaciones a sus dueños como usar correa, bozal, identificación, registrarlos y contar con cerramientos en sus hogares.  

El dogo argentino se ha extendido por todo el mundo, se cuenta de su origen de la controvertida obsesión de un médico para conseguir perros fieros….

El dogo es un perro que generalmente no se encuentra en la Ciudad de Buenos Aires, si no más bien en las provincias donde hay viviendas con grandes terrenos. Lamentablemente se utilizan como perros guardia con meros fines de seguridad.

Una raza que se ha puesto de moda en Argentina es la del bulldog francés, con todos los problemas físicos que acarrean esos animales, la gente está dispuesta a pagar grandes sumas de dinero e incluso a reproducirlos sin ningún tipo de control sanitario.

Existen campañas solidarias de esterilización espectaculares verdad? No sin sufrir el “boicot” paradójico de colegios veterinarios

Existen numerosas campañas de castración en todo el país (algunas a bajo costo, otras gratuitas) Estas campañas vienen a suplir las inexistentes campañas masivas que debería proveer el Estado. Sin embargo, las asociaciones que llevan adelante estas campañas sufren la persecución de los Colegios Públicos de Veterinarios. Incluso los profesionales que realizan las castraciones son sancionados por incurrir en competencia desleal con el resto de sus colegas.

Cuál es el problema más grave en Argentina que concierne a los animales?

El incumplimiento de las leyes, la falta de investigación de casos de maltrato animal, la falta de protección a la fauna autóctona, el tráfico ilegal de especies, el inexistente control de criaderos clandestinos de gatos y perros y su posterior venta, la destrucción de los ecosistemas de los animales… son muchos.

Cuáles son los objetivos de la Fundación por los Derechos de los Animales No Humanos?

Promover legislación en relación a los derechos de los animales, denunciar su incumplimiento, promover políticas públicas y gratuitas de salud animal, denunciar actos de maltrato animal y el seguimiento de causas en la justicia, brindar asesoramiento a organismos públicos y privados, realizar y difundir prácticas de esterilizaciones masivas, entre otros.

Cuáles son los planes de la Fundación por los Derechos de los Animales No Humanos?

Continuar interviniendo ante incumplimientos de las leyes proteccionistas de animales, controlar las nuevas reformas que se están discutiendo, evitar legislaciones que atenten contra los derechos de los animales y lograr que finalmente se cumplan las normativas vigentes.

Qué nuevas iniciativas podrás destacar?

Numerosos municipios prohibieron el uso de fuegos artificiales. Es sabido que la pirotecnia afecta a los animales, especialmente durante la época de las fiestas de navidad y año nuevo.

Por supuesto, los comerciantes se opusieron a estas normativas locales y recurrieron ante la justicia. Distintos tribunales a lo largo del país se han pronunciado a favor y en contra de estas leyes.

Ahora bien, la prohibición de la pirotecnia resulta fundamental, pues, su uso afecta tanto a animales como a personas ancianas, con autismo, con síndrome de down, ex combatientes, entre otros.

Terrassa cede ante las peticiones y el año que viene no habrá caballos el día de reyes

El ayuntamiento y el centro cultural El Social, organizador de la cabalgata, acuerdan que no haya caballos la próxima cabalgata

Ha costado casi 15.000 firmas, la queja de organizaciones animalistas y peticiones formales por parte de ciudadanos a título individual, pero finalmente se ha conseguido. A partir del próximo año, la cabalgata será sin animales, al menos, en Terrassa.

La decisión llega después de que el 5 de enero, durante la noche de reyes, un caballo se desplomara sin que se le pudiera reanimar. Un hecho que ha levantado una fuerte indignación en la ciudad vallesana, en especial entre los defensores de los animales.

El consistorio habría acordado junto con el centro El Social que una situación como esta, que ha costado la vida de un animal, no se vuelva a repetir más. A partir del 2019, por primera vez en la historia, en Terrassa estará prohibido el uso de animales en las comparsas.

Desde el consistorio defienden que la medida estaba prevista previamente, pero que los cambios se harían ‘paulatinamente’. En la misma línea, aseguran en un comunicado, apuestan por “mantener la tradición y la innovación, incorporando diferentes sensibilidades sociales, como la defensa de los animales.”

Una visión que no comparte Patricia Corina, miembro de la entidad Basta Tracción a Sangre. Para ella, el ayuntamiento es responsable de lo que pasó. “Ellos siempre se sacuden su responsabilidad. Es la tónica habitual, lo hacen normalmente y no se responsabilizan de nada. Si contratas un servicio, tienes que garantizar que todo esté bien. Además, no se llevan a cabo controles básicos como análisis de sangre “.

El caso abre una serie de preguntas más oscuras e inciertas. ¿En qué condiciones se encuentran los animales que posteriormente irán al carruaje? Desde Basta Tracción a Sangre denuncian la opacidad en la información para saber cuál es el estado de los caballos. Datos a los que nadie ha tenido acceso. El estado en que se encuentran podría ser una pieza clave para entender las causas de tantos incidentes y algunas muertes en espectáculos de este tipo.

La prohibición de algunas actividades en las que participan caballos ya es un hecho. El Ayuntamiento de Barcelona prohibió los carruajes tirados por caballos como modelo de negocio. El uso de animales en espectáculos, como la cabalgata o Els tres Tombs, aún no está regulado. Pero esto podría estar cambiando y el año que viene no se volverá a lamentar un incidente como el producido la noche de reyes, al menos en Terrassa.

TTTouch: Sólo para profesionales

 

Envolver a tu perro con vendas no resolverá sus miedos. De hecho, puede ser muy perjudicial. “El uso de telas que compriman paquetes musculares, nerviosos o sanguíneos puede generar hipoxia, anoxia, inflamación o incluso gangrena” eso es hecho conocido por los profesionales sanitarios interespecie. Lo que bienintencionadamente se ofrece como una forma de contención puede ser el origen de un problema mayor. Nos encontramos ante el consabido ” es peor el remedio que la enfermedad”.

Por las redes ha proliferado una información totalmente falsa basada en una experiencia que durante décadas, y llevada por expertos, ha demostrado su utilidad. Pero lo que circula y se difunde es una peligrosa versión adulterada. De la misma manera que a nadie en su sano juicio no aplicaría un yeso corrector a una persona con una fractura o no administraría una medicación intramuscular sin el conocimiento médico apropiado, nadie debería hacer de su perro una momia.

Las celebraciones navideñas en algunos municipios se subrayan con pirotecnia que generan mucho miedo en algunos perros. No contamos con cifras fiables sobre los canes afectados por este malestar que se manifiesta de muchas maneras pero siempre resulta preocupante. Huidas, temblores, permanencia en escondrijos, inapetencia, micción involuntaria, empobrecimiento de la socialización y ganas de juego, el miedo frente a los estruendos sorpresivos acaba afectando no sólo al perro si no que condiciona a la família que lo acoge. No son pocas las empresas farmacéuticas que ofrecen sedantes de distinta naturaleza que para hacer más llevaderas estas fechas. Tampoco escasean los remedios caseros que se ofrecen como panacea aún sin supervisión de expertos.

Eso ha ocurrido con el Tellington Touch una técnica de origen anglosajón que va mucho más de la colocación de unas vendas o de una aproximación invasiva a animales temerosos. El Tellington Touch tiene un como, un porqué, un donde, un cuando y un qué y todos esos factores sólo los puede identificar un experto. No hay tutorial on line que pueda substituir la formación, la capacidad, la actitud y el talento de una persona apta para el TTTouch. Como se pudo comprobar, en Barcelona en 2012, de la mano de Sarah Fisher la heredera directa del talento desarrollado por la creadora, Linda Tellington, “incluso los talleres con las maestras sólo sirven para conocer su uso, no para desarrollarlo”.

“He visto cambios de comportamiento increibles gracias al método, pero va más allá de una técnica, es una actitud” esto comenta Shiona Herder una alumna aventajada del método.

Sarah Fisher es una referente indiscutible y también una celebridad en el Reino Unido. Ha trabajado con individuos de especies muy diferentes, pero nunca lo ha hecho rápidamente, ni rebasando los límites impuestos por el animal aterido. Tortugas, caballos, gatos, ratones y por supuesto perros han aprendido a confiar gracias a una herramienta muy sutil y muy poco imitable en su profundidad.

Desde referentes originales del TTTouch nos llega la petición de que difundamos la necesidad de ser prudentes a la hora de aproximarnos y de incorporar el método, que desconfiemos de las charlas y talleres exprés y que no compliquemos el temor inicial de nuestro compañero con un absurdo, a veces incluso nefasto, traje de momia.

Matar animales no debe resultar impune

 

A pesar de la creciente sensibilidad social al respecto, matar animales en este país continúa resultando prácticamente impune. Vivimos en un tiempo en el que basta con leer las noticias de sucesos para armarse de razones con las que defender una nueva reforma del Código Penal en lo referente al maltrato animal. Crímenes atroces como el del caso Sorky nos demuestran que las penas recogidas en el artículo 337 son ridículas, incapaces del menor efecto disuasorio para los maltratadores.

Si el individuo que mató a palos a su caballo por perder una carrera entró en la cárcel, no fue por la condena de ocho meses, sino gracias al trabajo del abogado de la acusación popular y a la inhabitual decisión de la jueza del juzgado de lo penal nº 8 de Palma de Mallorca, que rechazó la suspensión de la pena a pesar de no superar los dos años de prisión y carecer de antecedentes penales. Y aunque hubiera matado a miles de animales la pena no superaría los doce meses, como ocurrió en el caso del Parque Animal de Torremolinos. Si estos días ha entrado en prisión la presidenta del mencionado centro, no fue por el delito de maltrato animal (un año de cárcel), sino por el de falsedad de documento público (dos años y nueve meses), con el que superó la barrera de los dos años que obliga a cumplir condena de privación de libertad. Es decir, falsificar una firma es más grave para el Código Penal que matar animales. ¡Qué barbaridad!

No sé si endurecer las penas en general contribuye o no a la disuasión del delincuente y a su rehabilitación, pero tengo la absoluta convicción de que la sociedad no se va a tomar en serio el delito de maltrato animal mientras las penas sean tan reducidas, tan desproporcionadas a la baja. Un tipo penal nuevo necesita tiempo para consolidarse, repiten los especialistas. Pero la experiencia nos dice que el delito ambiental solo fue tomado en serio cuando el primer empresario contaminador entró en prisión. La triste realidad es que las sanciones económicas y las condenas de pocos meses que se suspenden casi automáticamente por costumbre no producen ningún efecto en nuestra sociedad. Ninguno. No sirve de nada decir que la violencia contra los animales ha pasado de ser falta a delito, si la gente no percibe ninguna amenaza de castigo proporcionado al delito cometido. Hoy resulta muy barato matar animales.

Durante la tramitación de la reforma de 2015, desde la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales (APDDA) promovimos enmiendas para que, en los casos más graves, en los que confluyeran varios agravantes, el juez pudiera condenar a penas superiores a dos años, como un subtipo agravado de «prisión efectiva». Lamentablemente entonces no pudimos convencer a los grupos mayoritarios. Sin embargo, parece que las cosas están cambiando últimamente.

Desde el Colegio de Abogados de Málaga, con el impulso de su sección de derecho y bienestar animal, se ha promovido una reforma del Código Penal para incrementar la pena a un mínimo de tres años de prisión «para aquellos supuestos en los que el maltrato a los animales se ejecute de forma continuada en el tiempo, sobre un número elevado de animales ocasionando su muerte; así como aquellos supuestos en los que el delito se cometa por quien tiene la obligación legal o contractual de velar por el cuidado y el bienestar de los animales». La propuesta se había elaborado con la intención de que una atrocidad como la del Parque Animal no volviera a repetirse. De hecho, en la sentencia el propio juez se sumaba a una petición del fiscal reclamando un nuevo subtipo agravado para los casos más graves en el Código Penal. Recordemos que la presidenta de Parque Animal ha sido condenada como responsable de la muerte indiscriminada y masiva de más de 2.100 perros y gatos que tenía alojados entre 2008 y 2010, a los que suministró productos eutanásicos de forma incorrecta, y en menor dosis para ahorrar costes, lo que les provocó una lenta y dolorosa agonía, además de haber falsificado las firmas de los veterinarios para justificar los sacrificios.

A pesar de que desde el Ministerio de Justicia no parecían muy proclives a reabrir el debate sobre un Código Penal recién reformado, lo cierto es que fue el Grupo Popular el que el pasado mes de octubre presentó en el Congreso una proposición no de ley que se hacía eco de la propuesta surgida en Málaga. Por otra parte, la APDDA centró la IV Jornada parlamentaria de protección animal celebrada en septiembre en el análisis del delito de maltrato animal recogido en el Código Penal, en colaboración con la
nueva asociación INTERcids-Operadores Jurídicos por los Animales. En las conclusiones valoramos positivamente la reforma de 2015, en la que se atendieron parcialmente las propuestas de nuestra asociación: se amplió el concepto de animal doméstico protegido por la ley, se tipificó la explotación sexual de animales, se consideró delito el abandono de animales en lugar de falta, se extendió la pena adicional de inhabilitación de tenencia de animales más allá de los profesionales, se agravó la pena en cuatro circunstancias agravantes y en caso de muerte del animal… Pero también consideramos que es preciso abordar ya en esta misma legislatura una nueva reforma que corrija algunas cuestiones pendientes. Entre ellas, destaca por supuesto la inclusión de un subtipo agravado que garantice la entrada en prisión del maltratador, pero también hay otras que no deben olvidarse.

Ha llegado el momento de proteger también al animal en estado silvestre. Resulta inconcebible que sea
delito matar a un animal que viva en una casa, pero que no lo sea si vive libre en el campo. El reciente escándalo por el video que muestra a unos individuos despeñando a un jabalí en los Picos de Europa ha servido para poner en evidencia esta laguna legal.

También se echa de menos que se tenga en cuenta expresamente la incautación provisional de los animales implicados o de todos los que pudieran estar en riesgo, con garantías para su bienestar e integridad. El reciente auto de la jueza del juzgado de instrucción nº 1 de Lugo que dictó orden de alejamiento de dos individuos con respecto a la perra a la que tiraron presuntamente por la ventana ha abierto el debate sobre la protección de los animales maltratados durante el proceso judicial.

Entre las conclusiones de nuestra IV Jornada, se enumeran una veintena de medidas concretas sobre las que los miembros de APDDA vamos a trabajar en los próximos meses: desde la imprescindible aclaración o supresión de términos como «maltrato injustificado» o «maltrato cruel» hasta dar la mejor respuesta al vínculo existente entre la violencia contra los animales y las violencias interpersonales, pasando por resolver la insuficiencia e inadecuación de instalaciones para albergar animales decomisados de diversas especies.

Hace dos años dimos un paso importante en el Código Penal en esta materia, pero la sociedad del siglo XXI nos demanda una nueva reforma que mejore sustancialmente la persecución penal del maltrato y el abandono de animales. Así lo demuestran los centenares de miles de personas que firman peticiones como esta de change.org. Emprendamos pues una nueva reforma acorde a la nueva concepción jurídica de los animales como seres vivos dotados de sensibilidad que se va a incorporar en breve al Código Civil y que debe abrir una etapa en la que los animales, también en el ámbito penal, sean sujetos de derechos bajo la protección de las leyes.

Chesús Yuste. Coordinador de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales (APDDA)