Entradas

El Colegio Amanecer de Alcorcón lanza un proyecto pionero que forma en empatía hacia los animales a los alumnos de Primaria

El proyecto, que recibe el nombre de ‘Emociones con Patas’, crea un espacio motivacional para fomentar el desarrollo de la inteligencia emocional y las habilidades sociales de los alumnos con el acompañamiento de perros y caballos.

El Colegio Amanecer de Alcorcón (Madrid) ha incorporado el Programa de Intervenciones Asistidas con Animales (IAA) ‘Emociones con Patas’ como parte de la asignatura curricular ‘Aprender Haciendo’, para formar en empatía hacia los animales a los alumnos de Primero de Primaria. Se trata de una experiencia piloto y se adelanta a la propuesta de la Ley Orgánica de Modificación de la LOE, que se implantará de forma escalonada durante los tres próximos cursos, de incluir la empatía hacia los animales en el currículum de la enseñanza obligatoria.

Tal y como explica Nuria Máximo, Directora y Coordinadora de la Cátedra de Animales y Sociedad de la Universidad Rey Juan Carlos, ‘Emociones con Patas’ surge una vez la empatía es incluida en la nueva Ley de Educación: “Llevo años diseñando proyectos de Formación en Valores para alumnos de los Grados de Educación Infantil y Primaria, y cursos de verano para profesores que incluyen la empatía, pero hasta ahora no habíamos podido diseñar un proyecto específico que trabajara la empatía hacia los animales como contenido curricular de una asignatura de Primaria”.

Los objetivos de la Cátedra de Investigación y Sociedad son, entre otros, mejorar la relación que los seres humanos tenemos con otras especies animales y el mundo natural, “por lo que la vía de la comunicación es el camino excelente si se quiere mejorar”, afirma Nuria, quien añade que “además trabaja con entidades rigurosas y responsable, así que, conjuntamente diseñamos ‘Emociones con Patas’”.

Este proyecto pionero en España, del que forman parte la Cátedra Institucional de Investigación Animales y Sociedad de la URJC, PsicoAnimal y Cita Terapias y Animales y el Colegio Amanecer, consta de 12 sesiones agrupadas en cuatro módulos, que son “Convivencia responsable, “Inteligencia emocional con perros”, “Inteligencia emocional con caballos” y píldoras de “Mindfulness”.

Debido a la situación actual provocada por el COVID, la metodología es on-line, señala Nuria, que afirma que “a través de las videollamadas conectamos a los equipos profesionales con las aulas y dentro del horario de una asignatura concreta. Los niños podrán conocer a 6 perros y 2 caballos en su entorno natural de vida, se les enseñarán los principios de la inteligencia emocional de los perros y los caballos, las bases fundamentales del cuidado de otros animales y estrategias básicas de autoconocimiento y gestión emocional”, recalca.

El equipo animal es intencionadamente heterogéneo y diverso en cuanto a las especies, las razas/no razas, el aspecto, las edades y el temperamento de los individuos que los componen. Así, los niños aprenden a identificar las emociones de individuos diversos y a apreciar el valor de cada uno con independencia de su raza, aspecto o edad. Todos los animales tienen en común que han sido adoptados y algunos han sufrido y superado situaciones de abandono y/o maltrato.

Sobre los beneficios que la empatía hacia los animales proporciona a los niños, Nuria comenta que “la empatía es un pilar fundamental en el desarrollo personal de los seres humanos, una herramienta de prevención de la violencia y generador de conductas prosociales. La empatía se ha demostrado como estrategia idónea de prevención del bullying escolar. Además, enseñamos a los niños a razonar y generar pensamiento crítico a través de las relaciones con los animales y el medio natural por un mundo más pacífico”, subraya.

En esta línea, existe una abundante literatura científica sobre los beneficios de la formación en empatía hacia los animales como estrategia de prevención de la violencia interpersonal y específicamente del acoso en las etapas escolares. De la empatía, la capacidad de ponerse en el lugar del otro, surge todo el abanico de conductas prosociales, como la compasión o la solidaridad. Todos ellos son factores protectores frente a la violencia social.

Por su parte, Fernando Bello, director del Colegio Amanecer explica que “en nuestro colegio las emociones tienen un valor fundamental en el proceso educativo. Pero no solo las que proyectamos o percibimos en las personas que nos rodean, sino con todo nuestro entorno. Por esta razón, este proyecto nos pareció realmente interesante y hemos querido acercarlo a nuestros alumnos incorporándolo en nuestro programa pedagógico”.

Vall d’Hebron estudia los beneficios de la hipoterapia en la recuperación de los niños después del tratamiento por cáncer

El objetivo del proyecto «Cabalgando la Vida» es analizar si la rehabilitación asistida con caballos disminuye las secuelas a medio y largo plazo que la terapia oncológica puede ocasionar en niños y niñas y adolescentes que hayan sufrido un cáncer con afectación al sistema nervioso central.

Los niños y niñas sobrevivientes de cáncer pueden tener secuelas a medio y largo plazo derivadas de la propia enfermedad y de la terapia oncológica a la cual deben hacer frente. Por este motivo, es importante hacerles seguimiento, no sólo para prever la recaída o la aparición de otro tumor, sino también para analizar estas secuelas.

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de estos niños, una nueva investigación analizará los beneficios de la rehabilitación asistida con caballos. Se trata de un estudio impulsado por la Fundación Real Club de Polo de Barcelona, ​​que llevan a cabo el Hospital Universitario Vall d’Hebron y las Escuelas Universitarias Gimbernat en colaboración con la Fundación Federica Cerdá y la Asociación Española Contra el cáncer (AECC).

La hipoterapia o terapia con caballos es una disciplina que utiliza la relación de la persona con el caballo para mejorar tanto parámetros físicos (como la función motora, la posición, el equilibrio, la marcha…) como parámetros psicológicos. Esta terapia ya ha evidenciado beneficios en estudios previos en personas con parálisis cerebral, trastornos del espectro autista o en adultos después de la terapia oncológica. Ahora, este nuevo estudio, conocido como «Cabalgando la Vida», quiere analizar si la rehabilitación asistida con caballos disminuye el impacto a medio y largo plazo de la terapia oncológica en niños y niñas y adolescentes que hayan sufrido un cáncer con afectación del sistema nervioso central.

El ensayo clínico que se realiza en Vall d’Hebron y que ya está en marcha ha incluido hasta ahora 15 participantes de entre 4 y 18 años, entre 6 meses y un año después de recibir el alta de la terapia oncológica. De estos, la mitad siguen la terapia asistida con caballos, además de las pautas de tratamiento y seguimiento indicadas para su enfermedad, mientras que la otra mitad sólo continúa con el tratamiento y seguimiento habituales.

La rehabilitación consiste en 24 sesiones individuales, una por semana. Con la ayuda de un rehabilitador especializado en hipoterapia, los niños hacen un montón de actividades con el caballo para estimular la memoria, la habilidad y la motricidad así como mejorar su estado de ánimo. En las sesiones, los niños y niñas van a buscar el caballo en el establo, hacen la higiene básica, lo cepillan, le ponen la silla, le dan de comer, lo montan y hacen juegos y actividades de rehabilitación sobre el animal.

«Durante el estudio, analizamos variables físicas como el equilibrio o la coordinación, y otras psíquicas como el estado general de salud, la ansiedad, depresión, estado de ánimo, sociabilidad, etc., para observar si su calidad de vida mejora», destaca la Dra. Anna Llort, adjunta del Servicio de Oncología Pediátrica del Hospital Universitario Vall d’Hebron y investigadora del grupo de Investigación Traslacional en Cáncer en la Infancia y la Adolescencia del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR).

«Hasta ahora estamos comprobando que tanto la experiencia de montar el caballo y la interacción con él como el propio movimiento sobre el animal hacen mejorar estos aspectos. Asimismo, confiamos en que la terapia aporte beneficios a nivel emocional, mejorando la autoestima y favoreciendo el estado anímico del paciente», asegura Anna Salón, psicóloga del Servicio de Oncología Pediátrica del Hospital Universitario Vall d’Hebron y del grupo de investigación Traslacional en Cáncer en la Infancia y la Adolescencia del VHIR.

«Durante la monta, el caballo transfiere al jinete su movimiento tridimensional, que le permite un trabajo articular y muscular desde la pelvis a través de los isquiones hasta la primera vértebra cervical, respetando la fisiología del movimiento del tronco humano. Esto hace que funciones propioceptivas y exteroceptivas sean solicitadas y ejecutadas al mismo tiempo. Estos niños toman conciencia de su situación y se adaptan hasta llegar al movimiento normal gracias a la cadencia del paso coordinado del caballo», explica Teresa Xipell, fisioterapeuta y directora de hipoterapia en la Fundación Federica Cerdá. «Además, el caballo y el entorno a la naturaleza hacen que estas actividades les sean de una gran motivación», añade.

El proyecto «Cabalgando la Vida», subvencionado por la Fundación Real Club de Polo de Barcelona, ​​tiene como finalidad relevante la divulgación de los beneficios de la simbiosis entre el caballo y el ser humano a lo largo de la historia. «En una reunión con la Fundación Federica Cerdá, decidimos emprender este proyecto que entronca con una larga relación de la medicina y el caballo. Comenzó con Hipócrates (su nombre significa «Dominador de caballos») y continuó con una larga tradición de ilustres practicantes de la ciencia médica que ponderaron los beneficios de la monta a caballo para el cuerpo humano. Hoy, las cualidades de esta disciplina son ya evidentes en todo el mundo «, explica Emilio Zegrí, presidente de la Fundación Real Club de Polo de Barcelona, ​​quien reconoce que «no se nos ocurre un proyecto más bonito para que se conozca lo que nos pueden dar nuestros amigos, los caballos».

El ensayo clínico comenzó a finales de 2019 y se tuvo que detener el inicio de la pandemia. «Las familias tenían muchas ganas de retomar la terapia porque han podido observar un beneficio en la evolución tanto en el estado físico de sus hijos como en su autoconfianza», concluye la Dra. Llort, quien agradece el esfuerzo por parte de las familias, ya que las sesiones requieren una elevada disponibilidad y flexibilidad para poder asistir a la hípica donde se hace la rehabilitación. Ahora, las sesiones se han retomado y el objetivo es aumentar la muestra para que más niños y niñas se puedan beneficiar y se pueda analizar cuál es el impacto que la terapia con caballos puede tener.

Atando al viento. Reflexión sobre la 3ª edición de El Venadito

“Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría que es de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual escarabajos de cristal negro”

Juan Ramón Jiménez Platero y yo

Los ojos. Esos ojos que nos miran, pero a los que pocos hemos mirado.
Esos ojos que nos dicen basta, ya no más, déjame correr libre.
Esos ojos que en silencio gritan.
A esos ojos es a los que el equipo de El Venadito ha mirado, ha comprendido y en esta 3ª edición de la bienal hemos querido dar luz.

Montserrat Pérez, creadora del espacio siNesTesia, y comisaria de la exposición, nos vuelve a traer una nueva edición de la muestra con los équidos como protagonistas.
Hasta el 31 de enero el Museu de Ciències Naturals de Granollers exhibirá 50 obras, hechas por artistas de manera altruista, que nos harán repensar nuestra relación con este tan maltratado animal.

En palabras de su comisaria, el caballo, más bien dicho, el maltrato hacia el caballo, tiene su conflicto en el uso.
Usamos a los caballos. Para montar, llevar cargas, hacer exhibiciones… Los usamos y cuando ya no sirven, los desechamos.

Hace 10 años, en una entrevista que hice, me dieron un dato que me horrorizó: 70.000 caballos se enviaban anualmente al matadero cuando ya no servían.
Cuando ya no Nos servían.

Su belleza, su fuerza, su nobleza, han sido su peor enemigo. Pues el ser humano tiende a querer dominar todo aquello que lo supera.

Pusimos riendas al viento.

Pie a tierra. De tú a tú. Nadie por encima de nadie. Así es como debería ser nuestra relación.

Sin cuerdas de por medio. Vienes porque quieres. Sin pistas, ni circuitos, ni barreras. Sin fustas, ni espuelas, ni sillas de montar.

Pusimos montura al viento.

Te adornamos las crines y proclamamos tu posesión. Te sometimos. Clavando tus cascos al duro suelo.

Y olvidamos por completo quién eras, qué te gustaba, que querías hacer.

Encerramos al viento.

Yo te he montado, yo te he obligado a correr, yo te he puesto la brida y azuzado con la fusta.
Yo y tantos otros.
Y no te lo mereces. Al menos lo mínimo que te pueden conceder aquellos que todavía te montan es cuidarte bien y hasta el final.

Conozco muchos jinetes que adoran a sus caballos, que los miman y que participan activamente en rescates y ayudando a protectoras de équidos. Decir lo contrario sería mentir.
Pero a vosotros, jinetes, os animo a descender de la montura y a caminar a su lado.
Es mejor.

A los que no tengáis contacto con el mundo del caballo os invito a ir a los santuarios, como el de ADE y CYD, con los que la muestra colabora, y descubrir como son estos animales en verdad.
A conocer sus historias de supervivencia. La mayoría escritas, todavía, en su piel y en sus ojos.

Os invito a conocerles como caballos, no como a unicornios o pegasos. No son juguetes para niños ni retos para adolescentes. No son un deporte ni un transporte. No son objetos.

Pusimos riendas al viento.

Pero al viento no lo puedes atar.

Fotografías tomadas en la exposición

Autora artículo y fotos: Sílvia Esteve

Periodista y responsable de prensa de El Venadito

 

 

 

¡Dejemos en paz a los poneys!

Una europarlamentaria promueve la entrada en la cámara de un poney con funciones de perro-guía

Si eres un poney de una raza de baja estatura, como uno Mini-Shetland, tienes muchos números para acabar solo en un jardín como una mascota tronada sin más ambición que mantener el césped a raya. Seas más grande de talla o no, si eres un poney no superarás los 140 cm, es posible que acabes en una hípica o en una feria aguantando sesiones infinitas de niños que se afanarán por montarte. También, si por ejemplo eres un Asturcon, te puede tocar un pasaporte al matadero para que alguien se deleite con tu carne, o bien, si eres un Islandés, pueden asignarte a una explotación agrícola para trabajar duramente. Si eres muy lindo, seas de la raza que seas, puedes ser carne de concursos morfológicos, siempre y cuando se considere que cumples todos los requisitos que tiene que tener una determinada raza y, ahora también, y como última moda, puede ser que, a pesar de ser un poney, te encuentres totalmente desubicado haciendo de “perro guía” en un casco urbano.

Para aquellos a quien la estatura los pueda confundir, como por ejemplo quizás le pasa a la europarlamentaria Hilde Vautmans, quien recientemente promovió la entrada en el Parlamento Europeo de un poney con funciones de perro-guía, se hace necesario informar que un poney no es un perro. Un poney es un equino y al igual que las cebras, y los asnos pertenece a la familia de los equus ferus caballus. O sea, los poneys, hasta donde sabemos hoy, son caballos de baja estatura. Así pues, como caballos, los poneys, para tener una vida según su especie precisan: libertad, vivir en rebaño en espacios adecuados y disfrutar de una sana alimentación e hidratación. Hay que recordar que son herbívoros no glotones.

Si un poney es un caballo quiere decir que es un animal fóbico que se asusta con facilidad de todo el que desconoce. El miedo es un recurso evolutivo que hace que los herbívoros se mantengan en alerta constante para prever la presencia de posibles depredadores.

Si un poney es un caballo significa que es un animal que si no vive en compañía de los suyos se estresa porque no puede tener suficientemente controlado el territorio (es un trabajo que los equinos hacen en equipo).

Si un poney es un caballo se sentirá inquieto e inseguro si le hacemos salir del espacio que él considera su hábitat.

Si un poney es un caballo sus recursos comunicativos son los propios de un equino, es decir, que se expresa básicamente gestualmente y que su lenguaje y comportamiento son diferentes del de los humanos y del de los canes.

Digamos pues que un poney, por pequeño que sea y por mucho que nos sorprenda, no tiene una predisposición natural para asistir a humanos con necesidades especiales y que, para llegar a hacerlo, además de sufrir una doma larga y molesta se verá obligado a renunciar a los pilares básicos de su naturaleza: libertad, vida en grupo, posibilidad de huída. Lo que significa que tendrá que vivir bajo un estrés constante.

Llegados a este punto, me dirijo a la europarlamentaria Hilde Vautmans y le planteo dos cuestiones: ¿Si hay un animal predispuesto a ayudarnos hasta el infinito como el perro, con unas características para hacer tareas de asistencia que superan los poneys con creces y por goleada, podríamos dejar en paz a los poneys por favor que ya tienen bastante con el que tienen? ¿Antes de proponer que los poneys se conviertan en animales de asistencia podría informarse sobre las características de esta especie y velar para que tengan unas condiciones de vida mejores de las que tienen actualmente, no para empeorarlas? Gracias.

Marta Rey
Coach con caballos
Directora de Equànima

Carla Verde: «En Argentina no se están aplicando medidas para mejorar la situación de los animales»

Carla Verde, letrada y animalista, visitará Barcelona el 17 de Julio donde explicará la dramática situación que viven los animales en Argentina

Carla Verde es letrada, pertenece a una Entidad de Protección a los Animales No Humanos nacida en Argentina. El país austral destaca por razones muy distintas en lo que a los Derechos de los animales se refiere. La fuertísima inflación y la desprotección a los más vulnerables están agravando problemas endémicos como son los animales errantes y la cría indiscriminada y la controvertida respuesta de los colegios profesionales a los programas de esterilización masivos. El zoo de Buenos Aires cerró sus puertas y la movilización social hacia las otras especies se multiplica. Luces y sombras de Ultramar que Andrea Verde expondrá en su visita a Barcelona el 17 de Julio. 

La terrible situación económica e inflacionaria está repercutiendo también en los animales?

Definitivamente. El aumento de la inflación en Argentina en este año fue del 12%, y se estima que para fines del 2017 incremento será de un total del 28%. A ello hay que sumarle la quita de subsidios de los servicios públicos (gas, electricidad, agua), la suba del combustible y el transporte, entre otras cosas. Por supuesto, que esta degradación del poder adquisitivo generó un aumento en el índice de pobreza e indigencia, y los pocos recursos económicos disponibles están destinados a soportar las propias necesidades básicas de la gente. De este modo, las personas se encuentran obligados a destinar menores recursos económicos a sus animales de compañía. No solamente en la atención veterinaria, sino también en la alimentación.

El Gobierno está poniendo remedio?

La situación económica empeora cada vez más, sin entrar en detalles sobre ello, no hay medidas destinadas a contribuir con la situación de los animales. Desde la Fundación recibimos numerosos pedidos de donaciones de alimento, lo que antes no ocurría.

Cómo lo afronta la ciudadanía?

La mayoría de los casos reflejan abandono de animales, falta de alimentación, búsqueda de adoptantes para sus animales, aumento de animales en las calles, y como siempre; la falsa idea de que los refugios y asociaciones animalistas tienen la obligación de responsabilizarse por los animales en situación de calle.

Qué destacarías de los movimientos sociales pro animales en Argentina?

Cada vez hay más movimientos pro animales en el país. Sin perjuicio de lo cual, es el Estado el que debe responsabilizarse por la superpoblación de animales. Es importante que aumente el número de proteccionistas, pero no hay que olvidarse que los particulares no podemos reemplazar al Estado y hacernos cargo de la falta de medidas públicas como atención veterinaria gratuita y castraciones masivas. Sin aquellas políticas, las asociaciones y refugios siempre vamos a estar colapsados de casos

Muchas personas se están haciendo veganas en uno de los países con mayor exportación cárnica del mundo?

Sin dudas aumentó el número de personas veganas en la Argentina, pero ello no implica un aumento significativo. Cada vez hay mas productos veganos, pero ellos solo se encuentran en comercios específicos y sus precios suelen ser relativamente altos.

Se nota la sensibilidad animalista en la industria peletera?

A partir de la presión de grandes asociaciones las grandes marcas reconocidas comenzaron a dejar de utilizar pieles de animales. En Argentina, la industria se dedica más al cuero que a las pieles. Si bien no hay una lucha específica contra el cuero, algunas marcas lanzaron líneas veganas, pero como una posibilidad dentro del mercado.

El asado es una institución nacional ¿cómo lo solventan?

Los precios de la carne aumentaron significativamente, por lo que la tradición del asado debió disminuir. Pero ello no se debe a un sentimiento animalista, si no a la situación económica del país.

De hecho, a finales del siglo XIX ARGENTINA tenía ya una ley pionera en protección animal

La primera ley de protección animal es del año 1891, conocida como “Ley Sarmiento”. Aquella norma solamente preveía la multa como sanción a los malos tratos perpetrados a los animales. Sin embargo, en 1954 se sancionó la ley de maltrato animal (la que actualmente continúa vigente) que estipula penas de 15 días a 1 año de prisión. A finales del 2016 se agregó como normativa la ley penal que prohíbe las carreras de perros en todo el país. Actualmente, hay numerosos proyectos de reformas a la ley de maltrato con mayores penas de prisión y que abarcan otras conductas más taxativas sobre el maltrato; como por ejemplo la zoofilia.

¿Cómo valorarías el cierre del Zoo de Buenos Aires?

El zoo de la Ciudad de Buenos Aires no se cerró. En teoría se está llevando a cabo una reconversión en un parque recreativo y educacional para contribuir a la conservación de la biodiversidad. Todo ello bajo el nombre de “Ecoparque”. En la práctica, hay numerosas denuncias sobre muertes de animales por negligencia, algunos traslados de animales se realizaron a otros zoológicos en el interior del país (y continúan en las mismas condiciones de encierro) La orangutana Sandra, quien fue beneficiada por un habeas corpus para su liberación, aun se encuentra privada de su libertad y sus planes de liberación se encuentran postergados hace varios años. Es una transformación muy precipitada, desorganizada e improvisada donde los animales son los únicos perjudicados.

Y el uso de caballos para acarrear con los cartones y pesadas cargas?

El uso de caballos y la tracción a sangre es una problemática que, a pesar de los avances tecnológicos, aun es de uso frecuente en Argentina, especialmente en el interior del país. Si bien algunos municipios realizaron entregas de motocargas a cambio de los caballos, lo cierto es que esta práctica se continúa utilizando, con el consecuente abuso, maltrato y muerte de miles de caballos.

¿
Qué sentencias en pro del bienestar animal destacarías? 

A fines del 2014 la Justicia reconoció la calidad de sujetos de derechos a los animales no humanos. Ello a partir de la interposición de un habeas corpus solicitado para la liberación de la Orangutana Sandra, y el que fue concedido. Aquella sentencia fue utilizada como antecedente por distintos tribunales a lo largo del país.

¿Y fracasos legislativos que os han indignado?

Si bien se reconocieron derechos a los animales no humanos, ello fue jurisprudencialmente. Mientras tanto, el Código Civil argentino (el que fue reformado recientemente en el año 2015) aun establece que los animales son “cosas”, son objetos. Eso debe modificarse de inmediato.

También hay numerosos proyectos de leyes que pretenden modificar la actual ley de maltrato animal, pero también establecen “regulaciones” sobre actividades que se encuentran prohibidas; como corridas de toros, riñas de gallos o carreras de perros.

Por otro lado, también hay un proyecto (con media sanción) que pretende regular la experimentación con animales bajo el nombre de “Protección para los animales de experimentación”. Está claro que la experimentación no se regula, se prohíbe.

Hay especies locales en peligro de extinción?

Argentina es un país enorme con gran cantidad de fauna autóctona. Existen numerosas especies en peligro de extinción, como por ejemplo el yaguareté, el tatú carreta, el tapir, el huemul, el cóndor andino, entre otros. La deforestación, la agricultura y la consecuente destrucción de sus hábitats favorecen a su extinción. A ello hay que sumarle la caza ilegal y el tráfico de animales exóticos.

En Buenos Aires pueden ir sueltos los perros con dueño? ¿Pueden acceder a los parques?¿Cuentan con áreas específicas?

En la práctica los animales pueden ir sueltos, aunque existen leyes que señalan ciertas razas de perros como peligrosas; por lo tanto, deben estar atados y con bozal. Incluso deben estar registrados. Eso no se cumple.

La ciudad de Buenos Aires cuenta con numerosos espacios verdes, como plazas y lagos, e incluso se crearon espacios dentro de algunas plazas con juegos para perros. Por lo general no hay inconvenientes en que se encuentren sueltos o sin bozales, aunque se han registrado casos de mordeduras.

Algo que nos sorprende es la existencia de perros en la calle, sin dueños. Cuéntanos, cuantos, donde, porque….

Cada vez hay más perros y gatos en situación de calle. Como expliqué la falta de políticas públicas sobre castraciones masivas y la situación socio económica del país fomentan a la superpoblación de animales. Así como no existen hogares disponibles para la cantidad de animales abandonados, tampoco hay hospitales veterinarios gratuitos, lo que fomenta el abandono y el desamparo.

¿Y los gatos? ¿Hay una protección desarrollada de los gatos ferales?

No hay protección para los gatos ferales, ni para las colonias de gatos.

Cuéntanos sobre los perros de complexión fuerte, molosoides o de presa ¿Están sometidos a una regulación específica?

Si bien no hay una legislación nacional al respecto, cada provincia legisló sobre las razas de perros que son potencialmente peligrosas; por ejemplo: los dogos, doberman, pastor alemán, cané corso, bull terrier, etc. También son consideradas peligrosas sus cruzas u otros perros que superen los 20 kilos y otras características como mandíbula grande. Sobre ellos se establecen obligaciones a sus dueños como usar correa, bozal, identificación, registrarlos y contar con cerramientos en sus hogares.  

El dogo argentino se ha extendido por todo el mundo, se cuenta de su origen de la controvertida obsesión de un médico para conseguir perros fieros….

El dogo es un perro que generalmente no se encuentra en la Ciudad de Buenos Aires, si no más bien en las provincias donde hay viviendas con grandes terrenos. Lamentablemente se utilizan como perros guardia con meros fines de seguridad.

Una raza que se ha puesto de moda en Argentina es la del bulldog francés, con todos los problemas físicos que acarrean esos animales, la gente está dispuesta a pagar grandes sumas de dinero e incluso a reproducirlos sin ningún tipo de control sanitario.

Existen campañas solidarias de esterilización espectaculares verdad? No sin sufrir el «boicot» paradójico de colegios veterinarios

Existen numerosas campañas de castración en todo el país (algunas a bajo costo, otras gratuitas) Estas campañas vienen a suplir las inexistentes campañas masivas que debería proveer el Estado. Sin embargo, las asociaciones que llevan adelante estas campañas sufren la persecución de los Colegios Públicos de Veterinarios. Incluso los profesionales que realizan las castraciones son sancionados por incurrir en competencia desleal con el resto de sus colegas.

Cuál es el problema más grave en Argentina que concierne a los animales?

El incumplimiento de las leyes, la falta de investigación de casos de maltrato animal, la falta de protección a la fauna autóctona, el tráfico ilegal de especies, el inexistente control de criaderos clandestinos de gatos y perros y su posterior venta, la destrucción de los ecosistemas de los animales… son muchos.

Cuáles son los objetivos de la Fundación por los Derechos de los Animales No Humanos?

Promover legislación en relación a los derechos de los animales, denunciar su incumplimiento, promover políticas públicas y gratuitas de salud animal, denunciar actos de maltrato animal y el seguimiento de causas en la justicia, brindar asesoramiento a organismos públicos y privados, realizar y difundir prácticas de esterilizaciones masivas, entre otros.

Cuáles son los planes de la Fundación por los Derechos de los Animales No Humanos?

Continuar interviniendo ante incumplimientos de las leyes proteccionistas de animales, controlar las nuevas reformas que se están discutiendo, evitar legislaciones que atenten contra los derechos de los animales y lograr que finalmente se cumplan las normativas vigentes.

Qué nuevas iniciativas podrás destacar?

Numerosos municipios prohibieron el uso de fuegos artificiales. Es sabido que la pirotecnia afecta a los animales, especialmente durante la época de las fiestas de navidad y año nuevo.

Por supuesto, los comerciantes se opusieron a estas normativas locales y recurrieron ante la justicia. Distintos tribunales a lo largo del país se han pronunciado a favor y en contra de estas leyes.

Ahora bien, la prohibición de la pirotecnia resulta fundamental, pues, su uso afecta tanto a animales como a personas ancianas, con autismo, con síndrome de down, ex combatientes, entre otros.