Entradas

Barcelona abrirá las playas para la práctica deportiva, pero sin perros

Barcelona abrirá las playas para la práctica deportiva individual el viernes 8 de mayo. El acceso a la playa para hacer deporte no podrá ser con la compañía de un perro.

Eloi Badia, concejal del Ayuntamiento de Barcelona, ​​ha anunciado que: «El viernes facilitaremos la apertura de las playas para la práctica deportiva individual, para correr y hacer natación, durante el horario deportivo de la mañana, es decir, de 6:00h a 10:00h de la mañana. Por lo tanto, podremos disfrutar de este espacio de primer orden para hacer deporte con la máxima seguridad sanitaria». Desde Animalados hemos hablado con el consistorio y nos ha especificado que la práctica deportiva no podrá hacerse con la compañía de un perro.

El Concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica de Barcelona ha detallado que: «Habrá dos puntos de acceso en cada playa con un dispositivo de la Guardia Urbana en cada punto para hacer una gestión controlada, aunque también pedimos máxima colaboración por parte de todos los vecinos de la ciudad, sobre todo por parte de los deportistas. Habrá un punto de entrada específico para los deportistas federados, que estará ubicado en la playa del Bogatell «.

Sobre los deportistas federados, Eloi Badia ha aclarado que: «Los profesionales pueden hacer un uso deportivo de hasta dos veces al día, por lo tanto, podrán utilizar también las playas durante la jornada deportiva de la tarde. Los deportistas de élite tienen algunas recomendaciones específicas que facilitaremos para que puedan hacer su práctica deportiva».

Por último, el concejal del Ayuntamiento de Barcelona ha recordado que: «Hablamos de hacer deportes de manera individual, no se pueden practicar deportes colectivos. Tampoco se podrá ir en coche hasta la playa, hablamos entonces de una práctica deportiva de proximidad. Tampoco se podrá ir a pasear o para estancias, el uso es exclusivamente deportivo». Sobre la natación dijo que: «No habrá servicio de socorrismo, por tanto, esta actividad será bajo la responsabilidad de cada uno».

El Ayuntamiento de Barcelona nos ha aclarado que con estas primeras medidas de desescalada «la playa de perros de Llevant seguirá sin estar operativa». Existe aún mucha incertidumbre sobre cuándo podrán los peludos volver a disfrutar de este espacio, pero todo hace indicar que esta posibilidad no se contemplará hasta la fase 3 de la desescalada, cuando se habilite el uso recreativo de las playas.

Playa de Levante de Barcelona

El 19 de julio de 2016 se inauguró la playa de perros de Llevant. Un espacio separado físicamente del resto de la playa de Llevat, con una superficie de unos 1.250 metros cuadrados y un aforo limitado a 100 perros, por motivos de seguridad, que mantiene las vallas perimetrales en la zona del rompiente con el agua y el espigón, para evitar que los perros puedan salir.

La playa de Llevant es un espacio ubicado en el distrito de San Martí con una longitud de 375m y una anchura de 74m. Va desde el espigón de Selva de Mar hasta el espigón de la Rambla de Prim. Es la última de las playas creadas en el litoral de Barcelona, ​​se incorporó a la ciudad en 2006. Durante la temporada de verano, la playa dispone de un área delimitada para el acceso de los ciudadanos con perro.

La playa para perros de Llevant cuenta con dos informadores ambientales que controlan que los perros que acceden al espacio están identificados con microchips. Este servicio de información también realiza tareas de seguimiento, reparto de bolsas de recogida de excrementos y dan toda la información necesaria a los usuarios.

El espacio cuenta con un mobiliario urbano adaptado a los usuarios y a los perros: una fuente para beber o abrevadero adaptado a todo tipo de perros (grandes y pequeños), ducha para perros, urinarios urbandogs, con base plástica filtrante y dos duchas para personas con un banco para descansar.

Recordemos que en el resto de playas del litoral de Barcelona sigue vigente la prohibición de acceder con perros durante la temporada de baño, a excepción de los perros de asistencia, que pueden acceder siempre. Aquí puedes encontrar más playas para perros en Cataluña.

El Gobierno autoriza la caza de conejos y jabalíes durante el estado de alarma

El Gobierno ha emitido un comunicado a las comunidades autónomas para que autoricen la actividad cinegética durante el estado de alarma. El objetivo de esta medida es evitar los daños agrícolas que causan las supuestas sobrepoblaciones de conejos y jabalíes.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha autorizado la caza tras recibir las quejas del sector ganadero de territorios como Murcia, Andalucía o la Comunidad Valenciana, entre otros. Tras atender a estas peticiones, el Gobierno ha permitido a las comunidades autónomas autorizar la actividad cinegética con el objetivo de evitar daños agrícolas y prevenir también la propagación de enfermedades animales como la peste porcina.

En la Región de Murcia, por ejemplo, la Consejería de Medio Ambiente ha autorizado la caza en diez municipios para el control cinegético del conejo y jabalí cuando existan daños importantes y se disponga de las autorizaciones emitidas por los agentes medioambientales. Para ejecutar dicha actividad habrá un máximo de dos personas por autorización desplazándose en coche, una delante y otra atrás del vehículo y siempre con mascarilla y guantes. Las dos personas deberán mantener siempre una distancia mínima de dos metros de seguridad durante la práctica de la caza.

La Comunidad Valenciana es otro territorio donde también se han activado ya controles de fauna cinegética durante el Estado de Alarma. Según los ganaderos, la sobrepoblación de animales como el conejo de monte o el jabalí está causando unos daños incompatibles con la rentabilidad de la actividad. La Dirección General de Medio Natural y Evaluación Ambiental considera necesario reactivar la caza para controlar especies cinegéticas pese al estado de alarma que sigue instaurado en España.

PACMA ha dado su opinión sobre la autorización del Gobierno a las comunidades autónomas para volver a la actividad cinegética: “Consideramos que la caza es una actividad violenta que debe prohibirse. Además, es intolerable que se permita en estado de alarma y en una situación como la actual, al carecer además de informes que lo acrediten. Exigimos al Gobierno y a la Dirección General de Derechos de los Animales que recuerden de nuevo estos a las autonomías, y que no cedan a las presiones de los cazadores”.

Ante los supuestos problemas causados por la proliferación de animales en las explotaciones agrarias, el Partido Animalista asegura que hay “un elevado número de granjas cinegéticas presentes en comunidades como Castilla-La Mancha, donde existen 144 autorizadas, y que precisamente está preparando una autorización para permitir la caza de conejos”.

“En estas granjas se crían, entre otros animales, jabalíes y conejos, que posteriormente se sueltan para que los cazadores los maten”. Por tanto, según PACMA la recomendación del Gobierno sobre el control poblacional de algunos animales “carece de una razón que justifique la vulneración de las medidas impuestas por el estado de alarma”.

Cinco actividades para hacer con el perro durante el confinamiento

El estado de alarma ha reducido el tiempo de los paseos y la actividad física de los perros, quienes igual que las personas, pasan muchas horas dentro de sus casas y necesitan encontrar distracciones para amenizar el confinamiento. Por este motivo, desde Animalados te proponemos cinco actividades diferentes para realizar con el perro sin salir de casa.

EJERCICIO FÍSICO

El estado de estrés o la mala conducta de algunos perros pueden estar relacionados con la falta de ejercicio físico del animal. La mayoría de los canes necesitan liberar energía y realizar entre una hora o dos de actividad física cada día, en función de la raza del animal.

Ante la imposibilidad de salir a correr por una montaña o ir en bici mientras el peludo corre detrás de ti, existen numerosas alternativas de ejercicios físicos que puedes realizar dentro de las cuatro paredes de tu casa. Estos son dos ejemplos que puedes practicar, aunque existen muchas posibilidades más.

-Jugar con una pelota. Es uno de los juegos más típicos pero que más agradan a los perros. La persona debe lanzar una pelota (o un objeto parecido) para que el can vaya detrás de ella y la traiga de vuelta a las manos del humano. El ejercicio debe repetirse diversas ocasiones hasta el que peludo se muestre cansado. El animal pone en práctica su velocidad, resistencia e intuición con la práctica de este ejercicio.

-Circuitos de agility en casa. Esta disciplina es una de las favoritas de los perros. A pesar de las limitaciones causadas por el espacio, podemos crear pruebas caninas de agilidad dentro de nuestra casa. Es importante utilizar materiales que no causen daño, preferiblemente plásticos, para la construcción de estructuras como pequeños túneles, postes de zig-zag o balancines. Lo más importante a la hora de crear un circuito de agility es velar por la seguridad del perro. Para despertar el interés del can en este tipo de ejercicios es importante el uso de refuerzos (comida) al final de los circuitos como meta.

EJERCICIOS DE ADIESTRAMIENTO

El periodo de confinamiento puede ser ideal para trabajar ejercicios de conducta básica del animal. El experto en educación canina Enrique Solís propone la realización de diferentes ejercicios cortos, de unos cinco minutos, a lo largo del día para aprovechar el tiempo libre en la enseñanza de órdenes de adiestramiento en positivo.

Mediante el uso de refuerzos como la comida, el animal puede aprender qué puede hacer y qué no. Un ejemplo de aprendizaje lo encontramos en explicar al animal dónde debe ubicaerse para descansar o dormir en una zona concreta de la casa. Este sistema reforzará el buen comportamiento del animal y mejorará la convivencia entre el peludo y las personas con las que convive. A través de este vídeo, el centro de Adiestramiento LealCan nos muestra cómo conseguir este objetivo.

https://www.youtube.com/watch?v=6vCdN3ZDDyo

JUGAR AL ESCONDITE

Jugar al escondite con el perro dentro de casa es un plan que puede resultar muy divertido para las personas y los animales. Además de la diversión que aporta, esta actividad potencia el olfato de los canes y su capacidad de rastreo.

Podéis jugar de la manera más tradicional, que sería escondiéndose en algún lugar de la casa y llamar al perro para que encuentre a la persona. Otra manera de jugar consiste en ocultar algún juguete del can para que se entretenga buscándolo. Por último, puedes esconder algún refuerzo de comida que agrade al perro para que dedique un tiempo a su búsqueda.

Esta actividad tan sencilla suele agradar mucho a los animales, eso sí, si el perro no consigue el objetivo de encontrar a la persona, juguete o alimento, debes ayudarlo, darle pistas para que no se estrese y el ejercicio no resulte contraproducente.

JUEGOS CON OLORES

Enrique Solís, director del centro de Adiestramiento LealCan, propone juegos de estimulación olfativa para el perro durante el confinamiento. Un ejemplo sería colocar un alimento del agrado del animal dentro de un cajón archivador o de algún lugar que el animal pueda abrir con el hocico. Al principio, el cajón lo colocaremos completamente abierto para que el can encuentre el refuerzo (el alimento) y lo reconozca. Poco a poco iremos cerrando el cajón para que el peludo pueda simplemente con una ranura estrecha ir abriendo el cajón con su propio hocico. Con este ejercicio se consigue la activación mental del perro, pero concretado en el olfato y en los refuerzos que va a recibir.

Otro ejercicio con olores que propone Enrique Solís consiste en utilizar un molde de madalenas, o algún objeto similar, para colocar refuerzos alimenticios dentro de los huecos donde se colocarían las madalenas. Los refuerzos deben taparse con pelotas, algún papel doblado o cualquier objeto que impida la visibilidad del alimento. El objetivo es que el animal localice por si solo los refuerzos y aparte los objetos que tapan el alimento. Con esta actividad el can trabajará la activación mental a través de la estimulación olfativa. Si no tenéis moldes de madalena se puede hacer con las cajas de los huevos.

DOGA

El doga es una variación del yoga creada para que los animales de compañía puedan practicarlo junto a las personas. Esta actividad aporta numerosos beneficios tanto a los animales como a los humanos y, además, es muy fácil de practicarlo dentro de casa. El objetivo principal de esta disciplina es crear una conexión profunda con nuestro can y lograr un amplio estado de relajación.

Perros y personas tienen que trabajar juntos, como si fueran una sola unidad. Los humanos deben ayudar a los canes para crear diferentes figuras estéticas a la vez que la actividad se harmoniza con una música relajante. El doga combina posturas propias del yoga con técnicas de masajes para perros.

Esta actividad ayuda a estrechar lazos y fortalecer vínculos entre las personas y sus animales de compañía. Es un ejercicio sencillo y perfecto para pasar un buen momento de relajación y liberar así tensiones musculares acumuladas. En YouTube encontrarás muchos vídeos tutoriales sobre cómo comenzar a practicar el doga.

La Fiscalía teme un abandono masivo de perros cuando finalice el confinamiento

La Fiscalía ha advertido de las numerosas adopciones de perros fraudulentas que se están produciendo para poder salir de casa durante el confinamiento.

La Fiscalía de Medio Ambiente ha alertado a través de un escrito de las numerosas adopciones de perros que se están produciendo durante el estado de alarma en España. Son muchas las personas que están buscando la compañía de un animal para poder salir a pasear y escapar así del confinamiento. Ante esta situación, la Fiscalía teme que una vez finalizada la crisis del Covid-19 se produzca un proceso masivo de abandono de animales.

Antonio Vercher, fiscal de Medio Ambiente, ha pedido en el escrito a los fiscales delegados de Medio Ambiente y Urbanismo de las Fiscalías Provinciales que estén atentos ante esta situación y lo denuncien tal y como se establece en el artículo 337 del Código Penal. Diversos centros de adopción ya han reconocido que han dado en acogida a la totalidad de sus animales durante los días de confinamiento. Muchas de estas adopciones se habrían producido por vía telemática.

El fiscal de Medio Ambiente ha declarado en dicho escrito que “el problema reside en que se desconoce si esas adopciones o acogimientos obedecen a intereses realmente honestos por parte de los adoptantes o si son simplemente planteamientos espurios y destinados a tener una excusa, por parte de los nuevos titulares para poder salir a la calle”.

Antonio Vercher ha advertido que, tras las numerosas adopciones, “es previsible que pasado el estado de alarma se empiecen a producir abandonos de animales adoptados en este contexto. El abandono de animales, en condiciones en que pueda peligrar su vida e integridad, constituye un delito del artículo 337 bis del Código Penal. Es por ello por lo que interesa que se comunique el presente oficio a las entidades públicas o privadas con competencias en la materia, de manera que estén en condiciones de informar a la Fiscalía de la realización de tal tipo de abandonos, facilitándose con ello la aplicación del Código Penal”.

Para finalizar, el fiscal ha explicado en la nota escrita que siguiendo esta estrategia se permitirá “no sólo estar en condiciones de valorar lo ocurrido, sino también preparar futuras estrategias de repetirse alguna pandemia igual o similar, amén de poder ser utilizada de plantearse algún análisis comparativo con el resto de los países de la Unión Europea o de cualquier otro ámbito en el que pueda ser de interés su uso”.

«El confinamiento provoca estrés en los animales de compañía»

El confinamiento está provocando estrés en los animales de compañía, quienes podrían sufrir problemas de socialización y trastornos relacionados con la separación cuando todo vuelva a la normalidad.

Jorge Quiroga, experto en modificación de conducta animal y director de la escuela de educación canina Single Track de Barcelona asegura que “el confinamiento por coronavirus está pasándoles factura a los animales de compañía, especialmente a los perros, quienes tienen unas necesidades básicas como especie y que, si estas no se cubren, repercute directamente en su bienestar”.

El educador canino explica que “no es fácil el estrés en la situación en la que nos encontramos, ya que al poder sacar al animal solamente un breve periodo de tiempo a la calle, no estamos cubriendo sus necesidades como especie. Hemos de respetar sus horas de descanso. Al estar nosotros todo el día en casa, el perro no descansa las horas que debería ya que estamos muy pendientes de él o él de nosotros”.

Sobre la nutrición del animal, Quiroga detalla que “los perros no están saliendo a pasear, correr, jugar, etc. Con lo que si les aportamos la misma alimentación puede ser que ganen peso». Sin embargo, también advierte que «si el perro tiene más hambre porque hemos reducido la cantidad de comida, podemos generarle estrés”. El especialista recomienda “suplir esta hambre con huesos o juguetes de morder para que el animal lo canalice a través de ellos, o bien mezclar el pienso que come normalmente con algún pienso bajo en calorías”.

Para mejorar la salud mental de los animales, el experto en modificación de conducta animal recomienda “aumentar los ejercicios de estimulación mental, juegos con los que el perro tenga que utilizar el olfato o enseñarle ejercicios nuevos. Romper con la rutina de paseos afecta a su estimulación mental, enriquecimiento ambiental y contacto social, tres cuestiones de suma importancia para el perro”.

El confinamiento puede afectar gravemente a la socialización de los perros. Quiroga reconoce que cuando todo acabe es posible que “les cueste interactuar con otros perros y puedan mostrar conductas de miedo o de agresividad. Esto solo sucederá con aquellos perros que ya hayan tenido problemas de este tipo anteriormente”. El educador también advierte que, una vez finalizada la cuarentena, “las ansias por volver a jugar e interactuar con otros perros les hagan ser demasiado bruscos y los otros perros puedan interpretarlo como una amenaza”.

Para Jorge Quiroga el principal problema tras el confinamiento será “la ansiedad por separación”. Pasar de estar muchas horas al día con el perro a regresar a la rutina habitual y estar con ellos menos horas “es un factor de riesgo para desarrollar un Trastorno Relacionado con la Separación”. Para prevenir esta situación, el especialista propone que “cuando se esté en casa, deberíamos dejar al animal a ratos solo en alguna habitación o sala ya que, de lo contrario, se acostumbrará a estar las 24 horas con nosotros y cuando todo vuelva a la normalidad, sufrirán”.