Entradas

“Queda mucho trabajo por hacer en cuanto a los derechos de los gatos, especialmente en los medios rurales”

María de los Ángeles Doval es una de las caras visibles de Micos do Barrio, una entidad de protección felina radicada en Santiago de Compostela que además de desarrollar el CER sensibiliza y forma dentro y fuera de Galicia.

¿Qué es una “bisbiseadora”?

Son las personas que gestionan las colonias. Les llamamos cariñosamente bisbiseadoras porque bisbisean a los gatos cuando llegan, así hacen una asociación positiva con ellas.

Como curiosidad, los gatos saben diferenciar los bisbiseos de cada una y si no los reconocen, no se acercan.

¿Han existido siempre y es una versión 2.0? ¿Cuáles son las diferencias?

Son gente 10 multitareas, ejercen labores de educación, sensibilización, de limpieza, de poda y desbroce, desparasitación, monitorización, elaboración y diseño de casetas y un largo etc.

El perfil actual de las personas que gestionan colonias en nuestra asociación es de gente con un nivel cultural medio alto, edades comprendidas entre 27 y 72 años, en su mayoría mujeres pero también hay hombres y además de alimentar, se preocupan por integrar las colonias en el barrio y no tener conflictos con el vecindario.

¿Cuidáis de los gatos de Santiago de Compostela pero también de las comunidades locales no?

Trabajamos en Santiago de Compostela, empezamos en el barrio de Fontiñas y poco a poco nos expandimos a otros. Muy puntualmente hacemos algo fuera de Santiago.

¿Sirve para todos que haya una red de entidades que desarrollen la gestión de colonias felinas?

Que haya una red de entidades puede ser enriquecedor, especialmente cuando tienen otro bagaje y más experiencia que nosotras. Cada cual tiene su nicho de trabajo y eso bien canalizado permite abordar diferentes campos.

¿Cómo es la colaboración con el Ayuntamiento?

Actualmente tienen una implicación limitada pero se van consiguiendo cosas por otras vías y eso es positivo.

¿Qué se debería esperar de un gobierno municipal?

Una actitud receptiva en mejorar la convivencia vecinal, revalorizar la ciudad y atender las necesidades que le demandan para mejorar la situación de todos y fomentar el bienestar animal.

Proponéis actividades como taller de casetas para gatos. ¿Os llueven las solitudes no?

Suelen tener buena acogida, es algo fácil, entretenido y que los usuarios disfrutan mucho.

Otro taller estrella es el de juguetes para gatos con materiales reciclados. Es una forma de enseñar a Reducir, Reutilizar y Reciclar residuos, a enriquecer el ambiente de los gatos a bajo coste y una forma de hacer seguimiento de las adopciones muy amable, además de una oportunidad de invitar a la ciudadanía a participar.

Tenéis una dimensión educativa muy importante. ¿Es fácil o es necesario?

La educación es la base, pero debe abordarse en todos los agentes sociales implicados, adaptándonos a ellos.

Al ser una asociación pequeñita, con recursos muy limitados, y carente de financiación pública, exige un pequeño sobreesfuerzo. Lo vemos como una oportunidad para potenciar la creatividad.

Ángeles eres la cara visible pero tu siempre, siempre hablas de equipo. ¿Por qué?

Porque aquí hay un gran equipo de trabajo, para que la rueda se mueva, mucha gente la empujó y todas esas personitas merecen su reconocimiento.

Tu intervención en el Foro Parlamentario Felino recibió una larguísima ovación ¿A qué crees que se debe?

Debo reconocer que me cogió de sorpresa. Quizás sea porque intentamos trabajar en positivo.

De allí ha salido tu invitación como tallerista a las segundas Jornadas Andaluzas. ¿Qué tal?

Bien, estas cosas asustan un poco pero ha sido una oportunidad de compartir experiencias y de que nosotras también aprendiéramos muchas cosas nuevas.

Y además junto a Noemí Bazarra a quien siempre has reconocido como parte del éxito de “Micos de Barrio”…

Sí, es una pieza importante y su experiencia en mediación resulta un punto muy enriquecedor para todos. Al igual que Noemí, existen otras piezas clave. Sin el trabajo de todas estas personas Micos no luciría. Es bueno que cada uno aporte lo que quiere y puede y el resto aprenda.

¿Qué opináis de la situación de los derechos de los gatos en Andalucía?

Creo que queda mucho trabajo por hacer.

¿Y en Galicia?

Igual! En algunas zonas, se han conseguido algunas mejoras pero hay muchos puntos olvidados, en especial, en el rural. Por otra parte, es importante tener presente que lo mejorable, debe mejorarse y debemos seguir avanzando, o al menos intentarlo.

Ofrecéis un modelo que más allá de la gestión felina. ¿En qué consiste?

Intentamos trabajar optimizando recursos. Por una parte trabajamos en calle mediante el CER y por otra, abordamos la parte educativa y de sensibilización.

También es espectacular lo imaginativas que sois para recabar recursos para esterilización y alimentación de los micos… Da la sensación de que vosotras deshacéis los obstáculos con trabajo y creatividad.

La vida es actitud y necesitamos una actitud positiva. Ya tenemos muchas adversidades y debemos trabajar buscando soluciones.

¿Qué consejo darías a quien quiera iniciarse en eso de cuidar de los gatos de su comunidad?

Que no vayan por libre, que intenten hacer red, que se asesoren, a poder ser de diferentes fuentes y que tengan una actitud receptiva, que vayan poco a poco, sobre todo buscando la forma de aprender y tomando cada error como parte del aprendizaje. Todos queremos lo mismo, mejorar la calidad de vida de los gatos de la calle y no morir en el intento.

“A los animales sólo hemos sabido tratarlos en función de su utilidad”

Helena Escoda es escritora, historiadora, postgraduada en Antrozoología y en Derecho Animal. Acaba de publicar “La historia de los gatos”, un riguroso y fascinante repaso de la complicada relación que hemos querido tener con los gatos. Es una defensora a ultranza del fin de la discriminación en función de la especie, es decir, trabaja contra el especismo.

¿La historia ha sido justa con los gatos?

No, para nada, ni con los gatos ni con el resto de los animales.

En una sociedad especista, la historiografía también es especista y por ello la historia se ha olvidado completamente de los animales y de todo aquello que ellos han hecho por nosotros y de todas las injusticias que han padecido por nuestra culpa. La historiografía y el pensamiento occidental no han tenido en cuenta la consideración moral que merecen, ni la ética, los animales no han estado incluidos más allá de su función utilitarista.

¿Es tu trabajo una oportunidad para desmontar mitos sobre los gatos?

¡Por supuesto! Todos los animales han sufrido el especismo y su explotación por parte del ser humano cuando ellos han aportado múltiples beneficios al progreso de la civilización. El pasado ya no puede cambiarse pero deberíamos reconocer y agradecer todo lo que los animales han hecho por nosotros. Los bueyes han trabajado la tierra como el que más, mulas, caballos y asnos nos han transportado y han cargado con nuestras mercancías, palomas transportando mensajes han salvado miles de vidas, etc. y no es cierto que los gatos sean egoístas y no hayan hecho nada, han sido nuestros aliados para proteger nuestros graneros.

¿Por qué España es el único país europeo donde sigue habiendo más perros que gatos en los hogares?

Desconozco estos datos y sus causas, sin embargo lo más importante es que los gatos que vivan en hogares españoles estén bien atendidos, reciban nuestro cariño y nunca sean abandonados, igual que los perros, los cuales también se merecen toda nuestra dedicación y afecto.

¿Ha habido una época dorada y un lugar dorados para los gatos?

En realidad nunca… Historiográficamente, se considera el período del Imperio Nuevo del Antiguo Egipto como la época dorada de los gatos, pues en ningún otro momento de la Historia se los ha representado con tanto hieratismo. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro y la devoción que los egipcios sentían por los gatos también incluía su sacrificio, como era habitual en la cultura del egipcia, pues la vida en este mundo, el cual ya sabemos que no es precisamente el mejor, no valía para nada… después de la muerte nos esperaba la vida real y eterna.

¿Y una época y lugar oscuros?

Historiográficamente, se considera la edad negra para los gatos el período que transcurre entre los últimos siglos de la Baja Edad Media a finales de la Edad Moderna.

¿Tu amor por los gatos es previo a tu amor por la historia?

Sí, en casa siempre hemos tenido gatos y a mis padres agradezco que tuviéramos gatos en casa, siempre nos han alegrado la casa i la vida.

¿Cuándo empezaste a cultivar las dos pasiones?

Mi pasión por los gatos existe desde que tengo memoria y mi pasión por la historia llegó durante la adolescencia, estudiando bachillerato.

¿Se conserva ese tono divertido y anecdótico que se hace tan especiales tus conferencias en vivo?

Intento escribir de la manera más amena posible para despertar el interés del lector y que este tome conciencia en relación a la causa, pues esta es la finalidad del libro. No obstante he procurado que la información sea rigurosa.

Además de escribir sobre gatos has escrito sobre Toros. ¿Qué aporta tu libro a la lucha contra la tauromaquia?

El libro sobre tauromaquia, cuyo título es absolutamente neutral, es una recopilación de datos históricos cuya conclusión lleva a una profunda reflexión: la tauromaquia ha causado múltiples daños a nuestra sociedad y no solamente a los animales, es un mal cultural y sus costes son nefastos. Como historiadora animalista, lo mejor que puedo hacer es investigar el pasado, las relaciones históricas entre animales humanos y no humanos son una fuente de información muy interesante para comprender mejor el especismo y trabajar para erradicarlo.

Tienes en tu catálogo de conferencias una que vincula el animalismo con el feminismo. ¿Son movimientos interdependientes?

Las luchas antiespecistas (el especismo es la discriminación de otro ser en tanto que pertenece a otra especie) y feministas son interseccionales y se encuentran profundamente relacionadas. La primera vez que se escribió el concepto “derechos de los animales” fue para burlarse del concepto “derechos para las mujeres”.

¿De qué te está sirviendo el postgrado de Derecho Animal?

Para comprender mejor las injusticias derivadas del especismo y poder crear una argumentación que desmitifique todo aquello que hemos heredado de la cultura especista.

¿Cómo te sirves de tus conocimientos en Antrozoología para escribir?

Me ayuda a comprender y a desnaturalizar la cultura especista y a cuestionar el supuesto orden natural de las cosas.

¿Qué hitos animalistas destacarías de estos últimos cinco años?

Durante los últimos años se ha avanzado más de los que podía esperar… las redes sociales nos han ayudado a compartir mucha información y poder llegar a muchas personas, especialmente a los jóvenes. Cataluña, otras comunidades y muchas ciudades han abolido el circo con animales, muchos municipios han dejado atrás los correbous, algunas ciudades han prohibido la participación de animales en la cabalgata de reyes, el veganismo ha ganado mucho terreno y cada día somos más las personas que entendemos que se trata de algo mucho más profundo que una simple dieta… y por supuesto, la reacción ciudadana en relación al asesinato de Sota, lo cual demuestra que nuestra sociedad está dispuesta a movilizarse por los animales.

¿Cuáles te gustaría poder testimoniar?

A corto plazo, estoy seguro que veremos la abolición de los correbous en Cataluña, a medio plazo, veremos la abolición de las corridas de toros y las tradiciones crueles en toda la Península Ibérica y a largo plazo, espero poder ver todos los mataderos cerrados y un mundo vegano.

Has estudiado y practicado tantos aspectos del respeto a los animales. ¿Puedes definir el animalismo?

Yo creo que es un movimiento social y moral, sin embargo, el animalismo es todavía muy heterogéneo y no todas las personas que se definen como animalistas comparten idénticos objetivos a largo plazo, aunque a corto y medio plazo, si cooperamos, podemos conseguir victorias significativas para los animales. Creo que el objetivo es erradicar el especismo de una forma interseccional y abolir toda forma de opresión.

“La pérdida de un animal querido puede ser tan dura como la de un ser humano”

Uli Handrich es el alma de Mimiga unas joyería que realza como ninguna otra la relación que podemos tener con los animales compañeros de vida. Sus propuestas son estéticas pero también parten de una concepción intercultural de la ética.

¿De dónde sale MiMiga?

MiMiga nace de la inquietud de una catlover y la propuesta de ofrecer joyas asequibles personalizadas de compañeros animales – como señal del vínculo, para “acompañar” así a sus humanos en un viaje, una boda, o como recuerdo tangible de una relación especial. Incorporando mi filosofía personal de actividad sostenible y apoyo a protección animal.

Y el nombre de mi gata soñada, Miga, mi Miga, a la que tuve que esperar media vida para perderla de forma trágica con sólo 6 años.

¿Quién fue primero la creadora de joyas o la Animalista?

La Tierfreund  (amiga de los animales) desde niña, la Tierschützer  (protectora de lo animales) activa desde que resido en España. Procuro evitar el término “animalista”, poco claro y frecuentemente usado con connotaciones negativas, al que por cierto la RAE sólo se refiere a nivel de escultura y pintura, yendo lo oficial  (cómo en casi todo lo relacionado con protección animal) muy por detrás de la realidad social.

¿Tus joyas-talismán ayudan a superar la pérdida de compañeros animales?

Lo que sigue a la pérdida de un compañero animal querido no suele ser fácil: Elaborar el duelo. Inevitable (porque se desencadena involuntariamente), difícilmente practicable (por el tabú social) e inesquivable.

Los ritos, conservar un recuerdo y poder hablar con personas afines suelen ayudar.  La pérdida de un querido animal puede ser tan dura como la de un ser humano, rompernos todos los esquemas y desencadena una crisis vital. Al perder a mis 3 gatas en el espacio de meses, me puse a investigar acerca de lo que supone un duelo, sus implicaciones físicas y emocionales, las consecuencias de no realizarlo (correctamente), la (no) aceptación por parte de la sociedad y mucho más…  Fruto de ello es un bloque de posts en nuestro blog para ayudar a otros en ese duro pero necesario camino.

El proceso de creación de una joya proporciona al cliente también un espacio dónde enfrentarse a ésta pérdida, hablar de su dolor y su compañero animal. Y el resultado – una joya con su pelo (y con ello su ADN)  – le recuerda más a su vida que una joya memoria convencional con cenizas.

¿Fue ese el origen de tu propuesta?

No. Las joyas de MiMiga son primordialmente un símbolo del amor y compromiso. Y cómo tal recomiendo siempre encargarlas mejor en vida para celebrar ese vínculo especial.

¿De tus joyas cuál es tu pieza favorita?

Cada joya es única, con un componente impagable: Las historias de detrás y las emociones que despiertan en su portador/a. Pero sí, hay unas cuantas ultra-personalizadas, entre ellas la de una cotorra, ahora mismo en trabajo, que “contará” toda su movida vida, una de novia con pelo de su gato recién fallecido y un colgante en memoria de una gata muy especial para una persona muy especial – realizado sin pelo.

Tu dimensión de amiga de los animales también la desarrollas a través de un blog ¿Cuándo empezaste con él?

Hace unos 6 años, de forma esporádica, creciendo en los últimos años.

¿Qué temas te interesan?

Los que proporcionan herramientas para mejorar la calidad de vida de los gatos en hogares, refugios y la calle. Etología, estudios científicos, temas de protección animal, el CER, tenencia responsable… Creo en la necesidad de la (in)formación para poder convivir felizmente con un compañero animal, ayudar a animales necesitados y prevenir el abandono.

Tu formación y el conocimiento de varios idiomas te permiten contrastar información de mucha calidad. ¿Verdad?

Suelo documentarme en español, inglés y alemán; preferiblemente en distintas fuentes fiables y científicas.

Uno de tus post habla del vínculo violencia y maltrato animal ¿Confirmarías la correlación?

Sin duda. Investigaciones de los últimos 35 años muestran la conexión entre éste y conductas violentas, antisociales y criminales. El hecho de equiparar el FBI en 2016 la violencia hacia animales con homicidio y declararla crimen contra la sociedad, muestra su tremenda importancia. Siendo casi siempre solo la “punta del iceberg”, e indicador de posible violencia interpersonal (hacia menores, de género, contra mayores, agresión sexual) e incluso terrorismo.

Especialmente grave cuando sea perpetuada por menores – NO es un “juego de niños”, sino SIEMPRE una señal de alarma, que evidencia un riesgo para ellos mismos y/u otros – y en otros países tomado muy en serio por pedagogos, fiscales y tribunales.

Presenciar crueldad con animales a una edad vulnerable influye en el desarrollo cerebral provocando insensibilidad, pérdida de empatía (inhibidora de agresión), normalización de hostilidad e incluso puede, cómo ACE (Experiencia Adversa en la Infancia) producir cambios fisiológicos y enfermedades en la vida adulta y afectar a los genes.

Esto se aplica tanto a violencia sufrida / presenciada en el hogar, cómo a la violencia legalizada en fiestas, toros, caza…   El maltrato animal afecta a todos, no es una cuestión animalista sino de seguridad ciudadana.

Eres alemana pero vives en Andalucía… ¿Cómo vives el contraste entre un lugar y otro respecto a los animales?

Fatal. Me resulta incomprensible que en un país europeo en pleno siglo XXI se siguen torturando anualmente más de 60.000 animales en festejos y fiestas patronales, la situación de la caza, y que no se tomen medidas reales ante el gravísimo problema de abandono y maltrato animal. Y el odio a los gatos.

¿Qué medidas importarías desde Alemania a Andalucía?

Hay algo que desgraciadamente no se puede importar: El respeto por la vida animal y la empatía de los países norte-europeos con los animales necesitados. Mientras España arrastra siglos de su (ab)uso, asociado a cultura, deporte y diversión.

Creo que antes de “importar” medidas de otros países habrá que ver cómo hacerlas “funcionar” en España. Actuamos distintos porque pensamos distintos, debido a estructuras cognitivas y guiones de memoria formados durante el desarrollo temprano, que determinan nuestra la forma de percibir el mundo. Quizás sea hora de diseñar medidas específicas, copiando del marketing técnicas de inteligencia emocional y neuro-ciencia.

¿Hay algo de aquí que podrían incorporar en Alemania?

Sin dudar, la maravillosa labor de tantos y tantas “gater@s” y los cada día más frecuentes proyectos municipales de CES/CER. Hay un potencial humano tremendo, que protegido, formado y apoyado oficialmente sería capaz de convertir a España en país modelo de gestión de los gatos en la calle.

¿Ves una evolución con los años?

Sí y no. Por un lado hay mucha gente luchando por cambiar las cosas, el CER se está implantando en muchos sitios, se están organizando jornadas formativas y modificando algunas leyes. Pero por el otro las noticias de maltrato no cesan, el maltrato institucional de las perreras siguen ahí, los refugios se colapsan, sigue habiendo cachorros tirado en bolsas en contenedores…

¿Cuál crees que es la medida más urgente que debería adoptar el nuevo ejecutivo andaluz en materia animalista?

Para mí la medida más urgente sería sentar ejemplo y acabar de una vez con el maltrato oficial en festejos, perreras etc.  Sin un claro mensaje que el maltrato animal no es admisible, cualquier otra medida está destinada a fracasar.

 

Tu perro podría haber comido…¡perro!

La ley permite que los perros y gatos puedan ser alimentados con los restos de otros animales de su misma especie.

La normativa española que regula la alimentación de los animales, aprobada en el Real Decreto 1528/2012, permite que los animales de zoológicos, de circo, los que están en manos de cazadores y los que viven en refugios y perreras (entre otros) sean alimentados con “animales o partes de los mismos que murieron sin ser sacrificados para el consumo humano, incluyendo los sacrificados para el control de enfermedades, los fetos, ovocitos, embriones y esperma no destinados a la reproducción y las aves de corral muertas en los huevos “. Este redactado abre la puerta a que los fabricantes de pienso puedan utilizar, entre otros restos, los cuerpos muertos de otros gatos y perros para producir la comida que luego venderán para alimentar a los gatos y los perros que cumplen los requisitos mencionados.

Los refugios y las perreras, en algunos casos, utilizan este tipo de pienso de peor calidad ya que no dan abasto con tantos animales bajo su protección. Su trabajo es ejemplar y absolutamente necesario en un país donde cada año se abandonan más de 140.000 gatos y perros, según las cifras del estudio que cada año elabora la Fundación Affinity. A pesar de estas dificultades, cada vez son más los refugios y perreras que, conscientes de los problemas que esta alimentación puede acabar provocando en los animales, ya han buscado alternativas. Algunas destinan recursos propios para poder comprar pienso de mayor calidad y otras, incluso, como es el caso de Canópolis, en el Garraf, cocinan la comida ellos mismos para evitar la alimentación prefabricada.

El pienso de bajo precio (y de peor calidad) permite alimentar más animales pero genera un círculo perverso: mientras se pueda obtener beneficio económico con los cuerpos de los animales muertos, habrá intereses en que se mantenga el sacrificio animal en todo el Estado. Actualmente, el sacrificio 0 sólo se aplica en Cataluña, Galicia y Madrid. El resto de comunidades siguen sacrificando a los perros que consideran que no pueden mantener. Además, es imposible preguntarse si, aunque sea legal, es correcto y ético que exista una categoría de alimentos de inferior calidad que permita alimentar a cualquier animal con los restos de otros miembros de su misma especie.

La polémica normativa española no vulnera las directrices europeas que regulan lo que se conoce como Subproductos de Origen Animal No Destinados al Consumo Humano (SANDACH). El texto divide en tres categorías diferentes todos los SANDACH y determina en qué casos se pueden usar los alimentos de cada apartado. La primera categoría, por ejemplo, es la más delicada porque incluye la carne y piel de animales que han muerto por alguna infección o fruto de la experimentación. En la segunda categoría están los animales sacrificados sin estar enfermos, además del estiércol y el guano, así como los restos de los mataderos. Finalmente, en la tercera categoría están los restos de animales muertos durante la caza o en mataderos que serían aptos para el consumo humano pero que no se comercializan. También se incluyen cabezas de aves de corral, plumas, cuernos, placentas y los pelos de los cerdos o de la cola de los caballos, entre otros. Los alimentos generados de las categorías 2 y 3 son los que se pueden usar para fabricar pienso para los perros y gatos de perrera y refugio, así como por los que viven en los zoológicos, los circos o están en manos de los cazadores.

Los restos del matadero

El pienso que se puede comprar en las tiendas, en cambio, el de las marcas más famosas que comercializan comida para animales de compañía, no se puede elaborar a partir de los alimentos de la segunda categoría, pero sí con los de la tercera. Es decir, la ley permite que el pienso de la mejor calidad esté hecho a partir de plumas, cuernos, pelos y otros restos de los mataderos. “Todo lo que proviene de subproductos se entiende como un ingrediente de dudosa calidad y un potencial peligro para la salud de los perros, sobre todo si forma parte de su alimentación habitual”, advierte Gemma Knowless, autora del libro “Cocina sana para tu perro “, editado por La esfera de los libros. “Barren los suelos de los mataderos y los restos donde se mezclan defecaciones, orina, sangre, pezuñas, picos, piel, plumas, etc., se ponen en unos contenedores que recogen los fabricantes de harinas de carne para piensos”, continúa Knowless en su libro, donde recomienda la cocina hecha en casa para alimentar nuestros animales.

La experta en nutrición animal Mónica González Tovar denuncia que en los sacos de pienso fabricados en Estados Unidos se pueden encontrar incluso “restos de otros gatos y perros y de collares antipulgas o chips de identificación”. En declaraciones a Animalados, advierte que “el problema del pienso es que nunca sabemos lo que están comiendo los animales”. Desde su punto de vista, la parte más negativa de esta situación es que el marketing de los fabricantes de pienso ha logrado convencer a los consumidores: “Nos han hecho creer que les estamos dando lo mejor y no es así”, dice. “El pollo cuesta dos euros el kilo y tú estás pagando a nueve euros el kilo para un pienso que la mitad de lo que lleva es azúcar “, advierte.

Las dos expertas coinciden en señalar que esta mala alimentación ha provocado que se disparen las enfermedades entre los perros. “Los perros ya son el mamífero con mayor índice de cáncer”, lamenta González Tovar. Desde su punto de vista, es una buena noticia que cada vez haya más consumidores que opten por la comida conocido como BARF, que consiste en una dieta cruda. Más adelante, desde Animalados, publicaremos un nuevo artículo explicando cuáles son las mejores alternativas al pienso de los grandes fabricantes.

“Los animales saben que se encontrarán mejor después de una sesión de rehabilitación”

Los perros y los gatos también son víctimas de accidentes, enfermedades y de los achaques de la edad, por eso, no es extraño que el tratamiento veterinario necesite del complemento y de la magia de un trabajo individualizado de rehabilitación. Rat Roca acude a la llamada de pacientes que necesitan recuperar su mayor potencial con un amplio elenco de técnicas físicas que mejoran el cuerpo y el alma del animal y de los allegados.

He visto a perros haciendo fila espontáneamente en la sala de terapias de una protectora a tu llegada. ¿Ellos saben que les vas a hacer bien?

El primer día que les haces una sesión están a la expectativa, luego ya hacen la asociación rápidamente de que se encontrarán mejor después de la sesión. Esta mejora es real (en ellos no existe el efecto placebo), les produce bienestar y además acaba siendo uno de los mejores momentos de la semana para ellos.

¿Las protectoras constituyen una experiencia imprescindible para todo profesional de bienestar animal?

La verdad es que aprendes mucho con la diversidad de casos que encuentras en las protectoras. Pero también tienes que estar fuerte mentalmente porque te afectan y es difícil desconectar.

¿Es tan impactante el cambio con la acupuntura que propietarios escépticos han buscado a su propio terapeuta buscando el beneficio observado en su animal de compañía?

A mí me gusta cuando el propietario dice que no cree en la acupuntura, entonces, yo les digo que observen a su animal y valoren si les está funcionando la terapia. Y cuando ven los resultados quieren beneficiarse ellos también.

Tratas, rehabilitas y previenes pero siempre con previo diagnóstico veterinario. ¿Cierto?

Nunca empiezo ningún caso que el veterinario no haya diagnosticado la patología que tiene. Durante las sesiones les voy mandando informes de la evolución del paciente, junto con vídeos para que vea los cambios y trabajamos siempre conjuntamente y de forma coordinada.

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes?

Osteoartrosis, displasia de cadera y de codo, rotura de ligamento cruzado anterior, hernias discales, etc.

¿Qué usas contra los achaques de la vejez de nuestros perros y gatos?

Existen múltiples técnicas adecuadas para estos casos, las más importantes son: la electroestimulación para conseguir quitar dolor e inflamación. El masaje terapéutico también para disminuir el dolor y tratar la atrofia muscular.
La hidroterapia para trabajar la musculatura, quitar dolor y mejorar el rango de movilidad articular. Y la termoterapia, aplicando calor superficial para calmar el dolor.

Tienes menos gatos pacientes pero no por que no salgan beneficiados de ciertos tratamientos…

Normalmente los gatos están menos acostumbrados a la manipulación y por eso las sesiones las tenemos que adaptar a su carácter. Tenemos que ir muy despacio para que colaboren en sesiones futuras.

Tal vez la hidroterapia la dejamos más para los perros… ¿en qué consiste?

Es el ejercicio controlado que se hace dentro del agua para conseguir un objetivo o varios: el fortalecimiento de la musculatura, la reducción del dolor, el aumento de la resistencia muscular, el incremento de la resistencia cardiovascular, la mejoría del arco articular, una mayor agilidad, una sensación de bienestar, la puesta en forma, el tratamiento de la obesidad, etc.

¿Y la electroestimulación?

Es la aplicación de una corriente eléctrica a través de la piel del paciente, mediante la colocación sobre dicha piel de unos electrodos transcutáneos. Como tiene un efecto térmico mínimo se puede aplicar inmediatamente después de cirugía o trauma.
Hay dos frecuencias:TENS que está indicado para dolor agudo y crónico e inflamación, y EMS que está indicado para el fortalecimiento muscular y el aumento del tono muscular.

¿Y la moxibustión?

Es una de las técnicas de la medicina tradicional china asociada de forma inseparable a las agujas.
Es la aplicación de calor localizado para quitar dolor o estimular el sistema inmunológico del animal con un puro de artemisa.

¿El contribuir al bienestar somático del animal es la única causa de la mejora también psíquica después de un tratamiento?
No sé si es el único pero por ejemplo cuando un animal tiene dolor puede ser que muestre signos de agresividad. Y cuando conseguimos disminuir el dolor también les cambia el carácter.

¿Dirías que mejora el vínculo con el propietario  del animal?

Evidentemente cuando el animal está bien puede estar relajado y disfrutan de una vida en común. Sin duda la relación mejora y de hecho forma parte del propio proceso de rehabilitación.

¿Te has enamorado alguna vez de algún paciente?

Mi trabajo es totalmente vocacional. Por ello todos los pacientes que trato son muy especiales para mí y me implico en cada uno de ellos como si fueran míos, tanto los que trato en las protectoras que no tienen dueño como los que sí. Pero varios me han robado del todo mi corazón.

¿Qué crees que limita más recurrir a la fisioterapia, la ignorancia sobre sus beneficios o la falsa creencia de que puede ser cara?

La fisioterapia es un tratamiento personalizado y eso tiene un precio pero no es desorbitado. Efectivamente la ignorancia es otro factor importante que hay que ir corrigiendo con la experiencia positiva que tienen los clientes y con pedagogía.

Da la sensación de que aún nos falta descubrir que igual que en los humanos ciertas circunstancias obligan a recurrir a un profesional que alivie el dolor, favorezca la movilidad, recupere la función. ¿No?

Por desgracia en nuestro país la fisioterapia para animales es una gran desconocida. En otros países está muy implementada y se ha ido consolidando a lo lago de los años gracias a sus excelentes resultados.

A ti te gusta enseñar a los tutores a hacer ejercicios suaves y prudentes para que el animal mejore día a día ¿cierto?

Es totalmente necesario hacer los ejercicios indicados a diario para que el animal tenga mejor calidad de vida. Si no se hacen se puede cronificar la lesión y aparecen cambios compensatorios.

¿Qué diagnósticos exigen fisioterapia sí o sí?

Por ser muy específica, todas las patologías que incluyen dolor.

¿Cuándo está contraindicada?

Hay muy pocas contraindicaciones en los tratamientos con fisioterapia. Y se puede aplicar una técnica u otra según las necesidades. O sea que siempre podemos tratar a los pacientes que lo necesiten.

¿Qué es mejor, la fisioterapia en un centro especializado o una terapeuta a domicilio?

Los animales están siempre más tranquilos en su casa. Por ejemplo los gatos normalmente se estresan si los tienes que sacar de su ambiente. Otros el transporte no les gusta nada y además dependiendo de su patología supone un problema para el propietario si tiene que cargar con él para subirlo.
También hay muchos animales que acaban de ser operados y no es conveniente moverlos.

¿Cómo una exitosa graduada en hostelería lo deja todo para convertirse en fisioterapeuta de animales?

Los animales siempre han sido una parte muy importante en mi vida. He hecho voluntariado con animales salvajes siempre que he podido en varios países. Y en refugios y protectoras en el nuestro.
Di un cambio de 360 grados en mi vida profesional formándome cómo fisioterapeuta de pequeños animales para poder dedicarme de pleno a mi gran pasión.

Eres testigo del boom de una nueva comprensión hacia los animales ¿Cómo te ves de aquí cinco años?

Espero que la fisioterapia para animales se acerque a los niveles de otros países más avanzados en bienestar animal. Por mi parte espero que continuar ayudando a los animales que necesiten mejorar su calidad de vida.
Es una gran satisfacción trabajar con peludos que te recompensan con mucho amor.