Entradas

El misterioso ‘A Team’ podría haber rescatado a los podencos atrapados por el volcán de La Palma

El rescate de los cuatro podencos atrapados por el volcán de La Palma ha sufrido un giro de guion inesperado en las últimas horas. Las redes sociales se han hecho eco de un vídeo grabado en la zona en la que se encontraban los animales donde han encontrado una pancarta con el siguiente mensaje: “Fuerza La Palma. Los perros están bien. A-Team”.

Aerocamaras, la empresa que lleva días trabajando en el rescate de los perros mediante drones, ha comunicado a través de sus canales oficiales: “Hoy hemos encontrado huellas que aparentan ser de personas dentro de la zona de exclusión. Esto podría explicar la ausencia de los perros en la zona inspeccionada”. Por tanto, desde esta empresa gallega no descartan que, efectivamente, un grupo de personas autodenominadas como ‘A Team’ (Equipo A) se hayan encargado del rescate de los podencos.

No obstante, el grupo de especialistas en drones ha dejado claro que: “Nuestra intención actual es cerciorarnos de que los perros han sido rescatados y están bien. Nos encantaría poder confirmar esto y poder dar por finalizada nuestra operación en La Palma. ¡Muchas gracias de nuevo por todo el apoyo!”.

Recordemos que hace varios días se hicieron virales a través de los medios de comunicación las imágenes de cuatro perros podencos atrapados por la lava en dos estanques de la localidad de Todoque, una población perteneciente al municipio de los Llanos de Aridane, situado al suroeste de la isla de La Palma. Tras el ruido mediático de estas imágenes, la asociación animalista Leales.org solicitó ayuda a Aerocamaras, una empresa gallega referente en España por su trabajo con drones.

Un equipo de Aerocamaras, en su compromiso con el bienestar animal, aterrizó el 17 de octubre en Canarias para afrontar el rescate de los animales. Tras recibir el permiso pertinente por parte de las autoridades canarias, los especialistas realizaron pruebas junto a los equipos de emergencia. La prueba requerida para el rescate definitivo de los podencos consistió en un vuelo de 1.200 metros de trayectoria con un dron de carga soportando una carga de 15 kg. Los técnicos realizaron esta acción con éxito, superando esta distancia en 200 metros, con medio kilo más de carga y un 35% de batería.

Sin embargo, durante la mañana de ayer 20 octubre, el equipo de trabajo de Aerocamaras no encontró rastro alguno de los podencos durante los vuelos de reconocimiento de la zona donde se encontraban los animales. Desde la asociación animalista Leales.org se especulaba con que debido a las altas temperaturas, era posible que los perros estuvieran refugiados en algún lugar.

Finalmente, contra todo pronóstico, las informaciones apuntan a que el misterioso “Team A” se habría encargado de llevar a cabo el rescate de los famosos cuatro podencos de la isla de La Palma. Desde Animalados estaremos atentos a conocer el estado de los animales y trataremos de desvelar la identidad de estos supuestos héroes anónimos.

Rescatados por sus propios responsables

Desde el medio de comunicación ‘Club de Caza’ desvelan que una fuente cercana a los propietarios de los perros asegura que «los perros no estaban abandonados a su suerte. Simplemente salieron huyendo en el momento de la erupción del volcán». De hecho, desde dicho medio sostienen que «los cazadores los han cuidado siempre y se encontraban cazando en los montes de La Palma. Tras esto, tuvieron la opción de subir a rescatarlos. Sus propietarios llevaban días planificando el rescate. En silencio».

 

Un rescate con drones podría salvar a los cuatro podencos atrapados por el volcán de La Palma

Los especialistas de Aerocamaras se encuentran en la isla de La Palma para intentar rescatar a los cuatro podencos atrapados por el volcán en la localidad de Todoque. La operación, que se llevará a cabo mediante un dron de carga, está a la espera del ok de las autoridades competentes.

Se cumple un mes desde que el volcán Cumbre Vieja comenzó a expulsar lava de su interior. Una tragedia que ha golpeado de manera contundente sobre la vida de los humanos y también de los animales. Lamentablemente, muchas personas han tenido que dejar a la deriva a sus animales de compañía y a su ganado al no disponer de un nuevo espacio donde ubicarlos.

Una de las imágenes más mediáticas en los últimos días ha sido la de cuatro perros podencos atrapados por la lava en dos estanques de la localidad de Todoque, una población perteneciente al municipio de los Llanos de Aridane, situado al suroeste de la isla de La Palma. Tras hacerse virales estas imágenes, la asociación animalista Leales.org solicitó ayuda a Aerocamaras, una empresa gallega referente en España por su trabajo con drones.

Un equipo de Aerocamaras, en su compromiso con el bienestar animal, aterrizó el 17 de octubre en Canarias para afrontar el rescate de los animales. La expedición de rescate está formada por el CEO Jaime Pereira, el responsable de I+D de la compañía, Borja Blanco, y por el técnico de RPAS, Dani Romero. Todos ellos pilotos profesionales de drones. La intención es que todo el equipo viaje durante el día de hoy en ferry a la Isla Bonita para llevar a cabo los preparativos de una operación de rescate animal inédita en todo el mundo.

En primer lugar, Aerocamaras tiene la intención de proporcionar comida a los perros a través de un dron, de esta manera, los especialistas podrán inspeccionar la zona en la que se encuentran los animales. En segundo lugar, la compañía tratará de proceder al rescate a través de un dron de carga que transportará un sistema propio de logística adaptado a las características de los animales. Junto a otro dron de apoyo, los pilotos encargados de la operación intentarán planificar el vuelo del rescate con seguridad.

El rescate de los cuatro perros por parte de Aerocamaras es una actuación pionera en España. El transporte aéreo de animales vivos es una acción que actualmente no está permitida, por este motivo, la compañía gallega está esperando el permiso del Cabildo de La Palma para proceder al rescate. Una vez recibido el ok por parte de las autoridades competentes, el equipo experto iniciará su trabajo dentro de la legalidad.

A través de su cuenta oficial de Twitter, Aerocamaras ha pedido “paciencia tanto a personas como a medios, ya que no tenemos capacidad para atenderos a tod@s y resolver todas vuestras dudas. Sin embargo, os leemos y os agradecemos todas vuestras aportaciones y mensajeros de ánimo. Estamos con todos los equipos para que en el caso que nos den el OK con los permisos, ir preparando la maniobra”.

FAADA logra reubicar a todos los animales del caso del Síndrome de Noé de Lorca

La entidad de protección animal FAADA tuvo que trabajar a contrarreloj y hacer frente a muchas dificultades para evitar el sacrificio de unos 70 animales de diferentes especies.

Un total de ocho cabras, dos ovejas, seis cerdos vietnamitas y unas cincuenta aves (principalmente gallinas) fueron reubicados este pasado mes a diferentes santuarios, refugios y granjas-escuela, dando así por finalizado y cerrado el caso del Síndrome de Noe de Lorca. Un particular que había llegado a concentrar hasta 572 animales en su domicilio de forma ilegal.

Tras muchos meses de lucha y trabajo, la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales, logró finalmente no solo evitar el sacrificio de los animales, sino que pudo reubicarlos a todos, ofreciéndoles de esta manera una segunda oportunidad.

Esta acción no hubiera sido posible sin la ayuda de Lorca Animal, la asociación local que informó del caso y que además de ayudar en la reubicación de gran parte de los animales domésticos, han estado pagando la alimentación de los animales durante estos meses que ha durado el caso. Así como de los diferentes santuarios y centros que los acogieron y, por supuesto, de todas las personas que participaron en el crowfunding organizado por la misma entidad para ayudar a costear parte de los gastos veterinarios y de transportes.

A lo largo de los últimos meses, FAADA tuvo que hacer frente a muchas dificultades. Primero de todo económicas, porque la administración se negó a proporcionar ningún tipo de ayuda. Después, porque se impusieron unos requisitos muy exigentes a la hora de buscar un destino a los animales, especialmente los considerados animales de consumo y fauna invasora. Éstos, no podían ir a adoptantes particulares ni a cualquier centro, sino solo a santuarios debidamente registrados como núcleo zoológico o explotación ganadera y que cumpliesen con determinados requisitos sanitarios según la zona geográfica donde se encontrasen. Además, las especies invasoras también necesitaban de la autorización de la comunidad autónoma receptora para la entrada de dichos animales a ésta.

El 15 de mayo FAADA logró trasladar las cotorras y la mapache a los centros de APAEC y al Refugi El Cau del Bosc, autorizados para especies invasoras. Pero la entidad seguía sin encontrar refugios donde reubicar a muchos de los animales considerados de granja (aves y pequeños rumiantes) y a los cerdos vietnamitas (también dentro del catálogo de invasoras).

Para acabar de complicarlo todo, cuando se comunicó desde la Consejería de Murcia la fecha límite para poder reubicar a los animales que quedaban en la casa del particular, la entidad todavía no disponía de un sitio para ellos, así que tuvo que buscar a contrarreloj alternativas para evitar su sacrificio.

Finalmente el Santuario Scooby se ofreció para acoger a todas las cabras y ovejas, el Refugi el Cau del Bosc para los seis cerdos vietnamitas y la Granja-escuela Atalaya y Sol del Camp para las aves. De esta manera fue posible organizar los respectivos traslados con varias empresas, quedando así reubicados los últimos animales de Lorca.

A continuación es posible ver el vídeo de FAADA de las principales actuaciones del caso y diferentes fotos en el álbum Flickr del rescate.

Liberada en la reserva integral de Cabo de Gata una tortuga boba que fue rescatada en mayo con una fuerte neumonía

La tortuga, que fue rescatada el pasado 6 de mayo con una fuerte neumonía, ha sido liberada en la reserva integral de Cabo de Gata, en Almería.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), el Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Almería y la embarcación Toftevaag, perteneciente a la asociación científica Alnitak, han participado en la liberación de un espécimen de tortuga boba (Caretta caretta) en la reserva integral de Cabo de Gata (Almería). El animal va identificado con un microchip y con un transmisor por satélite, gracias a la colaboración de Eduardo Belda de la Universidad Politécnica de Valencia.

La devolución al medio natural se ha realizado a unos 9 metros de profundidad, para evitar así que el animal pueda sumergirse a gran profundidad demasiado rápido y sufrir una embolia gaseosa en la descompresión inicial. En la zona elegida para la suelta, la temperatura del agua es de 23 grados y tiene a su disposición recursos alimenticios.

La tortuga, que ha sido bautizada como Paqui, fue rescatada el pasado 6 de mayo por el barco de las reservas marinas “Riscos de Famara”, perteneciente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Cuando fue encontrado, el animal presentaba una fuerte neumonía, por lo que fue ingresado en el centro veterinario de la asociación para la protección y el rescate de fauna Equinac, perteneciente al MITECO. La tortuga recibió un tratamiento de sueroterapia para pasar, posteriormente, a ser alimentada con boquerones, calamares y langostinos.

La tortuga boba, una especia vulnerable

La tortuga boba o común es una especie marina altamente migratoria cuyas poblaciones se encuentran en un estado de conservación desfavorable. A nivel nacional, se encuentra incluida como “vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, lo que implica la necesidad de establecer medidas de conservación específicas. Su distribución potencial abarca la totalidad de las aguas marinas bajo soberanía o jurisdicción española, así como otras aguas marinas, comunitarias y no comunitarias, donde operan flotas pesqueras españolas.

Tal y como informa el MITECO, las tortugas son especies clave en los ecosistemas marinos, ya que actúan al mismo tiempo como consumidores, presas y competidores. Además son unos animales que transportan nutrientes y energía desde zonas marinas ricas en nutrientes donde se alimentan hasta playas de anidación pobres en nutrientes. Por todo ello, se las considera indicadoras del buen estado ambiental del medio marino.

Para proteger a esta especie de gran valor para los ecosistemas, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico trabaja en acciones para mejorar el estado de conservación de las especies de tortugas marinas que utilizan el litoral y las aguas marinas españolas.

De acuerdo con el artículo 6 de la Ley 42/2007, el MITECO tiene competencias en la gestión de la biodiversidad marina en general, y de especies marinas altamente migratorias, como es el caso de esta tortuga. Además, Equinac está autorizada por este ministerio para la asistencia a fauna marina, y ha sido contratada como asistencia técnica en atención a varamientos y rescate y recuperación de fauna marina en situación de riesgo en la provincia de Almería.

Así fue la llegada de la vaca Vilar a la Fundación Santuario Gaia

La vaca Vilar, que apareció sin identificación en una finca situada en Castellbell i el Vilar, se encuentra desde el pasado 23 de octubre en el Santuario Gaia, donde ha dejado de ser considerada por las administraciones un «animal de granja» para pasar a ser un «animal de compañía».

Vilar es una vaca de la raza frisona de unos 5 años de edad que se encontraba en una finca sin estar identificada. Esta explotación sufrió un decomiso por parte de las autoridades, pero Vilar se escapó en el proceso y terminó en el pueblo de Castellbell i el Vilar (Barcelona). Esto sucedió hace unos días y desde entonces, el animal ha estado en dependencias del ayuntamiento.

Los bovinos que se encuentran sin identificar tienen un futuro muy negro, de hecho, la mayoría acaban siendo sacrificados. Los animales sin identificación no pueden ser consumidos por los seres humanos y sólo por este motivo la ley los envía directamente al matadero. Por suerte, después de muchos momentos de tensión con el Ayuntamiento de Castellbell i el Vilar, la vaca fue acogida por el Santuario Gaia donde ha pasado a ser la primera habitante del santuario que no es considerada «un animal de granja».

La llegada de Vilar en el Santuario ha sido un tema que ha causado mucha controversia en las redes sociales y en los medios de comunicación. A raíz de este hecho, se ha cuestionado mucho de dónde provenía la vaca y se han realizado manifestaciones que no son ciertas y que han perjudicado a terceras personas. Por este motivo, las abogadas del ganadero Cristina Bécares y Susanna Vilaseca han querido dar las explicaciones pertinentes:

«En la finca de Castellbell i el Vilar donde se encontraba Vilar constaban registradas dos explotaciones ganaderas, una de engorde y una de extensiva, cada una con un código REGA propio y una finalidad independiente.

La explotación ganadera de engorde se registró en el mes de marzo de 2015, y el Ayuntamiento procedió a iniciar los trámites para la verificación de la licencia, en aplicación de lo establecido en la Ley 20/2009 de prevención y control ambiental de las actividades. A raíz de este expediente administrativo, el Ayuntamiento ordenó la suspensión de la actividad de la explotación de engorde por falta de requisitos administrativos en fecha 8 de julio de 2019.

Esta decisión, relativa única y exclusivamente a la explotación de engorde, se comunicó al titular y éste cumplió el requerimiento, dejando sin efectos la explotación y continuando exclusivamente con la explotación extensiva, no esta teniendo ningún tipo de incidente administrativo ni requerimiento.

Sorprendentemente, a pesar de haber cumplido el requerimiento, el día 12 de agosto de 2020 se procedió a la entrada de la finca FERREROLES VELL al municipio de Castellbell i el Vilar en base a una autorización dictada por el Juzgado Contencioso Administrativo de Barcelona a petición del Ayuntamiento de Castellbell i el Vilar.

Esta autorización era para la entrada y retirada de los animales de la explotación ganadera de engorde, dada la finalización de la licencia de actividad, que en ese momento no tenía ningún vacuno censado ya que se había cumplido el requerimiento de la Ayuntamiento en fecha de 8 de julio de 2019.

Sin embargo, y de manera errónea se procedió a la retirada de animales de la otro explotación ganadera, la dedicada a la ganadería extensiva, con código REGA totalmente diferente. Esta actuación se llevó a cabo sin notificar previamente y sin comprobación del número de identificación de los bovinos que cogieron.

Para poder decomisar las vacas que son de extensivo y por lo tanto se encuentran en pastos (a pesar del error), se persiguieron los bovinos, provocando la dispersión de los mismos, la separación de madres y terneros. Como resultado tomaron un número determinado de bovinos, quedando al menos 15 animales sueltos esparcidos por la vía pública (algunos terneros de madres que habían capturado).

En ningún caso al ganadero de la explotación ganadera de extensivo se le ha abierto procedimiento contra la misma, y ​​menos por tener las vacas en mal estado, tal como mencionan por parte del Ayuntamiento de Castellbell i el Vilar los medios de comunicación. De hecho, sorprendería que el Ayuntamiento tuviera indicios de un mal estado de las vacas y que no hubiera iniciado ningún expediente contra el titular de la explotación.

Actualmente existen dos procedimientos judiciales abiertos a raíz de estas actuaciones y, a fecha de hoy seguimos sin saber dónde se encuentran las vacas y terneros de la explotación de ganadería extensiva, aunque no habiendo habilitación legal para su retirada y no habiendo ningún expediente abierto contra esta. Además, se han observado hechos y actuaciones que se están estudiando para iniciar las acciones legales que puedan ser pertinentes.

En cuanto a la vaca Vilar, convivía con las vacas de la ganadería extensiva desde que su titular murió. Por este motivo, el día 21 de octubre se presentó una instancia al Ayuntamiento pidiendo que se procediera al traslado del animal al Santuario Gaia, como desde el propio Santuario se estaba pidiendo y gestionando, evitando así perjuicios para la vaca».