Listado de la etiqueta: Sergio García Torres

“Cuando la Ley sea una realidad todo el mundo la valorará muy positivamente”

La ley de los derechos y protección de los animales está a punto de llegar la votación parlamentaria en medio de la polémica levantada por la enmienda que excluye a los perros de caza de la ley. El director general de los derechos de los animales, Sergio García Torres, impulsor de la ley habla para Animalados los días previos.

¿Los impulsores de la enmienda que excluye a los perros de caza están a tiempo de cambiar de opinión? 

Están a tiempo y de hecho esperamos que valoren que esta exclusión solo beneficia a quien quiere perpetuar el maltrato de animales en este ámbito.

¿En qué se basa esa excepción? ¿Realmente la ley es tan restrictiva?

La excepción se basa en el bulo de que esta norma restringe la actividad cinegética, cuando cualquiera que ha leído el anteproyecto de Ley sabe que no es cierto. Esta exclusión responde a la presión de un lobby, dirigido por la federación de caza, que no quiere leyes que establezcan de manera clara las normas mínimas de protección de los animales, se sienten más cómodos con la indefinición que establecen diecisiete leyes de Comunidades Autónomas, diferentes entre sí y no conectadas. La falta de normas solo beneficia a quien no protege a sus animales.

«La falta de normas solo beneficia a quien no protege a sus animales»

La federación de caza difundió un vídeo con una mirilla proyectada en su frente. ¿Tiene miedo? 

No tengo miedo por mí, pero reconozco que si por mi familia y mi entorno más cercano. En este tiempo he sufrido muchas amenazas y más de un intento de agresión por parte de personas de este colectivo, que si tiene algo en común es que todos tienen armas de fuego. He tenido que extremar las precauciones en mi vida personal y desde mi organización política se valora el acompañamiento de equipos de seguridad, algo que en nuestro país no pasaba desde hace muchos años. Es una pena que haya quien responde así a los avances de la sociedad en derechos.

¿Cree que la gente en general conoce la ley o las fake news han suplantado a la información? 

En líneas generales hay un conocimiento amplio de esta ley y existe una valoración muy positiva, en una encuesta realizada por IPSOS hace pocos meses se valoraba que nueve de cada diez personas perciben la necesidad de una ley que tenga por objeto establecer un marco común mínimo en la defensa de los derechos de los animales en todo el territorio nacional y más de la mitad de la ciudadanía conoce la Ley. Es cierto que algunas noticias falsas han generado algo de duda en muchas personas, pero estoy convencido que cuando la Ley sea una realidad todo el mundo valorará muy positivamente su aprobación. 

¿Cuál es el bulo que han dicho sobre la ley que más le ha molestado? 

Molestan mucho los que no tienen ninguna base real, me genera una gran frustración sobre todo si proviene de medios de comunicación, que deberían ser rigurosos y contrastar la información, quizás el que más problemas ha podido generar es el que asegura que se prohibirá la tenencia de hámster y periquitos, algo totalmente infundado y que se creó con la finalidad de general cierta alarma social.

¿Y el que más le ha divertido? 

La obligatoriedad de reducir el ruido de las piscifactorías para no molestar a los peces, esta quizás es la más loca de todas, carente de rigor absoluto.

La ley no solo habla de perros. ¿Qué otras especies protege? 

La Ley regula y protege a todos los animales de compañía y silvestres en cautividad, eran las especies que no tenían una regulación de ámbito estatal y era necesario crear un marco común para todo el territorio de nuestro país.

Los programas de control de gatos de la calle son una realidad y su ley avala la gestión ética, ¿es importante esta cuestión en el conjunto de la ley?

Esta cuestión es muy importante en la norma, la finalidad es reducir y conseguir a medio plazo que no existan gatos en la calle, por su propia seguridad y por muchos otros factores, era necesario incluir en la Ley una regulación para la gestión de estas poblaciones, que respetara su integridad como animales de compañía y que pusiera el foco en reducir el número de estos animales, que no olvidemos, provienen de una tenencia irresponsable y del abandono.

Las líneas maestras de la ley serían el abandono cero y el sacrificio cero. ¿Es esto un acercamiento a los requerimientos europeos en bienestar animal? 

Las líneas maestras, como bien comenta, son sacrificio cero y abandono cero, para la consecución del primero es necesario desplegar diferentes herramientas en esta norma para que la segunda de las líneas, el abandono cero sea una realidad, para ello hay que intervenir en lo relativo a la trazabilidad y la cría de animales, a la tenencia responsable, a la interconexión de los registros de animales de compañía, la reducción de la compra compulsiva de animales y muchas otras cuestiones que son detalladas en los 89 artículos de esta Ley.

En las encuestas una abrumadora mayoría de la población dice sentirse preocupada por los animales, pero luego las movilizaciones no acostumbran a ser multitudinarias. ¿Cómo lo interpreta? 

Es cierto que hay una gran conciencia en nuestro país a favor de la protección a los animales, pero las movilizaciones en muchas ocasiones se realizan en respuesta o contraposición a algún hecho, en este caso, es difícil que pueda existir una movilización importante en apoyo a una propuesta de Ley que se está llevando a cabo. 

Ya han pasado tres años de su nombramiento y está cerca de la aprobación de gran parte de su proyecto estrella. ¿Qué haría diferente? 

Siempre al echar la vista atrás es fácil valorar que cuestiones se han podido hacer mejor, en este caso, además, siendo el responsable de un departamento de nueva creación y con una tarea antes no propuesta en el Gobierno de nuestro país. Creo que nos ha faltado una mayor comunicación de todos los proyectos e iniciativas que hemos puesto en marcha, hay centenares de iniciativas que desde la dirección general de Derechos de los animales hemos implementado que no tienen mucho conocimiento por parte de la ciudadanía en general, desde los protocolos de atención a animales durante la pandemia, los proyectos de apoyo a personas en riesgo con animales, los protocolos de atención a animales en incendios y catástrofes, la actualización de normas de animales domésticos de producción, la video vigilancia en mataderos y un sinfín de iniciativas que necesitaríamos de otra entrevista para poder detallar.

«Esta ley es un primer paso, un gran primer paso al que le seguirán muchos otros»

¿Qué les diría a los que le acusan de no haber podido lograr que se apruebe la ley en su integridad? 

Les diría que esta ley, con sus defectos, es un paso importante para situar en la legislación española a los animales, supone un antes y un después para nuestro país y sin duda es el primero de los muchos pasos que nos queda por dar, como sociedad y como Gobierno, para alcanzar una protección integral de los animales en nuestro país. Es un primer paso, un gran primer paso al que le seguirán muchos otros.

¿Qué proyectos tienen para el día después del pleno donde se votará la ley?

Nos quedan muchos proyectos aún por desarrollar, el primero y más urgente es el desarrollo reglamentario de la Ley, acompañado de la norma estatal de núcleos zoológicos, además de la legislación de grandes simios, esto si nos referimos a legislación, además de más de una veintena de proyectos que pasan por el estudio de poblaciones de cotorras, la implementación del proyecto piloto de calesas eléctricas, los sistemas de registros de animales de compañía, el desarrollo del proyecto de apoyo a personas en riesgo de exclusión social con animales, la ampliación de la unidad veterinaria para peritajes con coordinación con fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado…. Y muchos más proyectos que esperamos se pongan en marcha antes de finalizar la legislatura.

Los animales de compañía serán considerados miembros de la familia por ley en España

A partir del 5 de enero, los animales dejarán de ser considerados “bienes o cosas” para pasar a ser “seres vivos dotados de sensibilidad”.

Nuevo éxito en favor del bienestar animal en España. A partir del miércoles 5 de enero, los animales de compañía serán considerados “seres vivos dotados de sensibilidad” y pasarán a ser por ley un miembro más de la familia. Este cambio ha sido posible gracias a la triple reforma legal del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil aprobada por el Congreso de los Diputados el pasado 2 de diciembre y publicada por el BOE el pasado 16 de diciembre.

La reforma no solo afecta a la verdadera naturaleza de los animales, sino también a la naturaleza de las relaciones de convivencia que se establecen entre estos y los seres humanos. A partir de mañana, según recoge el BOE, “se introducen en las normas relativas a las crisis matrimoniales preceptos destinados a concretar el régimen de convivencia y cuidado de los animales de compañía”. Para ello, “se sientan los criterios sobre los que los tribunales deben tomar la decisión de a quién entregar el cuidado del animal, atendiendo a su bienestar”.  

De esta manera, en caso de divorcio, nulidad o separación, un juez decidirá la custodia y el destino de los animales de compañía, atendiendo “al interés de los miembros de la familia y el bienestar animal; el reparto de los tiempos de convivencia y cuidado si fuere necesario, así como las cargas asociadas al cuidado del animal”.    

Por otro lado, atendiendo al vínculo existente y la concurrencia entre los malos tratos a animales y la violencia doméstica y de género y el maltrato y abuso sexual infantil, “se contemplan limitaciones a la guarda y custodia en casos de antecedentes por maltrato animal ejercido como forma de violencia o maltrato psicológico contra aquellos”.

Los perros y gatos pasarán a tener DNI para luchar contra el abandono

Otra medida que se pondrá en marcha en favor del bienestar animal durante el año 2022 será la obligatoriedad del DNI animal. Se trata de una medida recogida en el anteproyecto de la Ley de Protección y Derechos de los Animales presentada por el Gobierno durante el pasado mes de octubre. El objetivo de la creación de este documento de identidad es evitar el abandono de animales de compañía.

La identificación de los animales es una de las principales metas de la futura ley de Protección Animal en España. Según Sergio García Torres, director general de los Derechos de los Animales, “hace falta una serie de herramientas para que se garantice el eje fundamental de esta ley: el sacrificio cero. Pero solo se puede llegar a ello con un abandono cero, y para llegar ahí hace falta un 100% de identificación de los animales, algo que ninguna comunidad autónoma ha conseguido”.

Badalona se adhiere al programa VIOPET, una iniciativa para acoger temporalmente a los animales de mujeres víctimas de violencia machista

El Ayuntamiento de Badalona ha informado que se adherirá al programa VIOPET, una iniciativa para acoger, de forma temporal, a los animales de mujeres víctimas de violencia machista.

El principal objetivo de este proyecto es intervenir en colaboración con Servicios Sociales, SIAD, SIE, SARA u otros servicios que gestionen casos de violencia machista donde se detecten víctimas que conviven con animales y, en caso de que la víctima no tenga un sitio seguro para su animal de compañía, activar el protocolo para buscar acogida para éste. El alojamiento puede estar en una protectora, una residencia o una casa de acogida.

Con esta iniciativa se busca favorecer que las víctimas de violencia machista puedan denunciar y abandonar los hogares en los que sufren el maltrato, ya que se ha detectado que existen muchos casos de víctimas que se ven condicionadas por la incertidumbre de no saber qué pasará con el su animal de compañía una vez se marchan de su domicilio o por tener que abandonar a sus compañeros peludos para poder denunciar.

El programa VIOPET es una iniciativa que surge en el marco del Plan de Contingencia contra la Violencia de Género ante la crisis de la Covid-19, y está desarrollado por diferentes especialistas: profesionales de la medicina, la veterinaria, la educación canina/felina, la criminología, las FFCCS, el trabajo social, los servicios especializados para víctimas, la psicología criminal, etc.

El hecho de que ayuntamientos como Badalona se adhieran a esta iniciativa agiliza la detección de casos, mejora los protocolos de comunicación entre los agentes implicados y permite que el proceso de denuncia y respuesta a las necesidades de las víctimas sea mucho más rápido.

Encuentro entre el alcalde de Badalona y el director general de Derechos de los Animales

La adhesión de Badalona al programa VIOPET fue anunciada por el alcalde Rubén Guijarro durante una reunión que mantuvo este lunes en el Ayuntamiento, con el director general de Derechos de los Animales del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, Sergio García Torres. También participó en este encuentro la concejala de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Bienestar Animal, Rosa Trenado. Tras el encuentro, el alcalde, la concejala y el director general visitaron el Centro de Acogida de Animales de Compañía situado en el barrio de Pomar de Badalona.

Durante el encuentro, el alcalde de Badalona ha destacado que «el bienestar animal es una de las prioridades del Gobierno municipal y por eso por primera vez en la historia de la ciudad hemos creado una concejalía que se centra en esta cuestión».

En este sentido, Rubén Guijarro ha explicado que “estamos trabajando para crear la Mesa del Bienestar Animal, un espacio en el que puedan participar todas las entidades, organizaciones y agentes de la ciudad que trabajan en esta temática para conseguir mejorar la calidad de vida y dotar de derechos a los animales de compañía de Badalona”.

«Abandonar a un animal o no identificarlo podrá acarrear sanciones entre los 30.000 y 100.000 euros»

Sacrificio cero, gestión ética de colonias felinas, identificación y formación obligatoria en tenencia responsable son algunas de las líneas básicas del anteproyecto de ley de los animales. Son muchas más las medidas que responden a las exigencias europeas expandiendo y consolidando algunas estrategias de protección animal que ya funcionan en algunas comunidades autónomas.

El anteproyecto de ley de Protección y Derechos de los Animales ha levantado un gran revuelo entre otros motivos por el desconocimiento exacto de sus términos. Los titulares se centran en prohibiciones y obligaciones que atañen a los perros y a sus dueños, pero el texto es mucho más. A lo largo de sesenta cinco páginas se desarrollan acciones que pretenden proteger a los animales, aumentar la conciencia y la responsabilidad de los que deciden convivir con perros, gatos o hurones y también proteger los intereses de las personas que no han elegido tener animal de compañía, pero que cohabitan con animales de una manera u otra.

Se prohíbe el sacrificio de animales sanos, se obliga a la identificación mediante microchip y a un seguimiento veterinario regular. Medidas que por ejemplo se llevan adoptando en Italia desde 2003. Según la normativa se exigirá la esterilización de machos o hembras en caso de convivir parejas de animales de distinto sexo, para evitar la cría por descuido o en manos de profesionales no registrados. El fin de la venta y exposición en tiendas obligará al trato directo con los criadores a quien prefiera comprar en lugar de adoptar. No podemos olvidar que España lidera el ranquin europeo de abandono de perros y gatos con un cálculo estimado de 300.000 individuos al año. El tráfico de perros españoles a otros países europeos es una fuente de problemas y obliga al gobierno español a encontrar soluciones tal como dicta una resolución de Estrasburgo de febrero de 2020.

Además de pautas formales, el texto promete un fondo para la protección animal que contribuiría al objetivo del abandono cero. A la cifra de dicho fondo se unirá además la financiación derivada de la recaudación de las multas, pues serán finalistas. Se calcula un gran ahorro por parte de los municipios que llevan décadas invirtiendo en asumir el costo derivado del abandono y la cría incontrolados. Para muchos es sorprendente que no podrá dejarse a un perro solo más de 24 horas o a un gato más de 72 horas y que se tendrá que superar un test gratuito de capacitación antes de asumir la titularidad de un animal.

«Se crerará un Observatorio Estatal Contra el Maltrato Animal»

Se prohíben también los collares dañinos algo de lo que en Animalados nos hemos ocupado en diversas ocasiones y se apuesta por un tipo de educación amable con los animales en contraposición al adiestramiento por castigo. Según dicta la normativa se creará un Registro Nacional de inhabilitaciones para la tenencia y las actividades relacionadas con los animales, así como un Observatorio Estatal Contra el Maltrato Animal. Este hará reportes anuales a través de un informe sobre la evolución de la violencia ejercida contra animales de compañía, domésticos, silvestres en cautividad y urbanos.

En una disposición derogatoria salen los perros de la ley 50/99 de animales potencialmente peligrosos y se apuntan futuras soluciones para que como insisten los expertos no sea la raza sino el grado de socialización lo que determine la obligación o no de cumplir con medidas específicas de retención y control de perros grandes. De cara a proteger la biodiversidad el anteproyecto prevé la obligatoriedad de “disponer elementos que minimicen los riesgos de colisión, enganche o cualquier otro tipo de accidente”, también la habilitación o construcción de corredores verdes entre vías interurbanas y vías de escape de infraestructuras que puedan ser dañinas.

Por primera vez en una ley se regulan los santuarios para animales que albergan de manera permanente a animales sin otro fin que protegerlos y cuidarlos si lo necesitan, hasta su muerte. En el título cuarto se regulan las líneas generales del bienestar de los animales incluidos en actividades festivas. En otro apartado prohíbe los circos con animales salvajes, limita el número de especies con las que se podrá comerciar y convivir y los riesgos de la pérdida y expansión de especies peligrosas o invasoras.

La “Estrategia de la Biodiversidad 2030”, insta a los Estados Miembros a desarrollar los Listados Positivos, listas blancas de especies permitidas para la importación, el mantenimiento, la cría y el comercio como animales de compañía sobre la base de una evaluación científica y por tanto también está contemplado por la ley. El anteproyecto perfila un sistema de registros que permitan tener mayor información sobre los animales, los profesionales, las entidades, los propietarios de animales y los núcleos zoológicos para ajustar los recursos y diseñar las estrategias que no saquen de la cola de los países avanzados en materia animal.

«No se regulan prácticas como la tauromaquia ni las que afectan a los animales llamados de producción»

El miércoles 6 de octubre la ministra Ione Belarra -con Irene Montero en primera línea- presidió el acto de presentación del anteproyecto subrayando que con esta ley se daría respuesta a la necesidad de dictar unos mínimos a lo ancho y largo del Estado en el trato y la convivencia con los animales desde una perspectiva social. Literalmente: «Establecer un marco común en todo el territorio nacional en materia de protección y derechos de los animales, sobre animales de compañía, domésticos, domesticados o silvestres en cautividad». No se regulan prácticas como la tauromaquia ni las que afectan a los animales llamados de producción.

El documento, redactado desde la Dirección General de Derechos de los Animales de la que Sergio García Torres es titular, ha llevado más de un año en su elaboración. García Torres y su equipo desde el inicio de su mandato se han reunido con casi un millar de representantes de actividades relacionadas con los animales desde cazadores a entidades de protección animal. También veterinarios, expertos en comportamiento animal y fuerzas de seguridad del Estado. Según expertos juristas consensuados es unos de los textos jurídicos más deseados y que han recabado mayor participación.

Emma Infante

España podría dejar de tener razas potencialmente peligrosas

El Gobierno español plantea una nueva normativa que pondría fin a la lista de razas de perro potencialmente peligrosas para llevar a cabo en su lugar un mecanismo de validación de comportamiento de cada animal, evitando así prejuicios injustos y discriminaciones.

Durante la I Jornada Política ‘Hacia una ley de Bienestar Animal’ organizada por la Real Sociedad Canina de España, el Gobierno anunció que espera presentar durante el próximo mes de mayo un anteproyecto de ley para modificar la Ley 50/99 sobre animales potencialmente peligrosos. Según informó Sergio García Torres, Director General de Derechos de los Animales, la intención es “plantear un mecanismo de valoración individual de los animales de compañía sin tener en cuenta la raza con la que han nacido”.

Animalados ha hablado con la abogada y educadora canina Aina Paredes Serrano, quien considera que esta modificación de la normativa de los perros potencialmente peligrosos (PPP) hará que la ley “sea más justa y menos discriminatoria, a la vez que pondrá fin a la estigmatización de muchos animales simplemente por el hecho de ser de una raza u otra. Los problemas de conducta en los perros en ningún caso están determinados por la raza, sino por la mala educación recibida por sus responsables o por las circunstancias que haya vivido el propio animal”.

Justamente, Paredes colaboró en 2019 con la campaña #NoSomosPeligrosos de la Fundación FAADA, en la que ya se pedía una modificación de la Ley de Perros Potencialmente Peligrosos al ser una ley ‘injusta e ineficaz’. “Proponíamos el fin de las razas de PPP para que se valorara la conducta del animal de manera individual. Planteábamos unas pruebas conjuntas en las que examinábamos a los responsables y a sus perros. Si conseguimos que se pueda evaluar tanto el manejo que tienen los responsables, como el comportamiento individual del animal estaremos ante una ley más justa”, afirma la especialista en modificación de conducta canina.

Se valorará la conducta del animal de manera individual

Aina Paredes recuerda que mucha gente se olvida de que la palabra potencialmente hace referencia a ‘en potencia, no de hecho’, por lo que con esta definición cualquier perro puede ser peligroso en el momento en el que tiene dientes. “Un perro potencialmente peligroso puede ser cualquier perro que pueda morder o causar algún tipo de lesión, ahora bien, un perro peligroso dependerá del comportamiento particular de cada animal y del manejo que tenga su guía o responsable”, aclara.

Además, el anteproyecto de ley que presentará el Gobierno en mayo prevé que los perros que necesiten algún manejo particular se deben educar con técnicas de mejora de comportamiento para que dejen de ser peligrosos. “Para las situaciones en las que un perro necesita un manejo especial, una reinserción o una reeducación existen personas muy válidas y preparadas que llevan muchos años trabajando en modificación de conducta animal de forma amable”, detalla la abogada.

Sobre quiénes serán los nuevos Perros Potencialmente Peligrosos con la modificación de la ley, Aina Paredes explica que “Desde FAADA proponíamos que los PPP debían designarse a partir de pruebas conductuales, como ya hacen en otros países a través de exámenes de sociabilidad por estadios o niveles en las que los perros pueden demostrar su manejo y capacidad de interacción social. Con este método nos basaríamos siempre en el comportamiento individual de cada animal para poder establecer, en el caso que fuera necesario, que un perro puede llegar a ser potencialmente peligroso”.

Por tanto, la modificación de la Ley 50/99 será una ley más justa y eficaz que a su vez reducirá el número de canes que formarán parte de la lista de perros potencialmente peligrosos en España. “Disminuirán los PPP de algunas razas, pero también es verdad que otros perros que actualmente no son valorados como PPP podrán formar parte de esta lista. La parte positiva de este cambio de normativa es que todo responsable tendrá que preocuparse más por saber con qué tipo de animal convive y deberá trabajar más en favor de su conducta. Por tanto, a la larga el número de PPP será muy inferior al actual, porque la gente será más consciente a la hora de vivir con un perro y se preocupará más por su educación”.