Entradas

META-PARK ZOO, el primer zoo de Europa libre de explotación animal

El META-PARK ZOO contará con el asesoramiento técnico de la Fundación FAADA y destinará parte de sus ingresos para la protección animal.

Durante muchos años, la sociedad ha reclamado un nuevo modelo de zoo, un lugar donde aprender sobre animales de todas las especies, pero que no implicara la explotación de ningún ser vivo. Esta voluntad social está muy cerca de producirse gracias a la empresa MetaOfix y al apoyo de la Fundación FAADA.

META-PARK ZOO es el primer parque zoológico en el metaverso de Europa. Está situado en una finca de 200 hectáreas a tan solo una hora de Barcelona, concretamente en el Parque Natural de Montnegre y el Corredor, entre las comarcas del Maresme y el Vallés Oriental. El espacio abrirá sus puertas este verano y ofrecerá al público tours de 1.30h de duración en los que será posible observar diferentes animales salvajes mediante gafas de realidad aumentada y dispositivos móviles con cámara.

Durante los tours, los visitantes no tendrán que ver a los animales en jaulas y con barrotes de por medio, no correrán el riesgo de contraer enfermedades zoonóticas o de ser atacados y, sobre todo, no fomentarán el cautiverio y la explotación de animales reales.

Los visitantes no tendrán que ver a los animales en jaulas y con barrotes de por medio

El proyecto META-PARK ZOO contará con el asesoramiento del equipo técnico de FAADA para ofrecer a sus visitantes información científicamente exacta sobre las diferentes especies salvajes, y destinará a la misma fundación 1€ de todas las entradas vendidas al parque, colaborando así con las diferentes acciones de defensa animal que la ONG lleva a cabo.

Según Giovanna Costantini, Coordinadora del Área de Comunicación de la fundación: “En FAADA estamos convencidas de que META-PARK ZOO marca el principio del final de la explotación animal en los zoológicos. Estamos encantadas de poder colaborar con el proyecto y convencidas de que en cuanto el parque abra sus puertas, quedará muy claro que en el siglo XXI no es ni necesario ni éticamente aceptable condenar a otros seres vivos a una vida en cautividad para poder aprender sobre ellos”.

Suprimen las demostraciones con leones marinos en el Parque de Cabárceno en Cantabria

El Parque de Cabárceno readaptará el recinto de leones marinos para orientar el modelo de visita hacia fines educativos y de bienestar animal.

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno, ubicado en Penagos (Santander), suprimirá las tradicionales demostraciones que se venían desarrollando hasta ahora con leones marinos y transformará el espacio, prescindiendo de las gradas, para facilitar la cercanía del público a la piscina y su observación del hábitat marino. En su lugar, los visitantes recibirán información personalizada por parte de los cuidadores.

Las demostraciones que se venían realizando estaban asociadas a los entrenamientos médicos que los ejemplares deben realizar a diario para saber reaccionar cuando necesitan cuidados o tratamientos. Sin embargo, el parque ha decidido reorientar la forma de conocer a los leones marinos a través de un modelo que se aleje de una imagen de espectáculo y permita a los animales gozar de mayor independencia y tranquilidad.

«El parque quiere adquirir un modelo que se aleje de una imagen de espectáculo»

La edad madura de los cuatro ejemplares, Eco y Lisa, de 25 y 26 años respectivamente, y Deva y Pas, con 18, y los problemas de visión de tres de ellos, han llevado a los responsables del parque y de CANTUR, la empresa pública dependiente de la Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio de Cantabria a tomar esta decisión, “siempre pensando en el bienestar de nuestros animales y en consonancia con la filosofía en la que se basa la existencia y la razón de ser de Cabárceno”.

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno no es un Zoo ni un parque natural. Se trata de un espacio naturalizado por la mano del hombre que intenta desarrollar una vida en el ambiente más natural posible para los animales que lo habitan. Salvo la alimentación que reciben los animales, el resto de actividades están marcadas por su casi libertad e instinto. Hablamos de un espacio concebido con fines educativo, culturales, científicos y recreativos que actualmente representa uno de los mayores atractivos turísticos del norte de España.

“Lo que más les gusta a nuestros visitantes es poder ver a los animales viviendo en estado de semilibertad, con espacios amplios y de la forma más cercana posible a su hábitat natural y lo que más valoran es comprobar que los ejemplares están bien cuidados y en condiciones óptimas”, ha subrayado Javier López Marcano, consejero de Turismo.

«Lo que más les gusta a los visitantes es ver a los animales en estado de semilibertad»

En cuanto a la eliminación de las demostraciones de los leones marinos, López Marcano ha detallado que “Queremos respetar la edad de unos y las dolencias físicas de otros y en este punto de dar un paso más y ofrecer una nueva forma de acercarse y conocer las características de esta especie. Todo ello teniendo en cuenta las recomendaciones de los cuidadores y veterinarios”.

Así, las demostraciones en su formato espectáculo finalizarán el próximo domingo 20 de marzo. El recinto permanecerá cerrado entre los días 21 y 25 para llevar a cabo la retirada de las gradas y el acondicionamiento del perímetro de la piscina. A partir del 26 de marzo, los visitantes podrán disfrutar nuevamente de los leones marinos en una nueva forma de interacción.

El equipo de cuidadores de los leones marinos atenderá a los visitantes y será el encargado de informar sobre las características de esta especie y curiosidades y forma de vida de los ejemplares del parque. Asimismo, responderán a todas las preguntas y dudas que se les planteen.

El Zoo de Barcelona reintroduce varios ejemplares de especies autóctonas amenazadas

El Zoo de Barcelona, ​​siguiendo su Nuevo Modelo, se ha convertido en una institución científica referente en cuanto a la búsqueda y conservación de la fauna autóctona. La labor realizada en este campo se ha visto culminada en los últimos días con la reintroducción en su medio natural de ejemplares de tres de las especies autóctonas sobre las que el Zoo mantiene proyectos de conservación: una tortuga de arroyo, el tritón del Montseny y la tortuga mediterránea, catalogadas como especies en peligro por la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (UICN).

“El Nuevo Modelo de Zoo apunta sobre todo a la función de la conservación de la naturaleza y la preservación de las especies que se encuentran en peligro de extinción. En este marco, uno quería comunicar que el Zoo de Barcelona ha liberado en sus hábitats naturales diversos ejemplares de diversas especies. La función del Zoo se está mostrando como muy efectiva con la conservación de especies en peligro de extinción. Por tanto, el Zoo no sólo puede hacer sensibilización y educación en la necesidad de conservar la naturaleza y sus hábitats, sino que también puede conseguir la reintroducción de especies dentro de sus hábitats”, ha declarado Laia Bonet, teniente de Alcaldía de Agenda 2030, Transición Digital, Deportes, Coordinación Territorial y Metropolitana en el Ayuntamiento de Barcelona.

La semana pasada se realizó la liberación de 27 ejemplares de tortuga de arroyo en los espacios naturales protegidos de cal Tet-ca l’Arana y del Remolar-Filipinas, en el marco del proyecto de conservación de esta especie impulsado por el Zoo y el Consorcio de los espacios naturales del Delta del Llobregat en 2012. Es el cuarto año consecutivo que se realiza una liberación de esta especie. Este año, 20 de los ejemplares han nacido en el Zoo, y el grupo se ha completado con 7 provenientes del Centro de Recuperación de Anfibios y Reptiles de Cataluña (CRARC), que también colabora con el proyecto.

Cada tortuga estaba marcada con un código específico al margen del caparazón o un chip, lo que permitirá evaluar su adaptación a la naturaleza. Como novedad, 12 de los ejemplares liberados llevarán un dispositivo GPS al caparazón, que registrará su posición y temperatura corporal. Estos emisores permitirán realizar un seguimiento del movimiento de las tortugas y ofrecerán información valiosa sobre aspectos como la dispersión, la tipología de los hábitats seleccionados o los corredores utilizados.

Fruto del convenio de colaboración, en 2012 se adecuó una instalación en el Zoo que recrea una balsa con vegetación acuática autóctona, donde se colocó una población reproductora de tortugas de agua y se instaló señalización informativa del proyecto y del delta del Llobregat. Las primeras crías nacieron en 2014 y en 2016 se produjo la primera liberación para reforzar las poblaciones naturales en el Delta.

El Tritón del Montseny, un anfibio catalán en situación de vulnerabilidad extrema

También durante estos días se ha trabajado en la reintroducción del Tritón del Montseny y desde el Zoo se han enviado 58 larvas, de un total de 500 ejemplares, de la variedad occidental de la especie para hacer una nueva liberación al suyo hábitat natural. En mayo y junio de este mismo año, ya se reintrodujeron 328 ejemplares, y desde la puesta en marcha del proyecto LIFE Tritó Montseny, se han liberado unos 1.500.

LIFE Tritó Montseny tiene como objetivos mantener un reservorio genético en los diferentes  centros de cría para garantizar el futuro de la especie y aumentar su área de distribución con la liberación de ejemplares en nuevos torrentes. Gracias a este programa de reintroducción, la cría en libertad de la especie se ha multiplicado en los últimos años. El proyecto está coordinado por la Diputación de Barcelona, ​​y cuenta con la participación de Forestal Catalana, la Generalidad de Cataluña, la Diputación de Gerona, el GRENP y del propio Zoo de Barcelona.

En la última reunión técnica del proyecto, se hizo seguimiento de las poblaciones reintroducidas, los centros presentaron los resultados de la cría de los tritones y se analizó la situación genética de la población ex situ, como punto de partida para elaborar un Plan de Reintroducción anejo al plan general de recuperación de la especie.

La tortuga mediterránea, tercera especie en peligro reintroducida

El miércoles 27 de octubre se hizo la liberación de 51 ejemplares de tortuga mediterránea, 16 de las cuales nacidas en el Zoo en 2020. En este caso, la liberación se ha realizado en el valle de Bovera, en Les Garrigues, en colaboración con la Asociación Trenca, con la novedad de que se hará seguimiento de los ejemplares con perros adiestrados. Esta liberación se integra dentro del plan de recuperación de la especie que realiza el Centro de recuperación de Reptiles y Anfibios de Cataluña (CRARC), bajo la dirección de la Generalidad de Cataluña.

El nuevo Plan Educativo del Zoo de Barcelona generará experiencias para concienciar y educar sobre la biodiversidad

Las actividades del nuevo Plan Educativo del Zoo se vinculan de manera especial con la fauna autóctona y amenazada, mediante una metodología vivencial y continuada con la incorporación de las nuevas tecnologías.

El Zoo de Barcelona reunirá el próximo 18 de septiembre a docentes de toda Cataluña para hacerlos partícipes del nuevo Plan Educativo del Zoo para el curso 21/22, vinculado a los valores del Nuevo Modelo de Zoo y basado en el currículo escolar y las competencias básicas del sistema educativo.

El plan tiene como objetivo generar experiencias educativas mediante una metodología vivencial y continuada, con la incorporación de las nuevas tecnologías. El director del Zoo, Sito Alarcón, y el jefe de Conservación y Conocimiento, Juli Mauri, presentarán un nuevo programa que representa un paso más en el proyecto de transformación hacia el Zoo del futuro.

Con este nuevo plan, el Zoo se pone a disposición de los docentes para que, a través de las actividades planificadas, puedan aprovechar la experiencia en materias como la zoología, la biología, la ecología, la conservación de la biodiversidad y el bienestar animal, de todos los profesionales que trabajan. Los temas específicos de las actividades están vinculados, especialmente, a la fauna autóctona y amenazada, lo que tiene un gran interés a la hora de complementar el trabajo que se realiza en el aula.

Consta de 20 experiencias para todas las edades, algunas centradas exclusivamente en un nivel educativo concreto, pero muchas de ellas se han adaptado para que puedan ser realizadas por alumnos de diferentes niveles. Así, hay 4 destinadas a la Educación Infantil; 16 para los diferentes ciclos de Primaria, 14 dedicados a los alumnos de ESO y 8 para Bachillerato.

Destaca la nueva experiencia «Animales en peligro», enfocada a los tres niveles educativos, donde se exponen las diferentes causas que han llevado a muchas especies a estar cercanas a la extinción, incidiendo en aquellas causas para el ser humano, explicando la fragilidad y complejidad de sus ecosistemas ya la vez exponiendo un mensaje positivo sobre la posibilidad de revertir la situación si todos nos implicamos. Es una experiencia inmersiva que se realiza al mismo Zoo y que incorpora un soporte digital interactivo para aprender de manera lúdica y mientras se trabaja en equipo.

Además de incorporar nuevas experiencias, aquellas que históricamente han sido más trabajadas por las escuelas también se han actualizado, como es el caso del taller ‘Invertebrados’, que contará a partir de ahora con la posibilidad de observar animales y aprender de manera directa de los animales vivos en el Pabellón de Invertebrados, que se inaugurará próximamente.

La Escuela del Zoo ha incorporado nuevos recursos y metodologías para transformar las actividades en experiencias inclusivas para todos, adaptándose a las necesidades de los centros y en la realidad de cada momento, con la posibilidad de trasladarse a las escuelas, como se ha ido realizando durante los últimos meses debido a la pandemia. Se ha trabajado en hacer realidad una propuesta que incorpora la tecnología para permitir acceder de manera online, con actividades digitales y aprendizaje a través de gamificacions.

El Plan educativo se complementa y se acompaña de un plan de formación continuada en materia de educación ambiental, de fauna y sostenibilidad para el equipo de educación del Zoo, con la voluntad de que los profesionales de la casa estén capacitados para ofrecer la mejor educación ambiental posible, en especial en cuanto a la conservación de la fauna amenazada y sus hábitos.

El Zoo de Miami aplica la eutanasia sobre la jirafa Pongo

La jirafa Pongo, uno de los animales más reconocidos del Zoo de Miami, ha sido sacrificada tras fracturarse dos patas y agravarse posteriormente la herida.

El zoológico de Miami ha comunicado a través de sus canales oficiales que el pasado 4 de enero tuvieron que tomar la difícil y triste decisión de sacrificar a Pongo, una jirafa macho de casi 12 años de edad y 4,87 metros de altura. Pongo era uno de los animales más reconocidos de este parque temático del sureste de Florida.

Pongo había experimentado un dolor cada vez mayor en la pezuña trasera izquierda debido a una pequeña fractura que había sufrido previamente. En un esfuerzo por parte de los especialistas por tratar esa fractura, el animal fue inmovilizado el pasado mes de septiembre. Un equipo especial de veterinarios, así como expertos de tres instituciones diferentes, le realizaron radiografías en los pies, le aplicaron una terapia láser y le colocaron unos zapatos personalizados con la esperanza de que estos tratamientos aliviaran el dolor de la jirafa y curaran su fractura.

Contra todo pronóstico, según informa el Zoo de Miami, la inmovilización fue exitosa y el equipo especial de veterinarios pudo ponerle a Pongo los zapatos personalizados que parecían aliviarle el dolor. El animal inicialmente pudo caminar con normalidad, sin embargo, los zapatos se soltaron en algún momento y tras la pérdida de estos, aparentemente Pongo volvió a lesionarse en la misma zona, agravando aún más sus problemas físicos.

El equipo de Salud Animal del parque realizó una serie de tratamientos con el objetivo de proporcionar a Pongo el máximo confort posible con la esperanza de que se curara sin la necesidad de inmovilizarlo de nuevo. La inmovilización de una jirafa es un procedimiento extremadamente arriesgado debido a su tamaño, por lo que se acordó que solo se llevaría a cabo este proceso una vez agotadas todas las demás opciones.

Desafortunadamente, ninguno de los tratamientos experimentados fue efectivo y se tomó la decisión de volver a inmovilizar a Pongo para realizar radiografías detalladas y, con suerte, poder brindarle un tratamiento exitoso. Lamentablemente, las radiografías revelaron que en las últimas semanas se había fracturado aún más el pie, de manera que era imposible que el equipo de Salud Animal pudiera tratar con éxito al animal. Finalmente, para evitar más sufrimiento en el animal, se tomó la dolorosa decisión de sacrificarlo mientras aún estaba anestesiada.