Trabajar con gatos incrementa la productividad y reduce el estrés

El último informe presentado por Bizneo HR en el Día Internacional del Gato revela que cada vez hay más empresas que fomentan la presencia de los animales de compañía en la jornada laboral.

Según el último informe de estos expertos en software de Recursos Humanos cada vez hay más empresas que permiten a sus empleados llevarse a los animales a la oficina. Una iniciativa pet-friendly que se argumenta por la reducción de estrés que aporta acariciar al animal, así como la consecuente mejora de la productividad.

Esta práctica tiene su origen en Japón. El país nipón trabaja con los perros desde 1991 y desde hace ya casi 20 años también comparte la jornada laboral con los gatos. Trabajar con los gatos disminuye los niveles de cortisol (la hormona del estrés) de manera significativa. Interactuar con los mininos tiene beneficios a largo plazo sobre la salud, tanto física como mental.

Las ventajas de trabajar con los animales de compañía

Acariciar a los perros y gatos atenúa la ansiedad y sirve para combatir la fatiga propia de la jornada laboral. El 30% de los encuestados aseguran que estarían dispuestos a trabajar durante más horas si estuviesen acompañados de sus animales.

Otro dato que indica el informe es que compartir espacio con canes y felinos reduce el absentismo e incrementa la satisfacción del conjunto de los empleados.

Por otro lado, esta actividad acaba con el sentimiento de dejarles solos en casa, lo que favorece las relaciones laborales del empleado. Más de la mitad de los trabajadores afirmaron que mejorarían su compromiso con la organización. Por tanto, la presencia de los animales mejoraría el clima laboral de manera más directa, y como consecuencia, la productividad.

La cara B de trabajar con gatos

Cualquier empresa que quiera sumarse a la iniciativa pet-friendly deberá tener en cuenta una serie de consideraciones y normas:

•Tener la cartilla de vacunaciones al día.

•Llevar bolsas para las heces y mantener las zonas de trabajo limpias.

•Llevar a los perros atados si se mueven por el edificio.

•No dejar solos a los animales en los puestos de trabajo.

•Tampoco es recomendable hacerlo si están enfermos.

•Educar a los animales y garantizar que se lleven bien con los otros.

•Alimentarlos adecuadamente.

•Establecer protocolos de actuación.

•Proporcionarles un entorno apropiado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario