Animalados

Una asociación catalana crea los primeros sacos de dormir con perro de todo el mundo

Animalados

Los empezarán a regalar estas semanas a los sintecho de Barcelona

En la larga lista de problemas que sufren las personas que viven en la calle hay uno que perdura desde hace demasiado tiempo: los albergues para personas sin hogar no aceptan perros. Esta carencia implica que, cuando llega el frío, deben escoger entre seguir durmiendo en la calle con su compañero o abandonarlo para ir a un albergue de los que ofrecen los ayuntamientos cuando caen las temperaturas. Para la mayoría, la opción es clara. Y es que los vínculos que se crean entre los perros y sus dueños cuando ambos viven en la calle están a otro nivel.

Para ayudar a borrar este problema de la lista, o al menos reducir su impacto, la Associació Catalana d’Excursionisme Caní se ha inventado los primeros sacos de dormir para personas y perros. Se trata de unos sacos normales y corrientes pero que llevan como una extensión en la parte de arriba, de forma rectangular, para que pueda entrar también el perro. «Al dormir juntos, la persona y el perro pueden darse calor mutuamente», explica Pere López, portavoz de la entidad.

«Hace un par de años hubo una ola de frío que provocó la muerte de gente sin techo y nos quedamos muy parados, porque uno de los colectivos vulnerables son los que tienen perro, porque los albergues no los aceptan» , explica. Con esa preocupación en la cabeza, le fueron dando vueltas hasta diseñar los primeros sacos para persona y perro. Los probaron para garantizar que funcionaban bien y ya están listos para llegar a las calles. «La Administración tendrá que hacer albergues que acepten perros pero, mientras tanto, éste es nuestro pequeño grano de arena», valora López.

Tienen 65 sacos disponibles y están a punto de llegar 35 más. Se repartirán entre los sintecho de Barcelona gracias a la colaboración de la asociación Arrels y FAADA. El diseño y la fabricación corren a cargo de la entidad, a partir de las cuotas que pagan los cerca de 200 socios actuales. Para ayudar con donaciones a que sigan con estas iniciativas, podéis consultar su página web.

La Associació Catalana d’Excursionisme Caní nació en 2012 cuando un grupo de personas vió la necesidad de unirse para poder escapar a la montaña con el perro, que a veces en los refugios no eran bienvenidos. Con el tiempo, la entidad fue derivando en secciones y ahora frecen terapias, perros de rescate e incluso proyectos en África de concienciación animal.

Leer más

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.