Conoce todo lo necesario sobre las playas para perros de Barcelona

Se acerca el buen tiempo y la temporada de verano en Barcelona, una época ideal para que los perros puedan dar un paseo, correr y jugar en la playa. Pero antes de acudir junto a los peludos a estos espacios es importante conocer la normativa existente para estos lugares, así como la existencia de playas caninas ideales para el recreo canino.

En primer lugar hay que tener en cuenta que la Ordenanza sobre Protección, Tenencia y Venta de Animales dice que “está prohibida la circulación o la estancia de animales domésticos en las playas, salvo en las horas y en los puntos que el alcalde señale y en los otros espacios públicos que el alcalde determine. Quedan fuera de esta prohibición los perros de asistencia”.

El gobierno municipal actual ante la Ordenanza sobre Protección, Tenencia y Venta de Animales decretó el 6 de julio de 2018 que: “se permite el acceso de los animales domésticos a las playas de la ciudad de Barcelona con carácter general, sin limitación horaria, salvo el periodo entre el sábado anterior al Viernes Santo y el lunes de Pascua Florida, ambos incluidos, y el periodo comprendido entre el fin de semana anterior al 1 de junio y el fin de semana posterior al 11 de septiembre, los dos incluidos, con la excepción a los perros de asistencia. No existe tampoco limitación a los perros que utilicen las playas caninas habilitadas por el Ayuntamiento”.

Conoce las características de las cinco playas caninas de la provincia de Barcelona:

Playa canina de Llevant de Barcelona

Es un espacio separado físicamente del resto de la playa de Llevant con una superficie cercana a los 1.250 metros cuadrados y un aforo limitado a cien perros por motivos de seguridad. El espacio contiene unas vallas perimetrales en la zona del rompiente del agua y el espigón, para evitar que los perros puedan salir. El horario de esta playa canina es de 10:30h a 19:00h.

La playa canina de Llevant cuenta con dos informadores ambientales que llevan a cabo tareas de control de accesos al espacio. Tan sólo podrán acceder aquellos perros identificados con microchip. Además, los informadores realizaran repartos de bolsas de recogida de excremento y facilitaran todo la información necesaria a los usuarios sobre el uso y el acceso a la playa.

La playa canina de Barcelona destaca también por la limpieza manual del lugar, tanto del espacio como de los accesos. El trabajo de limpieza incluye el vaciado de papeleras, así como la limpieza mecánica nocturna del tamizado mediante un tractor. A la vez, el lugar cuenta con un servicio de control de la calidad del agua y de la arena para garantizar el bienestar del animal.

El espacio está equipado con una fuente de beber o abrevadero adaptado a todo tipo de tamaños de perros, duchas caninas, urinarios con base filtrante, dos duchas para personas y bancos para facilitar el descanso de los usuarios.
Por último recordar que los perros que quieran disfrutar de esta playa tendrán que estar inscritos en el censo y llevar al día la cartilla de vacunas. Por otro lado, hay que tener en cuenta que si el perro es de una raza potencialmente peligrosa deberá llevar bozal incluso durante el baño.

Cala Vallcarca de Sitges

Esta playa canina está habilitada para los perros durante todo el año. Se trata de una pequeña cala situada entre Sitges y Castelldefels con un tamaño de unos 60 metros de largo y 15 de ancho. El espacio está formado por una arena muy fina y protegida de las olas gracias al espigón.

Este lugar destaca entre los usuarios por estar situado junto a un bosque en el que puedes completar tu jornada de recreo canino con un plácido paseo. El bosque está formado por una importante vegetación que proporciona sombra a las personas y a los animales durante su paseo, hecho que provoca que la estancia sea mucho más amena.

Para acudir a la Cala Vallcarca de Sitges es importante seguir las normas de conducta básicas para los animales. Es decir, llevar contigo el carnet de identificación, la cartilla de vacunación y respetar al resto de usuarios que se encuentren en el espacio.

Playa de Las Salinas de Cubelles

Esta playa canina la encontramos en el centro de Cubelles, junto a la central térmica de la población. Se trata de un espacio semiurbano que habilitó el ayuntamiento en 2015. El espacio está formado por unos 45 metros cuadrados de arena fina que no dispone de equipamiento especial para los animales. Se trata de  un terreno libre de obstáculos para que los canes puedan jugar y correr sin ningún tipo de problema.

El horario de esta playa es de disposición total para los usuarios, sin ningún tipo de restricción. Las normas básicas de este espacio son las siguientes:

-Disponer de microchip, cartilla de censo y cartilla de vacunación de los animales.

-Mantener controlada a la mascota sin que moleste a los demás usuarios.

-Recoger los excrementos depositados por el animal.

-Si el perro es de raza potencialmente peligrosa deberá ir siempre atado y con bocal.

Playa canina de Pineda de Mar

El Ayuntamiento de Pineda de Mar anunció en junio de 2017 que los canes gozarían de una zona de playa entre el C/Marina y el C/Tarongers. Una pequeña zona situada entre las playas de Poblenou y de la Riera situada entre dos campings.

Esta playa canina está cerrada y muy bien señalizada, de manera que deja claro que está permitido el baño a los animales de compañía. La extensión del lugar es de unos 100 metros cuadrados, un espacio muy extenso para el recreo y bienestar de los animales y de los usuarios.

El espacio está abierto los 365 días, sin restricciones de horarios y de acceso libre a todo el mundo. Para favorecer la convivencia el propio espacio dispone de unas normas que hay cumplir:

-Es obligatorio recoger los excrementos de los perros y tirarlos en las papeleras. Si es necesario hay que echar agua donde hayan orinado.

-Los perros solo pueden acceder a la zona delimitada (arena y agua) de esta playa.

-Los perros no pueden utilizar las duchas de las playas del municipio.

-Los animales tienen que disponer de la identificación con microchip.

-Los animales tienen que llevar una placa identificativa o cualquier otro medio adaptado al collar del animal donde conste su nombre y el teléfono del propietario.

-Llevar un bozal apropiado para la tipología de cada raza de animal.

-Ir atados por medio de un collar y una cadena o correa que no sea extensible y de longitud inferior a dos metros.

-Los animales no pueden ser llevados por menores de 16 años.

-No se puede llevar más de un perro potencialmente peligroso por persona.

Playa Picòrdia de Arenys de Mar

Esta playa está formada por una superficie de unos 1.500 metros cuadrados y está dirigida únicamente a los perros inscritos en el censo del Ayuntamiento de Arenys de Mar. Los perros censados en otros ayuntamientos no podrán entrar en esta playa. El espacio está separado del resto de la playa mediante elementos físicos para no causar molestias al resto de usuarios de la playa.

No obstante, en Arenys de Mar, entre el 1 de junio y el 16 de septiembre, los perros pueden acceder a todas las playas de la población entre las 20:00h y las 8:00 de la mañana. Durante esta hora sin restricción canina, los dueños de los animales tendrán que evitar cualquier tipo de molestia al resto de los usuarios, con la obligación de que los canes no hagan sus necesidades en la arena de la playa.

Las normas de uso de la playa de Picòrdia no varían de la del resto de las playas caninas de la provincia de Barcelona:

-Es obligatorio mantener controlado a tu animal de compañía para garantizar el bienestar del resto de los usuarios.

-El animal tiene que disponer de microchip, de cartilla de vacuna actualizada y estar censado únicamente en el ayuntamiento de Arenys de Mar.

-Si el perro es de raza potencialmente peligrosa tendrá que ir atado y con bozal en todo momento.

Así es la nueva área para perros de les Glòries

Antes de las obras de remodelación, los perros de las Glòries eran los más afortunados de Barcelona: gozaban de una gran explanada completamente abandonada donde era posible dejar el perro libre sin muchos problemas. Y todo ello, en el centro de Barcelona. Un día sin embargo, la explanada apareció cerrada. Y empezaron las obras.

Un año después, el Ayuntamiento ha transformado toda la zona, convirtiendo parte de la explanada y del tambor viario de Glòries en un gran parque de más de 20.000 metros cuadrados. Hay un campo de baloncesto, una preciosa zona verde no apta para perros, juegos infantiles y un área para perros. Animalados ya ha visitado la nueva área.

Los usuarios consultados por Animalados hacen una crítica bastante positiva. A Marta Gimbert le gusta bastante, «sobre todo la valla», que es alta y firme. Sin embargo, tal vez encuentra el espacio un poco pequeño, «teniendo en cuenta la cantidad de espacio que hay en el parque». Lula y Herminone, ambas adoptadas, han podido estrenar la nueva área el primer día, con un poco de estrés, debido a toda la gente que tenía ganas de ver el nuevo parque. La crítica del tamaño la hacen otros usuarios y algunos ponen en duda que el drenaje sea correcto. Este es un problema que presentan muchos de los parques nuevos que está creando el Ayuntamiento.

La nueva área de Canòpia tiene un arenal en medio, con una pequeña montaña de piedra. Rodeando el arenal hay dos grandes bancos también de piedra, para las personas, y si dibujamos otro círculo más grande, hay un espacio para poder correr con el perro de tierra. La fuente es como todas las que instala últimamente el Ayuntamiento, que permite que se acumule el agua para que los perros puedan beber. Marta Gimbert, insiste en que todavía no ha tenido tiempo suficiente para probarlo pero a primera vista tambien detecta otro problema que se puede encontrar en otras áreas para perros: «Mucha sombra no hay … en verano nos tostaremos «.

Consulta aquí la guía de parques para perros de Barcelona.

Descubre cinco planes ideales para perros en Madrid

Descubre cinco lugares de Madrid en los que podrás disfrutar de la compañía de tu peludo:

Área de Recreo de El Retiro

El Parque de El Retiro es uno de los lugares más especiales de Madrid. Se trata de un espacio muy extenso, concretamente 125 hectáreas, destinado al turismo de personas: monumentos, el palacio de cristal, paseos en bicicleta, paseos en barca… Pero además el parque cuenta con un área de recreo para perros.

La zona de recreo para perros del Parque de El Retiro cuenta con un amplio espacio de césped y árboles para que los canes gocen de un ambiente de naturaleza pura. Además el área está equipada con tres fuentes de agua para perros, zona de bolsas para recoger los excrementos y zona de pipicán. Por último, también encontramos una serie de juegos de agility para que los animales puedan realizar ejercicio físico: subidas y bajadas de rampa, pasos subterráneos por el túnel y circuito de velocidad.

El punto diferencial de este espacio para perros es la extensa superficie del lugar para que el perro pueda permanecer suelto sin ningún problema y disfrute de muchos metros en los que correr junto a su acompañante o junto a otros perros.

Lo perros pueden estar sueltos en todo el parque de El Retiro desde las 19:00h en invierno, y desde las 20:00h en verano hasta las 10:00 de la mañana. Los canes, en cambio, podrán estar en su libre albedrío en el área de recreo desde las 6:00 hasta las 24:00 en verano y desde las 6:00 hasta las 22:00h en invierno.

Dirección: El parque se encuentra en la Puerta de Mariano de Cavia, en la Plaza de la Independencia número 7.

Parque del Oeste

El Parque del Oeste es uno de los lugares de Madrid en los que más podrás disfrutar de la compañía de tu peludo. Se trata de un lugar repleto de elementos propios de la naturaleza distribuidos en una superficie cercana a las 100 hectáreas.

El espacio cuenta con una serie de atracciones turísticas para las personas como son el teleférico, la Escuela de Cerámica o el Templo Egipcio de Debod. En cuanto al recreo animal, el parque cuenta con un paisaje muy extenso con un trazado de jardín inglés repleto de caminos curvilíneos y con desniveles ideales para el bienestar del paseo canino.

La zona más especial para el paseo y el bienestar de los animales se encuentra en el extremo sur del parque, concretamente en la Rosaleda Ramón Ortiz. Este espacio está dotado de 15.000 metros cuadrados en el que los canes pueden disfrutar de la naturaleza en toda su pureza y de espacio para moverse en total libertad.

El horario de este parque se extiende desde las 10:00 de la mañana hasta las 21:00 de la tarde con entrada gratuita para todos los usuarios.

Dirección: Paseo de Moret, número 2 de Madrid.

Parque Juan Carlos I

Este parque cuenta con una superficie de 160 hectáreas, con espacio habilitado para diferentes tipos de actividades: pista de patinaje, río con práctica de deportes acuáticos, un lago con zona habilitada para la pesca, paseos en bicicleta, paseos a pie… y un área de recreo para el uso de los perros.

Se trata de un espacio muy familiar, ya que en el propio parque se organizan diferentes actividades para los más pequeños. De hecho, el propio lugar dispone de un tren de turismo con el que puedes moverte por las distintas zonas del parque de forma gratuita.

La zona canina del parque Juan Carlos I es una de las más extensas de la capital de España. El espacio cuenta con bebederos, bolsas para depositar los excrementos y diferentes actividades de agility destinado a los canes. Hay que tener en cuenta que el lugar dispone de pocos espacios de sombra, por lo que el sol de pleno verano puede ser peligroso para los perros e incluso para las personas.

Por último, hay que destacar que en este parque acuden muchas personas junto a sus peludos para trabajar el adiestramiento canino aprovechando las instalaciones de agilidad y el amplio espacio del lugar.

El parque dispone de diferentes horarios en función de la época concreta del año. De Junio a Septiembre abre todos los días de 7:00h a 1:00h. De octubre a mayo el espacio está abierto de 7:00h a 23:00h, menos viernes y sábados, días que cierran una hora más tarde, a las 24:00h.

Dirección: Glorieta Don Juan de Borbón y Battemberg, número 5.

Sierra de Guadarrama- Collado Villalba

La sierra de Madrid es uno de los lugares más idílicos para hacer una excursión con tu perro y pasar un día rodeado de la mejor naturaleza. En este caso, el espacio se encuentra a las afueras de la capital de España, en la localidad de Collado Villalba, concretamente en la vertiente sur de la sierra de Guadarrama.

La Sierra de Madrid es el lugar perfecto para hacer una escapada de día entero con los peludos. El municipio de Collado Villalba se encuentra situado en un valle que rodea al Río Guadarrama. Una superficie rodeada de montañas y vegetación con numerosos caminos que recorrer.

Las distintas rutas de esta localidad cuentan con un terreno ideal para el goce y disfrute de los animales. El pavimento repleto de desniveles es el escaparate perfecto para que los animales puedan disfrutar de la naturaleza y respirar el mejor clima de la Comunidad de Madrid.

Collado de Villalba se encuentra a unos 40 km de la Madrid. El desplazamiento desde Madrid capital hasta esta zona de la Sierra se puede hacer mediante ferrocarriles, autobuses o con el transporte personal.

Parque Adolfo Suárez de Majadahonda

En 2016 se inauguró este parque con una fuerte inversión de 1,2 millones de euros por parte del Ayuntamiento de Majadahonda. Es el parque más grande del municipio y cuenta con espacios acotados para los distintos colectivos y para diferentes tipos de actividades. Zona de actividades para niños, circuito de running, senderos biosaludables para realizar paseos rodeados de la mejor vegetación y… dos áreas de recreo para perros.

Las áreas caninas están equipadas con fuentes, bebederos para los perros, zonas de sombra y un moderno circuito de agilidad con rampas de subida y bajada, circuito de velocidad y barras de madera. Todo el material de agilidad está construido con madera para evitar de esta manera cualquier daño físico y malestar en el animal.

El parque se mantiene abierto cada día de 7:00 de la mañana hasta las 23:00 de la noche, un espacio perfecto para disfrutar con la familia y los peludos.

Dirección: Parque Adolfo Suárez, Calle Velero número 24.

Mucho más que una piscina canina

Si tienes perro y vives cerca de Barcelona estás de suerte o, mejor dicho, es tu perro quien está de suerte, porque el parque acuático para perros más grande de España está muy cerca de la capital catalana. Se llama Perros al Agua y está en la Roca del Vallés. Gracias a esta iniciativa, los dueños de los perros que desean que sus mejores amigos también se puedan bañar cuando hace calor, ya pueden elegir entre playa o piscina. Las playas donde se pueden bañar los perros no paran de crecer y ya hay diferentes opciones. Por el contrario, el número de piscinas es absolutamente insuficiente. Por ello os presentamos hoy Perros al Agua.

Su gran atracción son grandes lagos con diferentes profundidades donde todos los perros pueden bañarse y participar en diferentes actividades. Al Gran Lago hay toboganes, canoas, tablas de surf e incluso un rampa de saltos. Los dueños de los perros también se pueden bañar y acompañar a sus mejores amigos al agua. En el lago más pequeño, en cambio, es sólo para perros de menos de 10 kg y tiene menos profundidad. También tiene diferentes actividades para los bañistas de cuatro patas. También hay grandes explanadas para que los perros, después de tanta actividad, puedan recuperar las fuerzas. En las instalaciones también hay una zona de dunas, con arena fina para que los perros sigan jugando, veterinarios y un bar-restaurante.

El parque empieza la temporada en el mes de abril. Durante este mes y también durante el mes de mayo, el horario es de 11.00 a 17.00 y sólo está abierto en fin de semana. En junio, sigue abriendo sólo los fines de semana hasta el día 17 y, a partir del 18, abre todos los días, menos los lunes, de 11.00 a 19.30. En julio, agosto y la primera quincena de septiembre, los meses de más afluencia, está abierto de 11.00 a 19.30 (todos los días menos lunes). A partir del 15 de septiembre, sólo abre los fines de semana y en octubre, abre los fines de semana de 11.00 a 17.00.

El aforo está limitado y los meses de verano no es fácil conseguir entrada, así que, si os animáis, recordad comprar las entradas con cierta antelación. Existen abonos y precios más reducidos si sólo se va por la tarde, pero el precio por un día (perro y acompañante) es de 15 euros.

Diez consejos para ir a la playa con tu perro

Este es el Decálogo del buen Beach dog. Si queréis ir a la playa con vuestro perro, seguid estos consejos:

  1. Llevar cantimplora para que beba mucha agua. Los perros no sudan, se refrescan jadeando, pero lo que eliminan al hacerlo es vapor de agua, por eso también se deshidratan aunque no suden. Si no le gusta mucho el agua, podéis llevar caldo suave de pollo fresquito en la  
  2. Ofrecer alimentos ricos en agua como frutas o gelatinas saborizadas sin azúcar.
  3. Evitar el bozal, y si lo tienen que llevar, que sea uno grande y adecuado que le permita abrir bien la boca y sacar la lengua para jadear.
  4. Meterse en el agua con frecuencia es una buena manera de refrigerarse.El agua de mar es buena para la piel, pero al regresar a casa mejor una ducha para eliminar el salitre y la arena acumulada.
  5. No rasurar el pelo al cero para que vaya fresquito: el pelo confiere protecciónde la radiación ultravioleta y evita el sobre calentamiento de una piel que al no sudar se calienta más rápido.
  6. Sombrilla y palas: Cavar un buen hoyo en la arena buscando el frescor de la arena profunda o tumbarse a la sombra de una sombrilla son recomendables para mantenerse fresco, sobre todo para los perros que no se bañan.
  7. Está bien llevar un freesbe, pelota o similar para jugar un rato con tu perro, pero no es recomendable hacer ejercicio físico intenso a las horas de más calor.
  8. La arena de la playa a ciertas horas está muy caliente, si tu perro tiene las almohadillas de manos y pies duras y curtidas no será un problema pero si las tiene blandas y delicadas pueden erosionarse y molestarle. Existen pomadas, ungüentos y todo tipo de productos a base de aloe vera que sirven para endurecer y preparar las almohadillas para situaciones especiales, diferentes a los paseos diarios urbanos. Se deben empezar a aplicar un par de semanas antes.
  9. Llevar bolsas para recoger las heces que puedan hacer en la arena.
  10. Kit de educación básica: chuches, premios y recompensas. Todos los perros en la playa y en cualquier espacio público deberían al menos responder a la orden de llamada, obedecer la orden de sentarse/tumbarse y la de estarse quietos. Es tu responsabilidad que no molesten a los demás. Si todavía no lo has conseguido necesitarás también una cuerda o correa larga para que se pueda mover, pero limitarle el acceso a zonas conflictivas.

Artículo de Ignacio del Moral, veterinario de Clinivet.