Entradas

España vota a favor de la restricción del uso de plomo en los humedales

La modificación del Reglamento REACH podría significar el final de la caza en muchas zonas de España

Los animales y el medio ambiente en general están de enhorabuena. El pasado jueves 3 de septiembre el Comité de la Agencia de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) aprobó, tras la votación de los Estados miembros de la Comisión Europea, la restricción del uso de plomo en humedales. Un decisión que ha contado con el apoyo de España y de su Ministerio para Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

El nuevo Reglamento REACH (Registro, evaluación, autorización y restricción de sustancias químicas) sancionará a aquellos cazadores que lleven consigo un cartucho de munición de plomo y se encuentre a menos de 100 metros de un humedal. El objetivo principal de esta medida es acabar con la muerte anual de entre 400.000 y 1.500.000 de aves acuáticas por la intoxicación causada por el plomo en los charcos, según los datos compartidos por la ECHA.

La votación ha sido aprobada tras cuatro intentos en lo que va de año y ha contado con los votos a favor de la mayoría de los países miembros de la Unión Europea. Tan solo Hungría, Eslovaquia, Finlandia Malta y la República Checa se han mostrado en contra, mientras que Estonia, Letonia, Lituania y Bulgaria se han abstenido en la votación.

La definición de humedal a tener en cuenta de cara a esta modificación del reglamento es la que recoge el Convenio Ramsar, un acuerdo internacional que promueve la conservación y el uso racional de los humedales. Así, la definición oficial dice que toda superficie cubierta temporalmente de agua superior a un metro cuadrado es un humedal. Una teoría que provocará que la caza sea inviable en muchas zonas España.

La Real Federación Española de Caza se ha mostrado en contra de esta modificación del Reglamento REACH. Una variación de la norma que el colectivo de la actividad cinegética considera que “viola los derechos fundamentales de los cazadores, como la presunción de inocencia y estima que un charco es un humedal, lo que pone en jaque a la caza en muchas zonas de España”.

El Gobierno autoriza la caza de conejos y jabalíes durante el estado de alarma

El Gobierno ha emitido un comunicado a las comunidades autónomas para que autoricen la actividad cinegética durante el estado de alarma. El objetivo de esta medida es evitar los daños agrícolas que causan las supuestas sobrepoblaciones de conejos y jabalíes.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha autorizado la caza tras recibir las quejas del sector ganadero de territorios como Murcia, Andalucía o la Comunidad Valenciana, entre otros. Tras atender a estas peticiones, el Gobierno ha permitido a las comunidades autónomas autorizar la actividad cinegética con el objetivo de evitar daños agrícolas y prevenir también la propagación de enfermedades animales como la peste porcina.

En la Región de Murcia, por ejemplo, la Consejería de Medio Ambiente ha autorizado la caza en diez municipios para el control cinegético del conejo y jabalí cuando existan daños importantes y se disponga de las autorizaciones emitidas por los agentes medioambientales. Para ejecutar dicha actividad habrá un máximo de dos personas por autorización desplazándose en coche, una delante y otra atrás del vehículo y siempre con mascarilla y guantes. Las dos personas deberán mantener siempre una distancia mínima de dos metros de seguridad durante la práctica de la caza.

La Comunidad Valenciana es otro territorio donde también se han activado ya controles de fauna cinegética durante el Estado de Alarma. Según los ganaderos, la sobrepoblación de animales como el conejo de monte o el jabalí está causando unos daños incompatibles con la rentabilidad de la actividad. La Dirección General de Medio Natural y Evaluación Ambiental considera necesario reactivar la caza para controlar especies cinegéticas pese al estado de alarma que sigue instaurado en España.

PACMA ha dado su opinión sobre la autorización del Gobierno a las comunidades autónomas para volver a la actividad cinegética: “Consideramos que la caza es una actividad violenta que debe prohibirse. Además, es intolerable que se permita en estado de alarma y en una situación como la actual, al carecer además de informes que lo acrediten. Exigimos al Gobierno y a la Dirección General de Derechos de los Animales que recuerden de nuevo estos a las autonomías, y que no cedan a las presiones de los cazadores”.

Ante los supuestos problemas causados por la proliferación de animales en las explotaciones agrarias, el Partido Animalista asegura que hay “un elevado número de granjas cinegéticas presentes en comunidades como Castilla-La Mancha, donde existen 144 autorizadas, y que precisamente está preparando una autorización para permitir la caza de conejos”.

“En estas granjas se crían, entre otros animales, jabalíes y conejos, que posteriormente se sueltan para que los cazadores los maten”. Por tanto, según PACMA la recomendación del Gobierno sobre el control poblacional de algunos animales “carece de una razón que justifique la vulneración de las medidas impuestas por el estado de alarma”.