Entradas

Las mariposas y sus peculiaridades

La mariposa es un insecto, concretamente clasificado como artrópodo que sufre una de las metamorfosis más curiosas del reino animal. Su nombre científico es lepidóptero, del griego «lepi» que significa escama, nombre que le viene de la multitud de escamas que poseen sus alas. Su aparente fragilidad y su colorido nos fascinan, pero conocemos pocas cosas de estos insectos de los que existen más de 170.000 especies conocidas en todo el mundo. Veamos algunas de sus singularidades.

– Las alas de las mariposas no son de colores. Son translúcidas, pero están compuestas de múltiples capas finas (las escamas que comentábamos) que reflejan las ondas de la luz, de ahí los colores que percibimos.

– Nada más salir del capullo son incapaces de volar. Deben esperar unas horas para que sus alas se fortalezcan y se extiendan.

– No pueden sentir, se mueven a través de las vibraciones.

– Las mariposas amazónicas beben las lágrimas de las tortugas, ya que estas contienen mucho sodio, mineral que atrae estos insectos.

– En China y otros países, se consideran a las mariposas como una comida exótica.

– Sobreviven y se adaptan a casi cualquier clima, menos el del ártico.

– Tienen el sentido del gusto en las patas.

– La mariposa de mayor tamaño se llama Ornithoptera alexandrae hembra y puede llegar a los 31 cm.

– Son capaces de volar hasta 20 km/hora.

– Se alimentan de los líquidos de las plantas.

– A la hora de aparearse, lanzan unos polvos, llamadas comúnmente «polvos del amor», para que la «presa» quede fijada y quieta.

– A pesar de no ver demasiado bien y sólo perciben algunas tonalidades cromáticas, pueden distinguir colores que no percibimos los seres humanos.

– Beben barro, para captar algunos nutrientes necesarios.

– Dependiendo de la especie, pueden llegar a poner hasta 500 huevos de una sola vez.

– Viven como máximo 15 días, a excepción de las mariposas monarca que pueden llegar a vivir 10 meses.

– La mayoría son nocturnas, por lo que no las podemos ver durante el día, sólo a unas pocas especies.

– Existen algunas especies tan curiosas como las «mariposas vampiro» que se alimentan de otras especies o las mariposas transparentes.

Fuente: AMIC / Eva Remolina