Entradas

Rescatados 20.000 pollitos abandonados en el aeropuerto de Madrid

La ONG ALBA ha reubicado a los pollitos en diferentes casas de acogida y santuarios. Algunas de las aves han fallecido a causa del frío.

El pasado 4 de octubre 20.000 pollitos fueron rescatados en el aeropuerto de Barajas, en Madrid. Los animales habían sido abandonados después de que el cliente que los iba a comprar no quisiera completar finalmente el envío de las aves hacia África. Ante esta situación de incertidumbre, finalmente la protectora madrileña ALBA se hizo cargo de los animales.

Tras acoger a los 20.000 pollitos, la ONG ALBA, con la ayuda de la Asociación Protectora Salvando Peludos y de otras asociaciones de defensa animal, consiguieron ubicar a los animales en diferentes casas de acogida y santuarios en grupos de 10-15. El objetivo principal era encontrar un hogar en el que los pollitos pudieran combatir el frío y comer pienso.

Para garantizar el bienestar de las aves hasta que estas aterrizaran en sus nuevos hogares, la protectora ALBA solicitó a través de sus redes sociales la ayuda incondicional de personas que aportaron su granito de arena para poder hacerse con lámparas de calor, bebederos de agua, comida y tablones y cartones para que los animales no se escaparan por los barrotes.

Según ha informado la protectora ALBA, muchos de los pollitos no pudieron superar la primera noche a causa del frío. Desde esta ONG, cuya finalidad es defender los derechos de los animales luchando a favor de su protección y bienestar, han explicado que: “Las fuentes de calor no eran suficientes para todos ni había suficiente potencia de luz para calentar a tantos pollitos”.

No obstante, desde ALBA han informado que: “Todos los supervivientes han ido a sus casas de acogida de particulares que se han acercado a ayudar, y a otros santuarios, donde tendrán la oportunidad de salir adelante, bien cuidados, en las condiciones que necesitan. Gracias a todos por el enorme apoyo recibido, es una maravilla la ola de solidaridad que ha despertado este desastre. Nosotros nos hemos traído unos cuantos que ya están instalados en nuestro albergue, con una incubadora casera que nos hemos fabricado”.

Por último, la protectora madrileña ha querido lanzar este mensaje: “Esperamos que este suceso tan grave sirva para hacernos reflexionar sobre la forma en la que el ser humano explota a los animales, y qué podemos hacer cada uno de nosotros para cambiar las cosas”.

Vídeo compartido por la ONG ALBA con los pollitos que se han quedado en su albergue