Entradas

InfoZOOS pide el cese de las interacciones directas entre animales salvajes y visitantes en los zoos españoles

La Coalición ha pedido a la Ministra de Transición Ecológica que recomiende a las Comunidades Autónomas que impidan el contacto directo entre animales salvajes y público en cualquier contexto dentro de los zoos.

La Coalición InfoZOOS (ANDA y FAADA) se ha dirigido a la Ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITERD) para solicitar que en su función de coordinación de la aplicación de la Ley de Zoos 31/2003 pida a las Comunidades Autónomas que en las inspecciones para autorizar, renovar o comprobar el buen funcionamiento de las instalaciones zoológicas, se exija que los zoos no ofrezcan actividades que impliquen el contacto directo y la interacción entre animales salvajes y público visitante.

Según ha informado esta coalición, en este tipo de actividades, principalmente dirigidas a los niños, incluyen sesiones fotográficas o de “Toca-Toca” en las que los animales salvajes van pasando de mano en mano. Además, en ocasiones se saca a los animales salvajes de sus instalaciones para trasladarlos a las zonas comunes y en otras es el público el que se introduce en el recinto de los animales para interactuar con ellos.

InfoZOOS explica en un comunicado que estas acciones suponen tergiversar e incumplir con la misma Ley de Zoos (Ley 31/2003) ya que en ésta se pide que los zoos contengan una carga pedagógica dirigida hacia la educación en valores de conservación de especies. Las actividades de interacción y contacto directo con los animales actúan justo en sentido contrario al ofrecer una imagen distorsionada y errónea de que los animales salvajes quieren ser acariciados y abrazados por las personas. Esta creencia lleva al deseo del público de adquirir un ejemplar de esa especie o similar para tener de “mascota” en casa, concepto que va en contra del objetivo conservacionista.

Por otra parte, tal y como comentan ANDA y FAADA, la promoción de un contacto directo entre animales y visitantes en un zoo aumenta exponencialmente los riesgos de seguridad para los visitantes, especialmente cuando se hace uso de determinadas especies que por sus características físicas pueden considerarse potencialmente peligrosos. También incrementa el riesgo sanitario tanto de los animales como de los seres humanos. La reciente pandemia nos ha demostrado que los contactos directos entre animales salvajes y público, en vez de incentivarse, deben mantenerse en los mínimos posibles.

De hecho, la Guía de Aplicación de la Ley 31/2003 publicada en el año 2006 por el entonces Ministerio de Medio Ambiente, indica expresamente que los zoos no deberían organizar sesiones fotográficas ni otro tipo de actividades que, como las aquí expuestas, se alejen del único y auténtico papel que tiene el zoo en nuestra sociedad: la conservación de las especies y la educación en valores conservacionistas.

Según Albert Díez, portavoz de InfoZOOS: “Los zoos pueden, y deben, ser una herramienta para la conservación de especies y de difusión de valores conservacionistas. Todo lo que no actúe en este sentido debe quedar al margen de cualquier zoo. Las sesiones fotográficas o la oferta de “tocar” a los animales salvajes pertenecen más a un concepto obsoleto de “casa de fieras” que a un zoo que se precie como tal”.

Piden a la ministra de sanidad un mayor control sobre las ferias y exposiciones de animales silvestres

La Coalición para el Listado Positivo considera que el contacto directo entre animales silvestres y visitantes constituye un grave riesgo de expansión de enfermedades.

La Coalición para el Listado Positivo se ha dirigido a la Ministra de Sanidad, Carolina Darias, solicitando que se ejerza un mayor control sobre las ferias y exposiciones públicas de animales silvestres prohibiendo que en las mismas se presenten animales vivos. Este tipo de ferias fomentan la tenencia particular de animales exóticos salvajes como animales de compañía.

En las actuales circunstancias de pandemia, al igual que en los recientes brotes consecutivos de SARS, MERS, ébola o gripe aviar, en los que se ha demostrado que los animales salvajes y su interacción directa con los seres humanos se encuentra en el origen de la difusión de las enfermedades, la promoción de los animales exóticos como animales de compañía supone un riesgo en sí mismo.

Además, estos eventos animan a una compra compulsiva de los animales sin informar acerca de las serias consecuencias de estas compras o de las necesidades de las especies que se venden, muchas de ellas totalmente inadecuadas y no aptas para vivir en un entorno doméstico como animales de compañía.

En consecuencia, la mayoría de estos animales no se atienden adecuadamente en el seno del hogar muriendo al poco tiempo o enfermando, lo que les hace aún más vulnerables al disminuir sus defensas frente a nuevas enfermedades. Estos animales han sido y seguirán siendo reservorios y fuente de difusión de enfermedades, por lo que su contacto directo con los seres humanos debe estar estrictamente limitado, tal y como la mayoría de las autoridades y organismos internacionales ha reivindicado especialmente en el último año, a raíz de la pandemia por COVID-19, cuyo origen se encuentra en los mercados de fauna silvestre.

“Resulta como mínimo sorprendente que a nivel global la gran mayoría del mundo científico, organismos internacionales y ciudadanía en general reivindiquen la desaparición de los mercados de animales silvestres vivos como medida preventiva fundamental para evitar la aparición y propagación de nuevas enfermedades infecciosas, y sin embargo en España se sigan permitiendo estos mercados en plena crisis sanitaria”, señala Marta Merchán, coordinadora de la Coalición para el Listado Positivo.

Exposiciones y ferias con animales exóticos: un peligro para animales y personas

Se da la circunstancia de que las ferias y exposiciones de animales de compañía exóticos fuerzan la convivencia de miles de animales de especies muy variadas a los que el público puede acceder, tocar y pasar de mano en mano. Un ejemplo de ello es la feria ExpoTerraria, celebrada recientemente en Madrid, y que tiene previstas nuevas ediciones en septiembre y noviembre de este año, al igual que las ferias Fimascota y Surmascostas, previstas también para los próximos meses.

En ExpoTerraria concretamente la Coalición Listado Positivo ha podido constatar una continua manipulación de los animales por parte de vendedores y público, así como la posibilidad de contacto directo entre animales de todo tipo (incluidos murciélagos) y visitantes en un contexto de saturación tanto de animales como de público.

Asimismo, se corroboraron numerosos actos de compra/venta inmediatos, sin mediar explicaciones sobre las características del animal adquirido y sin apenas tiempo para recapacitar sobre una decisión que va a afectar tanto al comprador como al animal adquirido durante mucho tiempo y, por supuesto, sin considerar los problemas de seguridad, bienestar animal o sanidad humana derivados de la introducción de estos animales en nuestras casas.

Por estos motivos la Coalición para el Listado Positivo ha solicitado a la Ministra de Sanidad que en la reuniones de coordinación regional con las autoridades competentes sanitarias de las Comunidades Autónomas se plantee la necesidad de prohibir que en este tipo de ferias se exhiban públicamente animales vivos de especies silvestres. Sería un gran paso para desincentivar la compra inmediata compulsiva y reducir el riesgo de transmisión de enfermedades de las que estos animales son transmisores potenciales.

Descubre las imágenes más divertidas de 2020 del mundo animal salvaje

En la edición de 2020 podemos ver imágenes tan cómicas como un zorro en negociaciones con un ratón, un pez sonriente o a dos jirafas posando para la fotografía.

Los premios Comedy Wildlife Photography Awards, el concurso más divertido de la fotografía del mundo animal, ha anunciado las 44 mejores imágenes del 2020. Esta iniciativa fundada por Paul Joynson-Hicks y Tom Sullam, dos fotógrafos profesionales, pretende mostrar imágenes divertidas de la vida salvaje más asombrosa de la tierra. El objetivo principal del concurso es resaltar el mensaje extremadamente importante de la conservación de la vida silvestre de una manera atractiva y positiva.

Entre los jueces que decidirán la fotografía ganadora de 2020 se encuentran personalidades de reconocimiento público como la presentadora de televisión y escritora Kate Humble, el actor y comediante Huhg Dennis o el confundador de Amazing Internet Andrew Skirrow. El concurso anunciará los diferentes ganadores el próximo 22 de octubre. Los beneficios se destinarán a proyectos de conservación animal.

Estas son 10 de las imágenes finalistas del Comedy Wildlife Photography Awards 2020:

Krisztina Scheeff- Comedy Wildlife Photo Awards 2020

 

Arturo Telle Thiemann- Comedy Wildlife Photo Awards 2020

 

Sally Lloyd-Jones- Comedy Wildlife Photo Awards 2020

 

Mark Fitzpatrick- Comedy Wildlife Photo Awards 2020

 

Luis Bergueño- Comedy Wildlife Photo Awards 2020

 

Eric Fisher- Comedy Wildlife Photo Awards 2020

 

Ayala Fishaimer- Comedy Wildlife Photo Awards 2020

 

Megan Lorenz- Comedy Wildlife Photo Awards 2020

 

Marcus Westberg- Comedy Wildlife Photo Awards 2020

 

Brigitte Alcalay Marcon- Comedy Wildlife Photo Awards 2020

Castilla-La Mancha se declara libre de circos con animales salvajes

Tras la prohibición de los circos con animales salvajes en Castilla-La Mancha ya son once las comunidades autónomas, además la ciudad autónoma de Ceuta, que no permiten este tipo de espectáculos.

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado la nueva Ley de Protección Animal, una legislación que prohíbe los espectáculos con animales salvajes. Esta Proposición de Ley ha contado con el apoyo del Partido Socialista y Ciudadanos, mientras que el Partido Popular se ha abstenido.

La prohibición de los circos con animales salvajes en Castilla-La Mancha se ha podido hacer efectiva gracias al trabajo incansable de InfoCIRCOS. La coalición formada por las entidades de protección animal y fauna salvaje ANDA, AnimaNaturalis, Born Free Foundation, FAADA y AAP Primadomus ha sido clave en la decisión final de los Grupos Parlamentarios de las Cortes.

Con Castilla-La Mancha son ya once las comunidades autónomas, además de Ceuta, que se han declarado libre de circos con animales salvajes. Según ha publicado InfoCIRCOS un 77,6% de la población española vive sin la existencia de este tipo de espectáculos. Hay que tener en cuenta que en las seis comunidades autónomas donde todavía se celebran estas crueles actividades existen municipios que se han declarado libres de circos con animales salvajes.

Cataluña, La Rioja, Islas Baleares, Aragón, la Comunidad Valenciana, Asturias, Región de Murcia Extremadura, Galicia, Navarra, Ceuta y ahora Castilla-La Mancha son los territorios libres de circos con animales. Desde InfoCIRCOS se anima a las seis comunidades autónomas restantes a que se sumen a esta prohibición para poder erradicar todos los espectáculos con animales salvajes en España.

Wuhan prohíbe el consumo de animales salvajes durante cinco años

Wuhan, la ciudad china en la que probablemente se originó la pandemia de coronavirus, ha prohibido oficialmente la cría y el consumo de animales salvajes durante cinco años.

Las autoridades de Wuhan, cuna del coronavirus, ha anunciado la prohibición del consumo de cualquier tipo de animal salvaje durante cinco años. La ciudad china se convertirá así en un “santuario de vida silvestre”, donde se prohíbe la caza, excepto para “acciones relacionadas con la investigación científica, regulación de la población, monitorización de epidemias, enfermedades y otras circunstancias especiales”, según ha informado la cadena de televisión estadounidense CBS.

La medida oficializada detalla que: “Se prohíbe de manera total el consumo de animales salvajes y de sus productos, la prohibición se aplica a todos los animales terrestres, también los incluidos en la lista estatal de animales protegidos, los animales de valor económico o científico importante, los que crecen y se reproducen en condiciones naturales y los animales salvajes criados por el hombre”.

Como parte de la prohibición, la administración local de Wuhan controlará de manera estricta la cría de animales exóticos para evitar que estos se destinen a la alimentación. Además, la ciudad asiática formará parte de un plan más amplio en todo el país que comprará los animales a los ganaderos que crían especies salvajes.

Recordemos que el origen de la pandemia de coronavirus está relacionado con Wuhan, una ciudad china de 11 millones de habitantes ubicada en la provincia de Hubei. Los investigadores coinciden en que el virus dio el salto de un animal a un humano en un caso de “desbordamiento zoonótico”. Uno de los lugares más sospechosos es el mercado mayorista de mariscos de Wuhan, un mercado en el que se comercializaba con más de 30 especies de animales, incluidos escorpiones, murciélagos o víboras.

La prohibición de Wuhan llega después de que las provincias chinas de Hunan y Jiangxi anunciaran a lo largo de la semana pasada que ofrecerán subsidios a los granjeros para que abandonen las crías de animales salvajes. Según informa el periódico China Daily, el objetivo es que todas estas personas puedan recibir un plan de ayuda para que se dediquen a la ganadería de animales como cerdos y pollos o al cultivo de verduras y frutas.