Entradas

«Queremos una Málaga ecologista, animalista y respetuosa con el medio ambiente”

El descontento con los espacios caninos no es un hecho exclusivo de la ciudad de Barcelona. En otras ciudades del territorio español, como es el caso de Málaga, tampoco existen espacios suficientes para el bienestar de los perros. Tal y como sucede en la ciudad condal, donde encontramos una plataforma que lucha por la convivencia entre personas y canes en los espacios públicos (Espai Gos), la ciudad malagueña ha encontrado en la Asociación Mi Mejor Amigo una herramienta muy útil en la lucha por los derechos de las personas con perro.

Hoy en Animalados hablamos con Pedro Gil Manzaneda, la persona encargada de dar vida a la Asociación Mi Mejor Amigo, para conocer de primera mano la función y el trabajo que desarrolla esta joven plataforma que ya ha conseguido sus primeros éxitos en cuanto a la mejora de los espacios caninos de Málaga.

Pedro Gil nos explica primero de todo cuándo y cómo se originó la idea de crear una asociación: “La idea nace las navidades pasadas cuando mi perro y yo decidimos denunciar al Ayuntamiento de Málaga por el abandono que sufría el parque de María Luisa, un espacio frecuentado por los animales”. “El lugar no tenía ningún tipo de limpieza, habían ratas, los perros pequeños podían escaparse entre las rejas… y para colmo, un agente secreto nos quería multar por tener a nuestro perrete suelto en un lugar llamado pipicán que lleva más de veinticuatro años abandonado”.

Las ínfimas condiciones del área de recreo para perros de este parque llevó a Pedro Gil a organizar una asociación que luchara contra esta situación: “Ante el malestar que sentía por las condiciones del pipicán del parque de María Luisa me dirigí a los vecinos con la intención de construir una asociación que defendiera los derechos de las personas con animales, a tener espacios dignos”. “Recogimos más de 2.500 firmas, firmas que entregamos a los tenientes alcaldes del gobierno de Málaga, a los medios locales… con los que conseguimos apoyo. Con los vecinos y la gente que quiso contribuir con la causa fundamos la Asociación Mi Mejor Amigo, un grupo de gente que creamos unos estatutos y unas normas sin que nos importara la condición política, sexual, ni religiosa de los componentes”.

Pedro Gil nos comenta cuáles son los objetivos de la Asociación Mi Mejor Amigo: “Nuestro primer objetivo es conseguir que el parque de María Luisa cuente con un parque canino digno a corto plazo. Nuestro principal objetivo es conseguir espacios caninos en los distintos distritos de la ciudad de Málaga. A la vez, queremos una Málaga ecologista, animalista y respetuosa con el medio ambiente”. El creador de la asociación nos confiesa que ya han conseguido algunas metas en el poco tiempo que llevan trabajando: “Ya nos escuchan en los plenos del Ayuntamiento y en las juntas de los distintos distritos de la ciudad. En cuanto al parque de María Luisa hemos conseguido una zona provisional y la promesa de un futuro espacio canino con agua, luz y condiciones de limpieza”.

Hablamos también con Pedro Gil sobre la situación general de los animales de compañía en Málaga, y nuestro entrevistado no asegura que: “El principal problema está en el abandono y la sobreabundancia de animales en las protectoras, donde solo hay entradas y muy pocas salidas. Las políticas de acogida no funcionan, es muy difícil que una persona pueda acoger a un animal de compañía con el coste que conlleva las vacunas, ADN, chip, comida… además los animales no disponen de espacios públicos en los que jugar y correr en libertad”.

Pedro Gil nos habla también sobre aquellos aspectos que debería de cambiar la ciudad de Málaga para garantizar el mejor bienestar posible de los animales: “Serían necesarias unas buenas políticas de acogida. Disponer de la información necesaria para asegurarse de que una mascota no va a perjudicar tu salud, ni va a ser peligrosa… todo se basa en la educación y en la formación sobre el comportamiento de los animales de compañía”.

Para acabar, Pedro Gil nos comparte su opinión sobre la situación general en España en cuanto al trato y al bienestar de los animales de compañía: “Existe una mayor conciencia social en España en los últimos años en el trato de los animales, pero estamos muy lejos de países como EEUU, Inglaterra, Noruega, Suecia o Holanda. Hace veinte años nadie me diría que las corridas de toros se fuera a prohibir”. “Hay dos fuentes de riqueza: la naturaleza y los seres humanos, los cuales estamos destruyendo la primera de estas dos fuentes”. Con estas palabras acaba la entrevista a Pedro Gil, la persona escogida por mayoría como presidente de la Asociación Mi Mejor Amigo, con sólo un voto en contra: el suyo propio.

 

Madrid se declara ciudad libre de circos con animales salvajes

El pleno celebrado en la jornada de hoy miércoles 27 de marzo de 2019 en el Ayuntamiento de Madrid ha sido todo un éxito para todos los defensores de los derechos de los animales. La capital de España se ha declarado ciudad libre de espectáculos circenses con animales salvajes.

El Pleno de Cibeles ha aprobado así la modificación de la ordenanza reguladora de la Tenencia y Protección de los Animales del 2001, basándose en una recomendación de la Federación Veterinaria Europea y en la Declaración Universal de los Derechos de los Animales. Los empresarios encargados de los circos tendrán de plazo un año desde el día de hoy para reorganizar el modelo de negocio.

Esta modificación ha sido presentada por Javier Barbero, delegado de Salud, Seguridad y Emergencias. La propuesta ha contado con el respaldo de PSOE, Ahora Madrid, Ciudadanos, y la única negativa del PP.

Hay que tener en cuenta que esta nueva medida afecta únicamente a la ciudad de Madrid, sin que la prohibición se extienda por todos los territorios de la Comunidad de Madrid. No obstante, un total de sesenta y seis municipios como Leganés, Getafe, Móstoles o Alcalá de Henares no permiten este tipo de espectáculos con animales salvajes.

La Comunidad de Madrid es así la sexta comunidad autónoma que sigue el camino que inició Catalunya en el año 2015 de prohibir los espectáculos circenses con animales en su totalidad o con animales salvajes. Las Islas Baleares, La Rioja, Galicia, Murcia y la Comunidad Valenciana son los otros territorios.

Los vecinos de Can Dragó piden un espacio de recreo digno para sus perros

Las áreas de recreo para perros siguen siendo uno de los puntos negros de la gestión del Ayuntamiento de Barcelona. Los usuarios de los distintos distritos de la ciudad han demostrado constantemente su descontento por el mal estado de los espacios caninos y por la carencia de áreas habilitadas para poder pasear con los perros de manera libre y tranquila. En esta ocasión son los vecinos de Can Dragó quienes sufren las consecuencias de la mala gestión de un gobierno municipal que ha dejado a las personas con perros en un segundo plano a pesar de su lema “Barcelona ciudad amiga de los animales”.

Cans Can Dragó es un grupo de usuarios de la zona de recreo para perros de Can Dragó que tras muchos años siguen esperando un espacio digno nuevo para sus peludos. “Después de siete años de quejas vecinales admitidas por el Síndic de Greuges se presentaron unos planos para la realización de un nuevo espacio. Estas obras se aprobaron en mayo de 2018 por los Comuns en consenso con la Asociación de Vecinos y se iniciaron en diciembre de 2018”.

Cuando parecía que los vecinos de Can Dragó y los perros de la zona tenían al fin su espacio llegaron de nuevo los problemas. “De repente aparecieron un grupo de personas que luchan, no sólo por parar las obras de la nueva área de recreo, sino que también piden la reubicación de la antigua área, una zona que está en uso desde 1992”.

En el pleno del distrito de Nou Barris del pasado día 5 de marzo de 2019 el grupo socialista presentó la propuesta de parar las obras, propuesta que fue secundada por la mayoría de partidos políticos.

Cans Can Dragó y los vecinos de la zona son conscientes de que la paralización de las obras ha llegado en el peor momento. “Nos encontramos en un período preelectoral en el que no se hará ningún pleno para solucionar el problema, de manera que no tenemos la oportunidad de ser escuchados. Además, si las obras se reiniciaran sucedería de aquí a unos cuantos meses y necesitamos una solución provisional para la antigua área, ya que esta se encuentra en un estado de dejadez total por parte del distrito”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un espacio indigno para los animales

Mientras las obras se encuentran paralizadas, los usuarios de Can Dragó utilizan el espacio disponible de la antigua zona de recreo para perros, una superficie que se encuentra en un estado lamentable. Desde Cans Can Drago nos aseguran que “los propios vecinos llevamos tiempo reparando los desperfectos del terreno. Compramos los materiales necesarios para la puerta de entrada, las vallas están medio caídas y son muy bajas, la arena está llena de agujeros… unas instalaciones peligrosas para el bienestar del animal”.

Hasta ahora, los usuarios de Can Dragó han sobrevivido en un área de recreo antigua que se cae a trozos, solucionando ellos mismos los desperfectos sin quejarse, conscientes de que las obras de la nueva zona estaban en marcha. Con los últimos acontecimientos que han desencadenado el parón de la construcción del nuevo espacio, los vecinos tan sólo piden que “mientras se solucionan los problemas con la nueva zona canina, se arreglen los desperfectos de la zona actual habilitada para garantizar el bien de los animales”.

Los vecinos de Can Dragó siguen esperanzados a pesar de los últimos episodios

Cans Can Dragó nos comenta que “lo único que quieren los usuarios del barrio es que los perros estén en las mejores condiciones posibles, con espacio suficiente para correr, con un terreno seguro… algo que ya habían conseguido con el inicio de las obras de la nueva área”. “Los usuarios estábamos satisfechos, pero los últimos episodios han provocado una mezcla de sentimientos que van in crescendo”.

En Can Dragó están enfadados y decepcionados porqué además del parón de las obras, “nadie les ha informado del motivo de esta decisión y nadie ha decidido arreglar el espacio que están utilizando actualmente”.

A pesar del estado de incerteza de los vecinos, desde Cans Can Dragó nos explican que “estamos esperanzados por la creación de un movimiento en el que la gente que quiere a los perros se ha involucrado. Esperemos que esto sirva no solamente para nuestro espacio, sino que también para la creación de leyes que mejoren el bienestar de los perros de Barcelona”.

Mañana domingo 24 de marzo a las 12:00h se celebrará una asamblea abierta en el pipicán de Can Dragó para solicitar un espacio digno para los animales y pedir un barrio sin criminalización canina. Sin duda, los usuarios de Can Dragó y Cans Can Dragó son todo un ejemplo de la lucha por el bienestar animal en la ciudad de Barcelona.

Los Supermercados Condis dejarán de vender huevos de gallinas criadas en jaulas

Los Supermercados Condis han dado un paso hacia delante en su compromiso con las causas sociales y las cuestiones relacionadas con el respecto al medio ambiente. El grupo de distribución ha informado a sus clientes que sus establecimientos ya no venderán huevos de gallinas criadas en jaulas. La empresa ha lanzado esta iniciativa bajo el lema “En Condis sólo encontrarás huevos de gallinas criadas en la tierra”.

En los últimos años, Condis se ha comprometido con las personas y su entorno, mediante iniciativas para recaudar fondos destinados a personas con riesgos de exclusión o enfermedades como el cáncer y la esclerosis múltiple. También han lanzado acciones de sensibilidad social en temas relacionados con el buen ambiente.

Xavier Pérez, director de marketing y comunicación de Condis, ha explicado que “La decisión de vender sólo huevos de la tierra va acorde a la actual preocupación de la empresa por el bienestar animal”. Además ha añadido que: “Como compañía de distribución queremos poner nuestro granito de arena, aunque sabemos que queda mucho por hacer en este ámbito”.

A la vez, los Supermercados Condis han iniciado una campaña informativa para animar a los supermercados Condis en régimen de franquicia a que se añadan a esta iniciativa contra los huevos de gallinas de jaula.

Los vecinos de Málaga consiguen un espacio digno para los perros en el parque de María Luisa

Las protestas y el esfuerzo de los vecinos de Málaga, liderados por la asociación ‘Mi mejor amigo’, han dado sus frutos. El Ayuntamiento ha habilitado un área de recreo para perros en el parque de María Luisa satisfaciendo así las necesidades de animales y usuarios que reclamaban desde hacía ya semanas un “recinto canino digno”.

Tal y como sucede en otras ciudades como Barcelona, el Ayuntamiento de Málaga se comprometió a construir un espacio para perros en este parque, pero la realidad es que con el paso de los meses no se han tenido noticias sobre esta nueva área. Ahora, tras el movimiento de los usuarios, se ha conseguido una medida provisional que permite que los canes puedan gozar de un sitio en el que estar sueltos sin ningún problema.

La decisión del Consistorio malagueño se ha producido gracias al movimiento convocado y organizado por la asociación ‘Mi Mejor Amigo’, encabezada por Pedro Gil. El grupo animalista y los vecinos denunciaron las nefastas condiciones del pipicán del parque de María Luisa. «El pipicán del parque es un espacio abandonado, con terreno en malas condiciones, inseguro y peligroso para el bienestar de los animales».

Según explican desde ‘Mi Mejor Amigo’, las malas condiciones que presentaba el terreno canino del parque de María Luisa se extiende por otras zonas de Málaga donde «todas las construcciones están destinadas al turismo y ya no se tiene en cuenta a los ciudadanos con perro de la ciudad».

Los vecinos de Málaga han logrado que, por el momento, el parque cuente con dos espacios acotados para los perros. Uno para los canes de tamaño más grande, y otro para aquellos de tamaño más pequeño. Actualmente estas dos áreas no se encuentran equipadas, pero el primer paso ya está dado hacía unos espacios dignos para los animales.

A lo largo del viernes de la semana pasada, los representantes de ‘Mi mejor amigo’ y distintos vecinos independientes inauguraron los nuevos espacios provisionales y gozaron de una jornada de alegría y optimismo por el devenir del área canina del parque de María Luisa. A la vez, los asistentes agradecieron el apoyo mostrado por parte de los distintos grupos políticos y la respuesta definitiva del Ayuntamiento de Málaga.