Entradas

Los éxitos animalistas de este 2017. ¿Se ha avanzado lo suficiente?

La regulación en materia animalista es un proceso lento. Normalmente, hace falta un grupo organizado en defensa de los animales capaz de ejercer la suficiente presión para que sus medidas sean atendidas. La presión ciudadana, la opinión pública o los medios de comunicación tienen también un peso clave en este proceso. Analizamos los avances más destacados de este 2017.

  1. Tal vez, el caso más sonado ha sido la prohibición de exhibir animales salvajes en circos. En 2017, Galicia, Murcia y Baleares han prohibido este tipo de prácticas. Una regulación que ya estaba presente en Cataluña y que ahora se hace extensiva a tres nuevas comunidades. Marta Merchán es coordinadora de infocircos, una plataforma favorable a prohibir la exhibición de animales. Según su opinión, otras cinco autonomías podrían ser las siguientes en adoptar estas medidas. Sin duda, uno de los principales avances del año.

Anna Mula, abogada y luchadora por los derechos de los animales, matiza que ‘la medida es limitada’. Según su opinión, ‘debería incluir todo tipo de animales, no solo salvajes’. Es el caso de Baleares, que ha regulado la cuestión en un sentido más amplio. En cambio, otras comunidades ‘tienen aún margen de mejora’, en palabras de la abogada, aunque valora positivamente los pasos dados.

  1. El ‘frente’ a la tauromaquia ha sido otra de las grandes apuestas del movimiento animalista este 2017. En junio de 2017, el parlamento Balear prohibía que se acabe con la vida o se hirieran toros en corridas. El partido popular recurrió la sentencia al tribunal constitucional, tal y como ya hizo con la prohibición en Cataluña en 2016. El resultado es que algunos puntos han quedado cautelarmente suspendidos y, a la práctica, se siguen llevando a cabo corridas. Eso sí, otros puntos no se han suspendido. Por ejemplo, los menores de edad no podrán asistir a las corridas.

Aida Gascón es directora de Anima Naturalis, una plataforma centrada en combatir la tauromaquia. Según Gascón, ‘ha habido buenas noticias al respecto’ ya que en Cataluña se siguen sin producir corridas de toros. Respecto al caso Balear, asegura que ‘puede sentar un precedente’ que ayude a regular el tema en un futuro.

  1. El Congreso de los diputados aprobó por unanimidad que ‘los animales son seres vivos dotados de sensibilidad’. La aprobación permitirá a la práctica que los animales no se consideren objetos a la hora de embargar. También se tendrá en cuenta esta nueva distinción en casos de separación. En dicha situación, se favorecerá legalmente que el destino del animal ayude a su bienestar.

A pesar del éxito en materia animalista con el que coinciden la mayoría de defensores de animales, algunos lo han visto como una apuesta limitada. “El grueso del maltrato animal sigue. Seguirá habiendo animales en tiendas y exhibidos” lamenta Gascón. “Quizá deberían haber cambiado el título a esa ley y especificar que se referían a casos concretos como separaciones, embargos, etc.”, concluye.

  1. Barcelona, cada vez más ‘ciudad amiga de los animales’. La medida más sonada mediáticamente fue la prohibición de las calesas tiradas por caballos. Es decir, los caballos no podrán soportar carruajes como forma de negocio. La medida se concretó después de que el gobierno de Colau dijese que no renovará las licencias existentes. Además, la medida se hará normativa por lo que no se podrán crear nuevas licencias.
  2. La iniciativa ciudadana ZOOXXI es otra de las medidas clave impulsadas en Barcelona. La propuesta pretende alcanzar las más de 14.000 firmas necesarias para ‘un modelo de parque zoológico diferente’, según su web. Concretamente, ‘que responda a las necesidades de los animales y de la protección de sus hábitats’. Una propuesta de carácter ciudadano que tiene como objetivo alcanzar el gobierno municipal de Barcelona.

Por supuesto ha habido otras medidas relevantes. El 2017 se ha cerrado con la impresión general de que los logros en materia animalista son lentos pero constantes. Así lo piensan diferentes expertos y activistas con los que hemos podido hablar. El 2018 llegará con nuevos retos y regulaciones pendientes. Los protagonistas de los avances producidos este 2017 lo tienen claro: que el 2018 sea igual o mejor que el anterior.

La Antitauromaquia de Manuel Vicent y El Roto

 

«En cierta ocasión un extranjero se acercó al gentío que ocupaba las barreras de una capea en la plaza de un pueblo. Entre las tupidas piernas de los espectadores pudo ver que unos mozos ebrios daban garrotazos a una vaquilla preñada. Se quedó observando aquella orgía durante un rato y al final descubrió que entre todos los seres que se agitaban allí dentro la única mirada inteligente, compasiva y humana era la del animal apaleado.» pág 173

 

Mi patria está donde no se torture a los inocentes, mi patria está donde no se escriban versos a la muerte, mi patria está donde los toros no son bravos, donde el público no aplaude la mutilación ni el sufrimiento.

Me temo entonces que apátrida soy, pues tristemente no hay país en el que no encontremos restos de barbarie hacia nuestros semejantes.

Manuel Vicent y El Roto, dos apátridas más, retratan a letra y pincel la España del toreo. Esa España que huele a rancio y a podrido. A sudor lascivo del disfrute de los instintos más bajos. Esa España que elige a dedo a un inocente, y en nombre de un arte desconocido por cualquier Artista, lo acomete a cuchilladas.

Esa España que alza en hombros a un asesino, la misma tierra en la que mujeres tiran bragas a los pies de un torturador. Esa España que nos sigue asombrando a los seres sensibles, pero que todavía sigue viva, para regocijo y disfrute de muchos.

Pero no sólo se viste de luces el torero, nos explican Vicent y El Roto, se visten también de luces los poetas y escritores como Lorca y Hemingway, entre muchos otros. ¿Cómo el autor de La Casa de Bernarda Alba pudo llorar a un torero? ¿Cómo aquél que fue fusilado a manos de la barbarie le cantó al verdugo y no al caído? Las pasiones del hombre son inexcrutables, Homo Homini «Torero» Est.

Sólo la educación y las leyes podrán combatir este sadismo vestido de fiesta. La voluntad y el ansia de causar sufrimiento a otro ser, de matar, seguirán ahí, propias de una especie que dice vivir bajo la luz de la razón pero a la que es más frecuente encontrar en las sombras del instinto.

Toro, mi querido toro, por suerte hoy muchos versos te cantan, muchos pinceles te pintan, muchas voces te defienden. Toro, que no nos conoces, créeme, estamos contigo, nosotros, los apátridas de las naciones que defienden tu muerte, los patriotas de la tierra que defienda tu vida.

Artículo de Silvia Esteve

Antitaurimaquia, editado por Penguin Random House