Entradas

Conoce todo lo necesario sobre las áreas de recreo para perros de Madrid

Las personas con perro de Barcelona están cansadas de las continuas restricciones por parte del Ayuntamiento. Tanto es así, que el pasado 17 de febrero más de 500 ciudadanos se manifestaron en el centro de la ciudad por la falta de espacios para perros. Los manifestantes rompieron el silencio bajo el lema “nosotros también somos Barcelona”. La protesta estuvo dirigida por Espai Gos Bcn quienes denunciaron que el Ayuntamiento no ha cumplido con su compromiso de ampliar hasta 19 los pipicans de la ciudad, ni tampoco ha construido todas las nuevas áreas para perros que habían anunciado.

Las áreas de recreo para perros de Barcelona han sido un auténtico fracaso en cuanto al número de espacios y en cuanto a las condiciones de sus superficies. Àngela Coll, portavoz de la plataforma Espai Gos Barcelona nos comenta que son muchos los motivos de insatisfacción por parte de los usuarios: “Las áreas para perros de Barcelona no están hechas para la satisfacción de los animales, nuestros perros merecen espacios más dignos. Muchos de estos lugares no tienen espacio suficiente para los vecinos del barrio, están equipados con juegos de agilidad que perjudican la salud física de los animales, cuando llueven se quedan inundadas… son muchos los aspectos que provocan que estas áreas no funcionen. Además, no hay suficientes áreas habilitadas en la ciudad”.

Desde Animalados hemos querido comparar la situación de las áreas de recreo para perros de Barcelona con el funcionamiento de las mismas en la capital de España, para así poder conocer de primera mano si la insatisfacción de las personas con perros de Barcelona es un hecho concreto de la ciudad condal o si la insatisfacción se extiende en la otra gran ciudad del territorio español.

Más de 150 áreas caninas en Madrid

La capital de España cuenta actualmente con 153 áreas caninas, con un proyecto por parte del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid que tiene previsto instalar 21 nuevos espacios para perros en 14 distritos diferentes.

Las características de estos espacios no distan mucho de los modelos de áreas de recreo para perros de Barcelona. Son lugares protegidos por vallas, puertas de acceso, cartel con indicaciones del correcto uso del área, espacios con bebedero, bancos, zonas de sol y de sombra, papeleras, y en algunos casos, circuito de agilidad para los animales.

De las 153 áreas actuales, 127 de ellas se definen como pipicán, espacios con una superficie que oscila de los 30 a los 1.500 metros como el Parque Ladera Los Almendros o El Soto de Entrevías. El resto se definen como áreas de esparcimiento canino, con una superficie entre los 500 y los 5.000 metros cuadrados como son los casos del Parque de Roma o el Parque de la Cuña Verde Vicalvaro.

Las normas de Madrid en cuanto a la circulación de los perros en las vías públicas tiene ciertas peculiaridades en comparación a las normas establecidas en Barcelona. Los animales pueden acceder a cualquier espacio verde de la capital siempre que vayan acompañados por una persona con su correspondiente cadena o cordón. Los peludos podrán estar sueltos en los parques y jardines entre las 19:00h y las 10:00h en invierno, y entre las 20:00h y las 10:00h en verano. Hay que tener en cuenta los horarios propios de los parques y también algunas excepciones debidas a la prohibición de zonas de recreo infantil o de personas mayores.

Peculiaridades en la movilidad de los animales a través del transporte público

Madrid es la ciudad con mayor superficie de toda España con un total de 605,77 Km2. Esta condición conlleva que el gran volumen de la población del territorio madrileño se traslade en transporte público para llegar a las distintas áreas para perros. Por este motivo, es importante conocer cuáles son las normas que deben cumplir los perros para poder utilizar este tipo de transporte.

Nuestros peludos pueden viajar en Metro sin tener en cuenta el tamaño del animal siempre que se cumplan una serie de condiciones:

-Todos los perros que se usen el metro de Madrid tienen que ir identificados mediante chip. Además deben ir con bozal y sujetos a una correa de un máximo de 50 cm de largo.

-Los canes y sus acompañantes deben viajar siempre en el último vagón del metro. También hay que tener en cuenta que no podrán ocupar ningún asiento del espacio habilitado.

-Sólo se permite un perro por viajero. El animal no podrá utilizar los elementos de transporte automático (escaleras mecánicas o pasillos rodantes).

-El horario habilitado para viajar acompañados de perros es de lunes a viernes de 7:30h a 9:30h, de 14:00h a 16:00h y de 18:00 a 20:00h. Los sábados, los domingos,  los festivos y todos los días de julio y agosto tendrán total disponibilidad horaria.

En cuanto al uso de los autobuses existe una restricción más exigente para el uso de estos transportes por parte de los animales. La Ley de Ordenación y Coordinación de los Transportes Urbanos de la Comunidad de Madrid establece que los únicos animales que pueden viajar en los autobuses urbanos son los perros guías y animales pequeños que puedan ser transportados en un transportín. Además los canes deben evitar cualquier molestia por olor, ruido o alteración de la tranquilidad de los viajeros.

Las áreas para perros de Madrid también generan numerosas insatisfacciones

Si bien es cierto que la valoración, en general, de los ciudadanos de Madrid muestra una conformidad aseada con la cantidad de espacios disponibles para poder salir a pasear, correr o jugar con los animales, existen también una serie de insatisfacciones respecto a estos espacios caninos, insatisfacciones que corresponden a las infraestructuras de las mismas.

Luis Souto, especialista en el estudio, ayuda y enseñanza de cómo organizar la convivencia entre perros y personas para que podamos comprendernos, comunicarnos y vivir felices juntos, nos da su opinión sobre el principal problema de las áreas de recreo para perros de Madrid: “El problema de estos espacios es que el Ayuntamiento de Madrid no contacta con profesionales especializados para saber cuáles serían las características idóneas del terreno para los perros. Hay que conocer la conducta de los animales para tomar decisiones sobre su bienestar».

 

Tal y como sucede en Barcelona, existe un alto grado de insatisfacción por parte de los usuarios madrileños hacia el uso de los circuitos de agilidad. Luis Souto nos comenta que: “Estos circuitos están inspirados en los parques estadounidenses y no van en beneficio del animal. Lo ideal sería unos espacios con desniveles para que los perros pudieran sentirse libres, simulando la estructura física de una montaña, como si estuvieran en plena naturaleza”.

Como ya hemos explicado anteriormente, Madrid cuenta con más de 150 áreas para perros, pero muchas de ellas no son ni mucho menos del agrado del ciudadano madrileño. Humberto Querol nos da su opinión sobre los pipicans de Madrid y comenta que: “En muchas ocasiones no dejo que mi perro entre a estos sitios, porque son lugares que no se conservan en buen estado y en los que pienso que el animal podría contaminarse o ponerse malo por la falta de cuidado del parque”.

Se trata de un problema de calidad más que de cantidad. Podríamos decir que en Madrid existe mayor satisfacción por la cantidad de áreas de recreo que tienen en los distintos distritos del municipio, ahora bien, la capital de España cuenta con los mismos problemas que en Barcelona. Las áreas para perros no están hechas para el beneficio y el bienestar del animal. El trabajo por parte del Ayuntamiento de Madrid debe mejorar, así como el de Barcelona, para garantizar un mejor bienestar de las personas con perros y para hacer de estas dos ciudades referencias en el mundo unas “ciudades amigas de los animales”.

 

 

Las personas con perro de Barcelona se manifestarán en contra de las restricciones municipales en el espacio público

El próximo domingo 17 de febrero las personas con perro de Barcelona se manifestarán en contra de las restricciones municipales en los espacios públicos. La Plataforma Espai Gos Bcn ha organizado esta protesta como respuesta a las últimas prohibiciones del actual consistorio y ante los continuos ataques sistemáticos contra este colectivo.

El punto de partida de la manifestación será en la Plaça Universitat a las 12:00h y finalizará en la Plaça Sant Jaume con la lectura de un manifiesto con el lema de “Basta de prohibiciones. Las personas con perro somos Barcelona”.

Barcelona es una ciudad con 150.000 perros, un colectivo muy grande que se ha visto relevado a un segundo plano por parte del Ayuntamiento de Barcelona. La restricción de los espacios públicos y el estado nefasto de las áreas de recreo para los animales ha provocado que este colectivo haya dicho basta a la gestión de la convivencia de la ciudad.

Estas son las medidas y prohibiciones que han llevado a Espai Gos Bcn a organizar esta manifestación por parte de las personas con perro de Barcelona:

  • Prohibición de acceder con perro, ni si quiera atado, a 79 zonas verdes de toda la ciudad de Barcelona.
  • Prohibición de utilizar cualquier zona verde de la ciudad, excepto contadas excepciones, para pasear el perro sin atar.
  • Obligatoriedad de utilizar las áreas para perros, incluso en los barrios en los que no hay, o están deterioradas, son peligrosas, inadecuadas e insuficientes.
  • Obligatoriedad de utilizar zonas para perros a pesar de que cumplen la normativa municipal para estas áreas: falta de drenaje, sombra, florituras…
  • Prohibición de estar cerca de un área infantil sin llevar al perro atado, con multas de 600 euros, sin especificar la distancia permitida, ni tener en cuenta si la persona que va con el perro también va con su hijo/a.
  • Habilitación de unidades específicas de la Guardia Urbana para hacer cumplir estas medidas y prohibiciones.
  • Obligatoriedad, únicamente para los vecinos con perro, de obtener un Carnet de Tenencia Cívica Responsable para poder utilizar los espacios públicos de la ciudad que se habiliten para este colectivo. Hecho que no se exige a ningún otro colectivo para utilizar los espacios públicos.
  • Restricciones del espacio público para los vecinos con perros en pequeñas zonas de la ciudad llamadas Zonas de Uso Compartido (ZUC) que sólo se pueden utilizar con previa obtención del carnet ya comentado y con unos horarios muy limitados a partir de septiembre de 2019.

El próximo domingo las personas con perro de Barcelona se manifestarán en contra de las numerosas prohibiciones y restricciones de un Ayuntamiento que no está cumpliendo con su lema de “Ciudad amiga de los animales”. Los asistentes al encuentro organizado por Espai Gos Bcn mostrarán su malestar con las decisiones del gobierno municipal con carteles, cánticos, batucadas y silbatos, por tanto, recomendamos que las personas no vayan acompañadas de los perros para garantizar el bienestar del animal.

El área para perros de Les Corts, «un éxito» según los usuarios

El distrito de Les Corts cuenta por fin con su zona de recreo para perros. Después de invertir 300.000 euros, según el Ayuntamiento de Barcelona, ​​el espacio ya se puede utilizar. Los usuarios se muestran mayoritariamente satisfechos, o muy satisfechos, por la nueva área. Las únicas quejas hasta el momento vienen de personas que reclaman más espacios para niños y que no tienen perro.

El gobierno municipal de Ada Colau había prometido un área para perros en cada distrito. Esta vez, la nueva infraestructura se encuentra en los jardines de Bacardí, junto al Camp Nou. Antes de la actual construcción, había un pipicán que había generado quejas porque los perros se escapaban. Además, muchos perros iban desatados, ocasionando algún conflicto entre usuarios.

Ahora el espacio, el mayor de los de nueva construcción, ha solucionado el problema. Los perros circulan alegremente y a determinadas horas se pueden encontrar más de 8 o 9. La instalación es muy nueva y no presenta ningún desperfecto. Desde Animalados hemos hablado con algunos usuarios que han valorado así su experiencia.

Opinión mayoritariamente favorable a la nueva área

«Ahora los perros no se ensucian tanto. Además, las rejas de madera que había en el antiguo pipicán no servían de nada. Ahora, con estas, metálicas, la cosa va mucho mejor «, explica la Lili Muñoz, usuaria. En la misma línea se expresa Núria: «el espacio es muy grande y los perros se pueden desplazar con mucha facilidad». La mayoría de las opiniones coinciden en que el cambio ha sido a mejor.

Los obstáculos de agility, el único punto a debate entre los usuarios

«Bueno, alguna vez algún perro se ha golpeado con uno de los obstáculos de agility, pero no es lo más habitual», dice Rut. Según la usuaria, resultan «un poco pijos» y «sin mucha utilidad». Por lo que hemos visto, la mayoría de los perros no los utilizan. Otros usuarios aseguran que les parece bien que los haya. Es el caso de Nuria: «así queman energía y después están más tranquilos»

Usuarios satisfechos. Y el resto?

Entre los vecinos de las Corts que no tienen perros el nuevo espacio se ve con buenos ojos, pero también con cierto escepticismo. Así nos lo expresa  Blai. «Bueno … yo qué quieres que te diga? Molestar no es la palabra. Ahora bien, vienes al parque con los niños y está lleno de perros. A veces echo de menos más espacio para los niños. Pero mal tampoco me parece».

El resto de vecinos reconocen que la implantación es todavía muy nueva y coinciden en que no ha generado ningún problema añadido. También destacan que ahora se ven menos perros en el parque, por lo que hay menos deposiciones en el suelo donde circulan los peatones.