Entradas

Las asociaciones alertan de la creciente demanda de animales exóticos comprados como “mascotas”

Los centros de rescate de animales exóticos están saturados. En el último mes el centro de rescate de mamíferos exóticos APP Primadomus ha recibido 13 kinkajúes, 5 servales y un mono tití, todos ellos incautados por las autoridades.

Se acerca la Navidad y uno de los regalos por excelencia son los animales de compañía. Además de perros y gatos, tristemente la demanda de animales exóticos ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años. Estos animales son adquiridos compulsivamente sin estudiar los riesgos que conllevan para la biodiversidad, la salud pública o el peligro para la ciudadanía y la fauna autóctona. Por ello, distintas asociaciones y centros de recuperación de animales exóticos quieren concienciar a los ciudadanos para que antes comprar piensen dos veces todo lo que conlleva y esconde el comercio de animales exóticos.

El comercio de animales exóticos es un mercado que cada vez mueve más millones y no es de extrañar que los principales vendedores se empeñen en crear modas nuevas constantemente para aumentar la demanda. Estas modas son aceleradas por las redes sociales que viralizan videos e historias humanizando a estos animales y dando una imagen errónea de “mascotas ideales y fáciles de mantener”.

La compra por internet de estos animales también se ha multiplicado. Un mensaje por WhatsApp y una transferencia es lo poco que se necesita para hacerse con uno de estos ejemplares, incluso en un momento en el que el mundo sufre las consecuencias de una pandemia originada por una enfermedad zoonótica, transmitida entre animales y humanos.

En un porcentaje muy alto de los casos, estos animales acaban muriendo prematuramente en el transporte, por la omisión de sus cuidados básicos en la tenencia privada o sacrificados masivamente por las autoridades cuando se convierten en un problema, como es el caso de las cotorras en Madrid, los mapaches en muchas localidades españolas o las tortugas de florida en la Comunidad Valenciana.

Los centros de rescate y rehabilitación de animales exóticos están saturados. Sin ir más lejos, en el último mes, el centro de rescate de mamíferos exóticos AAP Primadomus, situado en Villena (Alicante), ha recibido 13 kinkajúes, 5 servales y un mono tití incautados por las autoridades.

“Los centros de rescate estamos desbordados y nos enfrentamos diariamente a los problemas provocados por este comercio».

Marta Merchán, Coordinadora de la Coalición para el Listado Positivo explica que “los centros de rescate estamos desbordados y nos enfrentamos diariamente a los problemas provocados por este comercio. Las autoridades han intentado regular la tenencia y comercio de animales de compañía exóticos de diversas formas, en general a través de la creación de listados negativos que prohíben el comercio de ciertas especies a posteriori, por regla general cuando estos animales ya se han convertido en un problema. Sin embargo, ninguno de estos intentos ha conseguido controlar los problemas asociados de bienestar animal, seguridad, sanidad, protección del medio ambiente y biodiversidad, ya que las especies con las que se comercia son innumerables y cada vez se introducen modas nuevas”.

Desde la Coalición para el Listado Positivo recuerdan que la entrada en vigor de Listados Positivos en países como Bélgica, Holanda o Luxemburgo ha demostrado que la creación de un listado de las especies cuya tenencia y comercio están permitidos, quedando prohibidas todas las demás, es el método más efectivo, fácilmente ejecutable, de menor costa y el único, a día de hoy, que ha resultado eficaz desde el punto de vista preventivo, a la hora de reducir el sufrimiento de estos animales, y los riesgos que su tenencia y comercio conllevan.

La Diputación de Córdoba convoca por primera vez una línea de subvenciones para asociaciones protectoras de animales

La convocatoria de una línea de subvenciones para asociaciones protectoras de animales permitirá apoyar la labor de estas entidades con ayudas de hasta 3.000 euros y fomentar la adopción de perros y gatos.

La Diputación de Córdoba, a través del Centro Agropecuario Provincial, ha convocado por primera vez una línea de subvenciones destinada a asociaciones protectoras de animales de los municipios menores de 50.000 habitantes.

Se trata de una iniciativa inédita hasta la fecha y con pocos precedentes en otras diputaciones que pretende apoyar “la importante labor que realizan las asociaciones de nuestra provincia en contra del abandono animal y por el fomento de la adopción responsable de perros y gatos, una tarea imprescindible para garantizar el bienestar de estos animales pero también para paliar los problemas medioambientales, de salubridad y seguridad derivados del abandono”, según ha explicado el delegado de Agricultura, Francisco Ángel Sánchez.

El diputado ha señalado que “con esta línea de ayudas se pretende apoyar a las asociaciones en los gastos derivados de su actividad, como los de la alimentación, higiene, sanidad y servicios veterinarios, así como en la mejora de los medios de recogida de perros y gatos abandonados y los equipos de protección de los trabajadores y trabajadoras”. A la vez, las subvenciones pretenden incentivar “la realización de campañas de fomento y difusión sobre la adopción responsable y contra el abandono animal”, ha remarcado Sánchez.

La concesión de las subvenciones ya ha sido aprobada y publicada en el Boletín de la Provincia (BOP) y se realizará en régimen de concurrencia competitiva. Podrán optar a ellas las asociaciones que tengan su sede social en los municipios de menos de 50.000 habitantes de la provincia. La convocatoria cuenta con un presupuesto de 24.000 euros y las entidades beneficiarias podrán recibir un máximo de 3.000 euros, que recibirán de forma anticipada.

El delegado de Agricultura ha subrayado el “compromiso de la Diputación con el bienestar animal y contra el abandono de perro y gatos, que sigue siendo un grave problema pese al gran trabajo realizado en los últimos años por parte de instituciones y asociaciones”. Además Sánchez ha reiterado la importancia de mantener controladas las colonias felinas en los municipios para evitar problemas de salubridad y de convivencia.

El diputado también ha recordado que “desde 2009 la Diputación tiene en marcha un Programa de Recogida de Perros Vagabundos que está dando unos excelentes resultados y permite dar respuesta a la población de los municipios adheridos, que suman más de 222.000 habitantes”.

De forma paralela, este servicio contribuye “a la tan necesaria concienciación social sobre la tenencia responsable de animales de compañía, al tiempo que asesora a los ayuntamientos, a través de los técnicos de los municipios acogidos al programa, de las novedades en materia legal referente a la protección y sanidad animal”.

Projecte LOLA se une al programa Viopet de ayuda a los animales de las mujeres maltratadas

La asociación animalista de Girona Projecte LOLA se ha unido al programa Viopet, una acción que permite la acogida de los animales de compañía de las mujeres que son víctimas de la violencia de género.

Projecte Lola se ha unido al programa de ayuda a las mujeres maltratadas que coordina Viopet junto a la Dirección General de Derecho Animal, el Ministerio de Igualdad y el Observatorio de Violencia Hacia los Animales. El programa consiste en la creación de una red de casas de acogida para albergar animales que pretende dar soluciones al 30% de las mujeres víctimas de la violencia machista que tienen animales de compañía. Estos lugares de acogida se encargan de cuidar de los animales todo el tiempo necesario hasta que las mujeres puedan recuperarse y estabilizar sus vidas.

Según el Observatorio de Violencia Hacia los Animales, el 59% de las mujeres maltratadas aplazan su salida del hogar si su animal de compañía no tiene garantías de quedarse en un lugar seguro. Esto es debido a que muchos maltratadores suelen amenazar a las mujeres con herir a sus animales si los abandonan o “se portan mal”. Ante esta situación, muchas víctimas se ven obligadas a seguir viviendo con el maltratador, otras malviven en su coche o directamente en la calle.

Para poder disponer de este servicio, la víctima tiene que llamar al 673 765 330. En el mismo momento de la llamada, se inicia un dispositivo para encontrar un hogar para el animal y se concretan los detalles de la recogida, todo este proceso se produce siempre desde la máxima confidencialidad. A pesar de que esta ayuda la puede solicitar directamente la mujer maltratada, normalmente y por razones obvias, se suele pedir desde los Servicios Sociales.

El programa de rescate de Viopet nace de la carencia de soluciones que ofrece la administración pública hacia el cuidado de los animales de las víctimas. La mayoría de las entidades que ofrecen acogida a las mujeres víctimas de violencia de la género, no contemplan la posibilidad de acoger también al animal de compañía. El principal argumento ante esta situación es que ya están suficientemente desbordados con los pocos recursos que tienen como para asumir más trabajo.

“A pesar de que entendemos perfectamente la situación, desde Projecte LOLA pensamos que son excusas de mal pagador que dejan de manifiesto la poca sensibilidad que tenemos en este país hacia los animales y el poco respeto hacia unas mujeres que están viviendo un momento muy difícil en sus vidas, en situaciones en las que el animal es prácticamente su única familia. Nuestro reto como entidad es sumar para la construcción de una sociedad avanzada que también sea animalista”, comenta María Sánchez, directora de LOLA.

Desde la asociación animalista también se ha hecho una llamada para el aumento de las casas de acogida para estos animales: “Nosotros estamos comenzando a trabajar para conocer la realidad en nuestro territorio. Para hacerlo necesitamos la cooperación de los Servicios Sociales y otros departamentos involucrados en los casos”. Actualmente el programa de Viopet cuenta con unas 500 casas de acogida en todo el estado español.