Entradas

«Los delfines seguirán dentro de unas piscinas y esto nunca es una buena noticia»

Se cumple una semana desde que los tres últimos delfines del Zoo de Barcelona fueron trasladados al delfinario Attica Zoological Park de Atenas. Esta noticia, que se anunció como una victoria en bienestar animal desde el Ayuntamiento y que confirmaba a Barcelona como una ciudad libre de cetáceos en cautiverio, recibió muchas críticas en las redes sociales, ya que al parecer los animales serán utilizados para hacer espectáculos en su nuevo destino.

Desde Animalados hemos hablado sobre este tema y sobre el estado actual de los animales marinos en Cataluña con Laura Almarcha, miembro de la Asociación Cetacea. Laura es experta en cetáceos y hace muchos años que lucha para que los delfinarios sean una lacra del pasado. Es una amante de todos los animales, pero su obsesión es la protección del medio natural de los cetáceos.

¿Qué valoración hacéis desde la Asociación Cetacea del traslado de los tres últimos delfines del Zoo de Barcelona a un nuevo delfinario en Atenas?

En primer lugar, hay que recordar que Barcelona aún es propietaria, aunque suene horrible, de dos delfines que fueron trasladados hace unos años en el Oceanográfico de Valencia, y que allí se permite la reproducción de estos animales y también los espectáculos.

Respecto a los tres últimos delfines del Zoo de Barcelona, ​​es una buena noticia el hecho de que haya en el mundo un delfinario menos. España es el país de Europa con más delfinarios, y esto está muy lejos de ser un buen dato para este país.

Por otra parte, el hecho de que se haya cambiado de prisión, no es una buena noticia. Seguramente estarán en una ubicación mejor de la que estaban hasta ahora, pero los delfines seguirán dentro de unas piscinas y esto nunca es una buena noticia. Aunque desconocemos las instalaciones del delfinario de Atenas, sabemos que el Attica Zoological Park ha estado años operando sin licencia, y que hacen espectáculos, aunque están prohibidos en el país.

¿Cuál habría sido el destino ideal para los tres delfines del Zoo de Barcelona? ¿Existen refugios para delfines procedentes de delfinarios?

El destino ideal no existe, lo ideal es que no se hubieran capturado nunca delfines mulares en el Caribe, que estos delfines que quedan vivos no hubieran nacido en cautiverio, y que se detuviera la reproducción de animales en cautividad sin un objetivo de poder liberarlos en su hábitat. Pero ya que el mal está hecho, lo ideal sería intentar darles una mejor vida en un refugio.

Actualmente no existen refugios para delfines, pero en Islandia sí hay un refugio para belugas, y allí han ido a parar dos belugas cautivas procedentes de China. Se están construyendo dos refugios para delfines cautivos, uno en Baltimore y otro en Lipsi.

Las belugas ya disponen de un refugio en Islandia

¿Existe la posibilidad de devolver al mar a un delfín nacido o criado en un delfinario? ¿Pueden los delfines adaptarse a un cambio tan radical en sus vidas?

Los delfines son mamíferos con una memoria a largo plazo, demostrada con estudios, de al menos 20 años. Si los delfines hubieran nacido en libertad y se hubieran capturado, todavía podrían tener alguna posibilidad de sobrevivir en mar abierto. Pero los que han nacido en cautividad no han aprendido a elaborar estrategias de caza ni a capturar las presas. Incluso se ha intentado dar pescado vivo y, lamentablemente, no lo reconocen como comida, al menos al inicio de las pruebas. Tampoco han aprendido a defenderse de posibles depredadores y tienen una dependencia de los humanos que hace que sea inviable dejarlos completamente libres.

Barcelona ya es libre de cetáceos en cautiverio. ¿Cuál es el próximo reto de Cataluña para mejorar el bienestar de los cetáceos? ¿En qué estado se encuentran los animales marinos del litoral catalán?

Indiscutiblemente, el próximo reto para Cataluña es que el Parlamento prohíba los delfinarios en toda Cataluña. Aún quedan dos lamentables delfinarios, el de Palafolls (Marineland Cataluña), que también tiene leones marinos y focas; y en Vilaseca (Aquopolis) que ya fue denunciado por las inadecuadas instalaciones donde tenían los delfines. Ambos hacen espectáculos con delfines, y, como cualquier delfinario, no cumplen los objetivos que se exige por ley de conservar, educar e investigar.

La conservación no es real cuando asumimos que estos delfines, aunque se reproduzcan muchas veces gracias a inseminaciones, no podrán ser liberados en su hábitat para repoblar la especie. Por otra parte, educar no creemos que sea enseñar a los niños que está bien tener animales salvajes encerrados en piscinas, sin poder desarrollarse física y emocionalmente de manera correcta. Por último, los estudios que se pueden hacer en un delfinario en muchos casos no pueden extrapolarse a la especie in situ, ya que no partimos de los mismos parámetros que con un delfín que vive en libertad.

Los animales marinos, en el Mediterráneo, se encuentran en muchos casos en situación de preocupación o en un estado vulnerable. Hay muchas causas antropogénicas que hacen que cetáceos, aves, corales, peces y tortugas, además de las plantas, estén en una situación preocupante. Las diferentes artes de pesca como redes a la deriva, pesca de arrastre, palangres y también la sobrepesca está dejando sin comer a los diferentes habitantes del mar. La contaminación acústica, química, los desechos que encontramos en el mar … todos estos elementos son la causa de muchas muertes, miles de mamíferos marinos y millones de aves cada año.

La protección del medio natural del cetáceos, un gran reto

¿En qué proyectos está trabajando actualmente la Asociación Cetacea?

Nosotros somos una entidad formada por voluntarios, y nadie recibe retribución económica. Realmente lo que hacemos son proyectos de investigación.

Nuestro principal proyecto y el que lleva más años, concretamente desde 2014, es el Proyecto de Foto-identificación de delfines y ballenas en el litoral catalán. El objetivo es elaborar un censo en la zona del Garraf, entre Castelldefels y Segur de Calafell, para estudiar la distribución de cada especie y el comportamiento de cada grupo.

También tenemos el Proyecto Amigos del Mar, que es de ciencia ciudadana y lo llevamos a cabo en todo el litoral catalán. Va ligado, de hecho, con el primer proyecto, el de Foto-ID. Otro proyecto, Ojos en el Mar, intenta hacer avistamientos desde tierra. Y el último proyecto es de aves, lo que hacemos es que en las salidas para llevar a cabo el proyecto de Foto-ID, vamos anotando las aves que encontramos durante el día: la hora, la ubicación y el número de animales .

Aparte, hacemos charlas informativas de nuestros proyectos, informamos de los cetáceos que podemos encontrar en nuestras costas, tratamos la normativa que regula el acercamiento con embarcaciones en cetáceos y también llevamos a cabo alguna actividad para escuelas o grupos con el objetivo de inculcar el amor por los animales marinos y para explicar los problemas antropogénicos que creamos a los diferentes hábitats marinos. Porque si los conocemos, llegamos a amarlos, y si los queremos, queremos protegerlos.

Barcelona gana el primer juicio penal en España que condena a una tienda por causar el maltrato y la muerte de decenas de animales

Barcelona gana el juicio contra Mundocachorro, tras el decomiso del año 2015 de 135 cachorros de perros y gatos que estaban en condiciones deplorables. La condena será de un año y un día de prisión y tres años y un día de inhabilitación para los propietarios de la tienda, a quienes el Ayuntamiento de Barcelona sentó en el banco de los acusados por la muerte de decenas de cachorros.

La sentencia significa una importante victoria en la lucha por el bienestar animal, ya que es la primera vez en la historia del Estado español que se condena a una tienda por el delito de maltrato continuado con la consecuencia de la muerte, previsto en el Código Penal.

Laia Bonet, teniente de alcalde de Agenda 2030, Transición Digital, Deportes y Coordinación Territorial y Metropolitana, ha valorado así la sentencia: “Es un día histórico en la lucha animalista. Esto es una prueba de que en Barcelona el maltrato animal nunca quedará impune, somos una ciudad comprometida con el bienestar animal”.

Los hechos juzgados se remontan al año 2015, cuando a través de una inspección del Departamento de Protección de los Animales y la Guardia Urbana, el Ayuntamiento decomisó 135 cachorros de perros y gatos que se encontraban en unas condiciones lamentables en el local de Mundocachorro ubicado en la calle Sicilia de Barcelona. La inspección venía motivada por la denuncia de la entidad animalista FAADA, que había recibido numerosas quejas de compradores por la muerte de decenas de cachorros pocos después de ser adquiridos en la tienda.

Laia Bonet ha querido agradecer la implicación de las distintas partes implicadas en el caso: “Me gustaría agradecer de manera especial a la Fundación FAADA, a la Unidad Canina de la Guardia Urbana y a la Unidad Central de Medio Ambiente de los Mossos d’Esquadra, quienes han sido claves en la investigación del caso. Sin ellos no habría sido posible llegar a estos resultados tanto en el juicio como en la sentencia”.

Por otro lado, la teniente alcalde ha recordado que: “Tenemos otro caso parecido con la tienda Puppies de la calle Sant Eusebi, que el mes de enero irá a juicio por vía penal. Esto demuestra la clara línea de trabajo del Ayuntamiento de Barcelona que tiene como objetivo garantizar el bienestar animal. Hablamos de casos de compra y venta ilícita y de maltrato animal”.

La guía de las grandes áreas de recreo de Barcelona para perros

El gobierno municipal de Ada Colau quiso destacar desde sus inicios por una Barcelona que apostara fuerte por la convivencia entre las personas y los animales domésticos.

Barcelona dispone de más de 100 áreas de recreo para perros, la mitad de ellas con unas dimensiones de tamaño mediano, entre 300 y 400 m2, rodeadas por vallas de madera de unos 80 cm de altura. Además, estos espacios cuentan en su interior con bancos, papeleras de material no oxidable para depositar los excrementos, así como fuentes adaptadas para los perros. Por otro lado, las áreas están enjardinadas con arbustos que decoran el lugar y proporcionan sombra para cuando se requiera.

Entre las más de 100 áreas de recreo hay que destacar el plan municipal de Ada Colau de crear una gran área de recreo para cada distrito de Barcelona. La construcción de al menos una zona de más de 700 m2, con juegos, diversión, fuentes e iluminación adecuada para los usuarios y sus animales domésticos.

En diciembre de 2016 se inauguró el primero de estos grandes espacios en Nou Barris. Tras casi dos años de obras ya podemos hablar de al menos una gran área de recreo para perros en cada uno de los diez distritos de Barcelona. A continuación explicaremos las características de cada una de estas áreas para que puedas saber qué podrás hacer con tu perro en cada uno de estos espacios.

Parque de la Barceloneta (Ciutat Vella)

El barrio de la Barceloneta, en el distrito de Ciutat Vella, estrenó el pasado mes de mayo su nueva gran área de recreo para perros. El espacio cuenta con una superficie de 700 metros cuadrados. La inversión por parte del Ayuntamiento de Barcelona ha sido de unos 280.000 euros.

El espacio se encuentra dentro del Parque de la Barceloneta. El lugar incorpora elementos de entretenimiento para los animales, bancos, papeleras de material no oxidable y un abrevadero diseñado para que los perros beban sin dificultades.

El pavimento es mayoritariamente de arena cribada para que los perros jueguen sin problemas. Además, el espacio cuenta con un sistema de riego adecuado para su limpieza y mantenimiento, así como un sistema de alumbrado nuevo y eficiente.

Parque de la Estación del Norte (Eixample)

Esta área se encuentra en el barrio del Fort Pienc, en la calle Nápoles, 70. Consiste en un espacio de unos 1.000 metros cuadrados rodeado de numerosos árboles y espacios con vegetación.

El Ayuntamiento de Barcelona tiene entre sus planes aumentar el tamaño de esta superficie hasta los 3.000 metros, siendo una de las zonas referencia de Barcelona para acudir con el perro, ya que el espacio dispondrá de todo tipo de entretenimientos y de servicios tanto para los animales como para las personas.

Plaza Doctor Letamendi (Eixample)

Esta área la encontramos en la Plaza Doctor Letamendi, 1. Es un espacio de 700 metros cuadrados rodeado de mucha vegetación, hecho que provoca que las personas y los animales dispongan de sombra los días que se requiera.

El lugar dispone de fuentes, papeleras y el espacio está rodeado por vallas metálicas que evitan la fuga de los animales.

Avenida Mistral (Eixample)

Área para perros situada en el barrio de Sant Antoni, en la Av Mistral, 68. Esta zona no ocupa los 700 metros cuadrados que deben ocupar las grandes áreas de recreos para perros, pero es una zona espaciosa para acudir con los perros.

Dispone de 400 m2 con árboles, papeleras y perímetro vallado por encima de los 80 cm de altura para evitar la pérdida de los animales. También dispone de fuente, de bancos para los usuarios, así como de una rampa para el entretenimiento canino.

Jardines Bacardí (Les Corts)

El Barrio de Les Corts cuenta con una gran área de recreo para perros situada justo delante del Camp Nou, en Travessera de les Corts. Una construcción que ha supuesto una inversión de 300.000 euros según el Ayuntamiento.

La superficie de esta área dispone de unos 700 metros cuadrados. El perímetro está vallado con rejas metálicas evitando así posible fugas por parte de los animales. Los perros circulan alegremente por esta zona, ya que dispone de un gran espacio a pesar de que a determinadas horas se pueden encontrar una decena de animales domésticos en el área.

El espacio dispone de diversas papeleras, dos accesos al recinto, fuente acomodada para los animales y diversos juegos de agilidad como barras, rampas y serie de obstáculos.

Piscines i Esports (Sarrià-Sant Gervasi)

El pasado mes de abril el distrito de Sarrià-Sant Gervasi inauguró su gran área de recreo para perros con una inversión de 320.000 euros. Un espacio de 1.200 metros cuadrados con juegos de agilidad para los animales, zona de bebedero y con una zona para el descanso de los usuarios. Este espacio se encuentra en la calle Ganduxer 29, en el barrio de Sant Gervasi-Galvany.

El Ayuntamiento de Barcelona puso en marcha esta área junto a una campaña informadora para dar a conocer el nuevo espacio, instando a los usuarios a actuar cívicamente con el espacio para consolidar y mantener la nueva vegetación del parque. Anteriormente las personas acudían con sus perros al Turó Park, pero el deterioro sufrido en este parque causado (según el Ayuntamiento) por parte de los animales de compañía provocó la construcción de esta gran área situada en los Jardines de Piscinas y Deportes de Sant Gervasi.

Coll i Alentorn y Fernan Caballero (Horta-Guinardó)

Área de recreo de 700 m2 que ha contado con una inversión de 275.000 euros por parte del Ayuntamiento de Barcelona. El espacio se encuentra entre las calles de Coll i Alentorn y Fernan Caballero.

El área dispone de bancos y papeleras de material no oxidable para que los perros puedan beber sin dificultades. Además, el perímetro está vallado y los perros pueden disfrutar de diferentes juegos de agilidad como rampas o túneles.

Via Favència (Nou Barris)

Esta área de recreo cuenta con una superficie de 700 m2, decorada con un arbolado de hoja caduca, bancos, papeleras, elementos de juegos especiales y un abrevadero para perros. Está ubicada en la parte más amplia y soleada de una zona verde de 2.695 m2 de superficie. El proyecto contó con una inversión de unos 600.000 euros.

El área está rodeada por un valla de 180 cm de altura para evitar que los perros puedan escaparse. Esta valla está construida con materiales que no ocasionan daños a los animales. El pavimento es mayoritariamente de sablón, con zonas de arena y un sistema de riego para su limpieza.

La zona de agilidad consiste en palos de acero con tratamiento termoplástico para que los animales domésticos puedan correr y pasárselo bien sin sufrir ningún daño.

Ciutat d’Assumpció (Sant Andreu)

La obra cuenta con un presupuesto de 353.674 euros. El área tiene 700 m2 y se encuentra en la esquina de la calle Ferran Junoy con la calle Ciutat d’ Assumpción hasta la esquina de la calle Potosí. Los usuarios pueden acceder por dos puertas diferentes y todo el recinto está rodeado por una valla perimetral. El lugar dispone de bancos, bebedor para perros y papeleras.

La zona de recreo cuenta con cinco juegos de agilidad para que los propietarios puedan practicar este deporte con sus perros. Son una serie de obstáculos reglamentados con un orden concreto a realizar en el menor tiempo posible. Saltos de altura, longitud, rueda, túneles, rampa, pasarelas…entre otros. Es un espacio con sombra y con vegetación de plantas aromáticas como lavanda o romero.

Parque de Sant Martí (Sant Martí)

El Ayuntamiento de Barcelona invirtió unos 830.000 euros en acondicionar un área de 2.500 metros cuadrados. El área se encuentra en la calle Menorca, al lado de la Iglesia de Sant Martí de Provençals.

Esta área dispone de dos zonas diferenciadas para los distintos tamaños de los perros. Una de unos 500 m2 destinados a perros de raza más pequeña y una zona acotada para perros de raza más grande de unos 1.600 m2. Cada uno de estos espacios dispone de accesos diferentes aunque comunicados entre ellos por la parte interior del parque.

El lugar está equipado con juegos para los animales, además de bancos para las personas y papeleras para depositar toda la basura. El espacio está abierto las 24 horas del día por lo que cuenta con iluminación artificial, así como con un sistema de riego para el cuidado de la vegetación.

Área de Canòpia (Glòries)

En el mes de abril de 2019 el Ayuntamiento de Barcelona ha convertido la gran explanada abandonada de las Glorias en un parque de más de 20.000 metros cuadrados. Un espacio inmenso que dispone de campo de baloncesto, zona con juegos infantiles… y una área de recreo para perros.

La nueva área de Canòpia dispone de un arenal en medio, con una pequeña montaña de piedra. Rodeando el arenal hay dos grandes bancos también de piedra, para las personas, y si dibujamos otro círculo más grande, hay un espacio para poder correr con el perro de tierra. La fuente es como todas las que instala últimamente el Ayuntamiento, que permite que se acumule el agua para que los perros puedan beber.

Como aspecto negativo, los usuarios que ya han disfrutado del lugar creen que es tamaño del espacio acotado para perros debería de ser más amplio. A la vez, algunos vecinos han opinado que la área carece de espacios de sombra en los que descansar sin acusar el impacto del sol.

Área de Priorat (Sants-Montjuïc)

La construcción de este nuevo espacios ha supuesto un gasto cercano a los 800.000 euros. La superficie del lugar es de 1.170 m2 repartidos entre una zona de recreo animal y el espacio de juego para niños. La calle Priorat había caído en decadencia y los vecinos de la zona llevaban años reclamando la reurbanización del sitio en favor de los perros y de los más jóvenes.

El área de recreo para perros de Sants-Montjuïc está situada al lado de la rampa de acceso al parking. El espacio está formado por la arena adecuada para evitar que el entretenimiento de los perros levante polvo. El lugar cuenta con una instalación de redes de riego y drenaje que permitirá también la limpieza periódica por parte de los servicios municipales.

Uno de los principales problemas que presentaba la construcción de esta zona de recreo canina, era la ausencia de espacios con sombra para evitar la fatiga que causan las altas temperaturas. En este sentido, el Ayuntamiento de Barcelona ha decidido plantar vegetación aromática que permitirá combatir el sol que suele relucir en la plaza en los meses más calurosos.

Áreas futuras

Desde el Ayuntamiento se sigue trabajando en la confección de un área de recreo para perros en la zona de Alfonso Comín (Gracia).

Así es la nueva área de recreo para perros de Sants-Montjüïc

Barcelona estrenó el pasado fin de semana una nueva área de recreo para perros en el distrito de Sants-Montjuïc. La zona de entretenimiento canino se encuentra ubicada en la calle Priorat y en el interior de la manzana al que da acceso. El parque para perros comparte espacio con una zona de juegos infantiles. El Ayuntamiento cumple así con una vieja promesa de 2017 en la que aseguró la construcción de un área de recreo en cada distrito de Barcelona.

La construcción de estos nuevos espacios ha supuesto un gasto cercano a los 800.000 euros. La superficie del lugar es de 1.170 m2 repartidos entre el espacio de recreo animal y el espacio de juego para niños. La calle Priorat había caído en decadencia y los vecinos de la zona llevaban años reclamando la reurbanización del sitio en favor de los perros y de los más jóvenes.

El área de recreo para perros de Sants-Montjuïc está situada al lado de la rampa de acceso al parking. El espacio estáformado por la arena adecuada para evitar que el entretenimiento de los perros levante polvo. El lugar cuenta con una instalación de redes de riego y drenaje que permitirá también la limpieza periódica por parte de los servicios municipales.

Uno de los principales problemas que presentaba la construcción de esta zona de recreo canina, era la ausencia de espacios con sombra para evitar la fatiga que causan las altas temperaturas. En este sentido, el Ayuntamiento de Barcelona ha decidido plantar vegetación aromática que permitirá combatir el sol que suele relucir en la plaza en los meses más calurosos.

Barcelona dispone de más de 100 áreas de recreo para perros, la mitad de ellas con unas dimensiones de tamaño mediano, entre 300 y 400 m2, rodeadas por vallas de madera de unos 80 cm de altura. Además, estos espacios suelen contar en su interior con bancos, papeleras de material no oxidable para depositar los excrementos, así como fuentes adaptadas para los perros. Por otro lado, las áreas acostumbran a estar enjardinadas con arbustos que decoran el lugar y proporcionan sombra para cuando se requiera.

Entre las más de 100 áreas de recreo hay que destacar el plan municipal de Ada Colau de crear una gran área de recreo para cada distrito de Barcelona. La construcción de al menos una zona de más de 700 m2, con juegos, diversión, fuentes e iluminación adecuada para los usuarios y sus animales domésticos. Con la construcción del área de recreo para perros de Sants-Montjuïc, sólo quedará por construir la gran zona de recreo canino de Comín, en el barrio de Gracia.

Un guardia urbano acaba con la vida de un perro con cuatro tiros tras ser agredido por el animal

La Guardia Urbana ha abatido a un perro después de una trifulca con cinco perros más que iban sin atar y que habían herido a dos personas, un agente de la policía y un vecino. Los hechos se produjeron la madrugada del jueves en els Jardins de Mossèn Cinto Verdaguer de Barcelona.

Según ha explicado la propia Guardia Urbana, tras recibir la llamada de un vecino, la policía municipal se presentó en els Jardins de Mossèn Cinto Verdaguer del barrio de Poble Sec para controlar la presencia de seis perros sueltos que habían agredido a una persona. Cuando los agentes se dispusieron a hablar con el responsable de los canes, los policías fueron atacados por los animales.

La Guardia Urbana de Barcelona ha explicado así los detalles de lo sucedido a través de su cuenta de Twitter: “Cuando hemos accedido al parque, hemos observado un grupo de seis perros de tamaño grande sin atar. En acercarnos al responsable, los animales han atacado a los agentes, que han intentado protegerse infructuosamente con las defensas”.

La policía municipal ha continuado con su exposición de esta manera: “Tres perros han rodeado a uno de los agentes, uno lo ha mordido por la espalda a la altura de la pierna. Ha corrido hasta el estanque donde los perros lo han perseguido, y ha continuado utilizando la defensa personal, y al no lograr frenar la agresión ha tenido que usar el arma de fuego”.

Los hechos han acabado con la vida de un Staffordshire americano, un perro de raza potencialmente peligrosa. La Guardia Urbana ha declarado que estos perros tienen que ir siempre atados y con bozal, sin ningún tipo de excepción. Además, la policía municipal ha denunciado al responsable de los perros, que no es el propietario, como presunto autor de un delito de atentado contra los agentes de la autoridad, así como por incumplir la ordenanza de los animales.

La propietaria del animal, por su parte, ha declarado que va a denunciar a la policía por el trato recibido: «Los agentes sabían que la perra estaba muerta y me lo escondieron, se rieron de mí. La autoridad le pegó cuatro tiros a la perra. No uno, sino cuatro. Quiero denunciar al agente que la mató con cuatro disparos y al resto por burlarse de mí».

El Ayuntamiento de Barcelona aprovechó la mañana de ayer para descartar cualquier tipo de similitud con el caso de la perra Sota. Desde la Comisión de Seguridad se ha explicado que el agente que abatió al Staffordshire había recibido la formación acordada tras el episodio con Sota.

Por otro lado, Frederic Ximeno, de la Comisión de Ecología, ha dicho lo siguiente sobre los hechos sucedidos en la madrugada del jueves: “El reponsable del animal no ha hecho nada por el control de los perros. Tener a un perro requiere de una responsabilidad muy grande. Lo sucedido es grave en todos los sentidos”.