Entradas

El Ayuntamiento de Huesca multará a las personas que no limpien correctamente los orines de sus animales

Desde el lunes 1 de febrero, los responsables de los perros tienen que limpiar los orines de sus animales de acuerdo con la modificación de la Ordenanza de Seguridad y Convivencia del Ayuntamiento de Huesca.

El Ayuntamiento de Huesca ha recordado a través de un comunicado que desde el lunes 1 de febrero entra en vigor la modificación de la Ordenanza de Seguridad y Convivencia que obliga a los responsables a diluir con agua limpia o con agua con vinagre los orines de sus animales de compañía que afecten al mobiliario urbano, a edificaciones, a aceras o a cualquier otro elemento.

La modificación de la Ordenanza también recoge que los propietarios tienen que llevar en todo momento una botella para poder proceder a la limpieza de los orines. Por este motivo, el Área de Medio Ambiente repartirá botellas en los próximos días con el objetivo de dar a conocer este nuevo procedimiento.

Por tanto, a partir del lunes 1 de febrero, no limpiar los orines de los animales de compañía o no llevar una botella con agua limpia o con agua con vinagre será considerado una infracción leve y, consecuentemente, podrá conllevar una multa. Además, se mantiene la obligatoriedad de recoger y limpiar los excrementos de los animales de forma conveniente, limpiando en caso de ser necesario la parte de calle mobiliario afectado.

El Ayuntamiento de Huesca ha aprovechado este comunicado para recordar que, aunque el acceso de los perros a los parques está permitido, los animales tienen que ir siempre bajo control, con collar, sujetos mediante correa (excepto en las zonas acotadas) y con bozal en caso de ser necesario.

Además, el consistorio ha hecho hincapié en que los animales de compañía tienen el acceso prohibido a los macizos ajardinados, a los estanques y a las fuentes. La presencia de los animales en las zonas ajardinadas causa daños importantes sobre las plantas, por lo que esta acción será considerada infracción grave.