Entradas

Intervienen la mayor colección privada de animales venenosos y potencialmente peligrosos de España

Para algunos de los animales venenosos incautados por la Guardia Civil no se dispone de antídotos, ya que no tienen su hábitat dentro de Europa y no están controlados por las autoridades.

La Guardia Civil, junto a la Policía Local-UNIDRON, ha procedido a la detención de un hombre en el municipio de Telde (Canarias) por supuestos delitos relativos a la protección de la flora, fauna y animales domésticos y otro contra la seguridad colectiva por la tenencia ilegal de animales. En total se han intervenido 53 especímenes venenosos sujetos al Convenio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES).

Entre los animales se identifican una tortuga aligátor, un monstruo de gila, un lagarto cocodrilo chino, varias especies de caimanes, un cocodrilo enano africano, dos pitones reticular, una tarántula chilena y una de patas rojas, varias especies de cobra, varias especies de víboras, dos serpientes de cascabel, una mamba verde occidental, varias especies de varanos, dos pogonas vitticeps, una tilicia scincoides, una iguana cornuda, once serpientes real de california, dos titis de pincel negro, insectos y roedores.

Durante el registro judicial en el domicilio del detenido se constató la existencia de instalaciones para albergar las distintas especies: tres acuaterrarios de grandes dimensiones, cuarenta terrarios y dos estancias acondicionadas para la cría de roedores y dos primates, poniendo en peligro la vida, la integridad física o la salud de las personas, al encontrarse en una zona urbana residencial.

12 especímenes de animales incautados son venenosos/Guardia Civil-UNIDRON

La investigación comenzó a finales de 2021 por el SEPRONA tras obtener información sobre los hechos y posterior apoyo de la UNIDRON realizándose vuelo con drones donde se constató la existencia de un caimán de grandes dimensiones en la parte superior de la edificación. También se pudo acreditar la vinculación del detenido con otra persona con antecedentes policiales por supuestos delitos de tráfico de especies, contrabando, falsificación documental y pertenencia a grupo criminal.

De los animales incautados, 12 especímenes son venenosos con posibilidad de causar la muerte por inoculación de toxinas, producir lesiones graves, poner en peligro la vida por traumatismos o transmisión de enfermedades, acreditándose que a nivel sanitario, no existe ni protocolo de actuación ni antídoto específico por agresiones por reptiles venenosos en los centros hospitalarios de Gran Canaria.

Por otro lado, la tenencia de estos animales además puede ser un grave peligro para la biodiversidad, ya que la liberación de forma incontrolada de estos especímenes no autóctonos en el medio natural de la isla de Gran Canaria podría ocasionar un peligro al equilibrio natural.

Se trata de una de las colecciones privadas de especímenes venenosos más importante a nivel nacional y europeo

La investigación realizada por el SEPRONA de Las Palmas ha revelado una de las colecciones privadas de especímenes venenosos más importante a nivel nacional y europeo. El presunto autor de los hechos ha quedado a disposición judicial dictando medidas cautelares al efecto.

Los especímenes, por su parte, han quedado depositados en el centro de rescate animal Cocodrilos Park para proporcionarle los cuidados necesarios mientras estén a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Telde, Las Palmas.

La Guardia Civil rescata a 45 perros en pésimas condiciones en Las Palmas

Los animales rescatados presentaban un estado de salud crítico, con tumores, úlceras o queratosis.

La Guardia Civil ha rescatado en Arucas (Las Palmas) a 39 perros y 6 cachorros con poco tiempo de vida. Los canes se encontraban en pequeños habitáculos precarios y sin los cuidados mínimos necesarios para poder garantizar el bienestar animal, a pesar de que tenían las vacunas y los microchips obligatorios. En la operación policial, se ha detenido a una persona y se ha investigado a otra por un delito de maltrato animal continuado.

La actuación de la Guardia Civil tuvo lugar después de que un ciudadano informara de que un gran número de perros podrían estar careciendo de los recursos mínimos para satisfacer sus necesidades vitales. Por ello, agentes del Seprona se desplazaron al lugar para realizar una inspección, hallando efectivamente a los animales en un estado lamentable.

En una primera valoración, los agentes pudieron observar a algunos perros en un estado de delgadez extrema, con apenas fuerzas para levantarse y que sobrevivían en perreras elaboradas con chapas, mallas y trozos de madera.

Los perros se encontraban en un estado de delgadez extrema/Guardia Civil

Durante la inspección, la Guardia Civil contó con la colaboración del personal veterinario del Ayuntamiento de Arucas. La mayoría de los perros eran podencos canarios, siendo uno de ellos una perra recién parida de 6 cachorros de escasos días de vida. También había perros de raza pointer y presa canario.

Además de la extrema delgadez, algunos de los perros tenían heridas y patologías visibles que no habían sido atendidas por los propietarios. La mayoría de ellos estaban atados en cadenas de hierro de apenas 80 centímetros, por lo que no podían retirarse de su zona de descanso para realizar sus necesidades, durmiendo así sobre sus propias defecaciones.

Los perros rescatados estaban en pésimas condiciones/Guardia Civil

En la valoración preliminar de los servicios veterinarios, a parte del estado de caquexia y otros daños físicos debido a la falta de movilidad, también se hizo constar que algunos de los animales presentaban tumores carnosos no tratados e incluso uno de ellos tenía una herida ulcerosa que le atravesaba el carrillo desde el interior de la boca.

En cuanto al estado de las perreras, muchas de estas presentaban zonas punzantes y potencialmente cortantes, aparte de ser poco adecuadas como para proteger a los animales de las inclemencias meteorológicas. También cabe destacar que ninguna de las perreras poseía zonas acolchadas que pudieran evitar los rozamientos contra superficies duras.

La actuación ha sido desarrollada por agentes del Seprona de la Compañía de Santa María de Guía y las diligencias policiales han sido entregadas en el Juzgado en funciones de Guardia de Arucas. Asimismo, los perros han sido intervenidos para su valoración y atención veterinaria.

Un rescate con drones podría salvar a los cuatro podencos atrapados por el volcán de La Palma

Los especialistas de Aerocamaras se encuentran en la isla de La Palma para intentar rescatar a los cuatro podencos atrapados por el volcán en la localidad de Todoque. La operación, que se llevará a cabo mediante un dron de carga, está a la espera del ok de las autoridades competentes.

Se cumple un mes desde que el volcán Cumbre Vieja comenzó a expulsar lava de su interior. Una tragedia que ha golpeado de manera contundente sobre la vida de los humanos y también de los animales. Lamentablemente, muchas personas han tenido que dejar a la deriva a sus animales de compañía y a su ganado al no disponer de un nuevo espacio donde ubicarlos.

Una de las imágenes más mediáticas en los últimos días ha sido la de cuatro perros podencos atrapados por la lava en dos estanques de la localidad de Todoque, una población perteneciente al municipio de los Llanos de Aridane, situado al suroeste de la isla de La Palma. Tras hacerse virales estas imágenes, la asociación animalista Leales.org solicitó ayuda a Aerocamaras, una empresa gallega referente en España por su trabajo con drones.

Un equipo de Aerocamaras, en su compromiso con el bienestar animal, aterrizó el 17 de octubre en Canarias para afrontar el rescate de los animales. La expedición de rescate está formada por el CEO Jaime Pereira, el responsable de I+D de la compañía, Borja Blanco, y por el técnico de RPAS, Dani Romero. Todos ellos pilotos profesionales de drones. La intención es que todo el equipo viaje durante el día de hoy en ferry a la Isla Bonita para llevar a cabo los preparativos de una operación de rescate animal inédita en todo el mundo.

En primer lugar, Aerocamaras tiene la intención de proporcionar comida a los perros a través de un dron, de esta manera, los especialistas podrán inspeccionar la zona en la que se encuentran los animales. En segundo lugar, la compañía tratará de proceder al rescate a través de un dron de carga que transportará un sistema propio de logística adaptado a las características de los animales. Junto a otro dron de apoyo, los pilotos encargados de la operación intentarán planificar el vuelo del rescate con seguridad.

El rescate de los cuatro perros por parte de Aerocamaras es una actuación pionera en España. El transporte aéreo de animales vivos es una acción que actualmente no está permitida, por este motivo, la compañía gallega está esperando el permiso del Cabildo de La Palma para proceder al rescate. Una vez recibido el ok por parte de las autoridades competentes, el equipo experto iniciará su trabajo dentro de la legalidad.

A través de su cuenta oficial de Twitter, Aerocamaras ha pedido “paciencia tanto a personas como a medios, ya que no tenemos capacidad para atenderos a tod@s y resolver todas vuestras dudas. Sin embargo, os leemos y os agradecemos todas vuestras aportaciones y mensajeros de ánimo. Estamos con todos los equipos para que en el caso que nos den el OK con los permisos, ir preparando la maniobra”.