Entradas

La Comisión europea se compromete a prohibir las jaulas para animales de granja

La Comisión de la UE se ha comprometido a eliminar gradualmente las jaulas en la cría de animales en toda la UE para 2027, haciendo historia para los animales de granja.

La Comisión planea prohibir las jaulas para más de 300 millones de gallinas, cerdos, terneros, conejos, patos, gansos y otros animales de granja cada año, para eliminarlas de forma gradual para 2027. La Comisaria de Sanidad de la UE, Stella Kyriakides, y la Vicepresidenta de la Comisión, Věra Jourová, hicieron el anuncio en una conferencia de prensa en la que se cubrió la respuesta de la Comisión a la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) Ent The Cage Age (Fin de la era de las jaulas). La ICE, que es la primera iniciativa con éxito para los animales de granja, fue firmada por una abrumadora mayoría de 1.4 millones de ciudadanos de la UE.

La Comisión anunció su intención de «presentar una propuesta legislativa para finales de 2023 para eliminar gradualmente y prohibir finalmente el uso de jaulas para todas las especies y categorías animales mencionadas en la iniciativa». También abordará la cuestión de los productos importados de países no pertenecientes a la UE, comprometiéndose a estudiar «la introducción de reglas o normas para los productos importados que sean equivalentes a las de la UE». A finales del próximo año, la Comisión evaluará los detalles de la propuesta legislativa que se presentará en 2023, que necesitaría la aprobación del Parlamento Europeo y del Consejo de la UE.

Carla Cornella, presidenta de FAADA, dijo: «¡Por fin ha llegado el día tan esperado! Hoy, la Comisión Europea ha tomado la decisión histórica de dejar un legado para los animales de granja. Los ciudadanos exigieron un cambio y la Comisión recibió el mensaje alto y claro, asumiendo un compromiso inequívoco y visionario de eliminar gradualmente las jaulas».

El ECI End The Cage Age se lanzó el 11 de septiembre de 2018 y cerró exactamente un año después, habiendo conseguido más de 1.6 millones de firmas. Tras el período de validación de firmas requerido, la ICE superó fácilmente el umbral requerido de 1 millón de firmas, con un total de 1.397.113 firmas validadas en toda Europa. También superó el umbral mínimo de firmas en 18 Estados miembros de la UE, de los siete requeridos. Esto hace que la ECI End The Cage Age sea la:

  • 6ª ECI con éxito entre las 75 iniciativas registradas en los últimos diez años.
  • 3ª con el mayor número de firmas.
  • 1ª ECI exitosa sobre el bienestar de los animales de granja.

Hacer historia para los animales de granja ha sido un esfuerzo de colaboración, donde 170 ONGs de toda Europa unieron fuerzas y reunieron a ciudadanos/as de todos los rincones del continente.

FAADA y AnimaNaturalis se unen para llevar al laboratorio Vivotecnia a los tribunales

En cuanto el juez abra diligencias, las entidades AnimaNaturalis y FAADA se personarán para conseguir la máxima pena para los responsables y generar un precedente legal que marque un antes y un después para los animales utilizados en experimentación en España.

Hace unos días, gracias a la investigación llevada a cabo por la ONG Cruelty Free International, dieron la vuelta al mundo las durísimas imágenes de las torturas que sufrían los animales utilizados para experimentación en la filial de Madrid de Vivotecnia, compañía alemana encargada de llevar a cabo ensayos preclínicos in vivo y estudios de seguridad para productos de la industria cosmética, química, agroquímica, biocidas y sanitaria.

En el marco de la Unión Europea, los animales utilizados en experimentación quedan bajo el amparo de la Directiva 2010/63/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a la protección de los animales utilizados para fines científicos. Por otro lado, a nivel nacional, actualmente se encuentra en vigor el Real Decreto 53/2013, de 1 de febrero, por el que se establecen las normas básicas aplicables para la protección de los animales utilizados en experimentación y otros fines científicos, que desarrolla la Ley 32/2007. Ambos textos legales incorporan el principio de las Tres Erres que se basa en Reemplazar, Reducir y Refinar el uso de los animales destinados a experimentación científica.

A pesar de esto y de que Vivotecnia está adherida al acuerdo de transparencia en experimentación animal, promovida desde la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), los vídeos grabados por un extrabajadora del centro han sacado a la luz los terribles abusos que sufrían animales como perros, macacos, conejos, ratones, etc., En este centro.

Dichas actividades han llevado a activistas, santuarios y entidades de protección animal de toda España a concentrarse desde el pasado sábado frente al centro de Tres Cantos (Madrid) de la empresa, reclamando el cierre de sus establecimientos y la entrega inmediata de los animales.

La actividad realizada en este laboratorio no solo incumple la normativa, sino que supone un claro caso de maltrato animal susceptible de incardinarse en el art. 337 de Código Penal, al llevarse a cabo conductas innecesarias a nivel experimental y dejando en evidencia la crueldad hacia los animales.

Por todo ello, las entidades AnimaNaturalis y FAADA, además de manifestarse y reclamar que se abra urgentemente un debate sobre el uso de animales para la experimentación, han decidido sumar fuerzas para denunciar a Vivotecnia penalmente bajo la dirección letrada de Ana Cal Estrela, integrante de la sección de derecho animal del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia, y Anna Estarán Pérez, coordinadora del área legal de FAADA.

Ambas entidades consideran que un caso como este puede generar un precedente importarte y marcar un antes y un después en la legislación sobre el uso de animales utilizados para la experimentación en España. AnimaNaturalis y FAADA se personarán en el procedimiento que se incoe en cuanto el juez abra diligencias y, al mismo tiempo, seguirán trabajando para que se reubiquen a los animales de Vivotecnia con la máxima urgencia.

“Es hora de poner seriamente en duda el sistema de inspecciones y auditorías en los laboratorios de experimentación animal”, explica Aïda Gascón, directora de AnimaNaturalis en España. “Las terribles imágenes, obtenidas durante dos años de forma encubierta, demuestran que no son casos aislados”, añade.

Según Carla Cornella, Presidenta de FAADA: “Las imágenes del caso Vivotecnia van más allá de lo legalmente permitido en la legislación de experimentación animal, estamos ante un acto cruel que configura un delito de maltrato animal. Este caso es un precedente que debemos aprovechar para poner punto y final a la experimentación con animales buscando alternativas éticas y respetuosas con todos los seres vivos”.

Las victorias animalistas de 2020 y las asignaturas pendientes para el 2021

La gestión ética para el control de especies invasoras, la instalación de cámaras de vigilancia en los mataderos y la creación de la primera Dirección de Protección Animal del Estado Español son algunas de las victorias animalistas logradas a lo largo del 2020.

Finalizamos un año 2020 oscuro, marcado por una indeseada pandemia que ha causado un daño irreparable en las personas y los animales. Sin embargo, el coronavirus no ha privado a la sociedad de seguir dando pasos firmes hacia un mundo más animalista, aunque también es cierto que queda mucho camino por recorrer. Desde Animalados hemos hablado con tres expertas en materia animal para resumir las victorias animalistas de 2020 y detectar las principales asignaturas pendientes para el 2021.

Carla Cornella, directora de la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA), destaca como victoria animalista que: “El Tribunal de Justicia de la UE confirma el derecho de los Estados miembros a poder prohibir el sacrificio de los animales sin aturdimiento previo, hecho que obliga sin excepción el sacrificio con aturdimiento en los ritos religiosos musulmanes y judíos. España deberá imponer medidas al respecto”.

FAADA también valora como un gran objetivo cumplido que: “En España algunas comunidades autónomas, con Cataluña a la cabeza, han aprobado un plan de gestión ética para el control de especies invasoras como los cerdos vietnamitas, evitando así su sacrificio. En el sector de la venta de animales en España, señalamos que el Gobierno da los primeros pasos para regular el comercio y la tenencia de animales exóticos que permitirá la comercialización solamente de algunas especies y prohibirá la gran mayoría”.

Finalmente, Carla Cornella cita como triunfo importante que: “La nueva Ley de Educación española incorpora la empatía hacia los animales en el currículum de enseñanza obligatoria. Por primera vez, entre los fines del sistema educativo se incluye la formación en valores que favorezcan el respeto hacia los seres vivos y los derechos de los animales como estrategia de prevención de conductas violentas en el aula”.

Cristina Bécares, abogada especializada en Derecho Animal y asesora de entidades y asociaciones en defensa de los Derechos de los Animales, considera que: “Lo más positivo del año 2020 son todos los cambios legislativos que se han iniciado durante este último año, como el proyecto que obligará a instalar cámaras de vigilancia en los mataderos, el que regulará los núcleos zoológicos o la futura ley de protección de los animales a nivel estatal, entre otros. Poco a poco vemos que se van produciendo pequeños cambios que contribuirán a mejorar el bienestar y la protección de los animales”.

En una misma línea se encuentra Marta Legido, veterinaria clínica y vocal de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona, quien remarca que: “La mejor noticia animalista del 2020 es la creación de la primera Dirección de Protección Animal del Estado Español”. Este nuevo alto cargo se dedicará a proteger a los animales y a supervisar cualquier medida política desde el punto de vista de los derechos de los animales.

Una lista de tareas pendientes para el 2021

Carla Cornella considera que: “El mayor reto que necesitamos abordar con extrema urgencia es cambiar radicalmente la manera que tenemos de relacionarnos con los animales, tanto para garantizar sus derechos y su bienestar como para prevenir el flujo constante de futuras enfermedades virales que pasan de los animales a los seres humanos causando gran devastación como el COVID-19”.

Desde FAADA también apuntan que: “La destrucción de ecosistemas y la pérdida de biodiversidad, promovida en gran medida por la ganadería intensiva, el uso y consumo de animales de granja de forma intensiva y la explotación de la vida silvestre unidos a los efectos del cambio climático, generan la aparición de pandemias zoonóticas, por ello es preciso cambiar de raíz las políticas actuales y acompañar a las empresas a reconvertir dichas actividades que dañan a los animales, el medio ambiente y en consecuencia la salud de las personas”.

Por último, la directora de la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales destaca que: “Es imprescindible que en 2021 se promuevan políticas públicas efectivas que permitan reducir considerablemente la dieta basada en productos de origen animal con el fin de fomentar una alimentación más consciente y sostenible”.

Cristina Bécares reflexiona que: “Una de las tareas pendientes es la necesidad de revisar la Ley de los llamados perros potencialmente peligrosos, una ley que se redactó hace muchos años y en un contexto determinado. Además, mantengo mi reivindicación anual, pienso que es necesaria la formación y educación en materia de respeto a los animales desde todas las escuelas, considero que es muy importante formar a los niños de hoy en valores y respeto a todos los animales, humanos y no humanos”.

La vocal de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona Marta Legido, por su parte, opina que: “La principal tarea pendiente para el 2021 es hacer todos los esfuerzos posibles para orientarnos hacia el abandono cero de los animales de compañía. Soy una persona muy realista y hace más de treinta años que sufro por la gran cantidad de animales abandonados que hay en los Centros de Acogida, una cantidad que no disminuye. De todas formas, me parece importante destacar que parece ser que la crisis sanitaria del COVID-19 ha provocado que la sociedad valore más a los animales de compañía y consecuentemente se han abandonado menos animales”.