Entradas

Projecte LOLA se une al programa Viopet de ayuda a los animales de las mujeres maltratadas

La asociación animalista de Girona Projecte LOLA se ha unido al programa Viopet, una acción que permite la acogida de los animales de compañía de las mujeres que son víctimas de la violencia de género.

Projecte Lola se ha unido al programa de ayuda a las mujeres maltratadas que coordina Viopet junto a la Dirección General de Derecho Animal, el Ministerio de Igualdad y el Observatorio de Violencia Hacia los Animales. El programa consiste en la creación de una red de casas de acogida para albergar animales que pretende dar soluciones al 30% de las mujeres víctimas de la violencia machista que tienen animales de compañía. Estos lugares de acogida se encargan de cuidar de los animales todo el tiempo necesario hasta que las mujeres puedan recuperarse y estabilizar sus vidas.

Según el Observatorio de Violencia Hacia los Animales, el 59% de las mujeres maltratadas aplazan su salida del hogar si su animal de compañía no tiene garantías de quedarse en un lugar seguro. Esto es debido a que muchos maltratadores suelen amenazar a las mujeres con herir a sus animales si los abandonan o “se portan mal”. Ante esta situación, muchas víctimas se ven obligadas a seguir viviendo con el maltratador, otras malviven en su coche o directamente en la calle.

Para poder disponer de este servicio, la víctima tiene que llamar al 673 765 330. En el mismo momento de la llamada, se inicia un dispositivo para encontrar un hogar para el animal y se concretan los detalles de la recogida, todo este proceso se produce siempre desde la máxima confidencialidad. A pesar de que esta ayuda la puede solicitar directamente la mujer maltratada, normalmente y por razones obvias, se suele pedir desde los Servicios Sociales.

El programa de rescate de Viopet nace de la carencia de soluciones que ofrece la administración pública hacia el cuidado de los animales de las víctimas. La mayoría de las entidades que ofrecen acogida a las mujeres víctimas de violencia de la género, no contemplan la posibilidad de acoger también al animal de compañía. El principal argumento ante esta situación es que ya están suficientemente desbordados con los pocos recursos que tienen como para asumir más trabajo.

“A pesar de que entendemos perfectamente la situación, desde Projecte LOLA pensamos que son excusas de mal pagador que dejan de manifiesto la poca sensibilidad que tenemos en este país hacia los animales y el poco respeto hacia unas mujeres que están viviendo un momento muy difícil en sus vidas, en situaciones en las que el animal es prácticamente su única familia. Nuestro reto como entidad es sumar para la construcción de una sociedad avanzada que también sea animalista”, comenta María Sánchez, directora de LOLA.

Desde la asociación animalista también se ha hecho una llamada para el aumento de las casas de acogida para estos animales: “Nosotros estamos comenzando a trabajar para conocer la realidad en nuestro territorio. Para hacerlo necesitamos la cooperación de los Servicios Sociales y otros departamentos involucrados en los casos”. Actualmente el programa de Viopet cuenta con unas 500 casas de acogida en todo el estado español.

Dos paseos semanales para los perros de perrera por ley, una campaña de Juan Carlos Castaño

Los perros de perrera están viviendo un auténtico infierno. La cifra desorbitada de perros abandonados en España, 104.834 durante 2017 según datos ofrecidos por la Fundación Affinity, ha provocado que los refugios caninos estén desbordados y no puedan garantizar condiciones dignas de vida para estos animales.

Por suerte esta situación no deja indiferente a muchas personas que día a día de manera voluntaria ayudan a amenizar la vida de los perros mediante visitas, alimentos o paseos. Entre estas personas se encuentra Juan Carlos Castaño Lago, madrileño de origen y residente en Cerdanyola del Vallès desde hace ya varios años por motivos laborales. Juan Carlos alterna su trabajo de comercial con un voluntariado en el Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona (CAACB).

El señor Castaño pasea mínimo tres días a la semana a varios de los perros que tiene actualmente el CAACB, una actividad que le reconforta, le llena de satisfacción y que recomienda a todas las personas. El paseo consiste en salir a caminar por diferentes caminos cercanos al centro junto a varios peludos en un tiempo no superior a los 30 minutos, algo que los animales agradecen de manera ostentosa.

A pesar del trabajo y de la voluntad de muchas personas que dedican su tiempo libre a mejorar el bienestar de estos animales, la realidad es que las condiciones de vida de la mayoría de los perros de perrera son infames. El creciente abandono de los animales de compañía en España ha provocado que los centros de acogida tengan aforo completo. Este es el caso del CAACB, donde todos los perros que llegan en la actualidad son redirigidos a otros refugios. El centro Help Guau, ubicado en Argentona, ha recibido alrededor de 90 perros procedentes del Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona en las últimas semanas.

La mayoría de perros de perrera de España tienen dos fatídicos caminos: sacrificio o jaula de por vida. Juan Carlos nos explica como muchos de los peludos de perrera viven únicamente para alimentarse y defecar desde dentro de una jaula de menos de 180 cm de largo y 90 cm de ancho. Situación que conlleva que muchos de estos animales vivan con ansiedad, desidia y miedo.

El paradigma actual de los perros de perrera ha llevado al señor Castaño a lanzar una campaña en la que pide que los animales de los centros de acogida puedan dar dos paseos semanales. Juan Carlos nos confiesa que poder salir de la jaula y estirar las piernas tiene la misma importancia que alimentarse, ambas cosas son necesidades básicas para la supervivencia de los seres vivos.

En la Campaña se pide al Presidente del Gobierno Pedro Sánchez que exija por ley a todas las protectoras (municipales, autonómicas y privadas) dos paseos semanales para los perros que viven en jaula. Se necesitan 7.500 firmas y ya se ha alcanzado la cifra de 6.000 firmantes tras dos meses del lanzamiento de esta iniciativa. Todo ello según explica Juan Carlos con una recompensa infinita: «cada mañana cuando se mire en el espejo, verá reflejada la sonrisa de cientos de perros de perrera contentos ante la posibilidad de poder dar una vuelta, oler algo, utilizar sus garras escarbando un poco y poder sentir la tierra mojada en sus pezuñas ¡volver ser un animal durante unos minutos!».

Este es en enlace en el que puedes firmar a favor de la campaña de Juan Carlos Castaño Lago:

https://www.change.org/p/presidente-sanchez-dos-paseos-semanales-para-los-perros-de-perrera