Entradas

El Gobierno autoriza la caza de conejos y jabalíes durante el estado de alarma

El Gobierno ha emitido un comunicado a las comunidades autónomas para que autoricen la actividad cinegética durante el estado de alarma. El objetivo de esta medida es evitar los daños agrícolas que causan las supuestas sobrepoblaciones de conejos y jabalíes.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha autorizado la caza tras recibir las quejas del sector ganadero de territorios como Murcia, Andalucía o la Comunidad Valenciana, entre otros. Tras atender a estas peticiones, el Gobierno ha permitido a las comunidades autónomas autorizar la actividad cinegética con el objetivo de evitar daños agrícolas y prevenir también la propagación de enfermedades animales como la peste porcina.

En la Región de Murcia, por ejemplo, la Consejería de Medio Ambiente ha autorizado la caza en diez municipios para el control cinegético del conejo y jabalí cuando existan daños importantes y se disponga de las autorizaciones emitidas por los agentes medioambientales. Para ejecutar dicha actividad habrá un máximo de dos personas por autorización desplazándose en coche, una delante y otra atrás del vehículo y siempre con mascarilla y guantes. Las dos personas deberán mantener siempre una distancia mínima de dos metros de seguridad durante la práctica de la caza.

La Comunidad Valenciana es otro territorio donde también se han activado ya controles de fauna cinegética durante el Estado de Alarma. Según los ganaderos, la sobrepoblación de animales como el conejo de monte o el jabalí está causando unos daños incompatibles con la rentabilidad de la actividad. La Dirección General de Medio Natural y Evaluación Ambiental considera necesario reactivar la caza para controlar especies cinegéticas pese al estado de alarma que sigue instaurado en España.

PACMA ha dado su opinión sobre la autorización del Gobierno a las comunidades autónomas para volver a la actividad cinegética: “Consideramos que la caza es una actividad violenta que debe prohibirse. Además, es intolerable que se permita en estado de alarma y en una situación como la actual, al carecer además de informes que lo acrediten. Exigimos al Gobierno y a la Dirección General de Derechos de los Animales que recuerden de nuevo estos a las autonomías, y que no cedan a las presiones de los cazadores”.

Ante los supuestos problemas causados por la proliferación de animales en las explotaciones agrarias, el Partido Animalista asegura que hay “un elevado número de granjas cinegéticas presentes en comunidades como Castilla-La Mancha, donde existen 144 autorizadas, y que precisamente está preparando una autorización para permitir la caza de conejos”.

“En estas granjas se crían, entre otros animales, jabalíes y conejos, que posteriormente se sueltan para que los cazadores los maten”. Por tanto, según PACMA la recomendación del Gobierno sobre el control poblacional de algunos animales “carece de una razón que justifique la vulneración de las medidas impuestas por el estado de alarma”.

¿Hasta qué distancia puedo pasear al perro?

Ante las continuas restricciones por parte de muchos ayuntamientos, la Secretaría de Estado de Seguridad ha recordado que las administraciones locales no pueden regular las distancias a las que salen los perros a pasear.

Son muchas las personas que han mostrado su malestar por las numerosas restricciones que han impuesto los ayuntamientos municipales a la hora de sacar el perro a pasear. Algunas de ellas han sido incluso multadas por “permanecer a más metros de distancia de lo permitido”, una ley que no se encuentra recogida en el Real Decreto de medidas de confinamiento.

Ante esta situación, la Secretaría de Estado de Seguridad ha publicado un comunicado en el que recuerda a los ayuntamientos que no pueden imponer restricciones sobre las distancias a las que se puede sacar a los animales o sobre la acotación de unas franjas horarias concretas. Las autoridades locales solo pueden adoptar medidas que sirvan para la ejecución de las órdenes directas de la autoridad competente.

Este comunicado llega después de que varios ayuntamientos hayan impuesto bandos que regulan los paseos de los perros. Algunos municipios como Cáceres, Cambrils o Rubí habían decretado los 200 metros como distancia máxima, otros como Badalona o Orihuela a solo 100 metros. La limitación más extrema se había establecido en Arquillos, una localidad de Jaén que había reducido la limitación de los paseos a tan solo 5 metros.

Abuso de autoridad de la Guardia Urbana en Barcelona

Clara Roig, periodista y ciudadana de Barcelona, ha denunciado públicamente a través de su cuenta de Twitter el comportamiento autoritario y poco transparente de un agente de la Guardia Urbana. Clara paseaba a su perra cuando un guardia urbano le ha pedido los datos personales para ponerle una denuncia por estar a 750 metros de su casa, en el pipicán más cercano, una zona de recreo animal que según el Ayuntamiento de Barcelona es de uso permitido durante el estado de alarma.

Lo “más vergonzoso” según Clara Roig es “el trato que yo y dos personas más que paseaban a sus perros hemos recibido por parte de uno de los agentes. Cuando le hemos pedido explicaciones, nos ha comenzado a gritar y a amenazar con detenernos la próxima vez”. Además, Roig ha explicado que “otro señor le ha pedido al agente el número de placa porque nos estaba tratando fatal y este le ha amenazado con ponerle una doble denuncia si recibía cualquier cuestionamiento por su parte”, un comportamiento abusivo injustificado.

Para acabar, la ciudadana catalana ha detallado que “lo peor ha sido que al irme el agente se ha despedido de mi con un -venga niña-. ¿Cómo que niña? A parte de que tengo 28 años, basta ya de comentarios machistas”. Tras compartir la experiencia a través de su cuenta de Twitter, la Guardia Urbana se ha puesto en contacto con Clara Roig para conocer más detalles sobre los hechos y le han comunicado que “pasarán el suceso a la unidad de referencia”.

La Fiscalía teme un abandono masivo de perros cuando finalice el confinamiento

La Fiscalía ha advertido de las numerosas adopciones de perros fraudulentas que se están produciendo para poder salir de casa durante el confinamiento.

La Fiscalía de Medio Ambiente ha alertado a través de un escrito de las numerosas adopciones de perros que se están produciendo durante el estado de alarma en España. Son muchas las personas que están buscando la compañía de un animal para poder salir a pasear y escapar así del confinamiento. Ante esta situación, la Fiscalía teme que una vez finalizada la crisis del Covid-19 se produzca un proceso masivo de abandono de animales.

Antonio Vercher, fiscal de Medio Ambiente, ha pedido en el escrito a los fiscales delegados de Medio Ambiente y Urbanismo de las Fiscalías Provinciales que estén atentos ante esta situación y lo denuncien tal y como se establece en el artículo 337 del Código Penal. Diversos centros de adopción ya han reconocido que han dado en acogida a la totalidad de sus animales durante los días de confinamiento. Muchas de estas adopciones se habrían producido por vía telemática.

El fiscal de Medio Ambiente ha declarado en dicho escrito que “el problema reside en que se desconoce si esas adopciones o acogimientos obedecen a intereses realmente honestos por parte de los adoptantes o si son simplemente planteamientos espurios y destinados a tener una excusa, por parte de los nuevos titulares para poder salir a la calle”.

Antonio Vercher ha advertido que, tras las numerosas adopciones, “es previsible que pasado el estado de alarma se empiecen a producir abandonos de animales adoptados en este contexto. El abandono de animales, en condiciones en que pueda peligrar su vida e integridad, constituye un delito del artículo 337 bis del Código Penal. Es por ello por lo que interesa que se comunique el presente oficio a las entidades públicas o privadas con competencias en la materia, de manera que estén en condiciones de informar a la Fiscalía de la realización de tal tipo de abandonos, facilitándose con ello la aplicación del Código Penal”.

Para finalizar, el fiscal ha explicado en la nota escrita que siguiendo esta estrategia se permitirá “no sólo estar en condiciones de valorar lo ocurrido, sino también preparar futuras estrategias de repetirse alguna pandemia igual o similar, amén de poder ser utilizada de plantearse algún análisis comparativo con el resto de los países de la Unión Europea o de cualquier otro ámbito en el que pueda ser de interés su uso”.

La Guardia Civil denuncia a un hombre que alquilaba a sus perros para saltarse el confinamiento

La Guardia Civil ha identificado y ha denunciado a una persona que anunciaba a través de las redes sociales un servicio de alquiler de sus perros para poder saltarse el confinamiento.

El estado de alarma que vive España está provocando reacciones muy loables y humanitarias, un ejemplo claro son los aplausos diarios de agradecimiento al trabajo de todos los sanitarios y profesionales que redoblan sus esfuerzos por la crisis del coronavirus. No obstante, la situación social actual también está sacando las carencias emotivas de muchas personas que buscan cualquier táctica picaresca para saltarse el confinamiento o para aprovecharse económicamente de la situación.

El último ejemplo de actitud deplorable ha tenido lugar en A Coruña, donde la Guardia Civil ha identificado y ha denunciado a una persona que anunciaba a través de las redes sociales un servicio de alquiler de sus perros para saltarse el confinamiento. Los agentes comunicaron al denunciado que debía cesar inmediatamente la actividad por fomentar que los posibles clientes se saltasen la limitación de circulación de personas, dispuesta por el estado de alarma.

Según ha informado la Guardia Civil, el presunto autor de los hechos carece de cualquier tipo de registro o autorización como núcleo zoológico para dedicarse a la actividad relacionada con la cría y cesión temporal de animales de compañía, estando prohibida la cesión o donación ambulante de estos animales, según lo dispuesto en la Ley 4/2017 de protección y bienestar animal de compañía en Galicia.

El Instituto Armado también ha comunicado que, tras la actuación policial, esta misma persona volvió a publicar dos anuncios similares, por lo que se volvió a interponer acta de denuncia que remitirán a la Subdelegación del Gobierno de A Coruña por incumplimiento del Estado de Alarma y a la Consellería do Medio Ambiente de la Xunta de Galicia por incumplir la normativa de bienestar animal.

Una de las publicaciones denunciadas mostraba los servicios concretos que ofrecía el particular. El mensaje de Facebook decía: “Alquiler de perros en Coruña. Por dos euros la hora por gastos de acogida. Perros adoptables disponibles: Beagle, terrier, pastor alemán, husky, mastín, pekinés y stafford. Requisitos: DNI con fotocopia, firma de préstamos y clase gratuita de aptitud y conocimiento del paseo de quince minutos”.

Recordemos que estas son las acciones permitidas por la Dirección General de Derechos de los Animales para pasear con los perros:  

-Los paseos tienen que ser cortos, solo para cubrir las necesidades fisiológicas de los animales.

-Durante el paseo no puede haber contacto con otros perros ni con otras personas.

-Es obligatorio llevar una botella de agua con detergente para limpiar posteriormente la orina. También hay que llevar bolsas para depositar las heces.

-En la medida de lo posible, priorizar horarios de menos afluencia para el paseo de los perros.

Así trabajan en Katubihotz con las colonias felinas durante el estado de alarma

El estado de alarma causado por el coronavirus ha cambiado la rutina de trabajo de muchas asociaciones que velan por el bienestar de las colonias felinas. La Dirección General de Derechos de los Animales publicó el pasado 15 de marzo que la alimentación de los gatos callejeros podía seguir produciéndose siempre y cuando se prioricen los horarios de menos afluencia y se espacien el máximo de días posibles las visitas.

Katubihotz es una asociación ubicada en Pasaia (Gipuzkoa) creada para cuidar y controlar colonias de gatos que viven en la calle y también para procurar una casa a los felinos a través de la adopción. Esta entidad está formada por personas que respetan a los animales y que desean que los gatos sean aceptados y respetados por nuestra sociedad. Desde Animalados nos hemos puesto en contacto con la asociación para conocer cómo están trabajando con el estado de alarma instaurado en el territorio español.

Gato de una colonia felina controlada por Katubihotz

Gato de una colonia felina controlada por Katubihotz

Los voluntarios de Katubihotz explican que la rutina no ha variado mucho a pesar del confinamiento social provocado por el coronavirus: “El control de las colonias felinas lo llevamos igual que antes. Cada voluntario controla una o varias colonias desde hace tiempo, por lo que nada ha cambiado. Antes del estado de alarma ya estábamos repartidos, cada uno va a su colonia una vez al día, pero ahora siempre en solitario”. Ahora bien, desde la asociación han tomado una serie de medidas de prevención durante sus prácticas en las colonias: “Estamos extremando las precauciones. Trabajamos con guantes y mascarillas y desinfectamos lo mejor posible las zonas en las que ponemos la comida para los animales”.

Desde la entidad valoran mucho el apoyo que han recibido por parte de la Guardia Urbana para poder seguir con su labor diaria: “La Guardia Urbana de Pasaia nos ha apoyado y nos ha ayudado desde el principio. Ellos tienen una lista con los nombres y con el DNI de los voluntarios que formamos Katubihotz. También han apuntado las tareas a realizar de cada voluntario y los traslados que tenemos que hacer”.

Katubihotz, además de alimentar y cuidar a los gatos de diferentes colonias felinas, cuenta con un refugio de felinos a los que han encontrado acomodo para los días de confinamiento: “Todo el trabajo del refugio (limpieza, mediaciones, etc.) lo realiza una sola persona por las mañanas y otra por las tardes. Antes lo hacíamos más personas. Para hacer menos salidas y disminuir riesgos, nos propusimos vaciar el refugio. Gracias a la gente, que se ha volcado en ayudarnos, hemos encontrado acogida para todos los gatos, al menos hasta que pasen los días de cuarentena. Esta semana se irán los últimos cuatro que quedan, estamos muy agradecidos”.

Ahora bien, los cuatro felinos que restan por salir del refugio no pasan por sus mejores días: “Están bastante aburridos los pobres. Ellos están acostumbrados a más ajetreo, a compartir su tiempo con más personas y a tener más tiempo de juegos. Menos mal que muy pronto estarán viviendo una aventura nueva en sus casas de acogida”.

Sin embargo, los voluntarios destacan la actividad que hay a lo largo de estos días en las colonias felinas de Pasaia: “Hay más movimiento en las colonias, están apareciendo gatos nuevos en todas ellas. Al igual que por la calle, en la que vemos gatos desconocidos muy hambrientos rebuscando en contenedores o en la lonja del puerto. Son gatos que bajan de las huertas, lo que significa que allí han dejado de alimentarlos”.

Gato feral de una colonia felina de Pasaia

Gato feral de una colonia felina de Pasaia

Sobre las adopciones, los voluntarios de la asociación nos comentan que: “Actualmente están paralizadas. Nos gusta hacer entrevistas en persona y que los adoptantes conozcan al animal antes de darlo en adopción, algo que en estos momentos es imposible. A pesar de esto, tenemos una gatita anciana preadoptada a la que están deseando conocer. También tenemos preadoptados a dos hámsteres que rescatamos hace poco cuando querían tirar a la familia entera a la basura. Cuando todo esto termine podrán ir a sus hogares”.

Todos los integrantes de Katubihotz quieren agradecer el apoyo incondicional que han recibido por parte de muchas personas a lo largo de estos difíciles días: “Hemos recibido el apoyo de muchas personas. A diario nos hacen llegar su agradecimiento por la labor que realizamos. Nos preguntan por el estado de nuestros gatos, nos ofrecen ayuda y nos piden que cuidemos de ellos. Nos sentimos muy arropados y eso es de agradecer. A veces puede parecernos que somos cuatro gatos los que nos preocupamos por los animales, pero en momentos como estos nos damos cuenta de que hay mucha gente volcada en el bienestar de los gatos callejeros”.

Los voluntarios de la asociación lanzan un recordatorio para todas las personas: “Queremos insistir en que los animales no transmiten el coronavirus. Abandonar a un animal por el motivo que sea siempre está injustificado y constituye un delito. En el caso del COVID-19 pedimos a los propietarios de los animales que no se dejen llevar por la histeria colectiva y la desinformación. Abandonar o sacrificar a los animales, por si acaso contagias, es absurdo, irracional y cruel”.