Entradas

La caza del lobo ibérico será prohibida en toda España

La Comisión para el Patrimonio Natural del Ministerio ha aprobado la inclusión del lobo en el listado de especies de protección especial. La prohibición de la caza de uno de los principales depredadores de la Península Ibérica supone una victoria histórica para todos los amantes de los animales.

La caza del lobo ibérico será prohibida en toda España. La Comisión estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad ha aprobado la inclusión del lobo en el listado de especies de protección animal tras una votación extremadamente ajustada: nueve votos a favor, ocho en contra y tres abstenciones. Este acuerdo conlleva un gran éxito para todos los amantes de los animales: la prohibición de la caza de este majestuoso depredador en toda la Península Ibérica.

Animalados ha hablado con Luis Miguel Domínguez, Presidente de la Asociación Lobo Marley, quien se ha mostrado muy orgulloso de esta gran victoria “La naturaleza ha hecho historia. Se ha hecho justicia con el lobo ibérico y con el país, porque ahora sí que se puede decir que España es moderna a través de la conservación de la naturaleza. En el momento en que el gobierno ha decidido coger el asunto y llevarlo hacia una nueva legislación se ha podido hacer justicia. El lobo por fin será respetado de forma legislativa por el gobierno de España”.

La propuesta, que había sido presentada por el Ministerio para la Transición Ecológica, ha contado con los votos a favor de Catalunya, Baleares, Aragón, Canarias, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Melilla y del Gobierno. Votaron en contra Castilla y León, Galicia, Asturias, Cantabria, Andalucía, Madrid, la Región de Murcia y el País Vasco. Navarra, Ceuta y la Comunidad Valenciana fueron las tres comunidades autónomas que se abstuvieron.

Sobre el ajustado resultado de las votaciones, Luis Miguel Domínguez ha señalado que “La ecuación azul y rojo que se utiliza en materia política para identificar a dos bandos también se ha mostrado en esta votación, donde ha parecido una cuestión de izquierdas y derechas. Afortunadamente, el gobierno ha sido responsable y ha decidido proteger y defender nuestro patrimonio natural. Bruselas está detrás de todo esto, ya que ha llamado la atención a España por el tema del lobo, extinguido en sitios como Andalucía, un hecho que supone una desgracia causada por la falta de profesionalidad”.

Es importante recordar que la caza del lobo ibérico ya estaba prohibida en las comunidades autónomas del sur del río Duero, donde el animal está catalogado como especie de interés comunitario. Gracias a la votación de la comisión de Patrimonio Natural del Ministerio, el lobo ibérico pasará a estar protegido en toda España, una realidad que ya existe en otros países como Portugal.

Las regiones del norte del río Duero ya han mostrado su disconformidad ante este acuerdo. Estos territorios, en los que habitan más del 90% de las poblaciones de lobo ibérico de España, consideran que la presencia descontrolada de estos depredadores supone una gran amenaza para la ganadería. Los grupos ecologistas, por su parte, apuestan por “fomentar la coexistencia entre el lobo y la ganadería” evitando los ataques al ganado con métodos que no supongan la muerte ni el daño del lobo ibérico.

El Presidente de la Asociación Lobo Marley, en referencia a las quejas de las regiones del norte del Duero sobre la amenaza que supone el lobo para el ganado, ha recordado que “El año pasado, Castilla y León, que dice tener muchos ataques de lobo ibérico, dirigió 45.000 euros a pagos por daños de lobo. Esta cantidad de dinero es la que se gasta la Junta en los canapés cuando por ejemplo se inaugura un museo. La ganadería afectada por el lobo no llega ni al 1%, esa es la realidad. Con esos datos no hay que matar ni un solo lobo, lo único que hay que hacer es dejarlos tranquilos”.

Ecologistas en Acción ha mostrado su satisfacción por esta decisión a través de sus redes sociales y ha instado “a las comunidades autónomas del norte del Duero a que desde hoy mismo dejen de matar lobos, que se persiga su caza ilegal y que colaboren con ganaderas y ganaderos en fomentar la coexistencia entre el lobo y la ganadería”.

Luis Miguel Domínguez, lejos de conformarse, ha apuntado que “Hay que seguir luchando por conseguir la protección estricta del lobo. Tras esta gran victoria, el siguiente paso es conseguir que el lobo prospere en la Península Ibérica, porque la península lo necesita. No hay actualmente un depredador en la península como el lobo ibérico. El lobo ibérico tiene que moverse por España con total tranquilidad, como lo hace en Portugal, para que pueda volver a colonizar territorios como Andalucía”.