Entradas

El Gobierno lanza una nueva medida para evitar el atropello de linces en las carreteras

El Gobierno ha autorizado la instalación de la señalización con detección remota con el objetivo de evitar más atropellos de linces en la provincia de Badajoz.

Decisión importante en favor del bienestar y la supervivencia del lince en España. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha adjudicado el contrato de obras de “Instalación de señalización con detección remota para evitar atropellos de linces en la carretera N-432”, en la provincia de Badajoz y por un importe de 244.904 euros.

El tramo donde se desarrollarán las obras se ubica entre el municipio extremeño de Usagre y el límite provincial de Córdoba, aunque se contempla la posibilidad de instalarlo en otros emplazamientos de la Red de Carreteras del Estado de Extremadura.

El lince, un animal en riesgo de extinción en España, ha sufrido diversos atropellos mortales en Extremadura en los últimos tiempos. Sin ir más lejos, dos ejemplares jóvenes murieron arrollados en las carreteras extremeñas en poco más de 24 horas durante el mes de julio de 2021. Por tanto, la nueva medida impulsada por el Mitma supone un paso adelante en favor del bienestar y la supervivencia de este mamífero incluido en el Catálogo Español de Especies Amenazadas en la Red de Carreteras del Estado.

El proyecto prevé la instalación de señalización luminosa, tanto vertical informativa y de peligro, como de obligación de reducción de velocidad por la presencia cercana de linces. Esta señalización solamente se activará al registrar la aproximación de los linces a partir de la señal que emiten los collares de radiofrecuencia de los ejemplares reintroducidos. La instalación incluye toda la instrumentación necesaria para el funcionamiento autónomo con energía solar y el registro y tratamiento de datos e imágenes en tiempo real vía 4G.

Los lugares escogidos para este proyecto se han seleccionados a partir del análisis de movimientos registrados por dichos collares en los últimos años y serán objeto de actualización previa en función de los comportamientos y movimientos de los animales.

Esta actuación se incluye en el marco del Protocolo de Colaboración suscrito en junio de 2015 con el entonces Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, para el desarrollo de actuaciones de reducción del riesgo de atropello de especies animales incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas en la Red de Carreteras del Estado.

Castilla-La Mancha realiza una suelta experimental para establecer en Albacete el primer núcleo incipiente de linces

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha procedido a la suelta del lince ibérico Lucero en el municipio albaceteño de Albatana. Se trata de un ejemplar nacido en el año 2015 que, tras ser reintroducido en libertad durante cuatro años en el área de Los Montes de Toledo y ser el progenitor de ocho camadas con un total de 21 cachorros, sufrió un atropello en 2019 que le costó la amputación de una de sus extremidades delanteras.

El felino, tras sufrir el accidente, fue tratado durante más de dos años en El Chaparrillo, en Ciudad Real. Allí, los profesionales de este Centro de Recuperación de Fauna Amenazada de la Junta de Comunidades, además de recuperarle medicamente tras su intervención, han entrenado las capacidades de captura de Lucero en un ambiente lo más parecido posible al que se va a encontrar en el medio natural tras su liberación en Albatana.

El viconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán, ha destacado que, con la liberación de Lucero, el Ejecutivo autonómico persigue dos objetivos. Por un lado, dar la oportunidad al felino de poder vivir en libertad y, por otro, “intentar que crie para que, con el paso del tiempo, se pueda establecer en la zona sureste de Albacete un núcleo incipiente de linces ibéricos que sería, en caso de producirse, el primero en esta provincia de esta especie en peligro de extinción”.

Adaptación al medio natural en libertad del lince Lucero

Para que la reintroducción sea efectiva, Marchán ha explicado que es necesario que se den varias circunstancias. La primera de ellas, que Lucero sea capaz de cazar por sí solo y alimentarse, para lo que va a contar con la alta densidad de conejos de campo que hay en la zona escogida.

Además, debe aprovecharse para asentarse en su nuevo medio de la baja presencia humana, la gran cantidad de refugios y la ausencia de machos de la especie que pudieran comprometer la supervivencia de un animal que tiene mermada su capacidad de defensa.

Por último, el lince liberado debe ser capaz de cruzarse con la única hembra de lince territorial, Quastellana, cuya presencia ha sido constatada por los técnicos de la Consejería en este territorio, “lo que significaría que la suelta experimental que estamos realizando ha culminado con éxito”, ha dicho Marchán, quién ha informado que durante las primeras semanas, Lucero, gracias a un collar GPS, va a ser monitorizado a diario por un equipo de Agentes Medioambientales para valorar diariamente su evolución en la naturaleza.

Más de 100 ejemplares liberados de lince ibérico en la región

Desde el año 2015, a través de sus programas de reintroducción, Castilla-La Mancha ha liberado alrededor de 100 ejemplares de lince ibérico que habían sido criados en cautividad, logrando asentar en su territorio tres zonas estables de este felino en peligro de extinción: Montes de Toledo, Sierra Moreno oriental y Sierra Morena occidental.

Según los datos de 2020, gracias al seguimiento desarrollado por agentes medioambientales, técnicos de la Consejería de Desarrollo Sostenible y los profesionales de Geacam, con la colaboración del personal de las fincas, se detectaron un total de 47 camadas silvestres con al menos 146 cachorros; 60 en Montes de Toledo, 40 en Sierra Morena oriental y 37 en Sierra Morena occidental.

“Se trata de buenas noticias, puesto que estamos hablando que la población de linces ibéricos en Castilla-La Mancha se ha estabilizado y supera los 180 ejemplares mayores de un año (entre felinos adultos y juveniles); y si sumamos los cachorros nacidos en 2020, estaríamos por encima de los 326 ejemplares”, ha afirmado Marchán, quién también ha avanzado que, en la actualidad, están terminando de recabar los datos de las camadas de este año para poder cerrar el censo definitivo de 2021.

Por otro lado, ‘Lucero’ es el lince ibérico número once que se ha liberado a lo largo del presente año en la temporada de sueltas para su reintroducción en el medio natural. Los diez anteriores procedían de diferentes centros de cría en cautividad de España y Portugal y fueron liberados seis en el área de reintroducción de los Montes de Toledo y cuatro en Sierra Morena Oriental. ‘Lucero’, con sus particulares circunstancias, es el primer felino que se libera en la provincia de Albacete.

Muere otro lince ibérico atropellado en las inmediaciones del Parque Natural de Doñana

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha confirmado que el pasado lunes 1 de noviembre un lince ibérico murió atropellado en la carretera de los Pinares de Aznalcázar (Sevilla), en las inmediaciones del Parque Natural de Doñana.

Según ha informado Ecologistas en Acción, se trata del quinto ejemplar de lince ibérico atropellado en la población de Doñana-Aljarafe en lo que llevamos de 2021, manteniéndose la muerte por atropello como la primera causa no natural de la muerte de este animal, con un 32%, por delante del furtivismo, que es la causa de un 24% de las muertes no naturales.

Tras esta nueva muerte, la organización ecologista ha comunicado que solicitarán al Presidente de la Junta de Andalucía “que se implique en la conservación de este felino único en el mundo, que se encuentra en peligro de extinción, y que coordine a las dos Consejerías competentes, para que enfoquen sus esfuerzos con carácter de urgencia en la corrección de todos los puntos negros y la permeabilización de todas las carreteras y caminos asfaltados, más que en la cuestión secundaria de si se rebaja o no de categoría de protección”.

La asociación, por tanto, pedirá por enésima vez a la Administración andaluza que “acometa un plan eficiente de medidas para evitar los atropellos del lince ibérico, con una moratoria para nuevas carreteras, planes de control de velocidad eficientes y la actuación inmediata para propiciar las buenas prácticas de conducción de vehículos en los puntos negros identificados”.

Ecologistas en Acción ha lamentado que invierten “muchos millones de euros anuales en la cría en cautividad de lince ibérico para liberarlos en el medio natural, pero somos incapaces de evitar que sean atropellados en uno de los dos núcleos consolidados y primigenio de conservación de la especie, Doñana”.

Un máximo histórico para la especie del lince ibérico en peligro de recesión

El pasado mes de junio, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) anunció que la temporada de cría del lince ibérico durante este año finalizó con el nacimiento de 23 nuevos cachorros en los centros de cría de El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana (Huelva) y en el de Zarza de Granadilla (Cáceres), ambos centros gestionados por el Organismo Autónoma de Parques Nacionales.

Entre los ejemplares de Lynx pardinus nacidos esta temporada, se encuentran quince machos y ochos hembras. De estos 23 cachorros, 12 (10 machos y 2 hembras nacidos en cuatro camadas diferentes) se encuentran en las instalaciones de Zarza de Granadilla y los 11 cachorros restantes (5 machos y 6 hembras) se encuentran en el centro de cría ubicado en el Parque Nacional de Doñana, proveniente de otras cuatro camadas.

El grupo de trabajo del lince, coordinado por el MITECO, ha ofrecido en su último informe el mejor balance en dos décadas del estado de las poblaciones de lince ibérico. Fruto de los esfuerzos conjuntos de conservación del lince ibérico en los últimos años, el estudio muestra que la población de lince en España y Portugal ha alcanzado la suma de 1.111 ejemplares censados en ambos países, según datos de 2020.

Esta cifra constituye el máximo numérico registrado desde que existen programas de seguimiento de la especie y supone un aumento significativo, teniendo que en cuenta que en el año 2002 se contabilizaron menos de 100 ejemplares, lo que lo sitúa como uno de los programas de conservación de felinos más exitoso del mundo. Una victoria de conservación que ni mucho menos puede verse truncada por los atropellos en las carreteras.

Nacen 23 nuevos cachorros de lince ibérico en los centros de cría de Cáceres y Huelva

El Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN) ha anunciado el nacimiento de 23 nuevos cachorros de lince ibérico en los centros de cría de El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana (Huelva) y en el de Zarza de Granadilla (Cáceres). Entre los ejemplares de Lynx nacidos esta temporada, se encuentran quince machos y ocho hembras.

La temporada de cría del lince ibérico de este año ha finalizado con el nacimiento de 23 nuevos cachorros en los centros de cría de El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana (Huelva) y en el de Zarza de Granadilla (Cáceres), gestionados por el Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN) dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Ambos complejos pertenecen a la red de centros de cría del Programa de conservación ex-situ del Lince Ibérico en la península ibérica.

Entre los ejemplares de Lynx pardinus nacidos esta temporada, se encuentran quince machos y ochos hembras. De estos 23 cachorros, 12 (10 machos y 2 hembras nacidos en cuatro camadas diferentes) se encuentran en las instalaciones de Zarza de Granadilla y los 11 cachorros restantes (5 machos y 6 hembras) se encuentran en el centro de cría ubicado en el Parque Nacional de Doñana, proveniente de otras cuatro camadas.

El OAPN ha formado parte del Programa de conservación ex-situ del Lince ibérico desde su inicio. De hecho fue en el centro de El Acebuche en Doñana, donde nació la primera camada de lince ibérico criada en cautividad. Hasta la fecha, han nacido 238 ejemplares de lince ibérico en los centros gestionados por el OAPN de los que 150 han sido liberados en las diferentes zonas de la península ibérica donde se están llevando a cabo actuaciones de reintroducción y/o reforzamiento de la especie.

Tres nuevos ejemplares de lince ibérico/OAPN

Según los expertos, las camadas de lince ibérico sufren una fase de comportamiento agresivo en torno a las siete semanas de vida en la que los cachorros establecen su jerarquía a base de agresiones que pueden finalizar con la muerte de alguno de ellos. En estos momentos ya cinco de las ocho camadas han superado esta fase agresiva y los técnicos de los centros confían que las tres restantes puedan también superarla con éxito, para comenzar entonces con la siguiente fase en la vida de estos cachorros, ya sea permanecer como reproductores en los centros de cría o preparación para suelta.

En 2021 se han liberado un total de 27 linces dentro del programa de cría del Lince Ibérico. De los centros del OAPN, cuatro ejemplares provenían de El Acebuche y 5 de Granadilla.

Un máximo histórico para la especie de lince ibérico

El grupo de trabajo del lince, coordinado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha ofrecido en su último informe el mejor balance en dos décadas del estado de las poblaciones de lince ibérico. Fruto de los esfuerzos conjuntos de conservación del lince ibérico en los últimos años, el estudio muestra que la población de lince en España y Portugal ha alcanzado la suma de 1.111 ejemplares censados en ambos países, según datos de 2020.

Esta cifra constituye el máximo numérico registrado desde que existen programas de seguimiento de la especie y supone un aumento significativo, teniendo que en cuenta que en el año 2002 se contabilizaron menos de 100 ejemplares, lo que lo sitúa como uno de los programas de conservación de felinos más exitoso del mundo.

Nace el primer lince en el Pirineo catalán desde hace más de un siglo

El lince nació en el territorio de MónNatura Pirineus, en el municipio de Alt Àneu hace unos dos meses y es de la especie Lince Europeo o Lince Boreal, una especie extinguida en esta zona desde hace más de cien años.

Este miércoles, MónNatura Pirineos ha presentado el primer lince nacido en el Pirineo catalán desde hace más de un siglo. El macho, que pesa un kilo y que se encuentra en perfecto estado de salud, nació el pasado 28 de mayo en el Centro de recuperación de fauna de MónNatura Pirineus.

Miquel Rafa, director de Territorio y Medio Ambiente de la Fundación Catalunya La Pedrera, ha remarcado hoy la importancia de este nacimiento y ha explicado que este lince reforzará la labor de educación ambiental que se hace en este centro, donde hay otras especies de animales como el quebrantahuesos, el duque, el corzo, la marta, la garduña y el zorro, entre otros; que permiten explicar su función ecológica en los Pirineos.

MónNatura Pirineus

Entre ellos, los padres del cachorro, dos linces que nacieron en cautiverio en mayo de 2008 en un centro de fauna de Galicia, y fueron trasladados al centro de MónNatura Pirineus en agosto del mismo año. «Hace 11 años que están en el centro y es el primer cachorro que han tenido, y de manera totalmente natural», ha explicado Miquel Rafa.

En estos 11 años, más de 100.000 personas han visitado el centro de Fauna de MónNatura Pirineos y han podido conocer estos animales y aprender la función ecológica que tienen los Pirineos.

El director de Territorio y Medio Ambiente de la Fundación Catalunya La Pedrera también ha detallado que la reintroducción del lince en el Pirineo catalán no es un escenario que se plantee actualmente, ya que «socialmente no se dan las condiciones adecuadas para hacerlo». Actualmente en este territorio ya existen muchos problemas con los predadores que atacan a las ganaderías, como es el caso del Oso Goiat.

Por último, Rafa ha resaltado la importancia que tiene el lince como equilibrador de la naturaleza, ya que estos animales cazan corzos, liebres, zorros o martas, herbívoros salvajes que abundan en la zona. Una necesidad que cumplirá el lince cuando parecía que ya no se reproducirían más.