Entradas

Grupos animalistas denuncian maltrato animal al ‘burro del chatarrero ‘de Mataró

 

Casi 4 días sin comida, con lesiones y desnutrido. Así se encontraron al burro que desde hace años carga grandes cantidades de chatarra en Mataró, según ha denunciado la fundación para el asesoramiento y acción en defensa de los animales (FAADA). La organización animalista habría pedido ya, junto a otros colectivos, la inmediata incautación del animal aplicando el protocolo previsto para casos de abandono o tenencia en malas condiciones de équidos.

El ayuntamiento de Mataró, que ya había desestimado otras peticiones por el mismo caso, al no ver maltrato animal, ha derivado el caso a técnicos de la Generalitat. Los técnicos ya habrían hecho una de las dos revisiones pertinentes. Desde FAADA y el resto de asociaciones esperan que, terminado el proceso, el burro no vuelva a estar tutelado por su actual responsable.

El caso ha explotado la última semana a raíz de que varios medios de comunicación generalistas se hayan hecho eco. Sin embargo, la SPAM, ADE, PACMA y FAADA, entre otros, venían denunciando el caso de maltrato animal desde hacía años. De hecho, era habitual para los vecinos ver al burro cargando grandes cantidades de objetos metálicos.

El estado actual del animal

Desde FAADA, técnicos especializados cuidan del animal, con la colaboración de la Generalitat. «Se encuentra bastante mal, la desnutrición ha sido muy importante», apunta Carla Cornellà,  presidenta de la asociación. Además, el équido ha sufrido lesiones oculares debidas a su precario cuidado. Su dueño no le quitaba en ningún momento el cubreojos

Cornellà asegura que se trata de un animal «muy inteligente que ha hecho importantes progresos últimamente» y se muestra convencida de que el animal no volverá al antiguo propietario. «Sería una situación manifiestamente perjudicial para el animal, no creo que se produzca».

Hasta el momento, no se ha resuelto de manera definitiva la situación. Desde los grupos animalistas esperan convencer al dueño del burro. La finalidad es llevar el proceso de la manera más amigable posible, tal y como ya se ha intentado otras veces. Pero la decisión final podría estar, en última instancia, en manos de las instituciones.

Guillem Amatller

La limpieza obligatoria de las micciones de los perros en la vía urbana y el control de las colonias de gatos ferales: las novedades de la nueva ordenanza municipal de Mataró

 

La nueva ordenanza de tenencia, protección y control animal de Mataró ha sido aprobada por unanimidad. El nuevo texto aboga por mejorar el bienestar de los animales de la ciudad y procurar que se respeten las normas de buena convivencia y civismo por parte de los propietarios de los animales.

Una de las novedades, y quizá la más comentada en medios y redes, es la obligatoriedad de rociar con agua las micciones de los perros en la vía pública. Esta medida intenta reducir los olores y la corrosión en mobiliario urbano que estos orines provocan. En el texto se destaca que no se puede utilizar ni azufre ni lejía en fachadas ni aceras. Los propietarios que no sigan esta nueva norma pueden ser sancionados con multas econónomicas.

La nueva medida también prohíbe que los animales permanezcan más de 20 minutos en el interior de un vehículo estacionado y el uso de los collares que provocan la asfixia del perro para controlarlo. En el mismo apartado se regula también los tamaños y extensiones de las correas.

Un punto muy importante es que tanto los centros de acogida como los establecimientos de venta de animales deben exigir la declaración responsable, documento en el que el nuevo propietario acredita no tener historial como maltratador de animales.

En cuanto a las colonias de gatos ferales se las reconoce como «parte de la fauna urbana y como tales, se les debe respetar su forma de vivir y, siempre que sea técnicamente posible, se las debe mantener en el espacio que ocupan «.

El Ayuntamiento se compromete a identificar a estas colonias para poder aplicar el conocido como método CES (Captura, Esterilización y Suelta) ya sea con personal propio o asociaciones de protección animal. También se establecerá una base de datos de las colonias de gatos controladas del municipio.

 

Silvia Esteve