Entradas

Muere otro lince ibérico atropellado en las inmediaciones del Parque Natural de Doñana

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha confirmado que el pasado lunes 1 de noviembre un lince ibérico murió atropellado en la carretera de los Pinares de Aznalcázar (Sevilla), en las inmediaciones del Parque Natural de Doñana.

Según ha informado Ecologistas en Acción, se trata del quinto ejemplar de lince ibérico atropellado en la población de Doñana-Aljarafe en lo que llevamos de 2021, manteniéndose la muerte por atropello como la primera causa no natural de la muerte de este animal, con un 32%, por delante del furtivismo, que es la causa de un 24% de las muertes no naturales.

Tras esta nueva muerte, la organización ecologista ha comunicado que solicitarán al Presidente de la Junta de Andalucía “que se implique en la conservación de este felino único en el mundo, que se encuentra en peligro de extinción, y que coordine a las dos Consejerías competentes, para que enfoquen sus esfuerzos con carácter de urgencia en la corrección de todos los puntos negros y la permeabilización de todas las carreteras y caminos asfaltados, más que en la cuestión secundaria de si se rebaja o no de categoría de protección”.

La asociación, por tanto, pedirá por enésima vez a la Administración andaluza que “acometa un plan eficiente de medidas para evitar los atropellos del lince ibérico, con una moratoria para nuevas carreteras, planes de control de velocidad eficientes y la actuación inmediata para propiciar las buenas prácticas de conducción de vehículos en los puntos negros identificados”.

Ecologistas en Acción ha lamentado que invierten “muchos millones de euros anuales en la cría en cautividad de lince ibérico para liberarlos en el medio natural, pero somos incapaces de evitar que sean atropellados en uno de los dos núcleos consolidados y primigenio de conservación de la especie, Doñana”.

Un máximo histórico para la especie del lince ibérico en peligro de recesión

El pasado mes de junio, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) anunció que la temporada de cría del lince ibérico durante este año finalizó con el nacimiento de 23 nuevos cachorros en los centros de cría de El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana (Huelva) y en el de Zarza de Granadilla (Cáceres), ambos centros gestionados por el Organismo Autónoma de Parques Nacionales.

Entre los ejemplares de Lynx pardinus nacidos esta temporada, se encuentran quince machos y ochos hembras. De estos 23 cachorros, 12 (10 machos y 2 hembras nacidos en cuatro camadas diferentes) se encuentran en las instalaciones de Zarza de Granadilla y los 11 cachorros restantes (5 machos y 6 hembras) se encuentran en el centro de cría ubicado en el Parque Nacional de Doñana, proveniente de otras cuatro camadas.

El grupo de trabajo del lince, coordinado por el MITECO, ha ofrecido en su último informe el mejor balance en dos décadas del estado de las poblaciones de lince ibérico. Fruto de los esfuerzos conjuntos de conservación del lince ibérico en los últimos años, el estudio muestra que la población de lince en España y Portugal ha alcanzado la suma de 1.111 ejemplares censados en ambos países, según datos de 2020.

Esta cifra constituye el máximo numérico registrado desde que existen programas de seguimiento de la especie y supone un aumento significativo, teniendo que en cuenta que en el año 2002 se contabilizaron menos de 100 ejemplares, lo que lo sitúa como uno de los programas de conservación de felinos más exitoso del mundo. Una victoria de conservación que ni mucho menos puede verse truncada por los atropellos en las carreteras.

El MITECO pone en marcha un estudio con el fin de minimizar los impactos de orcas y embarcaciones

El objetivo del estudio es hacer un seguimiento pormenorizado de los casos de interacción de orcas con veleros con el fin de minimizar los impactos sobre la especie y proporcionar seguridad a las embarcaciones.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), dentro de las acciones del proyecto LIFE INTEMARES coordinado por la Fundación Biodiversidad, ha puesto en marcha un estudio sobre la interacción de orcas con embarcaciones para proponer medidas de prevención, actuación y gestión.

La Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (CEMMA), especializada en la materia, es la entidad encargada de desarrollar este estudio científico sobre los recientes episodios de interacción de la población de la orca con embarcaciones tripuladas, especialmente veleros, en aguas de Galicia y el Estrecho de Gibraltar. Este informe tiene como objetivo determinar sus posibles causas y definir y priorizar las medidas más oportunas para tratar de minimizar tanto estos episodios como sus consecuencias.

Debido a su dieta, centrada en el atún rojo, las interacciones de orcas han estado históricamente relacionadas con el sector pesquero profesional. Sin embargo, desde julio de 2020 se han producido episodios de interacción con veleros de tamaño medio, con acercamientos e incluso embestidas en el casco y el timón de las embarcaciones, provocando daños materiales.

En todos los casos analizados de interacciones ocurridas desde julio de 2020 no se ha identificado una actitud agresiva por parte de los cetáceos hacia los humanos. Hay que destacar además que solo un 15% de los episodios han tenido consecuencias materiales sobre las embarcaciones que hayan impedido la navegación.

Episodios más frecuentes en 2021

Desde los primeros casos, se han mantenido una estrecha coordinación entre la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación, la Dirección General de Marina Mercante y la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (SASEMAR) con el fin de garantizar la integridad de las personas y de las orcas.

Para ello, en septiembre de 2020 la Dirección General de Marina Mercante, en base a la recomendación de la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación, prohibió la navegación de veleros de una eslora inferior o igual a los 15 metros en la zona comprendida entre Ferrol y Cedeira, desde la línea de costa hasta las 11 millas náuticas.

Dado que estos acontecimientos se producen cada vez con mayor frecuencia, desde el inicio de la temporada estival de 2021 en la zona del Estrecho de Gibraltar y el Golfo de Cádiz también ha sido necesario establecer medidas restrictivas de la navegación en esta zona de manera temporal. Por todo ello, y con el objetivo de mejorar las medidas regulatorias y de conservación de la especie garantizando siempre la seguridad de las personas, es necesario analizar las posibles causas que están modificando el comportamiento de las orcas y diseñar y priorizar medidas que permitan minimizar estos episodios.

Interacciones inéditas entre orcas y barcos

Las interacciones de las orcas juveniles con barcos de diverso tipo, para satisfacer su curiosidad, son habituales en las aguas del Estrecho de Gibraltar y costa del sur de Portugal, en los últimos años. En cambio, las interacciones con veleros son consideradas inéditas debido al contacto físico de los ejemplares con la estructura de los barcos.

En la actualidad, la orca se encuentra incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y en el Anexo IV de la Directiva Hábitats. Precisamente la población del Golfo de Cádiz-Estrecho de Gibraltar se encuentra incluida en la categoría de “Vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazas por lo que se deben establecer medidas de protección. Para ello, en 2017 se aprobó el Plan de Conservación de la orca que recoge las líneas de trabajo prioritarias para conseguir la mejora del estado de conservación de la especie en nuestras aguas.

Cerca de noventa parejas de cerceta pardilla crían en España durante la presente temporada

La cerceta pardilla, una de las siete especies en situación crítica en España, ha incrementado considerablemente su número de pollos durante esta temporada, principalmente en humedales de la Comunidad Valenciana y Andalucía.

El proyecto LIFE Cerceta Pardilla, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), ha dado a conocer los resultados de la temporada de cría de esta especie, catalogada ‘en peligro crítico’ en España y como ‘vulnerable’ a nivel mundial.

Entre la Comunidad Valenciana y Andalucía, zonas prioritarias para la especie y regiones de actuación del proyecto, se han contabilizado un total de 87 parejas reproductoras, una cifra muy positiva en comparación con años anteriores. En concreto, en los humedales valencianos se han observado 40 parejas de esta especie, casi el doble que en 2020 y muy por encima de 2019, cuando se contabilizaron únicamente 17 parejas con crías.

Además, se han censado un total de 300 pollos, una de las mayores cifras de los últimos años. Por ahora, solo se ha comprobado la cría en humedales donde se han realizado sueltas de ejemplares como parte de las actuaciones de reintroducción y cría en cautividad llevadas a cabo en el marco del proyecto. Se trata de las zonas húmedas de Marjal d los Moros, del Parque Natural de La Albufera, del Clot de Galvany, del Parque Natural de El Hondo y del Parque Natural de las Salinas de Santa Pola.

Cerceta Pardilla con dos pollos/Óscar Aldeguer/Tragsatec

Humedales en Andalucía

En Andalucía, los resultados de esta temporada de reproducción suman 47 parejas con crías, una cifra superior a los anteriores, con 13 parejas con pollos en 2020 y 31 en 2019. El número de pollos registrados ha sido de 356.

Entre los factores que explican esta buen temporada de cría, destacan el manejo del agua que se ha llevado a cabo en la Dehesa de Abajo (Sevilla) y en Fuente de Piedra (Málaga), que han permitido mantener los niveles de agua y asegurar su presencia en verano, lo que ha propiciado su reproducción.

Los demás humedales andaluces donde la cerceta pardilla ha criado son lugares manejados, salinas o marismas cuyo nivel de agua no depende de las precipitaciones. Entre ellos se encuentran varias zonas de Doñana y otros humedales de Cádiz, Almería, Sevilla y Málaga.

«La cerceta pardilla, una especie en situación crítica en España»

La cerceta pardilla es una de las siete especies en situación crítica en España. Hasta mediados del siglo XX abundaba en los humedales costeros mediterráneos, especialmente en Doñana, pero en las últimas décadas su declive ha sido tan drástico que esta especie de interés comunitario está en peligro crítico.

Se trata de una especie de ave migratoria que, tras reproducirse en nuestros humedales, emprende un viaje a sus cuarteles de invernada, en África, donde el proyecto también continuará con el seguimiento de sus poblaciones.

Reintroducen nueve ejemplares de pigargo europeo en Asturias, una “especie extinguida” en España

La reintroducción de los nueves ejemplares de pigargo europeo forma parte del Proyecto Pigargo, que tiene como objetivo la recuperación de esta rapaz catalogada oficialmente como “especie extinguida” en España.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha informado del proceso de reintroducción de nueve pigargos europeos, un ave rapaz extinta España. Desde esta semana, estos nueve ejemplares vivirán en un jaulón ubicado en Pimiango, en el concejo de Ribadedeva (Asturias), para aclimatarse al medio. Una vez termine este periodo de adaptación, se abrirá la puerta del jaulón y las rapaces quedarán en libertad.

Esta acción forma parte del Proyecto Pigargo, una iniciativa impulsada por la asociación conservacionista GREFA con la colaboración del MITECO, el Gobierno del Principado de Asturias, el Ayuntamiento de Ribadedeva y el Gobierno de Cantabria. El proyecto tiene como objetivo que el pigargo europeo, incluido en el “Listado de especies extinguidas en todo el medio natural español”, vuelva a tener población reproductora en España.

Para ello, durante 2021 se ha puesto en marcha un fase experimental que espera que tenga continuidad en los próximos años. La primera actuación del proyecto ha sido el traslado desde Noruega a España de nueve pigargos nacidos este año en su hábitat natural. Estos jóvenes ejemplares llegaron a Madrid en avión el pasado 29 de junio y, tras una completa revisión veterinaria y un periodo de observación, hoy han sido trasladados a la localidad de Pimiango, situada en la costa oriental asturiana.

Reintroducción del pigargo europeo en el norte peninsular – MITECO

Las aves han sido introducidas en un recinto especial con aspecto de jaulón de grandes dimensiones donde pasarán una temporada aclimatándose a la zona y socializando entre ellas, mientras son alimentadas y vigiladas por los técnicos del proyecto.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico monitorizará los movimientos de estas aves gracias a la colocación de emisores GPS, lo que permitirá obtener información sobre su actividad cuando, aproximadamente en otoño, sean liberadas definitivamente.

Programas de reintroducción en España

El Pigargo europeo está incluido en el “Listado de especies extinguidas en todo el medio natural español”, un registro aprobado en 2018 por la Conferencia Sectorial del Medio Ambiente que incluye a los animales y plantas que, tras desaparecer en España, pueden ser objeto de proyectos de reintroducción autorizados por las administraciones competentes.

Entre estos proyectos figuran ocho especies de ave, siendo una de ellas el pigargo europeo. En concreto, este Proyecto Pigargo es el segundo programa de reintroducción que se desarrolla en el Principado de Asturias y Cantabria, sumándose a la iniciativa para la reintroducción del Quebrantahuesos, en el Parque Nacional de los Picos de Europa.

En esta primera fase del programa se analizará minuciosamente la evolución de los ejemplares en cuanto a su adaptación e integración en el ecosistema. De ser favorable, el Proyecto Pigargo tendrá su continuidad con la liberación anual de hasta veinte ejemplares durante al menos siete años, con el fin de establecer en el futuro una población reproductora del pigargo en España.

El Gobierno aprueba un convenio para proteger al molusco más amenazado de España

En la actualidad la náyade auriculada (almeja de río) se encuentra presente solo en la cuenca del río Ebro, donde sus poblaciones han disminuido drásticamente desde principios del siglo XX.

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), ha aprobado un convenio para la protección de la náyade auriculada. Este acuerdo, suscrito entre el Ministerio, el Organismo Autónomo Confederación Hidrográfica del Ebro, la Comunidad Foral de Navarra y la Comunidad Autónoma de Aragón, busca proteger a este molusco, el más amenazado de España.

La náyade auriculada, también conocida como margaritona, es uno de los moluscos de agua dulce más escasos en nuestro país. En la actualidad se encuentra presente únicamente en la cuenca del río Ebro y en cuatro de sus comunidades autónomas-Navarra, La Rioja, Aragón y Cataluña. Por esta razón, se encuentra incluida en la categoría “en peligro de extinción” dentro del Catálogo Español de Especies Amenazadas y declarada “en situación crítica” por la Orden TEC/1078/2018, de 28 septiembre, por la que se declara de interés general las obras y proyectos encaminados a su recuperación.

El convenio aprobado articula la colaboración entre los distintos organismos implicados en actuaciones para la conservación de la náyade. La medida más destacable del acuerdo es la creación de un centro de cría y recuperación de la Margaritifera, una vez que las técnicas de reproducción ex situ se han ido perfeccionando gracias a investigaciones desarrolladas a lo largo de la última década.

Actuaciones en favor de la especie

Para ello, el MITECO realizará las actuaciones necesarias para la construcción del centro y procederá a la contratación o encargo a medio propio de los trabajos de redacción de proyecto y edificación del complejo. Por su parte, la Confederación Hidrográfico del Ebro se compromete a aportar los terrenos e infraestructuras necesarias para llevar adelante la obra.

España trabaja desde 2007 en la protección de la náyade auriculada a través de la Estrategia para su conservación. Este documento recoge las líneas básicas de actuación y medidas para la conservación de la especie, y sirve como exponente de las actuaciones que las diferentes Administraciones Públicas están llevando a cabo de forma ininterrumpida a favor de la especie y, por otra parte, como referente para elaborar o revisar los Planes de Recuperación de las Comunidades Autónomas. Su objetivo es promover las acciones necesarias para disminuir significativamente su elevada probabilidad de extinción, así como detener e invertir el actual proceso de regresión de la especie controlando sus amenazas.

https://www.miteco.gob.es/es/prensa/210713ndpconvenioproteccionnayadeauriculada_tcm30-529262.pdf