Entradas

Un Policía Local de Sentmenat dispara tres tiros a dos perros causando la muerte de uno de los animales

El pasado miércoles 30 de junio un Policía Local de Sentmenat (Barcelona) disparó tres tiros a dos perros, Rey, un pastor alemán de 2 años y 9 meses, y Bella, una San Bernardo de 1 año y 2 meses.

Según informa en una nota de prensa Cristina Bécares, abogada defensora de la familia responsable de los animales, por motivos que se desconocen, el cachorro de San Bernardo salió solo de la vivienda donde reside en la urbanización de Can Canyameres (Sentmenat) y una vecina alertó a la Policía, personándose en el lugar una dotación de dos agentes.

Uno de los agentes, mientras el otro se encontraba en las inmediaciones del vehículo policial, acompañó al cachorro al domicilio de donde había salido, y parece ser que al acercarse a la puerta, en la cual hay un cartel indicativo de la existencia de perros, el pastor alemán llamado Rey salió y marcó al policía en la rodilla.

En la nota se detalla que, mientras ambos perros le ladraban a una distancia aproximada de metro y medio, el Policía Local procedió a sacar su arma reglamentaria y efectuó tres disparos, uno a Rey y dos a Bella. Seguidamente la Policía Local llamó a una dotación del SEM, la cual se personó en el lugar de los hechos y curó al agente herido. Según los vídeos que circulan en redes sociales, la cura consistió en la colocación de un apósito en la parte superior de la rodilla. A fecha de hoy no consta aún el parte de lesiones del servicio de urgencias.

Ambos perros entraron en la vivienda y estuvieron agonizando hasta que el propietario de los animales accedió a su domicilio y junto a otros vecinos pudo socorrerlos. Entonces decidieron llevarlos a un centro veterinario de urgencias, siendo acompañados por una patrulla de Mossos d’Esquadra.

El pastor alemán murió como consecuencia del disparo

Rey no pudo sobrevivir al impacto y acabó falleciendo en la clínica veterinaria como consecuencia del disparo, el cual le atravesó las patas delanteras produciendo fractura de cabeza de húmero, perforación de ambos pulmones y afectación cardíaca.

Por su parte, Bella se encuentra en estado grave tras sufrir un disparo en la cara y otro en una de las patas delanteras. El disparo en la cara provocó la pérdida de un ojo, de un oído y graves fracturas en la mandíbula y arco cigomático desconociendo el alcance de las mismas.

Por parte de la Policía Local de Sentmenat se han abierto diligencias policiales que han sido remitidas al Juzgado de Guardia de Sabadell, pero no a fin de depurar responsabilidades por los disparos efectuados, sino que se ha instruido un atestado contra el propietario de los perros por un presunto delito de lesiones hacia el policía.

La familia responsable de Bella y Rey, por su parte, presentará una querella en los Juzgados y se espera poder aclarar y depurar responsabilidades en un caso tan grave. La familia, desde el dolor por estos hechos, solicita el máximo respeto para todas y cada una de las partes implicadas.

El Ayuntamiento de Sentmenat revisará el protocolo de actuación por los perros fugados

El Ayuntamiento de Sentmenat ha compartido un comunicado para esclarecer los hechos sucedidos en la urbanización de Can Canyameres tras los numerosos comentarios que se han producido en las redes sociales criticando duramente la intervención de la Policía Local de este municipio ubicado en la comarca del Vallés Occidental.

Según el Ayuntamiento, la Policía Local acudió al lugar de los hechos tras recibir la llamada de un vecino alertando de la presencia de un perro peligroso/agresivo que se encontraba solo en la calle. La patrulla acompañó al can a su residencia de origen, momento en el que supuestamente un segundo perro de grandes dimensiones atacó y mordió a un agente provocándole heridas. Posteriormente, el primer perro también se giró y los dos animales acorralaron al agente contra el vehículo estacionado en la calle. Es en ese momento cuando el agente temió por su integridad y en defensa propia hizo uso de su arma reglamentaria.

El consistorio también informa que el agente fue trasladado al hospital y fue atendido de las heridas producidas por mordida de perro, las cuales han provocado que actualmente se encuentre en situación de baja laboral.

Como consecuencia de los hechos sucedidos durante el 30 de mayo, el Ayuntamiento de Sentmenat ha informado que la concejalía de Bienestar Animal y la concejalía de Seguridad Ciudadana se comprometen a revisar y adecuar el protocolo de actuación por los perros fugados, perdidos o abandonados para facilitar las recogidas y evitar riesgos innecesarios.