Entradas

Los colectivos animalistas piden al Real Madrid que no utilice símbolos relacionados con la tauromaquia en sus celebraciones

Una treintena de colectivos defensores del bienestar animal han solicitado al Real Madrid que no utilice símbolos relacionados con la tauromaquia durante sus celebraciones deportivas.

Las entidades animalistas consideran que utilizar un capote con el escudo del club simulando los movimientos de un torero, como hizo el jugador del Real Madrid Nacho Fernández en la celebración de la Champions y de la Liga supone hacer apología de la tauromaquia, algo que cada vez genera mayor rechazo en la sociedad española.

Por este motivo, una treintena de colectivos ha dirigido una carta al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, pidiéndole que el club y sus trabajadores dejen de utilizas símbolos o gestos taurinos en sus celebraciones y eventos organizados por la entidad. Desde hace décadas, jugadores emblemáticos del Real Madrid, como Raúl González o Sergio Ramos, han utilizado un capote taurino con el escudo del equipo durante las celebraciones de sus títulos.

El testigo ha sido tomado ahora por Nacho, quien, tanto en la celebración de la Liga como en la de la Champions, volvió a hacer apología de la tauromaquia. Los firmantes e la carta entienden que, de esta forma, un club que presume de valores como la solidaridad y el respeto, al mismo tiempo está apoyando una actividad que, según estudios veterinarios científicos, suponen un intenso sufrimiento a un animal, al que se apuñala y humilla repetidamente.

La tauromaquia no puede ser más lejana a los valores que, en teoría, encarna el Real Madrid: “No puede haber respeto ni solidaridad alguna cuando se utiliza un capote con el escudo del club, símbolo de la crueldad legalizada hacia los animales que es la tauromaquia, durante la celebración de un triunfo. Y esto, que lleva ocurriendo décadas, no solo nunca ha sido atajado por el club, sino que además es jaleado en las redes sociales oficiales del Real Madrid”, señala la carta.

El escrito también señala que “es imprescindible que esos valores a los que se refiere con frecuencia el club no sean manchados y su apoyo a la tauromaquia a través de estos símbolos anacrónicos lo hace. El Real Madrid, como una de las entidades más grandes del mundo, tiene una responsabilidad social más allá del deporte y, dentro de ésta debería formar parte el respeto a los animales y no el fomento de la crueldad y la violencia hacia ellos, aunque sea legal”.

Un club con más de 273 millones de seguidores en redes sociales debe tener en cuenta que, ante el creciente rechazo que suscita la tauromaquia en todo el mundo, una gran parte de sus aficionados puede sentirse ofendida por esta apología taurina y lo que ella implica. Recordemos que, según la World Animal Protection, el 84% de los jóvenes de 16 a 24 años se avergüenza de vivir en un país con toros.