Entradas

Confirmado un caso de virus del Nilo occidental en un caballo en Cataluña

El potro que padece el virus del Nilo occidental está ubicado en Amposta y no presenta ningún síntoma de la enfermedad.

El Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación ha confirmado que el 4 de septiembre se detectó un caso de virus del Nilo occidental en un équido en Amposta. El animal, que no tiene ningún síntoma y ha presentado anticuerpos frente al virus, ya ha sido aislado. Según informa el propio Departamento de Agricultura, el potro se habría infectado en la zona del Montsià, territorio donde permaneció el animal durante las últimas semanas.

El caso del potro de Amposta fue detectado por el programa de vigilancia del virus del Nilo occidental en animales que lleva a cabo el Servicio de Salud Animal del Departamento de Agricultura, Ganadería y Alimentación y el IRTA, en coordinación con el Departamento de salud. La observación de los équidos y los pájaros es importante para poder detectar el virus y sus áreas de riesgo.

Tras detectar el primer foco en équidos en Cataluña, el Departamento de Agricultura ha puesto en marcha el Programa de alerta, prevención y control del virus del Nilo occidental en huéspedes animales para reforzar la vigilancia en zonas cercanas del foco a partir de un diseño de muestreo elaborado por la unidad de epidemiología del IRTA-CReSA.

El virus del Nilo occidental no se transmite de persona en persona, sino por picaduras de mosquitos que previamente han picado a un animal infectado, por tanto, el mosquito es el animal transmisor. El proceso más común es que un mosquito infectado por un ave transmita el virus a los équidos y a los humanos. Así, la expansión se produce siempre desde las aves hacia los animales o desde las aves hacia los humanos.

Los principales síntomas del virus del Nilo occidental son fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, falta de apetito, dolores musculares, vómitos y diarrea. El virus también puede causar la meningoencefalitis, una infección del sistema nervioso central que inflama de manera mixta a la meninge y al encéfalo en el cerebro. Recordemos que, hasta el momento, no existe ninguna vacuna ni tratamiento para poder tratar el virus.