Entradas

¿Los cerdos pueden contagiar a las personas de coronavirus SARS-CoV-2?

Los veterinarios transmiten un mensaje de calma: con las evidencias que se tienen hasta ahora, los cerdos no son susceptibles al coronavirus SARS-C0V-2 ni, por tanto, lo pueden transmitir a las personas.

En los últimos meses se han detectado mutaciones en el coronavirus SARS-CoV-2, como por ejemplo, los cambios observados en los visones. Es una realidad que los virus mutan, es su manera de evolucionar. Ahora bien, las variantes no son siempre sinónimo de más capacidad de transmisión o de mayor virulencia (capacidad de causar enfermedad más grave).

Por otra parte, se han publicado varias informaciones en los medios de comunicación, en referencia a algunas investigaciones científicas, que pueden desencadenar que alguien piense que los cerdos pueden infectar a las personas. Y no, con los datos que tenemos, los cerdos no son susceptibles al SARS-CoV-2 y, por tanto, no podrían transmitir el virus a las personas.

«Es indudable que estamos viviendo una situación inédita y totalmente desconocida, y poco a poco se van obteniendo más evidencias científicas. Sin embargo, hay que mantener la calma y queremos recordar que esta pandemia de Covid-19 afecta a los humanos: los animales son una víctima colateral de la situación», observa el presidente del Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña (CCVC) , Ricard Parés.

Con el fin de proporcionar la información precisa, el Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña ha hablado con Joaquim Segalés, un veterinario experto en coronavirus, investigador del Centro de Investigación en Sanidad Animal (CReSA) del IRTA ( IRTA) y catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

¿Las mutaciones de SARS-CoV-2 incrementan la virulencia?

Se piensa que las nuevas variantes no afectarían más la salud de las personas de lo que hemos visto hasta ahora y, por tanto, no son más virulentas. La mayor parte de las mutaciones del SARS-CoV-2 tienden a ser prácticamente insignificantes y raramente afectan las proteínas del virus. Cuando hay una variación en los aminoácidos que afecta a la proteína, pueden pasar dos cosas: que haya un cambio en el comportamiento biológico del virus o que no lo haya. Sabemos que hay una variación en el aminoácido 614 que hace que el virus se pueda transmitir más fácilmente ya que se replica mejor, pero su virulencia no ha cambiado. Aún así, los coronavirus no se caracterizan por ser especialmente rápidos a la hora de mutar, si se comparan con otros virus.

Los visones de Dinamarca

Se han detectado cuatro mutaciones dentro de lo que sería el gen que codifica para la proteína S, que es la de la espícula. Hay que recordar que se está utilizando justamente la proteína S para generar inmunidad frente al virus, es decir, es la proteína en la que se basan los productos vacunales y, lógicamente, preocupa más que haya mutaciones en esta parte del virus que no en otra.

¿Los visones se contagiaron de personas?

Sí, se sabe que los visones se contagiaron de personas, se infectaron entre ellos y podrían convertirse en un reservorio del virus que podría infectar a las personas. Por ello, a nivel epidemiológico, es importante hacer un seguimiento de los virus y las diferentes mutaciones que se puedan dar en esta especie. Hoy, y a la espera de más
datos, la inmunidad frente las variantes mayoritarias que circulan en personas también sería capaz de neutralizar, en diferentes grados, las variantes de SARS-CoV-2 de visones.

¿La vacuna serviría para humanos y para animales?

De entrada, las vacunas que se están desarrollando para aplicar a las personas deberían ser suficientes, a priori, para ser utilizadas también en animales. Cuando hablamos de animales, estaríamos hablando de todas aquellas especies susceptibles al SARS-CoV-2.

¿Los cerdos pueden contagiar a las personas de SARS-CoV-2?

Dado que el SARS-CoV-2 no puede infectar a los cerdos, éstos no pueden transmitir la infección a las personas. Los cerdos pueden infectarse de hasta seis especies de coronavirus diferentes, pero ninguna de estas es zoonótica, es decir, no se puede transmitir a las personas. De entre estas seis especies, el SADS-CoV (coronavirus de la diarrea aguda grave), descrito hasta ahora sólo en el sureste asiático, es el único que podría llegar a tener potencial zoonótico, ya que en estudios en laboratorio se ha visto que puede replicarse en cultivos primarios derivados de células humanas. En un experimento se utiliza una dosis vírica infectiva muy elevada que habitualmente no se correspondería con una situación de exposición natural.

¿Hay que tomar precauciones adicionales con los animales?

Las mismas que se han dicho desde un inicio: medidas básicas de higiene y de un cierto distanciamiento. Estas serían más que suficientes. Si hay personas con sintomatología clínica de tipo respiratoria, lo ideal es que no tenga contacto con su mascota; y si se trata de una persona que trabaja en una granja, debería tomar las mismas precauciones y procurar no ir al trabajo. Así se evita la potencial eventualidad de exponer el animal al
virus.

Sanidad ordena el sacrificio de 92.700 visones en Aragón por un brote de coronavirus

Aragón sacrificará a 92.700 ejemplares de visón de una explotación de Teruel al detectar transmisión comunitaria de coronavirus entre los animales.

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha ordenado el sacrificio de 92.700 visones criados por la empresa Secapiel en una explotación ubicada en el municipio de la Puebla de Valverde, en Teruel. La decisión la ha comunicado Joaquín Olona, Consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, en una rueda de prensa celebrada en la mañana del jueves 16 de julio.

La decisión llega después de que las autoridades sanitarias detectaran transmisión comunitaria del virus entre los visones. Además del contagio de los animales, siete empleados de la explotación también dieron positivo el pasado mes de mayo, por lo que el Gobierno de Aragón no descarta una posible transmisión del virus entre humanos y animales o viceversa.

El Consejero Joaquín Olona ha asegurado que: “Antes de tomar una decisión tan drástica como el sacrificio de los animales, que supone un grave perjuicio económico, el Departamento ha realizado cuatro tests a los visones en los que se muestra un aumento claro de los contagios. En el último test realizado el 7 de julio, el resultado confirma 78 positivos de 90, es decir, el 86,67% de la muestra aleatoria. Por tanto, se confirma una transmisión comunitaria”.

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha aclarado que: “Los visones no han presentado un comportamiento anómalo en este tiempo, ni se ha producido un incremento en la mortalidad natural de este animal. Tampoco se han observado signos aparentes de ninguna patología, pero tenemos la certeza de que el virus está presente y se está produciendo una transmisión. Por este motivo, hemos decidido eliminar cualquier riesgo”.

La Dirección General de Calidad y Sanidad Alimentaria ya procedió a la inmovilización cautelar de la granja el pasado 22 de mayo, cuando los siete trabajadores de la explotación de Teruel dieron positivo por Covid-19. Tal y como ha explicado Joaquín Olona: “Desde entonces se ha estado realizando un seguimiento a los animales y no se ha permitido la entrada ni salida no solo de los animales, sino también de sus productos o de cualquier otro tipo de material de la explotación”.

El Consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón también ha detallado que: “Se comprobó desde el primer momento que la empresa cumplía con todos los requerimientos en materia de sanidad animal y se le comunicó, además de la inmovilización cautelar, las medidas relacionadas con la seguridad a seguir, condiciones que nos consta que se han venido cumpliendo”.

El propio Gobierno de Aragón, con la ayuda de la empresa pública Sarga, se encargará del sacrificio de los 92.700 visones. Por otro lado, el consejero Joaquín Olona ha reconocido que se indemnizará a la empresa propietaria de la explotación a causa del sacrificio obligatorio de los animales.