Concentración en los Jardines Hiroshima para protestar contra las plantas que buscan limitar la presencia de perros

«Vosotros nos pinchais, nosotros hacemos fiesta». Con este lema, la plataforma Espai Gos ha convocado un acto reivindicativo este sábado de doce a dos de la tarde en los Jardines Hiroshima, en el distrito de Horta-Guinardó, para protestar contra las últimas iniciativas que ha adoptado el Ayuntamiento para echar a los perros de este espacio. Las quejas vienen motivadas por haber cerrado una parte del parque para plantar plantas con pinchos y urticantes y por la pretensión del consistorio de limitar el horario de acceso de las seis a las ocho de la mañana y de nueve a doce de la noche . A la espera de que se confirme este nuevo horario, que dejaría a los Jardines Hiroshima, un espacio que utilizan casi exclusivamente los propietarios de perros desde hace muchos años, sin animales, la plataforma sí considera que estas plantas son toda una declaración de intenciones.

Ángela Coll, portavoz de esta plataforma que precisamente nació en este emplazamiento y que reclama espacios compartidos en todos los distritos de la capital catalana, no tiene ninguna duda a la hora de pensar que se ha hecho con la intencionalidad de limitar la presencia de perros. «Llegamos a un acuerdo con el Ayuntamiento para que éste fuera un espacio compartido que le corresponde como barrio, pero con la excusa de arreglar los jardines, han plantado arbustos y plantas invasivas y que no son autóctonas que pinchan para que no accedan a los perros, estoy convencida de que se ha hecho con mala fe «. El comentario despectivo que les hizo un trabajador de Parques y Jardines cuando le pidieron explicaciones por haber plantado este tipo de plantas demuestra, en su opinión, ¿cuál es el objetivo final: «De muy malas maneras un operario que no es de los que siempre están por ahí, sino que ha venido a hacer los arreglos nos respondió que era «para que no entren los putos perros».

Coll no entiende las trabas que el gobierno municipal está poniendo a este espacio ubicado en la parte de arriba del Parque de las Aguas, en el número 80 de la calle Camelias. «Es un espacio por donde pasan 150 perros al día, antes era un descampado y ya la utilizábamos los propietarios de perros». Tampoco ha habido movilizaciones por parte del vecindario para protestar por la presencia de perros: «Los vecinos en general no se han quejado, algún vecino sí lo ha hecho, pero no una cifra significativa para adoptar esta medida para inhabilitar gran parte de el espacio.

La jornada reivindicativa incluirá una acción para tapar lo que la plataforma ya ha bautizado como «la valla de la vergüenza». La valla adoptará un nuevo diseño con fotografías de perros y una frase criticando la medida en que los propietarios de perros han ido enviando estos últimos días en el correo de la plataforma en este distrito, que es espaigosbcn.hortaguinardo@gmail.com. En el improvisado mural también se sumarán propietarios de perros de otros lugares de la ciudad que forman parte de Espai Gos y que quieren denunciar también los impedimentos que tienen a la hora de sacar sus animales a pasear.

La Plataforma Espai Gos Barcelona surge de la necesidad de crear un colectivo con una forma jurídica legal para poder dialogar con la administración sobre los temas referentes a las normativas que afecten a la tenencia de animales domésticos y sus propietarias: uso del espacio público, obligaciones, derechos, etc. Sin su labor, la entidad remarca que «las personas propietarias de perros y perras de Barcelona, ​​no estamos representadas ni invitadas a los consejos de barrio ni plenos municipales y las decisiones que nos afectan directamente son prisas por la Administración sin un proceso de participación previo «. El objetivo de la Plataforma es, por tanto, ayudar a construir una ciudad con una convivencia digna para animales y personas donde todos y todas estén representados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.