Jorge Berrocal: «ayudar a los animales me hace ver que no todo está perdido en esta putrefacta sociedad»

«Creo que nunca le he gustado a Jorge Javier Vázquez. Pero me parece genial que esté implicado con los animales»

«¿cooperar con él? Por el bien de los animales, estaría bien dejar las diferencias atrás»

Jorge Berrocal es uno de los valientes participantes de Gran Hermano, el famosisimo programa de Mediaset. Lo que Mercedes Milá llamó “Experimento Sociológico“ y Ferran Monegal “la ratomaquia“ tiene en Jorge uno de los más emblemáticos concursantes. Apasionado, directo y noble se muestra ahora casi dos décadas más tarde hablando alto y claro de su compromiso con los Animales, con el Zoosanitario de Málaga y su relación con Mercedes Milà y Jorge Javier Vázquez

¿Qué crees que te aporta esa relación en la que el voluntariado es tan necesario? 

Lo importante no es lo que me aporta como persona, lo verdaderamente importante aquí es lo que esta relación aporta a quienes lo necesitan más que son los animales que se encuentran en el centro zoosanitario a la espera de ser adoptados. Ellos son lo importante. Pero es evidente que a mí el hecho de prestar mi ayuda a los animales abandonados junto a los otros voluntarios, pieza indispensable de todo esto, me hace albergar la esperanza de que no todo está perdido en esta putrefacta sociedad que vivimos.

¿Estar con ellos te aporta valores personales

No necesariamente. No busco nada de eso. Pero si lo que me preguntas es si el voluntariado me hace mejor persona no soy yo quien debe responder a tal cuestión. ¿Por qué? Aquí, y siento repetirme, no se trata de lo que me aporte a mí como persona si no lo que le aporte y beneficie a los animales. Es una labor necesaria. Ellos son lo importante.

No quisiera ofender, pero tú conoces lo que es la reclusión por tu experiencia en Gran Hermano y en las fuerzas armadas. En ambos casos hubo una voluntad por tu parte, pero, ¿no deja de ser duro?

No ofendes en absoluto. Te diré que sarna con gusto no pica. En esta vida tan aburguesada que tenemos, tan cómoda en muchos sentidos y pese a que la crisis, que no ha terminado y nos ha hecho polvo, hay que saber ser objetivos y coherentes. En esta vida hay cosas mucho peores. Por ejemplo: para los animales del centro sí es muy duro, ellos al contrario que yo no han pedido ni buscado estar recluidos. Eso se debe, en una gran mayoría de los casos, a la irresponsabilidad y poco respeto de sus antiguos dueños.

Una vez aclarado esto, la experiencia en GH fue una montaña rusa de emociones y sentimientos, y ser miembro de las fuerzas armadas fue un orgullo. Ambas vivencias han sido claves a la hora de definirme como persona.

Es mucho más duro para quien no decide y no sabe nada de lo que le está pasando como es el caso de los animales en las perreras. ¿No?

Naturalmente. Piensa que estos animales no han recibido ni el respeto, ni el amor, ni la consideración que deben tener. Ellos sienten y padecen más de lo que podemos intuir, así que imagina como deben sentirse al verse abandonados por las personas a las que quieren. Es una puñetera vergüenza.

¿Te sirven tus experiencias más extremas para identificarte con ellos y necesitar defenderlos con la energía con la que lo haces?

No necesariamente. Mi amor y respeto por los animales vienen de bien pequeño. Así me lo ha inculcado mi madre y así debe ser. No tengo que sentirme identificado para empatizar tanto con el dolor, los problemas o las alegrías tanto de mis congéneres como con el resto de seres vivos.

Es algo que deberíamos tener de serie cada humano. El respeto por los derechos de cualquier persona y animal. Aun así, ni yo mismo lo consigo. Soy carnívoro, pero aun siendo hipócrita conmigo mismo mi conciencia me dicta que tengo que hacer lo correcto en la medida que pueda y evitar los abusos, el maltrato o la falta de respeto hacia cualquier otra persona o animal. Tenemos mucho que mejorar y aprender. Yo el primero. Creo que respetar, empatizar y entender a los animales nos haría ser una mejor sociedad, una mejor especie. Mucho camino nos queda por recorrer. Estamos cometiendo muchos errores.

Te muestras crítico con el actual funcionamiento del Zoosanitario. ¿Qué crees que se debería mejorar?

Me muestro critico pese a que entiendo que la burocracia a la que están sometidas las instituciones siempre ralentiza aquello que podemos hacer. Y si algo he aprendido con 43 años es que en muchas ocasiones en nuestra vida podemos hacer mucho más. Y esta es una de ellas.

Extender a dos días la labor del voluntariado a la semana es de vital importancia. Y en los meses estivales deberían extenderse a tres días para poder ayudar a sobrellevar el terrible verano que tenemos en estas maravillosas tierras a los animales que se encuentran allí en las jaulas. Para refrescarlos y asegurarnos que se encuentran bien con el calor asfixiante que tenemos en ocasiones.

De todos modos, ¡quince minutos a la semana para salir de la jaula para cada perro es una indecencia, y muy perjudicial para el estado físico y anímico de estos animales. Es algo que no podemos aceptar. Se nos tendría que caer la cara de vergüenza. Mejorar las condiciones supondría además que los animales se encontrarían en mejor disposición física y mental para ser adoptados.

Eso y que parte de la plantilla de veterinarios del centro parece ser que no tienen otra cosa que hacer que entorpecer nuestra labor, poner impedimentos o cursar quejas que no entiendo ni me parecen coherentes. El ser humano es incongruente, y al parecer, ellos más.

Como por ejemplo pedir que se sancione a la responsable de la asociación, así como a la misma porque el día que hicimos las fotos de la campaña estuvimos en un `pequeño trozo de tierra pared con pared con el centro para hacer las fotos. Un recinto que ya debería haber sido acotado y adecuado para que los voluntarios podamos sacar a pasear a los animales. Se ha pedido que se nos sancione. Todo muy lógico- ¡Manda cojones!

Estábamos varios miembros del voluntariado, solo con un perro o dos a la vez. Con sus correas, poniendo toda nuestra atención para realizar todo correctamente y con el fotógrafo del ayuntamiento. Eso solo obedece a una sola cosa, tocar los cojones.

Debe ser que nos les gusta mucho nuestro empeño en el sacrificio cero y nuestras constantes quejas por la falta de humanidad en sus cometidos. La verdad es que me consta que no son del agrado de nadie que conozca. Y a mí, después de haber estado en el ejército, en una guerra, en el abrumador y despiadado mundo de la televisión, y soportando más de 18 años los prejuicios y las incongruencias de la sociedad con un fenómeno fan desatado me ha endurecido la coraza. Así que si quieren estar a las malas yo estaré enfrente. En esto tengo poco que perder y mucho que ganar. Así que quien tenga ganas de torpedear la labor de la asociación me va a tener en frente. Y soy un pirata que si tiene que jugar sucio lo hará.

Así que insto a que de una vez por todas se adecue la zona designada para que los perros puedan tener un espacio de esparcimiento y recreo. No quiero que el centro parezca una prisión, si no el lugar más adecuado posible mientras esperan a recibir lo que más reclaman: el respeto y amor en una nueva familia que los adopte.

¿Qué respuesta estáis obteniendo por parte del municipio? 

En el poco tiempo que llevo no puedo tener ninguna queja, sería una necedad por mi parte, pero espero que las palabras y promesas no caigan en saco roto. Pueden hacer más. Deben hacer mucho más. Y siempre contando con la asociación y aprovechándose de los voluntarios para mejorar la vida de los animales.

¿Te consta que Málaga con la gestión de colonias felinas y otras medidas está siendo pionera? ¿Están haciendo mucho pero tal vez no suficiente? 

Desconocía esto. Así que me siento orgulloso que en nuestra tierra seamos pioneros en mejorar la relación entre humanos y animales. Y permíteme con el permiso de todos los malagueños que me sienta un boquerón más. Soy hijo de padre malagueño y madre sevillana, me he casado aquí con el amor de mi vida, Marina Soares, y espero que nuestros hijos nazcan y se críen en esta maravillosa tierra.

Pero volviendo a la pregunta, Se hace mucho pero como dije antes se puede hacer mucho más. Vamos viendo y dentro de seis meses hacemos un balance y hablamos de si se han cumplido las expectativas o hay que tomar medidas para que se cumplan.

Las tablas frente al público y las cámaras te permiten decir las cosas alto y claro, pero siempre con ánimo constructivo ¿no?

Si no, ¿de qué sirve? ¡y más en este ámbito!. La extroversión, la facilidad de palabra o el don de gentes es algo que pongo a disposición de la asociación, así como mi compromiso con los animales. Si haber pasado por la televisión, la radio o el mundo del entretenimiento en general sirve, bienvenido sea. Quienes lo van a agradecer más son los perros que tendrán en mí su voz para reclamar lo que es justo y necesario. Ellos son lo importante.

¿Qué medidas deberían tomarse en el ámbito legislativo? 

Muchas. Pero sobre todo endurecer las penas en el cogido de enjuiciamiento criminal por maltrato y abandono. Tienen que haber penas ejemplarizantes y duras. Además, creo que en este país debería acotarse la venta de animales y ejercer un mayor control en quienes deciden tener un animal. Se debe de tener en cuanta si esas personas reúnen las condiciones necesarias para tener uno y además qué tipo de animal es el adecuado para ellos.

[Entrevista de Dani Rovira para animalados]

¿Hay más Grandes Hermanos que te conste que también luchan por los derechos de los Animales?

No estoy al tanto de cada de ellos, pero sí te puedo decir que una vez han sabido de mi implicación, en el grupo de WhatsApp de los concursantes de la primera y genuina edición se han volcado a viralizar la campaña mostrando todo su apoyo y respeto, y eso en estos tiempos en los que le cuesta tanto a la gente dar hasta un simple “me gusta” es de agradecer. Pero si a través de mí deciden involucrarse más, entonces estaré contento.

¿Y Mercedes Milà sabe de tu compromiso por que ella hizo un valioso reportaje denunciando una falsa protectora y la Venta…..?

Lo desconozco- Yo al contrario que muchos de los grandes hermanos siempre he tenido pudor y vergüenza para establecer relaciones con muchos de los profesionales y personajes de la televisión. Pero me honraría saber que a Mercedes le enorgullece lo que hago y decidiera echarme un cable desinteresadamente para hacer más publica la campaña.

Jorge Javier Vázquez, el actual maestro de ceremonias de Gran Hermano, está también muy comprometido, en este caso con los galgos y los perros usados en la caza, ¿habéis pensado en hacer algo juntos?

También desconocía este dato. Me alegro de su compromiso y desde aquí le ofrezco mi ayuda y compromiso de manera completamente altruista para lo que necesite. Pero tengo la sensación de que no soy de su agrado. Así lo he sentido siempre. Lo cual, sinceramente, tampoco me importa en absoluto. Me la trae al pairo. Pero aquí estoy para lo que haga falta. Lo importante es dignificar la vida animal por encima de las diferencias o malentendidos entre personas. Hay que tener claro cuáles son los objetivos y dejar atrás cosas que impidan que se cumplan.

Han pasado cientos de personas bajo el ojo de Gran Hermano y a veces para dinamizar la casa se han usado animales que lógicamente no gozaban de las condiciones más deseables: espacio limitado, estrés acústico y lumínico, falta de experiencia en su trato por parte de muchos… ¿Qué opinas al respecto?

Que tampoco podemos humanizar a los animales. Que nadie nace aprendido y que es un error de bulto creer que los perros son personas. No, para nada. Gracias Dios que no lo son. Ellos están mejor preparados para resistir determinados entornos y situaciones que nosotros y atribuir problemas que nos acontecen como especie a ellos no es de recibo. Una cosa es querer respeto, derechos y amor para ellos y otra mear fuera de tiesto y tratarlos como si fueran niños pequeños o juguetes. Eso es otra gilipollez más del ser humano. Una más. Yo me enciendo cuando veo como visten, ridiculizan y tratan a los animales muchos de sus dueños. Por lo que a mí respecta y por lo que yo sé, los animales que estaban en mi edición gozaban de espacio, respeto, derechos, y recibían como en el caso del perro que tuvimos, mucho cariño y cuidados. No creo que la contaminación lumínica haya sido un problema o haya habido una falta de espacio constante. Pero es lo que yo sé. Quizás vosotros tengáis más datos.

¿Qué te ha dado más en la vida el frenesí de la popularidad post-gran hermano o la ayuda a perros abandonados?

Cada experiencia en la vida aporta. Normalmente aportan más aquellas que nos hacen sufrir y aprender, pero también hay vivencias más agradables que nos forman como persona. En mi caso lo que más vida me ha dado es tener a mi lado a mi esposa. Que ya fue desde hace años una amiga, y ahora además es una compañera, mi referente, un ejemplo a seguir y el amor de mi vida. La razón principal por la que quiero ser mejor persona. El frenesí de la vida como famoso o popular es solo un ingrediente más. Importante eso sí, de mi historia como persona. Ayudar a los animales es para mí una obligación moral y una necesidad para la sociedad. Es, pese a que muchos ni lo piensan, una emergencia nacional. Cuando uno indaga en los datos de abandono en Málaga y en España se da cuenta de los mucho que debemos avanzar como especie. Los datos son atroces. Es algo que debería avergonzarnos como especie. Una terrible y cruda realidad que resulta ser una emergencia nacional. Debemos ponernos manos a la obra todos y ya vamos tarde. Unos cuantos siglos.

Y no quiero finalizar sin agradecer vuestro interés. Espero que la entrevista no haya sido un auténtico aburrimiento. Deseo que nos veamos mucho más en esta guerra sin cuartel contra la irresponsabilidad humana con los animales.

Así que, malagueños no compréis, adoptar, y por favor, os lo suplico, ser responsables con estos seres que nos aman incondicionalmente más allá de lo que nosotros podemos imaginar. Gracias.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *