Cachorros de perro o de peluche?

¿Estas fotografías son cachorros de perro o de peluche? Podrías preguntarte viendo estas imágenes.

Los perros de pequeños, cuando son sólo cachorros, son muy monos, algunos de ellos incluso pueden parecer de peluche. Y es que es exactamente así, porque no es que los perros se parezcan a los peluches que hacen los hombres, sino que es al revés: los humanos hacen peluches que se parecen a los cachorros de perros u otros animales, ya que de pequeños son muy tiernos y suaves.

Aquí tenéis algunas fotos que demuestran que la semejanza a veces es literal:

pomerania-peluche pastor-caucc3a1sico-peluche mini-pomerania-peluche mastc3adn-tibetano-peluche cruce-de-pastor-alemc3a1n-akita-y-corgi-peluche cadell-de-terranova- peluche  cachorro-de-westie-peluche cachorro-de-caniche-2-peluchecachorro-de-samoyedo-peluche cachorro-de-keeshond-y-american-eskimo-peluche cachorro-de-goldendoodle-peluche cachorro-de-chow-chow-peluche cachorro-de-caniche-peluche  cachorro-de-akita-peluche

Seguramente de manera parecida a como lo hacemos los humanos, que de pequeños, cuando somos bebés tenemos este aspecto tan bonito y frágil de alguna manera para manifestar nuestra indefensión y potenciar que los adultos nos cuiden, los perros lo hacen igual.

Pero, ¡cuidado! Esto no significa que se pueda confundir un cachorro de perro monísimo con un peluche, ya que el peluche es un objeto que no necesita ninguna responsabilidad, en cambio, un perro es un ser vivo que necesita mucha atención. Así como no se nos ocurriría regalar nunca un bebé a alguien, sólo porque «es muy mono», un cachorrito de perro tampoco puede ser un regalo si no es con conciencia de la responsabilidad que conlleva.

Como decían hace poco en este artículo de «El País»: Los animales no son peluches.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *