Cómo ahuyentar a los mosquitos de manera natural y sin intoxicar al animal

Ya está aquí el calor y con él llegan los temibles mosquitos. Estos insectos voladores de los que existen más de 3.500 especies en todo el mundo, necesitan proteínas y hierro procedente de la sangre de los animales y de las personas para poder producir sus huevos. Este es el motivo por el que estos animales pican. Una situación desagradable y molesta para las víctimas que tiene soluciones naturales que no implican la intoxicación ni la muerte del mosquito.

Existen muchos remedios naturales y algunos bastante eficaces que podemos utilizar para ahuyentar la presencia de los mosquitos sin tener que recurrir a insecticidas o otros productos químicos que, además de ser irritantes para los seres vivos, son tóxicos para el medio ambiente.

A continuación te ofrecemos algunos de los trucos naturales que pueden serte útiles:

-Un limón cortado por la mitad y clavado con unos cuantos clavos aromáticos es una de las recetas más antiguas que existen. Colócalos en la habitación donde duermes o en aquellas estancias en las que no quieras tener mosquitos cerca.

-Otro método que todos hemos observado alguna vez es el de colocar bolsas transparentes llenas de agua y colgadas en las puertas o ventanas. El motivo es que los mosquitos se ven reflejados en ellas, pero aumentados de tamaño, por lo que piensan que se están enfrentando a depredadores más grandes y huyen.

-Las plantas aromáticas tampoco son muy compatibles con los mosquitos. Especialmente algunas como la lavanda, el romero, el tomillo, la manzanilla, la albahaca o la menta, las cuales son bastante efectivas. Otros olores que no soportan estos insectos son el ajo, el vinagre o la cebolla, por tanto, puedes colocar estos productos por cara. Puede que no tengas un olor agradable en casa, pero te liberarás de picadas indeseadas.

-Las velas, los inciensos o aceites esenciales de cualquier aroma… pueden ser también una solución alternativa.

-El uso de ventiladores: las corrientes de aire provocan que los mosquitos se desequilibren en su vuelo y evitan acercarse.

A parte de estos remedios caseros, siempre podemos evitar los comidos con medidas como apagar la luz, poner mosquiteras en puertas y ventanas, evitar el agua estancada o usar ropa de manca larga.

Curiosidades que quizás no conozcas sobre los mosquitos y sus picadas

-Los mosquitos que pican son las hembras.

-Les atrae el sudor, así como los perfumes florales. Por tanto, utiliza colonias de olor neutro a ser posible.

-No todas las personas son picadas por igual. Las que tienen el grupo sanguíneo 0, juegan con más papeletas que el resto.

-Les atrae la ropa de color negro y rojo, así como todo tipo de colores brillantes, por tanto, en la medida de lo posible, trata de evitarlos.

Fuente: AMIC/ Eva Remolina

¿Qué hacer si ya no puedes tener a tu perro?

El abandono de los perros sigue siendo el principal problema en el bienestar de los animales de compañía en España. En el último informe ‘Él nunca lo haría’ presentado por la Fundación Affinity se indica que en 2020 se recogieron alrededor de 286.000 perros y gatos, de los cuales más de 51.000 permanecieron en el refugio a la espera de una segunda oportunidad. Es decir, unas cifras alarmantes que a su vez no incluyen a todos aquellos perros desaparecidos o muertos en la carretera.

La exclusión de un animal de compañía del hogar puede producirse por diferentes circunstancias. Estos son los casos más comunes:

Problemas económicos que imposibilitan el mantenimiento del animal en el hogar. En muchas ocasiones este caso se produce por la llegada de un nuevo miembro en la familia.

Problemas de salud del dueño que provoca su ingreso en una residencia u hospital. Cuando una persona vive sola con su can y tiene que abandonar la casa e ingresar en un centro es probable que el animal tenga que encontrar un nuevo entorno de convivencia.

Defunción del dueño que provoca la falta de personas que se hagan responsables del perro.

-Desesperación ante la complicada convivencia entre las personas y los animales. Este conflicto suele tener su origen en la mala educación del dueño sobre el animal.

-La camada inesperada de cachorros es otro de los motivos. Aquí reside la importancia de la esterilización.

Independientemente del motivo que lleve a las personas a no querer continuar conviviendo con un animal de compañía, existen muchas opciones válidas antes que abandonar al animal en cualquier bosque o cuneta. El abandono es la acción más cobarde y egoísta que un humano puede cometer con un animal.

Consulta la disponibilidad de tus familiares y amigos

La primera opción para intentar buscar un nuevo lugar para tu animal de compañía es la de comunicar la noticia a tu entorno más cercano: familiares y amigos. Intenta conocer si alguien de tu círculo está dispuesto a acoger el animal en su vida, garantizando así el bienestar del perro.

El mayor beneficio que tiene dejar a tu perro en el hogar del alguien cercano es que probablemente ya exista una relación previa entre el animal y el nuevo dueño. Además, esta opción permite que al anterior dueño pueda volver a ver el can cuando quiera.

Habla con protectoras, refugios, albergues o centros de animales de compañía

Las entidades de protección animal o protectoras son también una opción de cara al futuro de nuestro perro. La realidad actual es que en España, las altas cifras de abandono han provocado que estos lugares estén desbordados y tengan más animales de los que deberían tener. Por consecuencia, la falta de espacio y de recursos ha provocado que los centros de adopción puedan llegar a ser unos espacios fatídicos para los animales: convivencia múltiple en jaulas, pocas horas con luz del sol, poco tiempo para pasear… A pesar de esta complicada realidad que viven las protectoras, siempre será mejor dejar al animal en un centro de adopción que dejarlo a la deriva del abandono.

Los animales que se entregan a los albergues o refugios han de entrar con el chip identificatorio y vacunados, gasto que corre a cargo de su dueño. Antes de la entrada del animal en el centro se tendrá que firmar una renuncia legal en la que la persona cede al animal a la protectora.

Los primeros días de convivencia del peludo en la protectora serán algo atípicos. El animal estará sometido a diferentes pruebas médicas para ver si es portador de alguna enfermedad. Además, desde el centro se intentará conocer el comportamiento y carácter del perro antes de asignarle una jaula o habitáculo.

Cuando el animal pasa todas las pruebas médicas y ya tiene su propio espacio asignado, el protocolo de admisión se dará por finalizado y el perro ya estará listo para encontrar un nuevo hogar.

Hay que recordar que tal y como dice Luz García, presidenta de la asociación de protección animal La Xana: “Cuando dejamos a un animal en un centro, el perro pasa a ser uno más de entre cien, por lo que no puede recibir la misma atención que en casa con una familia”.

Regístrate en una plataforma de adopciones

Esta es una alternativa moderna que actualmente se encuentra en auge. Consiste en descargar una aplicación para dar en adopción o adoptar animales de compañía.

En primer lugar tienes que crear una cuenta y registrar el perfil del animal. Raza, medidas, fotografía… Una vez tienes el perfil creado tan sólo tienes que esperar a que un adoptante esté interesado y se ponga en contacto contigo para iniciar el proceso de adopción.

Estas son algunas de la webs o aplicaciones encargadas de dar a perros en adopción:

https://www.miwuki.com/dar-perro-gato-en-adopcion

https://cambiaundestino.org/adopta/dar-en-adopcion/

Ponte en contacto con tu veterinario

Si las opciones anteriores no han sido un recurso útil para encontrar un nuevo hogar para el perro, prueba de hablar con tu veterinario. Estos especialistas del bienestar animal trabajan en contacto constante con muchas familias amantes de los animales. Comunícale tu problema y tu necesidad de dejar de convivir con al animal y espera que el profesional veterinario pueda encontrar un recurso para la nueva vida del peludo.

Residencias para animales

Si la decisión de encontrar un nuevo hogar para tu peludo se alarga puedes optar por dejar al animal en una residencia de manera provisional. Las residencias para animales son unos espacios en los que puedes dejar al perro a cambio de una cantidad determinada de dinero. Estos centros suelen contar con unas buenas instalaciones en las que el bienestar del animal no se verá alterado en ningún momento.

¿Qué hacer con tu perro cuando te vas de vacaciones?

Cuando llegan las vacaciones son muchas las personas que aprovechan los días de libranza en el trabajo para huir de la monotonía de la rutina. Pero… ¿qué pasa cuando quieres viajar y no sabes qué hacer con tu animal de compañía? En Animalados te ofrecemos las opciones más eficaces para garantizar el bienestar de tu peludo durante tu ausencia.

Viaja acompañado de tu animal de compañía

La primera opción que debemos barajar es la de viajar acompañados de nuestro perro. Si el medio de transporte que utilizaremos es el coche, la DGT indica que los perros grandes deberán ir en el maletero con un transportín, mientras que los perros de tamaño más pequeño irán mejor en el suelo del vehículo. Hay que tener en cuenta que los perros, igual que las personas, necesitan parar durante el viaje, por lo que se recomienda un parón cada dos horas. En este artículo podrás conocer todos los consejos sobre cómo viajar en coche con tu peludo.

Si la intención es la de viajar con tu perro en barco, avión, bus o tren también tendrás que tener en cuenta una serie de peculiaridades en función del medio de transporte que se escoja. En este enlace podrás encontrar todas las indicaciones pertinentes para transportarte con tu colega sin ningún tipo de problema.

El segundo aspecto a tener en cuenta cuando quieres viajar junto a tu animal de compañía es escoger un lugar adecuado en el que hospedarse. Para ello deberás buscar un hotel, un camping o casa rural hecho a medida para los animales. Por suerte, cada vez hay más variedad de ofertas para poder ir de vacaciones con el perro. Aquí podrás consultar toda la información necesaria sobre los alojamientos para perros.

Con el tema del transporte y el hospedaje solucionado ya sólo te queda garantizar la accesibilidad de los peludos a los distintos lugares que quieras visitar. En este sentido hay que tener en cuenta que la accesibilidad de los animales está a la orden del día en la mayoría de países de Europa. Además puedes sondear la posibilidad de acudir a los establecimientos “Pet Friendly”, unos lugares en los que los animales serán recibidos muy gratamente.

Sin duda esta sería la opción más recomendada para asegurarse el bienestar del can. El perro es el animal de compañía que más dependencia tiene del ser humano con el que convive. Aunque el viaje sin el animal se produjera tan sólo a lo largo de un fin de semana, el peludo viviría una situación muy amarga, una sensación muy cercana a la del abandono.

Deja a tu peludo con familiares o amigos

Si no puedes viajar con tu perro siempre tienes como opción válida la de dejar al animal con algún familiar o amigo. Lo ideal en estos casos es que el peludo pueda hospedarse en la casa de alguna persona que ya conoce, así seguro que se sentirá mucho más cómodo.

Por otro lado, es muy importante que durante la estancia del peludo en la casa del familiar o amigo vaya acompañado por todos sus enseres: alimentos, juguetes, comederos… En la medida de lo posible el animal debe sentirse en el mismo ambiente que su hogar original.

Por último, y no menos importante, hay que asegurarse de la voluntad y responsabilidad del familiar o amigo que vaya a hacerse cargo del perro. La persona en cuestión tiene que aceptar la recepción del animal con ilusión, nunca dejes a tu peludo con alguien que no tiene estima por los animales o que le supone un contratiempo la presencia de un can en su hogar.

Consulta la disponibilidad de tu veterinario

Si no sabes qué hacer con tu perro cuando quieres hacer una escapada durante las vacaciones puedes ponerte en contacto con tu veterinario. Algunos de estos trabajadores ofrecen la posibilidad de hacerse cargo de los animales de compañía durante algunos días.

En estos casos, hay que tener en cuenta que el funcionamiento de una clínica veterinaria no es el mismo que el de una residencia o guardería para animales. Lo más normal es que el animal permanezca en una jaula o un espacio reducido a lo largo de su estancia junto al veterinario.

Guarderías para perros

Las guarderías para perros es una de las mejores opciones para el bienestar de los canes. Se trata de un espacio donde podrás dejar al animal de forma temporal. La principal diferencia con respecto a la opción del veterinario es que tu colega podrá estar fuera de una jaula y podrá relacionarse con otros animales.

También existe la opción de una residencia canina, pero en estos lugares los perros tienen una jaula como habitación y tienen ciertos momentos concretos en los que pueden salir al patio. En las guarderías, los canes están permanentemente libres para jugar, correr, descansar…

Antes de dejar a tu perro en una guardería asegúrate de las prestaciones del lugar escogido. Estos espacios deben tener unos profesionales cualificados con conocimientos caninos. A la vez debe tener un espacio amplio tanto exterior como interior. Por último, comprueba que la guardería escogida cuenta con un servicio veterinario por lo que pueda pasar.

La opción de la guardería canina sin duda es una opción muy correcta para dejar al peludo. Cada vez existen más ciudades con este tipo de servicios dirigido al bienestar del animal y de los propietarios. Como aspecto negativo, hay que decir que obviamente es la opción menos económica de todas.

¿Qué alimentos son peligrosos para los gatos?

Una alimentación adecuada de los animales de compañía es muy importante, no solo para velar por su correcto desarrollo y para responder a las necesidades nutricionales específicas de cada etapa de su vida, sino también para su salud.

Es importante tener claro que no todos los alimentos son beneficiosos para la salud y el bienestar de los animales. De hecho, algunos de ellos no deben ser nunca consumidos. Por este motivo, en esta publicación te explicamos qué alimentos son más peligrosos para los gatos.

-El chocolate es realmente un alimento perjudicial para los gatos. De hecho, se trata de un alimento tóxico para los felinos. Puede causar daños graves en los órganos del animal. En general, les provoca un ritmo cardíaco irregular, temblores y convulsiones.

-Los gatos tampoco pueden comer ajo ni cebolla. Dos productos muy habituales en nuestras cocinas, pero que son nocivos para los felinos porque les destruyen los glóbulos rojos, provocándoles anemia. Además, estos alimentos pueden causarles problemas gastrointestinales y provocarles diarrea.

-Algunas frutas como las uvas o las pasas no deben ser ingeridas por los gatos, ya que pueden llegar a causarles insuficiencia renal.

-En la lista negra también encontramos como alimento peligroso el huevo crudo. Algunos tipos de proteínas son perjudiciales para la salud de estos animales. Su consumo puede causar vómitos y diarreas.

-Hay que ir con especial cuidado con el consumo de hígado, sobre todo, si lo come en grandes cantidades, porque el gato puede intoxicarse por vitamina A.

Fuente: AMIC/animalmascota.com

¿Por qué los gatos amasan?

El motivo por el que los gatos amasan es uno de los misterios más adorables que existen. Se trata de uno de esos curiosos y exclusivos comportamientos de los felinos que despiertan mucho interés entre los seres humanos.

Amasar es un movimiento muy parecido a un masaje, en el que un gato se mueve y empuja con sus patas delanteras. Algunos felinos lo hacen con las uñas escondidas, pero otros, extienden sus peludas y afiladas garras cuando empujan y las esconden cuando van hacia atrás. Esta acción suelen hacerla sobre superficies suaves y flexibles como mantas, edredones, cojines, etc. También lo hacen sobre otros animales e incluso sobre el cuerpo de su humano de confianza.

El hábito de amasar es exclusivo de los gatos, es su señal de identidad como animales felinos. Se trata de una costumbre que comienza desde que son pequeños. Desde los primeros días de sus vidas, los gatos amasan el vientre de su madre en busca de su atención. Además, este suave masaje estimula el fluido de la leche en sus pezones.

Si tu compañero felino se te acerca de manera sigilosa cuando estás cómodo en el sofá, y se pone encima de tuyo a darte un masaje, has de sentirte muy afortunado. Esta acción quiere decir que tu gato te adora, te considera una figura cercana a su madre o padre. Si este ‘masaje’ va acompañado de un intenso ronroneo, acabará relajando la mandíbula y entrará en un estado de bienestar total en el que incluso puede llegar a babear un poco.

Otra razón es que los gatos que amasan cuando son adultos, lo hacen porque fueron separados de su madre o deslechados demasiado pronto. Aunque también es cierto que hay muchos casos de gatos que amasan y no fueron precoces en su separación maternal.

Una de las explicaciones más aceptadas es que lo hacen para consolarse a si mismos cuando están estresados o un poco preocupados. Otra razón es porque los gatos tienen unas glándulas odoríferas en sus cojincitos de la parte inferior de sus patas, entonces aprovechan estos masajes para liberar parte de su olor corporal, marcando de esta manera su territorio.

Si tu peludo se ha alojado encima de tu cuerpo y amasa, no quiere decir solamente que te quiere, y que se siente muy a gusto, sino que te está diciendo que formas parte de su propiedad. Por último, otra de las razones para que un felino amase es para relajarse, en ocasiones es como el preludio de la siesta.

AMIC/Wikifauna.com