Colau mantendrá las políticas animalistas

Ada Colau mantendrá las políticas animalistas que han existido hasta la fecha. La futura alcadesa se comprometía en su programa electoral a “tener cuidado de los animales de la ciudad”.

El rumbo que desde hace años ha tomado la ciudad de Barcelona para mejorar el bienestar animal se mantendrá a pesar del cambio de gobierno municipal, según los compromisos de Barcelona en Común, la lista liderada por Ada Colau que ganó las pasadas elecciones.

En su programa electoral, BComú se compromete a “tener cuidado de los animales de la ciudad” y destaca el éxito del trabajo realizado por las entidades animalistas: “Iniciativas surgidas del movimiento en defensa de los animales, como la abolición de la tauromaquia, la demanda de circos sin animales o la retirada de la venta de animales en la Rambla han sido bien acogidas por la mayoría de barceloneses y barcelonesas”. Pero el programa advierte que “queda mucho por hacer en esta materia” y lanza algunas propuestas:

  • Transformar la Oficina de Protección de Animales y convertirla en un órgano consultivo en el que los diferentes agentes sociales se sientan representados y puedan trabajar conjuntamente y de forma transparente.
  • Asegurar el cumplimiento de la Ordenanza de tenencia de animales para avanzar aún más en un modelo de ciudad sensible, comprometida y exigente en el respeto a los animales.
  • Abrir el debate para replantear el actual modelo de zoo de Barcelona y los delfinarios.
  • Fomentar nuevas políticas municipales de lucha contra el abandono y el maltrato.
  • Otorgar ayudas para la esterilización, identificación y vacunación de animales de compañía de personas con necesidades especiales o en situación de exclusión social.
  • Habilitar más espacios para los animales de compañía de la ciudad.
  • Mejorar la transparencia en relación con los fondos destinados al bienestar animal y de los animales que dependen de la administración municipal.
  • Continuar con el control ético de las poblaciones de palomas, cotorras y jabalíes en la zona de Collserola.

El nuevo equipo de Gobierno tendrá que decidir también si tira adelante la prohibición de llevar el perro desatado, que debería entrar en vigor en la primavera de 2016. La nueva ordenanza de Tenencia de Animales, que provocó mucha polémica, fue obra de CiU y recibió el apoyo del PSC, UpB, la abstención de ICV y el voto en contra del PP.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario