Conoce todo lo necesario sobre las playas para perros de Barcelona

Se acerca el buen tiempo y la temporada de verano en Barcelona, una época ideal para que los perros puedan dar un paseo, correr y jugar en la playa. Pero antes de acudir junto a los peludos a estos espacios es importante conocer la normativa existente para estos lugares, así como la existencia de playas caninas ideales para el recreo canino.

En primer lugar hay que tener en cuenta que la Ordenanza sobre Protección, Tenencia y Venta de Animales dice que “está prohibida la circulación o la estancia de animales domésticos en las playas, salvo en las horas y en los puntos que el alcalde señale y en los otros espacios públicos que el alcalde determine. Quedan fuera de esta prohibición los perros de asistencia”.

El gobierno municipal actual ante la Ordenanza sobre Protección, Tenencia y Venta de Animales decretó el 6 de julio de 2018 que: “se permite el acceso de los animales domésticos a las playas de la ciudad de Barcelona con carácter general, sin limitación horaria, salvo el periodo entre el sábado anterior al Viernes Santo y el lunes de Pascua Florida, ambos incluidos, y el periodo comprendido entre el fin de semana anterior al 1 de junio y el fin de semana posterior al 11 de septiembre, los dos incluidos, con la excepción a los perros de asistencia. No existe tampoco limitación a los perros que utilicen las playas caninas habilitadas por el Ayuntamiento”.

Conoce las características de las cinco playas caninas de la provincia de Barcelona:

Playa canina de Llevant de Barcelona

Es un espacio separado físicamente del resto de la playa de Llevant con una superficie cercana a los 1.250 metros cuadrados y un aforo limitado a cien perros por motivos de seguridad. El espacio contiene unas vallas perimetrales en la zona del rompiente del agua y el espigón, para evitar que los perros puedan salir. El horario de esta playa canina es de 10:30h a 19:00h.

La playa canina de Llevant cuenta con dos informadores ambientales que llevan a cabo tareas de control de accesos al espacio. Tan sólo podrán acceder aquellos perros identificados con microchip. Además, los informadores realizaran repartos de bolsas de recogida de excremento y facilitaran todo la información necesaria a los usuarios sobre el uso y el acceso a la playa.

La playa canina de Barcelona destaca también por la limpieza manual del lugar, tanto del espacio como de los accesos. El trabajo de limpieza incluye el vaciado de papeleras, así como la limpieza mecánica nocturna del tamizado mediante un tractor. A la vez, el lugar cuenta con un servicio de control de la calidad del agua y de la arena para garantizar el bienestar del animal.

El espacio está equipado con una fuente de beber o abrevadero adaptado a todo tipo de tamaños de perros, duchas caninas, urinarios con base filtrante, dos duchas para personas y bancos para facilitar el descanso de los usuarios.
Por último recordar que los perros que quieran disfrutar de esta playa tendrán que estar inscritos en el censo y llevar al día la cartilla de vacunas. Por otro lado, hay que tener en cuenta que si el perro es de una raza potencialmente peligrosa deberá llevar bozal incluso durante el baño.

Cala Vallcarca de Sitges

Esta playa canina está habilitada para los perros durante todo el año. Se trata de una pequeña cala situada entre Sitges y Castelldefels con un tamaño de unos 60 metros de largo y 15 de ancho. El espacio está formado por una arena muy fina y protegida de las olas gracias al espigón.

Este lugar destaca entre los usuarios por estar situado junto a un bosque en el que puedes completar tu jornada de recreo canino con un plácido paseo. El bosque está formado por una importante vegetación que proporciona sombra a las personas y a los animales durante su paseo, hecho que provoca que la estancia sea mucho más amena.

Para acudir a la Cala Vallcarca de Sitges es importante seguir las normas de conducta básicas para los animales. Es decir, llevar contigo el carnet de identificación, la cartilla de vacunación y respetar al resto de usuarios que se encuentren en el espacio.

Playa de Las Salinas de Cubelles

Esta playa canina la encontramos en el centro de Cubelles, junto a la central térmica de la población. Se trata de un espacio semiurbano que habilitó el ayuntamiento en 2015. El espacio está formado por unos 45 metros cuadrados de arena fina que no dispone de equipamiento especial para los animales. Se trata de  un terreno libre de obstáculos para que los canes puedan jugar y correr sin ningún tipo de problema.

El horario de esta playa es de disposición total para los usuarios, sin ningún tipo de restricción. Las normas básicas de este espacio son las siguientes:

-Disponer de microchip, cartilla de censo y cartilla de vacunación de los animales.

-Mantener controlada a la mascota sin que moleste a los demás usuarios.

-Recoger los excrementos depositados por el animal.

-Si el perro es de raza potencialmente peligrosa deberá ir siempre atado y con bocal.

Playa canina de Pineda de Mar

El Ayuntamiento de Pineda de Mar anunció en junio de 2017 que los canes gozarían de una zona de playa entre el C/Marina y el C/Tarongers. Una pequeña zona situada entre las playas de Poblenou y de la Riera situada entre dos campings.

Esta playa canina está cerrada y muy bien señalizada, de manera que deja claro que está permitido el baño a los animales de compañía. La extensión del lugar es de unos 100 metros cuadrados, un espacio muy extenso para el recreo y bienestar de los animales y de los usuarios.

El espacio está abierto los 365 días, sin restricciones de horarios y de acceso libre a todo el mundo. Para favorecer la convivencia el propio espacio dispone de unas normas que hay cumplir:

-Es obligatorio recoger los excrementos de los perros y tirarlos en las papeleras. Si es necesario hay que echar agua donde hayan orinado.

-Los perros solo pueden acceder a la zona delimitada (arena y agua) de esta playa.

-Los perros no pueden utilizar las duchas de las playas del municipio.

-Los animales tienen que disponer de la identificación con microchip.

-Los animales tienen que llevar una placa identificativa o cualquier otro medio adaptado al collar del animal donde conste su nombre y el teléfono del propietario.

-Llevar un bozal apropiado para la tipología de cada raza de animal.

-Ir atados por medio de un collar y una cadena o correa que no sea extensible y de longitud inferior a dos metros.

-Los animales no pueden ser llevados por menores de 16 años.

-No se puede llevar más de un perro potencialmente peligroso por persona.

Playa Picòrdia de Arenys de Mar

Esta playa está formada por una superficie de unos 1.500 metros cuadrados y está dirigida únicamente a los perros inscritos en el censo del Ayuntamiento de Arenys de Mar. Los perros censados en otros ayuntamientos no podrán entrar en esta playa. El espacio está separado del resto de la playa mediante elementos físicos para no causar molestias al resto de usuarios de la playa.

No obstante, en Arenys de Mar, entre el 1 de junio y el 16 de septiembre, los perros pueden acceder a todas las playas de la población entre las 20:00h y las 8:00 de la mañana. Durante esta hora sin restricción canina, los dueños de los animales tendrán que evitar cualquier tipo de molestia al resto de los usuarios, con la obligación de que los canes no hagan sus necesidades en la arena de la playa.

Las normas de uso de la playa de Picòrdia no varían de la del resto de las playas caninas de la provincia de Barcelona:

-Es obligatorio mantener controlado a tu animal de compañía para garantizar el bienestar del resto de los usuarios.

-El animal tiene que disponer de microchip, de cartilla de vacuna actualizada y estar censado únicamente en el ayuntamiento de Arenys de Mar.

-Si el perro es de raza potencialmente peligrosa tendrá que ir atado y con bozal en todo momento.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario