Consternación entre las entidades animalistas por la supresión por parte del Gobierno municipal de las ayudas dirigidas al bienestar animal

Las entidades animalistas de Barcelona han mostrado su profunda indignación y consternación después de que el Gobierno municipal de Ada Colau haya suprimido de la convocatoria general de subvenciones las ayudas dirigidas al bienestar animal.

El Ayuntamiento de Barcelona se ha disparado un tiro en el pie. A comienzos de semana publicamos en Animalados la decisión del Gobierno municipal de eliminar de la convocatoria general de subvenciones las ayudas dirigidas al bienestar animal. Una medida que ha sorprendido y enfurecido a las organizaciones de protección y defensa animal, que ven como el consistorio, con sus propias decisiones, desprecia y destruye el ideal de una «Barcelona amiga de los animales».

Animalados ha hablado con varias entidades animalistas que han mostrado su malestar por esta decisión del Gobierno de Barcelona. Un sentimiento de indignación y desprecio que se extiende y comparten prácticamente todas las organizaciones de protección y defensa animal de la ciudad.

«Desde las entidades de protección animal de Barcelona y como miembros del Consejo Municipal de Convivencia, Defensa y Protección de los Animales, estamos consternadas por la decisión del Ayuntamiento de suspender la línea de ayuda a las entidades de bienestar animal de la convocatoria anual de subvenciones para el 2021», declara Carla Cornella, presidenta de la Fundación FAADA.

Cornella recuerda que «las organizaciones ya tuvimos que asumir un recorte del 40% en la convocatoria de 2020 y ahora tenemos que afrontar la supresión total de esta ayuda. Es imprescindible considerar que el Ayuntamiento tiene la competencia y la responsabilidad en la gestión de la protección de los animales de Barcelona y que desde las entidades de la ciudad trabajamos cada día del año asumiendo una parte de esta gestión».

En cuanto a FAADA en particular, al menos se verá afectada la campaña «Soy Responsable», un proyecto que tiene el objetivo de identificar y esterilizar el máximo número de animales posible para reducir el abandono en Cataluña, donde cada año se recogen más de 30.000 animales desamparados, un promedio de cuatro animales cada hora.

Marta Gumà, presidenta de DEPANA, afirma que «la decisión del Ayuntamiento de suprimir las subvenciones nos afecta. Las ayudas recibidas en los últimos años ya eran miserables de por sí, pero la supresión total de esta provoca que no podamos desarrollar del mismo modo nuestro proyecto «De dónde vienen las tortugas», un taller educativo que trabaja para una mayor implicación de las Administraciones en las problemáticas asociadas al comercio de fauna exótica. La sensación es que, a la hora de la verdad, el medio ambiente y la protección de los animales no es importante para el Gobierno municipal «.

DEPANA inició en 2014 un proyecto educativo llamado «De dónde vienen las tortugas», dirigido a los escolares de los últimos cursos de educación primaria y primeros de la ESO. Este proyecto, tal como explica la directora de la entidad «nació con el objetivo de sensibilizar y concienciar a nuestros niños y jóvenes sobre la grave problemática que supone la tenencia de animales exóticos como mascotas».

Marta Gumà comenta que «a pesar de la supresión de las ayudas por parte del Ayuntamiento, intentaremos seguir adelante con nuestro proyecto educativo que tan buen resultado y satisfacción ha dejado en los centros educativos en los últimos años. Se nos rompe el corazón si tenemos que decir en las escuelas que no podemos continuar haciendo el taller este año. Intentaremos asumir los costes de nuestro propio presupuesto y tendremos que hacer buena parte del proyecto desde el voluntariado».

Carmen Méndez, presidenta de ADDA, considera que «la decisión del Ayuntamiento pone en evidencia un claro retroceso y desinterés por parte del Gobierno municipal que niega así el compromiso asumido a través de una declaración municipal de «Barcelona amiga de los animales». Además, discrimina un sector de las entidades, y no puede justificarse por el hecho de la situación actual de la pandemia, teniendo en cuenta que ya en el anterior ejercicio -y sin rastro de la COVID- ya rebajaron drásticamente en un 40% las ayudas a todas y cada una de las entidades, sin ningún tipo de explicación».

Además, Méndez añade que «si se analiza el servicio social que el sector animalista viene desarrollando de forma voluntaria desde sus inicios y se compara con el listado conjunto, con muchas de las subvenciones que el Ayuntamiento destina para otros fines asociadas por ejemplo al entretenimiento, es evidente que hay un agravio comparativo «.

En cuanto a ADDA en relación con esta subvención, su presidenta detalla que «desde su inicio siempre ha sido focalizada en una campaña continuada de concienciación muy visible y de forma conjunta, con otra educativa y de sensibilización en las escuelas, facilitando abundante material gratuito a numerosos centros educativos. A la vista de esta decisión es probable que tengamos que cancelar el proyecto o revisar la posibilidad de su continuidad sin mención de la administración».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.