El ayuntamiento de Barcelona «niega el diálogo» a los partidarios de llevar perros al Turó Park, según Espai Gos

El malestar por la prohibición de llevar perros al Turó Park crece y el 10 de Mayo está prevista una concentración de protesta

El Ayuntamiento de Barcelona se enfrenta el próximo jueves 10 de Mayo a una protesta ciudadana después de prohibir llevar perros al Turó Park, en Sarrià-Sant Gervasi, y a otros espacios verdes de la Ciudad e instara a los propietarios de perros a utilizar las áreas de recreo. Espai Gos, plataforma contraria a «la prohibición de perros en los parques», ha denunciado que el Ayuntamiento de Barcelona se niegue a dialogar con ellos, o con otras entidades cercanas a fin de buscar una solución. Desde el consistorio no se pronuncian, pero los vecinos de Sarrià-Sant Gervasi, de la mano de Turó Can, una asociación del distrito que aglutina varios vecinos, no se conforman con la postura del consistorio y anuncian protestas.

La tensión entre los vecinos de Sarrià-Sant Gervasi favorables a llevar perros en los parques y el Ayuntamiento continúa. Una prueba es la concentración convocada el próximo jueves 10 de Mayo al propio Turó Park para protestar contra la prohibición de llevar perros a espacios verdes. La concentración cuenta con el apoyo de Espai Gos Barcelona, una plataforma en defensa del acceso de los perros a espacios dignos, y también de Turó Can. El objetivo de la concentración, que comenzará a las 19:30, es que los perros puedan volver a los parques junto con sus dueños, sin que se les multe ni se les derive a otros espacios.

El Turó Park, un espacio verde donde históricamente habían accedido perros y dueños sin restricciones, prohíbe la entrada de perros desde el pasado 3 de abril. El Ayuntamiento, a partir de un comunicado que hizo público el día anterior, avisaba de que desde entonces no se podría acceder con perros. Una medida que también fue informada por técnicos del ayuntamiento en la entrada del parque y que se vivió con momentos de mucha tensión. Ahora, un mes después, la situación ha empeorado.

Los vecinos no aceptan desplazarse al área de recreo situada en el Chaflán de las calles de Ganduxer y Bori y Fontestà porque, según dicen, les queda muy lejos. El área de perros de Sarrià-Sant Gervasi tiene 1.300 metros cuadrados y costó 320.000 euros, según el propio Ayuntamiento de Barcelona. Otros usuarios reconocen que el problema no es la distancia, sino el hecho mismo de no poder pasear con sus perro

El Ayuntamiento de Barcelona se había propuesto la creación de una gran área de perros en cada distrito de al menos 700 metros cuadrados. La inversión total ha superado los dos millones de Euros y la satisfacción de los vecinos varía en función del área en concreto. Aquí se pueden consultar todas las áreas de perros, tanto las nuevas como las antiguas, y la reacción que han provocado entre los vecinos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.