Dos perros considerados peligrosos atacan a siete agentes de la Guardia Urbana en el Parque de la Estació del Nord

Siete agentes de la Guardia Civil han sido atacados por dos perros de razas consideradas peligrosas

Según ha informado BTV, los hechos se han producido tras una discusión entre dos hombres, uno de los cuales era el propietario de los animales.

El Ayuntamiento ha detallado que los hechos se produjeron hacía las 17.00h de la tarde del pasado miércoles. Tras una fuerte discusión entre dos usuarios del Parque de la Estació del Nord, los agentes cívicos avisaron a la Guardia Urbana de los hechos y de la presencia de dos perros desatados y sin bozal cerca del área infantil del parque.

Cuando la Guardia Urbana llegó al lugar de los hechos y pidió la documentación pertinente al responsable de los animales. Siete agentes fueron atacados por los dos perros de uno de los protagonistas de la discusión.

Los siete agentes de la Guardia Urbana heridos recibieron asistencia médica en una mutua ayer por la tarde tras las agresiones. Los perros, por su parte, han sido trasladados a una protectora bajo custodia policial, después de que la hija del propietario lograra controlarlos.

El propietario de los perros ha sido detenido y se le abrirán diligencias penales. Según fuentes de la policía el responsable de los animales iba bajo los efectos del alcohol.

La Asociación de Vecinos del barrio de Fort Pienc ha aprovechado el incidente de ayer para reclamar una ampliación del área para perros del Parc de l’Estació del Nord. Desde el Ayuntamiento aseguran que hay un proyecto en marcha para mejorar las instalaciones caninas de esta área.

Josep Lluís Sabaté, miembro de la Asociación de Vecinos de Fort Pienc ha hablado sobre las carencias del espacio para perros del Parc de l’Estació del Nord: “El parque tiene un pipicán pequeño que es insuficiente. La normativa de parques y jardines es muy antigua. Esta normativa dice que los perros no pueden ir sueltos por el parque, por lo que cualquier animal suelto que vaya al parque es punible”.

Desde Animalados recordamos que para llevar un perro de una raza considerada peligrosa hay que tener un seguro y una licencia especial. A la vez, el perro hay que llevarlo siempre atado en corto (correa no extensible) y con bozal. De lo contrario, las sanciones pueden alcanzar los 30.000 euros. Y también recordamos que estamos absolutamente en contra de esta legislación que criminaliza unas determinadas razas de perros cuando la responsabilidad última siempre es de su dueño.

La lista de perros considerados potencialmente peligrosos son los que pertenecen a las siguientes razas o a sus cruces: Aita Inu, Terrirt Staffordshire Americano, Bullmastif, Doberman, Dogo Argentino, Dogo de Burdeos, Fila Brasileiro, Mastín Napolitano, Pit Bull Terrier, Presa Canario, Rottweiler, Staffordshire Bull Terrier y Tosa Inu o Japonés.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *