Dos supermercados belgas retiran los productos de El Pozo

La reacción de la empresa murciana: desvincularse de la granja que causó la polémica

Los dolores de cabeza no vienen solos, como dice el refrán. Esto deben estar pensando en el escalón más alto de la compañía murciana El Pozo. Desde que Jordi Évole emitió su programa, todo han sido noticias negativas para ellos. La última ha sido que dos supermercados belgas han retirado los productos del Pozo de sus supermercados. Delhaize y Colruyt se han mostrado fulminantes y han cancelado la colaboración.

La reacción del Pozo no se ha hecho esperar y ya ha anunciado que cancela su vínculo con la granja Hermanos Carrasco, causante de la polémica inicial. Jordi Évole accedió a escondidas y mostró las condiciones en las que se encontraban muchos animales, hecho que despertó la alerta ciudadana y mediática.

La reacción del Pozo, sin embargo, parece presentar algunas incongruencias. Inicialmente había afirmado que la granja estaba controlada y que se trataba de una zona de recuperación para animales enfermos. Ahora, tras la decisión de la cadena belga, parecen asumir que algo no hicieron bien con el mantenimiento de esta granja.

Además, desde el Pozo también aseguran que desde el mes de octubre han mejorado sus protocolos. Pero la confianza de la marca ha quedado muy dañada, y hay serias dudas sobre si estas explicaciones serán suficientes para convencer a una opinión pública cada vez más crítica con este tipo de prácticas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.