El Zoo de Barcelona reintroduce varios ejemplares de especies autóctonas amenazadas

El Zoo de Barcelona, ​​siguiendo su Nuevo Modelo, se ha convertido en una institución científica referente en cuanto a la búsqueda y conservación de la fauna autóctona. La labor realizada en este campo se ha visto culminada en los últimos días con la reintroducción en su medio natural de ejemplares de tres de las especies autóctonas sobre las que el Zoo mantiene proyectos de conservación: una tortuga de arroyo, el tritón del Montseny y la tortuga mediterránea, catalogadas como especies en peligro por la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (UICN).

“El Nuevo Modelo de Zoo apunta sobre todo a la función de la conservación de la naturaleza y la preservación de las especies que se encuentran en peligro de extinción. En este marco, uno quería comunicar que el Zoo de Barcelona ha liberado en sus hábitats naturales diversos ejemplares de diversas especies. La función del Zoo se está mostrando como muy efectiva con la conservación de especies en peligro de extinción. Por tanto, el Zoo no sólo puede hacer sensibilización y educación en la necesidad de conservar la naturaleza y sus hábitats, sino que también puede conseguir la reintroducción de especies dentro de sus hábitats”, ha declarado Laia Bonet, teniente de Alcaldía de Agenda 2030, Transición Digital, Deportes, Coordinación Territorial y Metropolitana en el Ayuntamiento de Barcelona.

La semana pasada se realizó la liberación de 27 ejemplares de tortuga de arroyo en los espacios naturales protegidos de cal Tet-ca l’Arana y del Remolar-Filipinas, en el marco del proyecto de conservación de esta especie impulsado por el Zoo y el Consorcio de los espacios naturales del Delta del Llobregat en 2012. Es el cuarto año consecutivo que se realiza una liberación de esta especie. Este año, 20 de los ejemplares han nacido en el Zoo, y el grupo se ha completado con 7 provenientes del Centro de Recuperación de Anfibios y Reptiles de Cataluña (CRARC), que también colabora con el proyecto.

Cada tortuga estaba marcada con un código específico al margen del caparazón o un chip, lo que permitirá evaluar su adaptación a la naturaleza. Como novedad, 12 de los ejemplares liberados llevarán un dispositivo GPS al caparazón, que registrará su posición y temperatura corporal. Estos emisores permitirán realizar un seguimiento del movimiento de las tortugas y ofrecerán información valiosa sobre aspectos como la dispersión, la tipología de los hábitats seleccionados o los corredores utilizados.

Fruto del convenio de colaboración, en 2012 se adecuó una instalación en el Zoo que recrea una balsa con vegetación acuática autóctona, donde se colocó una población reproductora de tortugas de agua y se instaló señalización informativa del proyecto y del delta del Llobregat. Las primeras crías nacieron en 2014 y en 2016 se produjo la primera liberación para reforzar las poblaciones naturales en el Delta.

El Tritón del Montseny, un anfibio catalán en situación de vulnerabilidad extrema

También durante estos días se ha trabajado en la reintroducción del Tritón del Montseny y desde el Zoo se han enviado 58 larvas, de un total de 500 ejemplares, de la variedad occidental de la especie para hacer una nueva liberación al suyo hábitat natural. En mayo y junio de este mismo año, ya se reintrodujeron 328 ejemplares, y desde la puesta en marcha del proyecto LIFE Tritó Montseny, se han liberado unos 1.500.

LIFE Tritó Montseny tiene como objetivos mantener un reservorio genético en los diferentes  centros de cría para garantizar el futuro de la especie y aumentar su área de distribución con la liberación de ejemplares en nuevos torrentes. Gracias a este programa de reintroducción, la cría en libertad de la especie se ha multiplicado en los últimos años. El proyecto está coordinado por la Diputación de Barcelona, ​​y cuenta con la participación de Forestal Catalana, la Generalidad de Cataluña, la Diputación de Gerona, el GRENP y del propio Zoo de Barcelona.

En la última reunión técnica del proyecto, se hizo seguimiento de las poblaciones reintroducidas, los centros presentaron los resultados de la cría de los tritones y se analizó la situación genética de la población ex situ, como punto de partida para elaborar un Plan de Reintroducción anejo al plan general de recuperación de la especie.

La tortuga mediterránea, tercera especie en peligro reintroducida

El miércoles 27 de octubre se hizo la liberación de 51 ejemplares de tortuga mediterránea, 16 de las cuales nacidas en el Zoo en 2020. En este caso, la liberación se ha realizado en el valle de Bovera, en Les Garrigues, en colaboración con la Asociación Trenca, con la novedad de que se hará seguimiento de los ejemplares con perros adiestrados. Esta liberación se integra dentro del plan de recuperación de la especie que realiza el Centro de recuperación de Reptiles y Anfibios de Cataluña (CRARC), bajo la dirección de la Generalidad de Cataluña.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.