La alimentación de los perros, vital para su desarrollo

La calidad de la comida, la actividades física y la atención veterinaria son claves para la buena salud canina.

La salud de nuestros perros es fundamental y debemos tener algunos cuidados para garantizarla. El mejor camino para conseguir que nuestros perros estén sanos es, sin duda, una buena alimentación. Invertir en comida es ahorrar en veterinarios y asegurar la mejor calidad de vida de nuestros animales. Un perro bien alimentado se sentirá mucho mejor, sufrirá menos dolencias e incluso llegará a tener un pelaje más bonito. En definitiva, un perro lleno de salud vivirá más y en mejores condiciones.

Es por esto que los fabricantes no paran de crear nuevos productos. El mercado se ha llenado de nuevas opciones en los últimos años e incluso los productores han llegado al punto de adaptar sus piensos a cada uno de nuestros perros, como hace la empresa de comida para perros Happets. De esta manera, se puede proporcionar el tipo de alimento y en su justa medida a cada uno de ellos. Como es lógico, no necesitan comer lo mismo los perros pequeños que los grandes, ni los jóvenes que los ancianos… los perros que tienden al sobrepeso (como la mayoría de los que han sido esterilizados) también necesitan un pienso especial.

Con toda esta oferta, también existe la opción recibir directamente el alimento para perros a domicilio, para ahorrarse el tener que ir a comprarlo a la tienda y cargarlo hasta casa. La alimentación casera también puede ser una buena opción en algunos casos, pero darle las sobras a nuestro perro no bastará. Hay que saber qué tipo de alimentos le convienen y cuáles son totalmente desaconsejables.

Evitar el sedentarismo

Además de proporcionar una buena alimentación a nuestro perro, es también muy recomendable hacer algo de ejercicio. El sobrepeso de los perros (como sucede también con los humanos) es cada vez más frecuente. Para hacer deporte con nuestro perro, también hay que tener en cuenta cada raza y, en definitiva, cada animal. Necesita mucha más ‘marcha’ un Husky Siberiano que un Carlinos. Una vez más, recomendamos consultar con el veterinario el ejercicio que se debe hacer. Aún así, lo que seguro que ayudará a la salud de vuestro perro es hacer largos paseos (evitando las horas de más calor en verano). No basta con sacar al perro solo para que haga sus necesidades. Debemos proporcionarle agua a menudo para compensar el desgaste que genera el ejercicio.

Os recordamos que es totalmente desaconsejable (y está prohibido en muchas partes) llevar el perro atado en bicicleta, en patines o en cualquier tipo de vehículo, ya que se pueden producir tirones a través de la correa, que generen lesiones de consideración.

Finalmente, las visitas al veterinario deben de ser regulares. Es de gran importancia que nuestro perro esté al día de las vacunas. Muchas clínicas veterinarias ya avisan a los dueños cuando toca una nueva vacuna, pero también es fácil que cada uno lleve el control. Basta con consultar la cartilla de vacunación. Cuando veamos que nuestros perros presentan alguna lesión o tienen un comportamiento extraño, siempre es mejor consultar al veterinario.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *