coronavirus, adopciones

La falta de adopciones sitúa a las protectoras al borde del colapso

Las medidas impuestas por el estado de alarma han paralizado los procesos de adopción de las protectoras de animales. Esta situación ha provocado que muchas de ellas no puedan acoger a más animales y se encuentren al borde del colapso.

El pasado 29 de marzo, la Fiscalía de Medio Ambiente advirtió de las numerosas adopciones de perros que se estaban produciendo en España durante los primeros días del estado de alarma. El problema residía en que muchas de estas acogidas tendrían como único interés el poder salir a pasear con un can para saltarse así el confinamiento. Una situación muy preocupante por el posible proceso de abandono masivo de animales una vez finalizada la crisis del Covid-19.

Tras el comunicado de la Fiscalía de Medio Ambiente y el endurecimiento de las medidas del estado de alarma, las protectoras españolas disminuyeron el número de adopciones o incluso frenaron en seco esta actividad. Desde el Arca de Santi, una protectora ubicada en Huesca, nos comentan que: “La situación está paralizada tanto en acogidas como en adopciones. Actualmente no hay adopciones porque no es posible recibir visitas. Nuestra política nos impide dar perros en adopción. Antes de cerrar todo el proceso hemos de conocer bien a las familias, tener un seguimiento y finalmente dar el visto bueno”.

La misma situación sucede en la Protectora de Animales de Tarazona, donde nos cuentan que: “Durante estas semanas, hemos podido dar algún perro en adopción, sobre todo cachorros, pero actualmente con las restricciones de movimiento propias del estado de alarma la actividad está muy parada. Seguimos trabajando por el bienestar de nuestros animales, pero apenas realizamos adopciones a pesar de que nos llaman muchas personas preguntando por animales concretos para acogerlos”.

Las adopciones se han paralizado, pero los abandonos mantienen o superan las cifras habituales para estas fechas, lo cual está provocando una situación límite en muchas protectoras. “Nosotros hemos tenido la suerte de recibir una donación de comida para un mes. Los alimentos y el material sanitario suponen un coste muy alto y estábamos tirando de un fondo de ahorros que teníamos guardado para emergencias. Gracias a esta donación, tenemos algo de ahorros para solucionar cualquier imprevisto”, nos comenta la directora de la Asociación Protectora de Animales Por una Manada Feliz de Castellón.

La ONG de protección animal FAADA ha compartido un comunicado en el que explica que: “El bienestar de los animales se está viendo gravemente comprometido debido al actual hacinamiento provocado por la entrada de animales y el bloqueo de las adopciones. Esto implica un mayor gasto y menos recursos, el mínimo personal para su cuidado, falta de voluntarios para los paseos, ayudando así a reducir el estrés de los animales y mejorar su socialización, todo ello pudiendo conllevar graves problemas sanitarios”.

Ante esta situación, la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA), ha solicitado al Gobierno que: “Autorice urgentemente la adopción de los animales abandonados que se encuentran en centros de acogida, estableciendo las medidas necesarias para garantizar la protección de las personas frente al riesgo del coronavirus”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.